sábado, 17 de noviembre de 2018

11,412. QUINO, EL PADRE DE MAFALDA.


Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

SinEmbargo. Noviembre 17, 2018.

La semana pasada fui invitada a la Feria del Libro Infantil y Juvenil, en el parque Bicentenario, en Azcapotzalco. Grande fue mi sorpresa al ver la cantidad de gente que junta esa feria.


Tenía que hablar de Quino y pensé en aquella vez que le hice una entrevista que sirvió para celebrar los 50 años de la revista Playboy. Estaba iluminado y tomaba cerveza mexicana con mucho entusiasmo.

Hoy tiene 86 años, algunos problemas de visión de los cuales ya había hablado en mi entrevista: Tengo muchas operaciones en la vista, así que por eso dibujo a lápiz, porque no puedo ver la pantalla de la computadora.

Su público le es tremendamente fiel, algo que compensa la falta de hijos en su matrimonio con la doctora en química Alicia.

Hijo de inmigrantes andaluces, nacido en la ciudad de Mendoza el 17 de julio (aunque en los registros oficiales conste nacido el 17 de agosto), desde que nació se lo llamó Quino, para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y dibujante publicitario con quien a los 3 años descubrió su vocación. Y desde que en 1954 saliera publicado su primer dibujo, Quino ha transcurrido los últimos 70 años de su vida como el gran portavoz de varias generaciones de personas que no se resignan al estado de las cosas y siguen soñando con un mundo mejor.

.“El día que publicaron mi primera página pasé el momento más feliz de mi vida”, declaró. Desde entonces y hasta la fecha, sus dibujos de humor se vienen publicando ininterrumpidamente en infinidad de diarios y revistas de América Latina y Europa. Mafalda, el personaje que no dibuja desde hace 50 años, significó una verdadera revolución a favor de la libertad de pensamiento, la defensa de los derechos humanos, el elogio a un vida en armonía con la naturaleza. Con ella aprendimos a no aceptar las cosas como son y a preguntarnos por qué, en un mundo lleno de manjares exquisitos, debíamos conformarnos con una sopa rancia e insípida.

“Siempre me he negado a que usaran mis dibujos en campañas publicitarias. He preservado a mis personajes del merchandising rabioso y de todo eso. De todas maneras, a veces pienso que debería de haber sido una especie de empresario para manejar con un sentido comercial lo que me ha tocado crear. No he sabido administrar mi carrera”.

“Sí, he rechazado muchas cosas, he ganado poco dinero. Hace unos 15 años mi editor francés me ofreció hacer un libro de Mafalda para la Shell. El tema era así, a cada cliente que entrara a una de las gasolineras de la Shell le iban a regalar uno de mis libros”. Pagaban mucha plata.

Creo que a mí me hubieran tocado unos 50 mil dólares y yo dije que no, por supuesto; ¿cómo un personaje que vive despotricando contra las multinacionales se va a quemar de esa manera? Otra vez los caldos Maggi me ofrecieron una fortuna para que les diera a Mafalda. La idea era hacer un aviso que dijera: “Ahora sí, a Mafalda le gusta la sopa”. Otra vez dije que no y casi nadie lo entendió, pero así́ fue.

“Es mi moral yo tengo razón. Me da mucha rabia que me propongan estas cosas, porque me da la sensación de que no entendieron mi trabajo o, lo que es peor, si lo entendieron, no lo respetan”.

“Mafalda sigue viva en los lectores, pero yo no la quiero más que a otros dibujos míos”. Soy como un carpintero, Mafalda es un mueble que me quedó bien y vendió mucho, pero quiero a todos mis muebles. Tengo todo, porque nacieron de mí. Aunque me identifico más con Miguelito y Felipe, porque como ellos vivo haciéndome preguntas inútiles. Cuando llegué a Buenos Aires, vivía en una pensión con un periodista, que por cierto desapareció a manos de la dictadura. Un día estaba mirando por la ventana y le pregunté a este muchacho: “¿Che, Julián, decime, ¿cuánto creés que pesa un árbol?”. Y él me contestó: “¿Por qué no te vas un poco a la puta que lo parió?”. De Manolito lo que tengo es el manejo del dinero, quiero decir, yo soy un desastre para manejar el dinero, nunca me supe administrar en ese aspecto, entonces puse toda la eficacia que no tengo en Manolito. Con Susanita me identifico por lo chismoso. Soy incapaz de contar un chisme, pero me encanta que me vengan a contar cosas de los demás”.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Mónica Maristain.
Es editora, periodista y escritora. Nació en Argentina y desde el 2000 reside en México. Ha escrito para distintos medios nacionales e internacionales, entre ellos la revista Playboy, de la que fue editora en jefe para Latinoamérica. Actualmente es editora de Cultura y Espectáculos en SinEmbargo.mx. Tiene 12 libros publicados.

