domingo, 17 de diciembre de 2017

10000. CÁRTELES, DUEÑOS DEL PAÍS

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ricardo Ravelo.
SinEmbargo. Diciembre 15, 2017. 12:05 am.





De acuerdo con un análisis de la agencia Stratfor, “la balcanización de los cárteles de la droga en México ha incrementado los niveles de violencia, tal y como ocurrió en 2016”. Gráfico: SinEmbargo

En la primera década de este siglo, el Cártel de Sinaloa comenzó su expansión y consolidación como la organización criminal más poderosa del planeta. Dos sexenios panistas le bastaron al capo Joaquín Guzmán Loera y a sus socios para convertirse en los más influyentes narcotraficantes de los últimos tiempos.

Sinaloa sólo competía con el Cártel del Golfo, uno de los más viejos que operan en México. Paralelamente, ambos grupos criminales competían con el Cártel de Juárez, afianzado con el poder de los hermanos Carrillo Fuentes, pero esta organización vino a menos tras la muerte de “El Señor de los cielos” y el encarcelamiento de Vicente Carrillo, quien antes de su captura vivía tranquilamente en Lerdo, Durango, al amparo de grupos panistas.

Durante el sexenio de Felipe Calderón –con quien comenzó a recrudecerse la violencia en el país por los yerros y desatinos de su guerra  –Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul” –quizá uno de los capos más hábiles y escurridizos que ha existido –propuso a sus socios sinaloenses crear una Federación de Cárteles. Su objetivo, se dijo entonces, era abatir la violencia exasperada que perturbaba el negocio del tráfico de drogas.

Así comenzó un largo proceso de negociaciones entre grupos antagónicos. Sinaloa se acercó a los del Golfo, sus acérrimos e históricos rivales, para proponer una tregua, primero, y una alianza, después. La propuesta no fue mal vista. Quizá apoyados por uno o varios resortes institucionales, el Cártel de Sinaloa trabajaba en la pacificación del país mediante negociaciones con sus rivales.

La idea no era descabellada. Y el gobierno sabía que la única forma de alcanzar la hipotética paz social era dejando al Cártel de Sinaloa tejer fino con otros grupos. Y en estos terrenos movedizos, Esparragoza Moreno se movía como pez en el agua.

El proyecto avanzó. Apoyado en ese tiempo por Ignacio Nacho Coronel, abatido después por la Marina, “El Azul” realizó varias cumbres en Tamaulipas. Habló con los jefes del Cártel del Golfo y sentó a Heriberto Lazcano Lazcano, “El Lazca”, jefe de Los Zetas, para negociar. Los del Golfo aceptaron la oferta. “Los Zetas”, en cambio, se levantaron de la mesa de diálogo y convocaron a una reunión en un campo deportivo de Nuevo Laredo para discutir, democráticamente, si era o no conveniente unirse a Sinaloa.

A ese capo deportivo acudieron todas las estacas de Los Zetas, es decir, todas las células que operaban en una veintena de entidades. Después de una larga discusión, Los Zetas, cual sindicato de obreros revolucionarios, decidieron que no se sumarían al Cártel de Sinaloa y que lo más conveniente era separarse del Cártel que los fundó.

Así fue como ocurrió una de las rupturas más drásticas de los últimos tiempos, se fracturaba un grupo criminal sólido, el Cártel del Golfo y su brazo armado se dividían no sin enfrentarse y provocar una guerra sin cuartel que en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León generó verdaderos baños de sangre.

Así fue como Los Zetas –quizá el grupo más beligerante de los últimos tiempos –se convirtió en cártel y emprendió la conquista de más territorios. Actualmente tiene presencia en veinte estados.

Ante la captura y extradición de Joaquín Guzmán Loera, la muerte de otros capos importantes, en Sinaloa se abrieron los caminos de la guerra. Familiares de Guzmán Loera se empezaron a matar por el control del cártel y otros grupos, sedientos de poder, como el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) aprovechó la debilidad de estos grupos en disputa para afincarse en los territorios que actualmente no tienen un control absoluto.

