miércoles, 19 de septiembre de 2018

11,190. ¿POR QUÉ PRIMERO EL MERCADO INTERNO?


LA ECONOMÍA Y USTED.

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LAS HORAS Y LOS DÍAS.

Las que se cuentan por razones,
bueno a veces por aburrimiento,
las horas y los días, hoy las cuento,
aferrado al recuerdo de tu imagen,
al nostálgico idilio del pasado,
no es que esté mal..., no, que bah,
mera manía de extrañar con espera,
mera forma de buscar que vuelvas,
cualquier día, cualquier hora, cualquier año.

eliseo.

Cuando hay algunos críticos que se molestan por la propuesta de reforzar las políticas económicas en busca de mejorar el mercado interno, no deja de existir la tirria que les resulta  que alguien, en este caso, los economistas asesores de AMLO lo estén visualizando como una necesidad para tratar de darle más sentido a la apertura comercial.

Vea usted, cada año, de manera crónica tenemos perdidas porque compramos más que lo que vendemos; el aparente éxito comercial con el mercado de los Estados Unidos, no lo es tanto, toda vez que realmente las grandes empresas exportadoras no son nacionales; son americanas, canadienses, japonesas , alemanas, coreanas; y al final de cuentas, resulta que el superávit comercial de unos 70 000 millones de dólares no se quedan en el país; regularmente se concentran en las empresas matrices de sus filiales, que operan en el territorio.

No nos engañemos; eso no es riqueza nacional; cuando mucho es riqueza generada en el territorio, pero que se va del mismo.

En el caso del comercio con Oriente: China, Japón y Corea del sur principalmente, estamos hasta las chanclas de deudas comerciales, toda vez que ellos nos venden de todo, y nos compran casi nada. Así es como, cuando se desea manipular la información, se presume que este año rebasaremos los 400 000 millones de dólares en ventas gracias a la apertura comercial...; pero curiosamente, y de manera discreta se oculta que se van a comprar mercancías y servicios por  unos 425 000 millones de dólares; de esta forma cumpliendo con el ritual de la permanente dependencia del mercado internacional que nos tiene controlados, se sigue manifestando u déficit con el resto del mundo.

Si después de más de tres décadas de dependencia comercial con el  exterior seguimos pensando que la apertura indiscriminada es la solución, entonces no merecemos respeto alguno.

Cada año perdemos miles de millones de dólares al importar más que lo que exportamos, eso se ve año con año, se arrastra históricamente, aun que no se quiera reconocer.

Cuando año con año se miente con la información de que fluyen muchos capitales al país a generar riqueza; la gran mentira se manifiesta de manera simple; buena parte son capitales que ingresan al país a comprar empresa ya establecidas; eso, de ninguna forma es generación de riqueza; los capitales que adquieren las cerveceras nacionales; las tiendas departamentales: Comercial mexicana, Aurrera, Gigante, superama, vips, y otras; lo que están haciendo es apropiarse de la infraestructura comercial ya establecida... regularmente generan desempleo desde el momento en que  adquieren los negocios establecidos; vea usted  los bancos... 

¿Recuperar el mercado interno es la salvación del país...?

¡NO, solamente es una forma de detener el deterioro de los términos de intercambio con el mundo, mismos que nos han ido descapitalizando paulatinamente sin que los presidentes en turno se hayan preocupado por evitar! ya ve usted, amable lector, que cada que se trata el tema, y se les acusa de estar endeudando al país, lo primero que sucede es una avalancha de críticas y opiniones que descalifican al  que ose criticar al presidente en turno.

Lo cierto es que la deuda pública está ahogando a las finanzas nacionales; solamente en este sexenio, casi se duplicó esta, obligando al Estado a pagar tantos intereses, que buena parte de los programas de inversión no se pueden realizar por tener que pagar llamado "servicio de la deuda". Es más. ninguna partida presupuestal es tan grande como el pago de estos impuestos anuales.
Si eso es éxito...¡pues que jodido está el país.

Por desgracia podemos esperar muchas dificultades para retomar una política económica que refuerce el mercado nacional por las resistencias de los intereses de los grandes capitales que se están sirviendo con la cuchara   de su gusto; sus ganancias se incrementan mientras el país, hace 30 años que mantiene un grosero..., "estancamiento estabilizador",  mediante el cual, se ha mantenido la idea de que es mejor no moverle por el temor de que el magro 2% del PIB, a   que se ha crecido, se venga abajo; sabemos de antemano que una economía no desarrollada que no pueda crecer de manera sostenida al menos al 3 o 4% del PIB anual, está condenada al estancamiento económico y a una mala  distribución social. México, hace décadas que no lo consigue.