11,411. ENCUENTRO CON GOROSITO…


Por el Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

POETA OCTAVIO PAZ: “LA REVOLUCIÓN MEXICANA FUE EL INESPERADO REBROTAR DE UNA VIEJA RAÍZ COMUNITARIA Y LIBERTARIA”.

Ante un aniversario más del inicio de la Revolución Mexicana considero fundamental la reflexión sobre este hecho histórico, para ello me apoyo en las palabras de un mexicano universal, Octavio Paz, destacado poeta y ensayista, y que con su pluma al decir de Carlos Monsivais, “transformó la vida natural del país por su rigor”.

En una entrevista que le hiciera Giles Bataillon, para el periódico francés Liberation el 6 de enero de 1985, Paz, al ser cuestionado sobre que representaba en su obra la Revolución Mexicana contestó: “Viví esta revolución desde mi infancia. Primero porque mi padre participó en ella: en seguida, porque todos los niños de mi generación fueron en una u otra forma, testigos de los acontecimientos”.

Mi padre participó en el movimiento zapatista aunque, claro no era un campesino del Estado de Morelos. Mi abuelo había estado ligado al antiguo régimen (había sido Senador y Diputado) pero mi padre dejó la capital para unirse a los revolucionarios del sur. Así pudo conocer a los campesinos de Morelos; vio en su movimiento una verdad profunda y creo que no se equivocó. Una vez desterrado en los Estados Unidos, se convirtió en el delegado y representante de Zapata.

Yo viví todo eso y en mi adolescencia conocí algunos veteranos del zapatismo. Más tarde reflexioné mucho acerca de esa semilla de verdad que encerraba la revuelta campesina. Advertí en ella una faceta milenarista que no se si llamar utópica, una voluntad de regresar a una sociedad precapitalista y premoderna, el sueño de una tierra poseída en común. Quizá sea imposible fundar este tipo de comunidad pero es un sueño que da profundidad a la vida.

Es una respuesta a ciertas aspiraciones primarias en las que la visión de una sociedad futura se enlaza espontáneamente a la nostalgia por una realidad antiquísima, anterior a la historia. Para simplificar: en cada campesino de una vieja cultura como la de México late todavía, inconsciente, la imagen paradisíaca de la aldea feliz. La Revolución Mexicana fue el inesperado rebrotar de una vieja raíz comunitaria y libertaria.

La misma realidad subterránea que aparece en los movimientos campesinos europeos de la época de Reforma y en México, en todos los levantamientos agrarios desde la Colonia hasta el siglo XIX. Los intelectuales deben recoger esta herencia, sembrar esa semilla de verdad y repensar en la promesa que esconde: vivir en armonía en pequeñas comunidades, es una aspiración social e individual, ética y estética que ilumina, en todas las civilizaciones,  a la noción de edad de oro”.

“En la Revolución Mexicana encuentro un sueño colectivo que nace de nuestro subsuelo histórico que ha permitido el nacimiento del México moderno. Reconozco, que al mismo tiempo, en este compromiso histórico, la parte vencida fue la revuelta de los campesinos, confiscada y desnaturalizada por los sucesivos regímenes revolucionarios”.

Es importante tomar en cuenta que para Octavio Paz, la Revolución Mexicana tiene múltiples significados que están presentes en algunas de sus obras, en primera instancia la destrucción de la dictadura de Porfirio Díaz, la generación de instituciones sólidas y un Estado fuerte, el inicio de los espacios de tolerancia, la nueva concentración del poder y los privilegios y un tiempo en el que se verá en funcionamiento la movilidad social.

 Octavio Paz, que recibiera el Premio Nóbel de Literatura en 1990, en una de sus obras más emblemáticas, me estoy refiriendo a El Laberinto de la Soledad que viera la luz en 1950, realiza una descripción muy original de la etapa armada de la Revolución Mexicana:

“La Revolución es una súbita inmersión de México en su propio ser. De su fondo y entraña extrae, casi a ciegas, los fundamentos del nuevo Estado… La Revolución es una búsqueda de nosotros mismos y un regreso a la madre.