Es el caso de Sinaloa, Guerrero y Veracruz. En este último estado el CJNG arribó en el último año del gobierno de Javier Duarte. En ese tiempo ya tenían presencia en Tabasco y en el sur de Veracruz, combatían con lo que quedaba de Los Zetas –amos y señores de ese estado en otros tiempos –y se enfrentaron a la organización Nueva Generación. Hasta la fecha la guerra sigue en Veracruz frente a un gobierno panista que ya fue rebasado.

En los últimos cinco años, el CJNG es el que más ha crecido. Nació en Jalisco, donde opera con toda la impunidad por parte del gobierno de Aristóteles Sandoval –tiene una historia plagada de claroscuros –y ahora domina unos 17 estados de la República.

Bajo el mando de Nemesio Oceguera, quien es nativo de Michoacán, el CJNG consolidó su mercado en Estados Unidos. También en Europa y ahora incursiona en Asia. Exporta cocaína y, sobre todo, drogas de diseño. También explota los secuestros y su abanico de actividades criminales, cual empresa boyante, se explaya por doquier.

Desde que la violencia se recrudeció y alcanzó niveles de guerra –y no solamente por la presencia militar en el combate a este flagelo –en México todos nos preguntamos por qué la violencia no cesa en México. Hay muchas respuestas. Lo cierto es que ningún gobierno ha diseñado una estrategia integral y, al no existir, los niveles de impunidad siguen creciendo a niveles de escándalo.

La corrupción de los grupos criminales está más desatada que nunca, opera sin dique alguno que la contenga, lo que ha debilitado a las instituciones que no terminan se fortalecerse. La corrupción lo impide y las vuelve vulnerables y las hace ver atrofiadas frente a la violencia desenfrenada de los cárteles.

Pero existen otras causas que también vale la pena revisar: la pulverización de los grupos criminales. Frente al viejo anhelo del Cártel de Sinaloa de consolidar una Federación de narcotraficantes y con ello disminuir la violencia, lo que ha ocurrido en el país es que todos los cárteles se han dividido, se han atomizado y han surgido decenas y decenas de ramajes criminales por todas partes, células que tienen capacidad de generar tanta violencia como para poner en riesgo la gobernabilidad de cualquier entidad federativa.

De acuerdo con un análisis de la agencia Stratfor, “la balcanización de los cárteles de la droga en México ha incrementado los niveles de violencia, tal y como ocurrió en 2016”.

En un análisis de esta realidad –la pesadilla mexicana –la agencia también considera que otra severa limitación de la capacidad del gobierno mexicano para alcanzar algún tipo de acuerdo con los cárteles es que el panorama del cártel ha cambiado drásticamente.

Y explica: “Dos grupos principales (Guadalajara y Golfo) controlaron la mayoría del tráfico de drogas en México en los años ochenta. Incluso hace una década sólo había un puñado de grupos que controlaban la mayor parte de la actividad. Pero hoy las luchas intestinas causadas por la codicia y la sospecha, así como la decapitación causada por el arresto y/o asesinato de líderes del narcotráfico, ha llevado a la balcanización de los cárteles en México”.

Esta es la opinión de Scott Stewart, vicepresidente de análisis táctico de la agencia Stratfor. El añade que el gobierno mexicano no sólo parece sino que está rebasado ante esta violencia cada vez más severa y resulta evidente que el gobierno carece de una estrategia ni siquiera para llevar a cabo una negociación.

La realidad devora al país por más de una razón. En lugar de una Federación monolítica como Sinaloa, docenas de grupos de la delincuencia organizada se han fragmentado. Del mismo modo, lo que era el Cártel del Golfo es actualmente una constelación de bandas geográficas que a menudo están en desacuerdo y en la guerra permanente.

Incluso si el gobierno mexicano quisiera llevar a cano acuerdos para poner fin a la violencia e incluso si cada grupo en esta serie de bandas criminales estuviera dispuesto a recibir tal oferta, sería imposible llegar a algún tipo de acuerdo de paz integral con muchas partes, explica Stewart.