Cada que usted vea las grandes empresas que en respetable numero existen en el territorio nacional, no se engañe; no son mexicanas en buen numero; son transnacionales que aprovechan las ventajas de obtener riqueza en el territorio y la mueven a su matriz. Cerveceras, tiendas departamentales; industria automotriz, cadenas de comida rápida y chatarra, bancos y cadenas hoteleras de lujo..., todo esto, para desgracia nacional no es capital  mexicano; y,  además de salarios y algunos impuestos, no generan más que contaminación y mala competencia.

Por eso se requiere reforzar una política de industrialización interna o nacional; no es asunto de patria y discursos tontos; se llama sentido común y un poco de conocimiento de economía "NO mercenaria". Claro, si la ignorancia sigue permeando la idea de que gracias a la globalización nos falta un grado para ser la Suiza de América..., ¡ni cómo hacerle hijo mío...!, lo que natura no da..., Salamanca no presta.  

Le abrazo con cariño. 

11,189. NI DINERO, NI CENSO, NI DEMOLICIÓN. A LA RECONSTRUCCIÓN LA VENCIÓ LA OPACIDAD: VÍCTIMAS DEL S19 Y ONGS.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Shaila Rosagel.
SinEmbargo. Septiembre 19, 2018.

El destino del dinero para reconstrucción para la Ciudad de México y para el resto de las entidades afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017 no es claro. Así lo indican estudios como el más reciente informe de Fundar y Transparencia Mexicana y el seguimiento que han realizado organizaciones ciudadanas como Nosotrxs y Ciudadanía 19S y Mejor Ciudad.

A un año del S19, los damnificados del terremoto siguen reclamando a los gobiernos federal y al de la CdMx la falta de recursos para la reconstrucción de sus hogares. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Por ejemplo, en la capital del país hay dudas de cómo y en qué se gastó el dinero, luego de el escándalo de febrero que envolvió a los asambleístas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y del hallazgo de Nosotrxs de mayo de que los recursos se habían gastado en todo, menos en los damnificados.

Sin embargo, el actual Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, Edgar Tungüí Rodríguez, asegura que le entregará cuentas claras al próximo Gobierno que encabezará la morenista Claudia Sheinbaum Pardo.

VER MÁS
Nosotrxs: de los 6 mil millones para rescate post sismo en CdMx, apenas 4.7% está comprobado.

Ciudad de México, 19 de septiembre (SinEmbargo).– La reconstrucción para la Ciudad de México, a un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, no ha sido exitosa. De hecho, para grupos civiles y damnificados ha sido un fracaso, pues hay aún muchas dudas sobre cómo y a dónde se fue el dinero público y privado de los fondos. Ni siquiera existe un censo confiable de las familias que aún requieren apoyo.

Así lo indican estudios como el más reciente informe de Fundar y Transparencia Mexicana y el seguimiento que han realizado organizaciones ciudadanas como Nosotrxs y Ciudadanía 19S y Mejor Ciudad.

Desde aquellas 13:14:40 horas del martes 19 de septiembre de 2017, cuando el sismo de magnitud 7.1 con epicentro a 12 kilómetros  al sureste de Axochiapan, Morelos, sacudió a los estados del centro del país y dejó 369 muertos, de acuerdo con las cifras oficiales, miles de damnificados y millones en pérdidas y daños, la historia de los dineros para la reconstrucción empezó a contar.

En el sismo que coincidió con el ocurrido un 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México, fue en la capital del país donde murió la mayor parte de las víctimas, 228, seguida de Morelos con 74, Puebla con 45, Estado de México con 15, Guerrero con seis y Oaxaca con una.

Y fue precisamente en la CdMx en donde organizaciones como Nosotrxs pusieron su énfasis en estudiar qué había sucedido con los fondos destinados a la reconstrucción.

“En primer lugar la conclusión del censo, porque te da el universo de las personas que necesitan atención. Hay un grupo de damnificados que están fuera de cualquier programa y apoyo, y también significa un riesgo para la ciudad. El 50 por ciento de los inmuebles no están demolidos y eso es un riesgo para la comunidad. Para todos”, dijo Vania Salgado Hernández, damnificada del sismo del 19 de septiembre de 2017 y activista de la iniciativa Nosotros en entrevista con SinEmbargo.

Salgado agregó que es fundamental un protocolo de mitigación del riesgo y terminar con las demoliciones.

“Repensar lo que hemos hecho hasta ahorita de propuestas para reconstrucción, porque no ha funcionado”, dijo la también miembro del grupo Damnificados Unidos de Benito Juárez, Coyoacán y Cuauhtémoc.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de 2018 para la Ciudad de México se aprobaron 8 mil 762 millones de pesos para las tareas de reconstrucción. De ese dinero había una amplia expectativa para inversión en vivienda.