Es un movimiento dialéctico tendiente a reconquistar nuestro pasado, a asimilarlo y hacerlo vivir en el presente…Es un estallido de la realidad, una revuelta y una comunión, un despertar de viejas ideas dormidas, la manifestación de muchas ferocidades, muchas ternuras y muchas finezas que no habían podido expresarse.

De aquí su aspecto casi paradójico: cada revolución por sí misma, es el esfuerzo de edificación de una sociedad nueva; la Revolución mexicana ha perseguido indudablemente este objetivo, pero lo ha hecho coincidir con las fuentes ancestrales de la mexicanidad, repudiando las cosas espureas que se había sobrepuesto entretanto.

Y, por eso también es una fiesta: la fiesta de las balas, para emplear la expresión de Martín Luis Guzmán. Como las fiestas populares, la Revolución es un exceso y gasto, un llegar a los extremos, un estallido de alegría y desamparo, un grito de orfandad y de júbilo, de suicidio y de vida, todo mezclado…

¿Y con quién comulga México en esta sangrienta fiesta? Consigo mismo, con su propio ser. México se atreve a ser. La explosión revolucionaria es una portentosa fiesta en la que el mexicano, borracho de sí mismo, conoce al fin, en abrazo mortal, al otro mexicano”.

¡Hasta el próximo encuentro…!
                                           
Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.

11,410. 1). -LA SECTA DE LOS OSCUROS. 2). -Y LA PAZ, ¿EN QUÉ LUGAR SE ENCUENTRA?


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1). -La secta de los Oscuros. 2). -Y la paz, ¿en qué lugar se encuentra?


“Laurel y Hardy, así nos ven a John y a Yoko. Y siendo así, nuestra probabilidades son mejores, porque a toda la gente que la toman en serio como Martin Luther King, Kennedy y Gandhi les pegan un tiro”.
John Lennon y Yoko Ono.

1). -Alfredo Jalife-Rahme es uno de los pocos periodistas que dan crédito  las Teorías de la Conspiración, que por cierto, desde hace años han dejado de ser teorías y se han convertido en realidades expuestas por periodistas e investigadores en libros a los que ahora los lectores tienen acceso gracias a Internet.

En una de sus columnas Alfredo comenta: “Siempre me ha llamado la atención la razón por la cual cierto tipo de entelequias esotéricas en Israel y Estados Unidos con avasallante poder usan el nombre black: BlackRock (mayor banco de inversiones del mundo), Blackstone (mayor firma de inversiones de capital privado/private equity), Blackwater (ejército privado de mercenarios del Pentágono), Black Cube, etcétera.

¿Será una mera coincidencia lingüística o una herética clave monástica digna de indagar por Umberto Eco en El Nombre de la Rosa?”.

Los Oscuros (blacks) adoptan diversos nombres, así los llamaba el pastor Martin Luther King en oposición a los hombres de luz cuyo mensajes es de paz y de amor y cuyo símbolo más grande es Cristo. Los Oscuros han existido en todas las épocas porque las familias mantienen lazos de sangre que mantienen la unidad al estilo de las mafias y de las sectas religiosas. 

John Lennon se comenzó a salir del huacal luego de conocer a Yoko Ono, hasta entonces John se convirtió en un pacifista; una foto en la que John y Yoko posaron con un cartel que simula la bandera de Estados Unidos, pero en lugar de estrellas tiene calaveras y en inglés en cada barra hay una leyenda, es una lista de los más temibles dictadores que comienza con la afirmación: “Estados Unidos de América supera todos los récords genocidas”, y sigue:  “Kublai Khan masacró 10% en el cercano Oriente. Los españoles masacraron al 10% de indios americanos;  José Stalin masacró al 5 % de los rusos; los nazis masacraron al 5% de europeos y 75% de judíos europeos; Estados Unidos masacró a 6.5 % de sudvietamitas y 75% de indios americanos”.

Lennon se equivocó, la CIA sí lo tomaba en serio. Por fotos como esa Lennon fue investigado por la CIA y el FBI, para quienes el músico inglés era uno de los principales enemigos de Estados Unidos; no pocos creen que detrás del asesino de Lennon está la mano negra de la CIA.