El escalamiento de la violencia no es nuevo, dice. Los homicidios vienen aumentando desde hace aproximadamente tres años por distintos factores: desde la creciente conflictividad social en el país –que ha dispersado las fuerzas del gobierno federal –hasta el auge que ha cobrado el robo de combustibles, un negocio al que no son ajenos ni políticos ni militares ni policías.

Según Stratfor, una causa que ha detonado la violencia de alto impacto en México es la expansión del CJNG. El repunte de las ejecuciones en Tamaulipas y Sinaloa –por citar sólo dos estados atenazados por la criminalidad –es que el CJNG ha incursionado a sangre y fuego a esos territorios.

Otra razón es la división de los cárteles, su descontrol en todo el territorio, la corrupción, la ausencia de una estrategia clara y de un proyecto policiaco integral. De ahí que el gobierno de Enrique Peña Nieto no tenga más alternativa que seguir militarizando el país, ahora con una mayor presencia de las fuerzas armadas, quienes tendrán más poder y atribuciones. La Ley de Seguridad Interior terminará por armar con mayor poder tanto a militares como a los marinos, a pesar de que dicen ya estar agotados de casi doce años combate contra los grupos criminales.

Según Emilio Gamboa –el trapecista del PRI en el Congreso, pues brinca de cámara en cámara cada sexenio o mínimo cada tres años –la aprobación de la Ley de Seguridad Interior no derivará en una mayor militarización del país. Pero todo está por verse, ya que de no ser así el país quedaría a expensas de los criminales, pues el 80 por ciento de los policías mexicanos operan ligados con las bandas del crimen organizado.

Y, peor aún, muchos gobernadores han pactado con el narcotráfico y gobiernan amasando fortuna y de espaldas a la guerra criminal que destroza todos los días un pedazo de país.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ricardo Ravelo.
Ricardo Ravelo Galó es periodista desde hace 30 años y se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad nacional. Fue premio nacional de periodismo en 2008 por sus reportajes sobre narcotráfico en el semanario Proceso, donde cubrió la fuente policiaca durante quince años. En 2013 recibió el premio Rodolfo Walsh durante la Semana Negra de Guijón, España, por su libro de no ficción Narcomex. Es autor, entre otros libros, de Los Narcoabogados, Osiel: vida y tragedia de un capo, Los Zetas: la franquicia criminal y En manos del narco.

9999. EL (PRIMER) AMOR.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Julieta Cardona.
SinEmbargo. Diciembre 17, 2017. 9:13 am.





“Eso que sientes”. Foto: Sofía Guerra (@soufiee)

Nos las dábamos de querernos como nadie, como dos Evas arrojadas en el mundo, solas, sin dioses. Pero nos dedicábamos las canciones pop que salían en la radio, la música de fondo de las películas de moda que nos hacían llorar aunque dijéramos que no, y eso sí: siempre nos importó un pimiento hacer ridículos cuando una se iba de la ciudad de la otra: corríamos detrás de los autobuses llenos de maletas vacías y almas pegadas a la ventana; nos perseguíamos, ¿recuerdas?, más por amor destejido que por drama.

No teníamos dinero para vivir donde mismo –y, bueno, también éramos algo adolescentes– pero cuando conseguiste tu primer trabajo, gastabas cada céntimo de tu salario mínimo en comprar pasajes baratos que nos llevaran adonde la otra. Nos despedíamos en los andenes con un dolor tremendo, seco, como salido de una prensa gigante que nos apachurraba el tórax.

Tú me agarrabas las manos, las juntabas y, ahí, en medio de toda la gente que, como tú y yo, tenían otros destinos ya marcados por un boleto de autobús, hacías algo que apenas entendía: soplabas quién sabe qué cosa –alguno de tus poemas desabridos, quizá– y yo lo llevaba entre mis dedos todas las horas que duraba el camino en carretera.