Salgado explicó que el presupuesto para la reconstrucción se dividió en varias fracciones y que quedaron alrededor de 2 mil millones de pesos que no se pudieron ejercer, 1.18 millones del Fondo de Atención a la Infraestructura Social (FAIS) y 900  millones que las dependencias y delegaciones podrían utilizar de forma preferente.

Al final de los más de 8 mil millones de pesos destinados para la reconstrucción, se podrían ejercer para este primer año 6 mil 855, que se han repartido a la fecha en 49 acciones de 12 dependencias del Gobierno de la Ciudad de México.

“El 50 por ciento de los inmuebles no están demolidos y eso es un riesgo para la comunidad. Para todos”, afirma Vania Salgado Hernández, damnificada del terremoto del 19 de septiembre de 2017 y activista de la iniciativa Nosotrxs. Foto: Andrea Murcia, Cuartoscuro

Y CIFRAS DEL COMISIONADO DIFIEREN.

Edgar Tungüí Rodríguez, Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, explicó en entrevista con SinEmbargo que se ha ejercido alrededor del 45 por ciento de ese presupuesto en las 49 acciones, pero reconoció que no puede determinar en qué porcentaje de la reconstrucción van.

“No lo podríamos determinar, porque seguimos avanzando en el tema de elaborar los proyectos ejecutivos de rehabilitación de inmuebles, así como de reconstrucción de los que  fueron demolidos y que colapsaron el 19 de septiembre. Estamos checando algunas situaciones que nos impedirían poner un porcentaje real de avance respecto de reconstrucción”, explicó.

Tungüí Rodríguez agregó que a un año del sismo la Comisión cuenta con 7 mil dictámenes de edificios, de los cuales entre 30 y 40 por ciento presentan un daño de riesgo medio a riesgo alto.

La Comisión ha autorizado 110 proyectos de rehabilitación de edificios que necesitan reestructurarse y 20 de inmuebles que requieren reconstruirse. Al concluir 2018 se pretende llegar a 160 proyectos autorizados, de los cuales entre 15 y 20 serían de reconstrucción.

En contraste con el conteo que llevan las organizaciones civiles, el Comisionado aseguró que todos los edificios de alto riesgo de colapso ya fueron demolidos. A la fecha se han demolido 69 y hay tres en proceso.

Ninguna persona sigue viviendo en inmuebles con riesgo de colapso; todos han sido evacuados, afirmó.

Edgar Tungüí Rodríguez, comisionado para la Reconstrucción de la CdMx, dice que todos los edificios de alto riesgo de colapso ya fueron demolidos. Hasta hoy se han demolido 69 y hay tres en proceso, informó en entrevista con este diario digital. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

“Los que estaban en alto riesgo de colapso, ya no hay ninguno en esa situación, todos han sido demolidos. Ya entramos a la etapa de revisar aquellos que ya no tienen remedio estructural y que es muy costoso rehabilitarlos, es mucho mejor opción tirarlos y volverlos a construir. Estamos en esa etapa quizás lleguemos a unos 40 o 50 más. En eso se está trabajando”, dijo.

En cuanto a las familias que requieren apoyo por daños a consecuencia del sismo, adelantó que son alrededor de 30 mil a las que se les ha apoyado con arrendamiento.

En junio de este año José Ramón Amieva, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, anunció la creación de un Fideicomiso para la Reconstrucción de 2 mil millones de pesos con mil 628 millones de los 6 mil 800 que aún no se han ejercido y 700 más redireccionados por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) específicamente a la vivienda.

César Cravioto Romero, próximo Comisionado en el Gobierno de Claudia Sheinbaum Pardo, dijo durante las presentación del informe de Ciudadanía 19S y Mejor Ciudad hace unos días, que la reconstrucción de la Ciudad de México llevaría dos años más.

VER MÁS
Martín perdió esposa y madre en el S19, y ahora, con 2 hijos, sufre el olvido del Gobierno de la CdMx.

Pero el actual Comisionado aseguró que la reconstrucción llevará de cinco a seis años, siempre y cuando se cuenten con los recursos presupuestales necesarios. El Presupuesto de Egresos para 2019 debería contemplar la misma cantidad destinada este año.

Edgar Tungüí consideró que el principal reto para el próximo Gobierno en materia de reconstrucción será la atención de viviendas unifamiliares y la regularización de la propiedad.

“Hemos encontrando que un gran porcentaje de los casos de la gente que perdió o sufrió daños en si vivienda no tienen forma de acreditar la propiedad. Estas acciones de la regularización de la propiedad será unos de los grandes retos de la administración que llega”, dijo.

DINERO FUE A TODO, MENOS A RECONSTRUIR.