2). -En Estados Unidos y en muchos otros países, las elecciones son parte de un sistema de domesticación que refuerza la farsa democrática representativa; instalada desde hace cientos de años en el vecino país, la farsa democrática mantiene ocultos a los que mueven los hilos e imponen una determinada ideología a la opinión pública, a los ciudadanos “pensantes”.

En las pasadas elecciones en Estados Unidos se impusieron en la agenda y en el subconsciente colectivo como temas prioritarios: 1.-Los servicios de salud; 2.-Inmigración; 3.-Economía; 4.-Empleo.

Los demócratas diseñaron su campaña electoral centrada en el slogan Medicare para todos, y les funcionó, pero lo que llama la atención es que en una sociedad marcada por la violencia interna y externa, ¡¡el tema de la paz esté totalmente ausente!! ¿Porqué, porqué, porqué? (¡En México AMLO se tomó en serio el tema de la paz!).

Es verdad que otro tema neurálgico es la educación, pero los temas impuestos en la agenda y en la mentalidad ciudadana estadounidense se orientan hacia adentro, a los estadounidenses absortos en sí mismos, no les importa lo que pasa en el resto del planeta; esa mentalidad es la que llevó a Trump y a otros presidentes a construir muros en la frontera con México.

Es la mentalidad impuesta por Los Señores de la guerra, la guerra que se ha vuelto invisible para la mayoría de los ciudadanos estadounidenses, la guerra tanto externa que tiene a Estados Unidos metido en conflictos bélicos en siete países, como interna que es ya inocultable a pesar de la capa de indiferencia impuesta por los medios de difusión, que son en realidad los medios de hipnosis social. En los 60 los jóvenes protestaban y exigían paz, ahora sólo piensan en el dinero y en cómo contener la ola migrante.

viernes, 16 de noviembre de 2018

11,409. LA MISMA TONADA.

LA FERIA

Por el Sr. López.

Periodista critico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La misma tonada.  

Tía Hortensia, se quedó soltera y ya cerca de los 70 de edad, seguía viviendo en la casona en que nació en Toluca. Dedicaba su vida a medio repararla y parcharla, que era una ruina después de casi siglo y medio de haber sido construida. Una vez convenció al tío Armando, que era arquitecto (hijo mayor de su hermana, la abuela Virgen, la de los siete embarazos), de que se encargara de hacer un arreglo completo. Tío Armando aceptó: -“Pero te vas una temporadita con mi mamá a México, para poder hacer todo bien, a fondo” -ya luego supo tía Hortensia que el mismo día que salió de su casa, tío Armando la demolió con un Caterpillar enorme. Le hizo una nueva, de una planta y sin las seis recámaras que no ocupaba, y le quedó bonita, rodeada de jardín. Tardó en perdonarlo.

Antier, el inminente Presidente de la república, presentó el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024. Antier mismo empezaron las críticas. Si son acertadas o no, de buena fe o no, es cosa que ignora el del teclado. Es lo que hay y podemos estar seguros de que fue elaborado con las mejores intenciones… aunque -ya dicho que de tan complicada materia este López acepta su ignorancia-, aunque, repito, adolece del mal que padecen siempre nuestras autoridades: confiar en que haciendo leyes cambia la realidad.


Por supuesto las leyes deben ser dinámicas, pues no es estática la sociedad, ni las circunstancias nacionales ni el contexto extranjero, por supuesto, pero el planteamiento que hace a la nación nuestro ya, en los hechos, Presidente, no es alentador, pues por más que en la Introducción del mismo se afirme que es “un paradigma de seguridad pública radicalmente distinto al que ha sido aplicado en los sexenios anteriores”, la verdad es que es una variación, una versión de lo mismo que se ha hecho durante ya tantos años, infructuosos, dolorosos (y de alguna manera, implícitamente, en algo, valida lo hecho por el gobierno actual).


Los primeros cuatro puntos del Plan consisten en combatir la corrupción y mejorar la justicia (pues claro);  mejorar empleo, educación, salud y bienestar; combatir la impunidad en violaciones a Derechos Humanos; y regenerar la ética de la sociedad mediante una Constitución Moral.


Todo eso está muy bien, pero todo eso es de muy largo plazo, en particular lo de hacer una Constitución Moral y regenerar la ética de la sociedad. Esos objetivos, si fueran propios de los gobernantes, se obtienen en plazos que se miden por generaciones, no por sexenios (los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, llevan como 3,500 años de estarse predicando… y ya ve).