Usábamos el mismo cepillo de dientes y nos escribíamos largas cartas de amor con una escritura que, de lo descuidada, dolía por tanta promesa rota sin querer. No entendíamos nada de sexo pero igual nos desnudábamos y, entre malabares que nos mataban a carcajadas, sentíamos cómo nos brotábamos entre las piernas.

Teníamos tantas ganas de que todo nos saliera bien, que nos besábamos las pestañas y nos jurábamos cosas imposibles y en voz bajita para que no escucharan nuestros padres. Voy a robarte, me decías, y se me brotaban las ilusiones nada más de inventarnos un lugar sin caminos opuestos ni geografías estúpidas.

Duramos algo, habrán sido dos, tres vidas de corridito. Y nos hicimos, no sé, distintas. Así pasa, ¿no?, cuando vas acomodándote la vida y las consecuencias. Luego, digamos ya al final, nos hablábamos borrachas de madrugada porque no sabíamos cómo era vivir sin la otra. Tampoco entendimos un gramo de eso durante un buen tiempo. «Vuelve a mí», nos escribíamos. Pero nunca volvimos.

Y, bueno, ahora con todas las historias que nos pasaron por encima e incluso con el delirio que nos arrollamos tú y yo, te veo infinita y más resuelta, más mujer, más todas las cosas del mundo. Me preguntas algo que no puedes preguntarle a cualquiera, supongo, porque no cualquiera sabría de qué se tratan los leones que te viven adentro de los ojos. Y bien, ¿cómo me veo?, me dices. Y yo no se cómo decirte que el primer amor se mueve aunque una le haya cortado el pescuezo. Así, a la mierda. Aunque una crea que lo destripó con las manos. Así, a carne viva.

¿Te gustó? Compártelo:


Por Julieta Cardona.

9998. EMPOBRECER Y REPRIMIR.

REPORTE- Z


Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Empobrecer y reprimir.


Ningún hombre es tan tonto para desear la guerra y no la paz; pues en la paz, los hijos llevan a sus padres a la tumba, y en la guerra son los padres quienes llevan a sus hijos a la tumba. Heródoto (484-425). Historiador griego.

El sueño se transformó en pesadilla. La partidocracia mexicana impuso la represiva Ley de Seguridad Interior (LSI) obedeciendo a Peña Nieto, que a su vez, obedeció a sus amos, los Señores de la guerra. 

Pero, ¿qué hay detrás de la imposición de la LSI? No hay hechos aislados, todo es parte de un plan que va más allá de las fronteras nacionales. En Estados Unidos el retrógrada Trump impuso una reforma fiscal que beneficiará a los más ricos, adicionalmente sigue su plan de recortes a los beneficios sociales, en especial en educación, salud y alimentación.

En el norte y en el sur los gobiernos trabajan para los ricos, ellos, los millonarios, se apoderaron de las instituciones y en Estados Unidos y México y América del sur se imponen políticas cuyo objetivo es empobrecer y reprimir, todo en un clima de violencia y militarización, un plan perverso que se impone contra la voluntad del pueblo.

La desigualdad (unos pocos millonarios que monopolizan el poder y la riqueza y millones de desposeídos), es fruto de un plan perfectamente diseñado que se pone en práctica en todo el continente.

La desigualdad no ocurre sólo en nuestro país, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) coloca a Estados Unidos en el lugar 35 de 37 países, es decir que está en los últimos lugares, solo superado por México y Chile que están peor que los gringos, Chile, México y Estados Unidos son los países con más desigualdad en el mundo. Con 40 millones de pobres (al menos 10 millones son jóvenes) y más de medio millón de personas que viven en la calle, la cifra de pobres en el vecino país aumenta cada día, el número se incrementará notablemente con las reformas realizadas recientemente por el gobierno de Trump.

Estados Unidos es también el campeón de la obesidad y de la mortalidad infantil, México, como fiel seguidor de las políticas neoliberales que impone en Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, está en los primeros lugares de obesidad, con todos los problemas que conlleva esto.