En febrero de este año cuatro comisionados de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México renunciaron por la falta de transparencia en el uso de los 8 mil millones de pesos etiquetados en el Presupuesto de Egresos 2018 para el Fondo de Reconstrucción de la capital del país. Leonel Luna Estrada, coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mauricio Toledo Gutiérrez, también del Sol Azteca y Jorge Romero Herrera, coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) tenían el poder de “autorizar, supervisar, vigilar y proponer” el destino de los recursos.

Aunque Miguel Ángel Mancera Espinosa, entonces Jefe de Gobierno de la ciudad, envió una iniciativa para retirarle el poder de sobre el dinero a los asambleístas, las dudas sobre el uso de los recursos no fueron aclaradas.

César Cravioto acusó en ese momento que el dinero fue utilizado para beneficiar al entonces candidato presidencial Ricardo Anaya Cortés y a la aspirante a la Jefatura de Gobierno de la capital del país Alejandra Barrales Magdaleno, ambos abanderados de “Por México al Frente”.

Cravioto precisó que los legisladores manejaban una bolsa de más de 14 mil millones de pesos para utilizarla con fines electorales este 2018.

“Son 7 mil millones de la reconstrucción y otros 7 mil millones de las delegaciones. En total tienen 14 mil millones de pesos para desviar para sus campañas”, afirmó.

El actual Comisionado para la Reconstrucción afirmó que le entregará cuentas claras a Cravioto y al Gobierno de Sheinbaum Pardo.

“Por lo menos los 6 mil 855 que tenían que pasar por la Comisión de Reconstrucción llegaron intactos, y se han venido autorizando la acciones de marzo para acá. Entregaremos cuentas claras al Gobierno que viene”, dijo en entrevista.

VER MÁS
PAN y PRD utilizan dinero de las víctimas del S19 para beneficiar a Anaya y Barrales, acusa Cravioto.

En mayo Nosotrxs dio a conocer que a través de solicitudes de acceso a la información pública obtuvo 47 oficios de autorización presupuestaria del ejercicio del 2018 para diversas unidades de gasto del Gobierno de la Ciudad de México y sus delegaciones, en los cuales identificó la asignación de millones destinados a todo, menos a la reconstrucción.

Derivado de los oficios se identificó la asignación de 5 mil 301 millones de pesos para las delegaciones, adicionales a su gasto anual, entre las cuales destacan gastos que no tienen que ver con los damnificados como en Benito Juárez, Álvaro Obregón, Cuauhtémoc, Coyoacán e Iztapalapa.

Por ejemplo, la Delegación Benito Juárez gastó casi 200 millones de pesos en un proyecto de poda, mantenimiento y restitución de áreas verdes, así como en la adquisición de pintura; material eléctrico; aceite, anticongelante, baterías y vara de perlilla, pero ninguna solicitud fue para los damnificados.

En ese momento la organización colocó sobre a mesa la necesidad de que los recursos se transparentaran, pues el dinero podría utilizarse con fines electorales.

“Hay mucha incertidumbre sobre cómo se han utilizado estos recursos. Todos tenemos que exigir transparencia. Es dinero público, dinero de todos los mexicanos que pagan impuestos. Hay una probabilidad de que los recursos se utilicen con fines político electorales”, dijo en entrevista con SinEmbargo en esa ocasión Salgado, quien además declaró que la mayoría de los damnificados estaban viviendo en la calle, en campamentos no reconocidos, en casas de familiares o pagando renta.

VER MÁS
Le dan a 5 delegaciones de CdMx millones por el S19, y los gastan en tablets, vestuario, regalos…

De las delegaciones que usaron dinero para gastos que nada tienen que ver con la reconstrucción,  Álvaro Obregón –donde se pidieron 150 millones para imagen urbana, 150 para ayudas sociales, 90 millones para papelería, toners, utensilios de cocina, fertilizantes, medicinas–conservaba a su Delegada por el PRD María Antonieta Hidalgo.

Lo mismo sucedía en la Delegación Iztapalapa con Dioné Anguiano Flores como Delegada también del PRD.

De acuerdo con el movimiento Nosotrxs la demarcación solicitó 100 millones para juguetes para el día del niño y obsequios para el día de las madres de los recursos para la reconstrucción.

El resto de los delegados pidieron licencia para ir por un puesto de elección popular o sumarse a una campaña política.

Por ejemplo, el Delegado panista de Benito Juárez, Christian Von Roehrich, pidió licencia y busca una diputación local.

Mientras que el perredista Valentín Maldonado Salgado pidió licencia en Coyoacán–donde se solicitaron 159.27 millones para la adquisición de tabletas electrónicas para estudiantes de nivel básico y otros 100 millones para útiles escolares– para buscar diputación local por el distrito 32.

En Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, quien gobernaba bajo las siglas del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), solicitó licencia para sumarse a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición “Juntos haremos historia” a la Presidencia de la República.