En el quinto punto plantea analizar la prohibición de las drogas, atender a los adictos y negociar con el gobierno yanqui la aplicación de los recursos para combatir el trasiego, en programas de reinserción y desintoxicación (se han de referir a los recursos del Plan Mérida… una miseria). 


En el 6, se llega a lo medular, la “Pacificación del país”. Menciona una verdad de a puño, tanto, que parece inútil repetirla: “El gobierno mexicano no ha podido derrotar a los cárteles y no hay perspectivas de que logre vencerlos en un tiempo estimable”… ¡zaz!: “no hay perspectivas de que logre vencerlos en un tiempo estimable”; o sea, ¿vámonos acostumbrando?


En ese punto seis, “(…) propone hacer un alto y debatir con las organizaciones delictivas un proceso de desmovilización, desarme y reinserción (…)”; esto, con perdón de los que sí saben, suena a Alicia en el País de las Maravillas, aparte de que es muy poco feliz la frase “debatir con las organizaciones delictivas un proceso de desmovilización, desarme y reinserción”; no son guerrilleros, no son un grupo de alzados: son delincuentes, no “movilizados”… algo no cuadra o algo no sabemos (¿habrá escondida tras la guerra contra el narco otra cosa?, Dios quiera y no). ¿Y, por cierto, qué es “hacer un alto”?... ¿van a suspender una temporadita las acciones contra la delincuencia organizada… ¿o es nada más decir por decir?


El punto 7 propone “Recuperar las cárceles”; en el 8, crear la Guardia Nacional, como cuerpo militarizado para la Seguridad Pública (nos guste o no, hoy por hoy, no hay alternativa, no se puede prescindir del apoyo de nuestras fuerzas armadas). Los primeros resultados se verán en tres años… bueno.


El Plan incluye hacer una Ley Federal de Combate de Conflictos de Interés; tipificar la corrupción como delito grave; prohibir las adjudicaciones directas de contratos; que sea obligatoria la declaración patrimonial, fiscal y de intereses de todos los servidores públicos; clausurar empresas fantasma; más cosas y también, crear un Consejo de Construcción de Paz.


Por última vez aclara este menda que, de asuntos de seguridad pública, sabe lo mismo que Alfonso Durazo (el próximo secretario de Seguridad y Protección Ciudadana): nada, pero en su condición de tenochca por nacimiento, miembro del peladaje estándar, sí sabe que no necesitamos nuevas ni mejores leyes, ni consejos, ni constituciones morales. Lo que es más: este texto servidor está tan seguro que apuesta su salud y los calzones (que es todo lo que tiene en esta vida… y no es poco), a que el problema de seguridad pública que padecemos se arregla sin una sola nueva ley ni nada, aplicando las mismas que ahora tenemos… porque no es ese el problema.


El problema de drogas, tráfico de personas y armas, es global. En Europa y los EUA se fabrican casi todas las sustancias para hacer drogas (si son capaces de mandar naves al espacio profundo, que controlen, ¡ya!, esos productos, que los alteren químicamente para que no sirvan para producir estupefacientes); que la banca internacional deje de lavar las montañas de dinero de los delincuentes y que no les vendan armas ni municiones. Y entonces sí, en el planeta, se verán resultados.


Sudamérica desde cuando menos 1986 está en esta lucha que no ha ganado; México ha puesto ya cientos de miles de muertos. Esto no se puede ganar sin que todos los países involucrados toquen al mismo ritmo y compás, la misma tonada.   

11,408. LA ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DE LA TIERRA O UN GOBIERNO MUNDIAL, PERO DEMOCRÁTICO.


REPORTE- Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La Asamblea de los Pueblos de la Tierra o un gobierno mundial, pero democrático.


La Era Tecnotrónica va diseñando una sociedad cada vez más controlada. Esa sociedad
será dominada por una élite de personas que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo y controlarán y vigilarán con todo detalle a la sociedad, hasta el punto en que llegará a ser posible establecer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta. Texto del libro “La Era Tecnotrónica”, de Zbigniew Brezinsky, principal consultor del Grupo Rockefeller y artífice del Nuevo Orden Mundial.

La guerra en la Tierra no terminará sin un gobierno mundial que someta a los Señores de la guerra,  que concentre el poder de los ejércitos en uno solo que esté a las órdenes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), institución clave en la transformación del planeta, en la evolución de la convivencia humana sobre la base de un nuevo paradigma, el de la cooperación, el respeto y la justicia entre todos los pueblos de la Tierra.