La delegación que gobernaba el morenista al momento en el que se solicitaron los recursos  pidió 45 millones de pesos para el equipamiento de diversas áreas de la delegación y fortalecimiento de su operatividad.

Hoy Vania Salgado insistió en que hay dudas sobre el destino de los recursos. Hasta junio, recordó, la Secretaría de Finanzas sólo podía verificar el uso de 286 millones de pesos.

“Si realmente el dinero se está utilizando para reconstrucción, no lo sabemos, no conocemos cómo se está ejerciendo. La transparencia de los fondos, es el tercer punto en el que se debe trabajar, porque son recursos públicos y es necesario no solamente desde el punto de vista moral, el saber qué se está haciendo. Eso es la clave para conocer si se utilizan de manera eficiente”, dijo Salgado.

Si realmente el dinero se está utilizando para reconstrucción, no lo sabemos, no conocemos cómo se está ejerciendo. La transparencia de los fondos, se debe trabajar en la transparencia de los fondos, porque son recursos públicos y es necesario aclarar no sólo desde el punto de vista moral, eoFoto: Tercero Díaz, Cuartoscuro.

¿EN QUÉ SE GASTÓ El DINERO?

El más reciente informe de las organizaciones Fundar y Transparencia Mexicana dado a conocer este lunes sobre los fondos destinados a la reconstrucción por los sismos de septiembre de 2017, (el del 7 y 19), determinó que no es posible identificar el panorama completo de la reconstrucción, a pesar de la gran cantidad de recursos públicos y privados que fueron movilizados.

De acuerdo con el documento “Transparencia y rendición de cuentas de los recursos públicos y privados a un año de los sismos”, tres sectores concentran un total de 27 mil 59 millones 763 mil 605 pesos, lo que equivale al 71 por ciento de los recursos.

Para el educativo se asignó un total de 10 mil 893 millones 661 mil 626 pesos; vivienda, 10 mil 049 millones 939 mil 028 pesos, y monumentos arqueológicos, artísticos e históricos, 6 mil 116 millones 162 mil 951 pesos.

El costo total de la reconstrucción en el país sería de 38 mil millones de pesos. Los recursos públicos tan sólo autorizados para el Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (Fonden) son casi diez veces más que el valor monetario de donativos privados reportados por donatarias y fideicomisos autorizados, que recaudaron alrededor de 3 mil 900 millones de pesos, indica el informe.

Distintos organismos públicos realizaron aportaciones extraordinarias, de las cuales el portal Fuerza México de Transparencia Presupuestaria señaló que se destinaron 2 mil 412 millones 648 mil 995.5 pesos para el Fonden y 279 millones 383 mil 366.6 pesos para el Fondo de Reconstrucción para Entidades Federativas (FONREC).

VER MÁS
A un año del S19 la CdMx sigue sin ser reconstruida y la voluntad política no llega, dice Nosotrxs.

De estos fondos, se han distribuido 1 mil 994 millones 143 mil 959 pesos en donde la mayor proporción ha ido para Oaxaca (19.8 por ciento) y a la Ciudad de México (13.3 por ciento), pero, no se sabe a qué entidad federativa se destinaron 41.6 por ciento de los recursos privados dado que se canalizó a otras donatarias que no reportaron qué hicieron con ese dinero.

Eduardo Alcalá, coordinador de Seguimiento y Evaluación de Fundar, dijo en entrevista con este diario digital que la falta de mecanismos claros de transparencia, impidieron hacer una evaluación certera sobre el destino de los recursos, el porcentaje de avance en la reconstrucción y el seguimiento puntual a las obras realizadas.

“Esto no es menor porque tanto el Gobierno local, como el federal han salido a decir que en vivienda hay un avance significativo”, explicó.

Hasta el más reciente análisis de Fundar es imposible conocer si todas las personas afectadas, recibieron algún tipo de apoyo, pues la información pública disponible no muestra evidencia clara.

“Algo está fallado en el proceso de reconstrucción a un año de los sismos. Necesitamos saber y tener información dore qué está ocurriendo”, precisó.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Shaila Rosagel.

11,188. EL DISCURSO DE AMLO SOBRE ROBLES DESTANTEA A LOS ANALISTAS: AÑADE CONFUSIÓN Y AMBIGÜEDAD, DICEN.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Efrén Flores.
SinEmbargo. Septiembre 18, 2018.

Las recientes declaraciones del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, acerca de que los actos de corrupción en la Sedesol y Sedatu, exhibidos bajo la gestión de Rosario Robles, son “un circo” y que ella es “un chivo expiatorio”, han provocado una serie de reacciones negativas en la opinión pública que ponen en entredicho una de las máximas de su campaña: acabar con la corrupción en México.