La ONU podría ser el motor de esa transformación, pero la misma ONU debería democratizarse y liberarse de las nefastas influencias que ejercen el poder al interior del organismo mundial, sobre todo, de los mega millonarios del Club Bilderberg, la Élite, los Iluminati, o los Señores de la guerra encabezado por las familias de usureros dueños de la banca mundial, los Rotschild, los Rockefeller, y demás familias de la mafia mundial.

El modelo de gobierno democrático ha sido tergiversado y utilizado por esas mafias para mantener sus privilegios y concentrar el poder económico y político, pero en las actuales circunstancias en las que los seres humanos hemos acumulado un poder destructivo sin precedentes por medio de la energía atómica, se abre la disyuntiva de continuar por el camino de la destrucción mutua, en los hechos el suicidio de la humanidad, o de cambiar drásticamente de rumbo, para dar ese paso definitivo la humanidad debe de unirse en un gobierno mundial que siga el modelo comunitario en donde la asamblea del pueblo, la Asamblea de los Pueblos de la Tierra, asuma la responsabilidad de mantener la paz e imponer justicia en el planeta.

Sin una Asamblea Mundial de los Pueblos de la Tierra el planeta estará en riesgo de caer en manos de un loco al estilo Trump, Bolsonaro u otros peores como el histrión tragicómico Adolfo Hitler. El sistema llegó a un grado de irracionalidad que debería de encender la alarma en todos los gobiernos democráticos de la Tierra, poner en manos de una sola persona el poder de desatar un guerra nuclear es lo más estúpido que nos puede suceder.

Across Frontiers, una organización no gubernamental afirmó que: "Para escapar de esta trampa se necesita un Nuevo Orden Económico Mundial, que incluya un nuevo sistema financiero y de crédito mundial basado en la capacidad productiva y en un sólo sistema monetario. La introducción a estos grandes cambios no puede ser iniciada a través de negociaciones bilaterales entre las naciones soberanas, sino que requiere de una acción colectiva de países no aliados y deudores bajo el trabajo de un nuevo sistema mundial de finanzas, regulado por una sola constitución mundial. Mediante la acción colectiva y organizada dentro del contexto del surgimiento de un parlamento mundial y una federación mundial, es posible la demanda de aceptación del nuevo orden económico mundial".

La humanidad está ante dos caminos para salvarse del colapso causado por el capitalismo salvaje: una sociedad sumisa, domesticada e hipnotizada, dominada por una élite que monopoliza el poder político, económico y militar y que impone gobiernos fascistas disfrazados de democráticos, o una sociedad gobernada democráticamente por una Asamblea Mundial de los Pueblos de la Tierra (AMPT).

El modelo de los pueblos originarios de México, la asamblea popular, es la solución democrática para salvar a la humanidad, de hecho, es la única solución.

jueves, 15 de noviembre de 2018

11,407. LA POETA URUGUAYA IDA VITALE, OBTIENE EL PREMIO CERVANTES DE LITERATURA.


Por el Dr. (c) Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente, investigador, ensayista, articulista y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

Ida Vitale, Montevideo (2 de noviembre1923), poetisa excepcional, pasó a ser la primera mujer uruguaya en recibir el denominado Nobel de las letras en español, el Premio Cervantes de Literatura. En una mañana primaveral de la capital uruguaya, sonó el teléfono de su departamento, y al recibir la noticia del Ministro de Cultura español, José Guirao; Ida replicó: “Los españoles están igual de locos que en la época de la conquista”.

El secretario de Estado español le comunicó el núcleo del Acta del Jurado: “El premio reconoce una trayectoria poética, intelectual, crítica, traductora de primer orden”. También el premio, “valora su lenguaje uno de los más reconocidos en español”. Guirao considera que pese a su edad “no hay dudas que lo recogerá. Es una mujer que responde como pocas a su apellido”.

Vitale miembro de la Generación del 45 uruguaya con escritores como Mario Benedetti, Idea Vilariño, Angel Rama y Juan Carlos Onetti, quien en 1980 obtuviera también el Cervantes; es representante de la poesía existencialista, y tiene una obra cuya característica son los poemas cortos.