Politólogos consultados por SinEmbargo coincidieron en que si en dos años no vemos avance en casos emblemáticos de procuración de justicia como lo son Ayotzinapa, Odebrecht, la Estafa Maestra, entre otros, su credibilidad y la de su movimiento tocarán fondo.

Alargar el pacto de impunidad que vivimos con las pasadas administraciones priistas y panistas sería una completa “traición” a los electores que confiaron en Andrés Manuel, dijeron. “No habrá una cuarta transformación mientras la impunidad sea la madre de todos los problemas del país”, explicó el doctor Juan Luis Hernández, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Para Enrique Toussaint, politólogo de la Universidad de Guadalajara, AMLO “comete un error muy claro al confundir dos cosas. Una es no utilizar la justicia a tu favor y otra es no castigar casos que todo indica son actos de corrupción”.

VER MÁS
Si AMLO no va tras “famosos”, el Legislativo sí: vamos a demandar a Rosario Robles, afirma Monreal.

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).- Las recientes declaraciones de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre el presunto desvío de recursos públicos de Rosario Robles Berlanga reflejan la ambigüedad que aún existe en su discurso de justicia y genera incertidumbre sobre su estrategia para combatir la corrupción y la impunidad en México, dijeron politólogos consultados.

En febrero de este año, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio a conocer que durante la gestión de Robles como titular de las secretarías de Desarrollo Social (2012-2015) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (2015-presente) hubo simulación de contratos gubernamentales con 76 empresas, para el desvío de 1 mil 900 millones de pesos del erario público federal.

Poco más de siete meses después, una investigación del diario Reforma revivió el caso señalando que, entre 2014 y 2017, parte de ese dinero (708.2 millones de pesos) fue transferido en efectivo a diversas empresas fantasma a través de los servicios de transporte de Tameme, Cometra y Panamericano.

Cuando surgió la investigación de la ASF a principios de año, López Obrador apremió que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajera la investigación (de la Sedesol) y procediera conforme a la ley. Sin embargo, el 16 de septiembre dijo que Rosario Robles era un “chivo expiatorio” y que las acusaciones difundidas en medios de comunicación eran un “circo”.

Asimismo, explicó que durante su administración sí habrán procesos en contra de funcionarios públicos pero que eso “no corresponde al [Poder] Ejecutivo” sino al Poder Judicial. Y detalló que “no vamos a perseguir a nadie, no vamos a hacer lo que se hacía anteriormente, de que habían actos espectaculares, de que se agarraba a uno, dos, tres, cuatro, cinco como chivos expiatorios, y luego le seguían con la misma corrupción”.

En la imagen, Rosario Robles Berlanga, titular de la Sedatu, dependencia que ha sido señalada de desvío de recursos junto con la Sedesol. En ambos casos los presuntos actos de corrupción se llevaron a cabo bajo la gestión de la funcionaria. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

En esta coyuntura, AMLO ha sido señalado por integrantes de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) de defender a Robles, e inclusive, integrantes de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República –como Lilly Téllez y Ricardo Monreal Ávila– han contestado diciendo que sí impulsarán la investigación desde la Cámara Alta porque “al menos Robles es cómplice en los actos de corrupción exhibidos”.

Para Enrique Toussaint, politólogo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), lo que AMLO hizo es deslindarse de las prácticas de justicia política (cuando se castiga a los enemigos y se protege a los aliados) y de justicia selectiva (cuando el gobernante decide contra quién serán iniciados los procesos de investigación) por parte del Ejecutivo federal. En ese sentido, dijo, López Obrador “acertó”.

No obstante, Toussaint advirtió que “el hecho de separarse de la politización y selectividad de la justicia no significa darle borrón y cuenta nueva a todos los procesos previos” sino que, contrario a ello, debe de dejar correr las investigaciones por parte de las fiscalías para que después los jueces determinen quién es y quién no es culpable.

Los politólogos consultados por SinEmbargo concordaron en que el problema de fondo radica en la confusión que AMLO genera con sus declaraciones y que en apariencia parecen contradictorias. Algo muy similar a lo que sucedió en enero de este año, cuando el político tabasqueño fue criticado por ofrecer amnistía a quienes hubieran incurrido en un ilícito y evitar hacer “cacería de brujas” con la finalidad de iniciar un proceso de pacificación del país.

“Hicieron todo un escándalo con eso de la amnistía. Hice un planteamiento que sostengo, de que vamos a buscar todas las posibilidades para conseguir la paz en México. Pero entonces, los de la mafia en el poder dijeron: ‘¡Claro, ahí está! Andrés Manuel va a perdonar a los delincuentes’. Son muy perversos, hay que ver la propuesta integral, no sólo retazos”, dijo el 5 de enero en el estado de Morelos.

AMLO “comete un error muy claro al confundir dos cosas. Una cosa es no utilizar la justicia a tu favor y otra es no castigar casos que todo indica que son escándalos de corrupción”, señaló Toussaint, quien dijo que a pesar de todo, el próximo Presidente de la República está obligado a dar resultados en materia anticorrupción, que fue uno de los principales motivos por los que la ciudadanía votó por él.

Los especialistas concordaron en que AMLO puede ser ambiguo pero que, si en dos años no vemos avance en casos emblemáticos de procuración de justicia como lo son Ayotzinapa, Odebrecht, la estafa maestra, entre otros, su credibilidad y la de su movimiento tocarán fondo.

Alargar el pacto de impunidad que vivimos con las pasadas administraciones priistas y panistas sería una completa “traición” a los electores que confiaron en Andrés Manuel López Obrador la principal demanda nacional –después de la violencia– que es la lucha contra la corrupción y la impunidad. “No habría una verdadera transición de régimen y una cuarta transformación nacional mientras la impunidad sea la madre de todos los problemas del país”, explicó el doctor Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Para el académico, en el peor de los casos las declaraciones de AMLO refleja lo que ha venido sucediendo en América Latina en las últimas décadas. Procesos de transición política en los que hubo la necesidad de pactar con el viejo régimen para dar paso a un nuevo. Y para lo cual, fue “siempre necesario que hubiera esta suerte de mirada hacia adelante y no hacia atrás”.

En ese sentido, Avendaño mencionó que el problema es que no sabemos si las declaraciones del tabasqueño sólo son parte de una estrategia política de transición “para no enturbiar la llegada del nuevo gobierno”, o si es la antesala de lo que será la dinámica durante todo su sexenio.

De cualquier modo, dijo, “plantar impunidad” al Gobierno saliente es una “clara traición a los más de 30 millones de electores” que votaron por él, máxime considerando que el mensaje de la ciudadanía en las urnas –el 2 de julio pasado– fue “la necesidad de castigar el saqueo institucional” que protagonizó la administración del Presidente Enrique Peña Nieto.

VER MÁS
No te preocupes, Rosario: AMLO dice que las acusaciones por supuestos desvíos son un “circo”

¿ANTICORRUPCIÓN BASE CERO?

Rosario Robles, además de estar involucrada en el desvío de recursos de la Sedesol y de la Sedatu, entre 2003 y 2004 estuvo involucrada en el uso indebido de recursos públicos por parte de su entonces pareja sentimental, el empresario Carlos Ahumada. Aunque Rosario Robles no fue inculpada, en medios de circulación nacional corrió la noticia de que ella, en calidad de presidente del PRD, introdujo a Ahumada al círculo político perredista, por lo que lejos de ser inocente era, en efecto, cómplice del crimen.

Los señalamientos en contra de Robles no dejan de levantar sospecha. Y las declaraciones de López Obrador en un momento crítico como lo es el periodo de transición de gobierno, o son “infortunadas” o son el portento de una “tragedia” por venir, lamentaron algunos de los analistas.

Según el doctor José Fernández Santillán, analista político de Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), AMLO “está sacando el cobre priista y está mostrando su verdadera naturaleza”. Su problema, explicó, “es que está rodeado de una serie de maleantes que no pueden ocultar su pasado” –como Manuel Bartlet, Napoleón Gómez Urrutia, Marcelo Ebrard, Rigoberto Salgado, entre otros– y que “ahora han lavado sus pecados por estar o haberse doblegado ante el gran jerarca” (AMLO).

En su opinión, si López Obrador en verdad está planteando dejar lo del pasado en el pasado y velar por el cumplimiento de la ley desde el 1 de diciembre en adelante, nos enfrentamos al riesgo de de un “gravísimo retroceso para nuestra democracia”, ya que estaría incurriendo en “una falta de respeto para las instituciones de la República, un engaño para sus votantes y un […] ejercicio del poder de acuerdo a criterios de conveniencia y oportunidad”.

En muchos procesos políticos y sociales, dijo Juan Luis Hernández Avendaño de la Universidad Iberoamericana Puebla, sucede lo que se conoce como “arrancar de cero” con nuevas reglas. A pesar de que es una práctica válida en muchos Estados, no obstante, en la lógica práctica de México, el hecho de dejar impune los saqueos institucionales y gubernamentales en la actual coyuntura nacional “haría muy poco creíble el esfuerzo del nuevo Gobierno de echar a andar una verdadera política anticorrupción”.

Santillán, por su lado, añadió que esto se debe a que la gente que votó por el tabasqueño “no quiere borrón y cuenta nueva” sino que la nueva administración acabe con la lógica de corrupción e impunidad de los últimos sexenios, lógica sin la cual no se entendería la abrumante victoria de AMLO en las urnas.