A sus jóvenes 95 años, y disculpen la frase hecha, Ida es un ejemplo de vida; en unos días estará en México, específicamente en Guadalajara para recibir el premio de la Feria Internacional del Libro en Lenguas Romances, que se realiza en esa ciudad, siendo la más importante de América Latina. En su momento al recibir la noticia dijo: “Casi todo lo bueno me viene de México”.

Poetisa, traductora, docente, son las actividades que destacan en una vida tan prolífica y golpeada por el exilio. México en 1974 fue su destino que se extendería por 12 años, huyendo de la dictadura cívico- militar que se estableció en el país conosureño.

Como gratitud a lo vivido en tierras aztecas, Vitale escribió Shakespeare Palace: “Ojalá México siga siendo, como hasta ahora, un refugio para los que andan un poco perdidos por el mundo”. Palabras que hoy cobran gran vigencia cuando caravanas de centroamericanos, en su mayoría hondureños, cruzan este país con el objetivo de llegar a los Estados Unidos, y reciben en su travesía la solidaridad del pueblo y autoridades mexicanas.

Vitale gran amiga y discípula de Octavio Paz, formó parte del Consejo Asesor de la revista Vuelta. Fue docente en el Colegio de México, traductora para el Fondo de Cultura Económica. Ida está eternamente agradecida con México. Del Premio Nobel de Literatura 1990 dijo en una entrevista a El Universal en el 2015: “Era admirable su capacidad de trabajo, de estar siempre presente en temas desde muy amplios e importantes a otros pequeños, pero que los respetaba igual. Actuaba con mucho sentido de la solidaridad y se rodeó de un equipo joven”.

El fallecimiento de su esposo Enrique Fierro (1941- 2016), escritor y poeta uruguayo, hizo que un libro que estaba escribiendo debido a que “tiene que cumplir con México”, quedara suspendido. Es mi gratitud a México. Me vienen todos los nombres de mis amigos en 11 años. No tengo gratitud con otro país del mundo más que con México.

Posteriormente en 1984 regresará a Uruguay, en su momento declaró: “Dejamos México (con Fierro) cuando acá volvía la democracia y creíamos que era nuestra obligación volver”. Entre otras labores editoriales, se hará cargo de la página cultural del Semanario Jaque, en el que escribía la histórica Contratapa, Manuel Flores Mora “Maneco” y pertenecía a su hijo, Manuel Flores Silva.

Me recuerdo como estudiante de Periodismo aplicado a los Medios de Comunicación en Montevideo en esa época y cada viernes era cita obligada la compra de dicho semanario. En 1989 se fue nuevamente al exilio, esta vez a los Estados Unidos a Austin (Texas), hasta el fallecimiento de su esposo en el 2016, cuando retornó a Montevideo.

Para Ida, pese a las dificultades por las que atraviesa el mundo hoy; las prisas, el poder o el protagonismo mortal del dinero, la poesía perdurará y se leerá hoy y siempre”. El anterior galardonado con el Premio Cervantes, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, consideró que el premio es justo con Uruguay, un país de gran tradición y calidad en la poesía femenina.

Siempre se ha dicho impresionada por ese misterio que es la poesía: “No tengo nada claro como viene ese relámpago, sobre todo el primer verso es mágico, porque los demás vienen arrastrados”.  
      
Va un poema de mi autoría a esta extraordinaria poetisa ha sido inspiración para generaciones de escritores/as orientales entre lo que me encuentro:     
                                            
POESÍA IDA.

No todos los poemas están escritos
para que se entiendan.

                                       Ida Vitale.

Chamuyas de poesía con la luna del Sur,
mientras te acaricia una brisa celeste
anunciando un nuevo amanecer.

Se han consumido las velas,
y en tú entorno, flotan palabras sueltas
rodeadas de silencio.

Como un rítmico carrusel
caerán en tu regazo
y con tú pluma horadas la piedra
como el agua
y harás un poema piedra.
Islote, sutil, sensual.

Un poema indefinible,
inerme, inabarcable,
que conmueve, hace temblar,
quiebra soledades y da esperanza.

Mientras crepita la marea
en la Rambla montevideana,
el Río de la Plata trae aromas
de tierras lejanas,
que flotan en el último hálito del exilio.

Poesía marcada por la distancia,
letras parpadean perturbadas
las nubes giran con lentitud.

Hay niebla en los ojos,
brumas de nostalgia,
el poema Ida
como una quilla
hiende el mar
y se pregunta:

¿A cuántos versos de distancia estoy?