Además, para el politólogo, el caso de Rosario Robles no se trata de una cacería de brujas ni de un circo, sino de observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Y lo que AMLO podría estar haciendo al ponerlo así, además, “es faltarle al respeto a las instituciones. Porque decir borrón y cuenta nueva y que es una persecución, es descalificar lo que ha hecho institucional e imparcialmente la ASF”.

El próximo Presidente de México quizá intentó expresar que durante su mandato no habrá corrupción e impunidad y que no se entrometerá en las investigaciones de la PGR, que por lo menos en el sexenio de Peña Nieto, ha sido señalada de simular operativos e investigaciones, por tratarse de un brazo político del Poder Ejecutivo federal.

VER MÁS
“No vamos a meter a la cárcel a algún famoso”, dice AMLO, en medio del escándalo de Rosario Robles.

De acuerdo con el doctor Gustavo López Montiel, director de la Facultad de Ciencias Políticas del ITESM, no son del todo ciertas las declaraciones de AMLO acerca de que los procesos en contra de funcionarios públicos no corresponden al Poder Ejecutivo, ya que a su consideración y derivado del hecho de que la PGR es un órgano que investiga los delitos del orden federal y que depende del Poder Ejecutivo, éste tiene la facultad –al igual que el Poder Legislativo– de impulsar investigaciones que pueda atraer y ser valoradas por el Ministerio Público, con la posibilidad de derivar en una acción penal.

“El tema es que el Sistema Nacional Anticorrupción está incompleto y que, por otro lado, hemos visto que la PGR es utilizada con fines políticos y están suspendidas las averiguaciones precisamente por este uso de la PGR. Sin acciones directas desde el Ejecutivo federal, será difícil que una Fiscalía pueda, verdaderamente, procurar y aplicar la ley para hacer justicia”, comentó.

Además de los problemas mencionados, el analista político de la UdeG, Enrique Toussaint, indicó que lo más preocupante de todo es “la idea que tiene AMLO de periodismo” y que, al acusar que los medios de comunicación hicieron un circo, esté demostrando ser incapaz de “entender que buena parte de su victoria electoral se pavimentó con las revelaciones [sobre corrupción e impunidad] que hicieron los medios de comunicación”.

“Mucho de lo que explica la llegada de López Obrador a la Presidencia es el circo que hicieron los medios de comunicación […] que desnudaron lo que supuso el proyecto de Enrique Peña Nieto en materia de corrupción. Es inexplicable el ascenso de Andrés Manuel, la capacidad que tuvo para generar un discurso antisistema, la erosión del régimen de Peña Nieto y de su Gobierno, sin el trabajo y las revelaciones de la prensa”, concluyó al respecto.

EL GOLPE A MORENA.

Los politólogos apuntaron que las aparentes discrepancias discursivas al interior de Morena –como aquellas diferencias entre AMLO y Monreal o AMLO y Téllez– reflejan la realidad del partido, que lejos de ser un monolito es una “coalición variopinta con distintos intereses” que no está libre de fracturas, e incluso, de la formación paulatina de tribus partidarias, refirió Hernández Avendaño.

Este tipo de circunstancias, abundó, evidencian la heterogeneidad de posturas en un partido que inició como un “movimiento social que aglutinó a muchas fuerzas políticas, sociales, civiles, partidarias y ex partidarias”, que no acaba de consolidarse del todo. El hecho de que Morena mande “mensajes encontrados” –como cuando Monreal subió a la tribuna a defender al Gobernador Manuel Velasco Cohelo y otros diputados morenistas lo criticaron– significa que, “como proyecto político, aún no tiene una consistencia institucional”, explicó Toussaint.

Ricardo Monreal Ávila, coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República, anunció que iniciarán una investigación respecto a las recientes denuncias de un presunto desvíos de recursos que comprometen a Rosario Robles Berlanga. Foto: Misael Valtierra, Cuartoscuro.

Para los especialistas es muy importante lo que AMLO haga de aquí en adelante, pues como dijeron, dependiendo de la forma en que gestione el legado de corrupción y de reformas de Peña Nieto, será determinada la solidez de Morena en los próximos meses. Y si López Obrador se equivoca, podría ocasionar disputas internas que afecten la operatividad institucional del partido.

“Su proyecto se puede dividir y perder mucha legitimidad política y social si [AMLO] no se atreve a encabezar acciones contundentes contra la administración anterior”, mencionó Santillán, quien también advirtió que ”sí se ven fracturas internas [en Morena], pero hay que recordar que es un partido personal. Y que a fin de cuentas la última decisión es la que toma el gran tlatoani” que es AMLO.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Efrén Flores.