Estados Unidos va camino a convertirse en la sociedad más desigual del mundo; no solo se trata de expansión de la pobreza y concentración de la riqueza, con los recortes a los programas sociales, también de las políticas represivas, violentas contra los pobres. Estados Unidos es la sociedad más violenta del planeta su gasto militar es más alto que China, Arabia Saudita, Rusia, Reino Unido, India, Francia y Japón, juntos, no sólo eso EUA es el país con más cárceles.

La LSI es la continuación del plan del Comando Sur que comenzó su fase dura con la guerra contra las drogas de Felipe Calderón, con Peña Nieto, sigue adelante.

El plan empobrecer y reprimir sigue adelante en el continente, en Argentina el gobierno recortará las pensiones, para controlar las protestas ciudadanas, ha sacado al ejército a las calles, lo mismo harán en México, en Honduras, en Brasil y en todo el continente; los Señores de la guerra están detrás de esta avalancha violenta contra los pueblos de nuestra tierra.

¿Votarás por los que han impuesto un plan perverso de empobrecimiento y represión de los pueblos?

9997. NI CON VILLANCICOS.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

SECCIÓN
Opinión.

Por Jorge Zepeda Patterson.
SinEmbargo. Diciembre 17, 2017. 12:00 am.

“En materia de horas la clase política asestó una puñalada tras otra como si quisiera confirmarnos, de una vez por todas…”
Fotos: Cuartoscuro.

Espero que su aguinaldo haya sido copioso, sus posadas aún más copiosas o la expectativa de un buen regalo navideño endulce su semana. Algo que compense la andanada de infamias que la vida pública atizó a los mexicanos durante los últimos días. En materia de horas la clase política asestó una puñalada tras otra como si quisiera confirmarnos, de una vez por todas, que con ella no hay manera de contar. Y para demostrarlo:

1.- Los escándalos de Odebrecht alcanzaron ya al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski; su congreso decidirá el próximo jueves si es o no destituido por “incapacidad moral” debido a sus turbios vínculos con la constructora brasileña. En México, en cambio, se ha mostrado hasta la saciedad las relaciones (y depósitos) que recibió Emilio Lozoya durante la campaña presidencial de hace seis años y luego como titular de Pemex, pero el proceso sigue empantanado. Más aún, el primer fiscal que se atrevió a acusarlo, el de delitos electorales, fue corrido ignominiosamente. Por cierto, resulta interesante la figura “incapacidad moral” que contempla la constitución peruana. La aplicación de ese concepto en México dejaría discapacitados prácticamente a todos los funcionarios y legisladores. En nuestro país, ya se sabe, “Moral” es tan solo un árbol que da moras. Punto.

2.- Elba Esther Gordillo se va a su casa. Y ahora ni siquiera se toman la molestia para disfrazar lo que no ha sido más que una farsa: apenas unas horas después de que el Panal firmara una alianza para apoyar al candidato del PRI, José Antonio Meade, las autoridades concedieron el arraigo domiciliar a Elba Esther Gordillo, fundadora y mandamás en la sombra de ese partido. Resulta que siempre estuvo en una clínica de Polanco y ahora se irá a su casa a cambio de apoyar al PRI. ¿Así o más claro que el sistema de justicia es, cuando lo requiere, una extensión de los intereses políticos facciosos de la presidencia?

3.- El Senado aprobó la controvertida Ley de Seguridad Interior haciendo caso omiso de la ola de indignación que provocó en la opinión pública lo que ha sido visto como una legitimación de la intervención del ejército en la vida de los ciudadanos. La oficina de Derechos Humanos de la ONU, expertos y diversas organizaciones sociales habían hecho un llamado al Congreso mexicano para detener una ley que potencia la violación de los derechos civiles y ofrece, entre otras cosas, una cobertura legal a la instauración del Estado de sitio de manera unilateral por parte del Presidente y las fuerzas armadas.

4.- Con diferencia de días se consumaron dos alianzas electorales que constituyen una burla para los ciudadanos. El PAN y el PRD limaron asperezas y acordaron ir juntos en candidaturas para la presidencia, las gubernaturas y el congreso en los comicios del año que entra. Un maridaje forzado de dos partidos que en principio postulan una ideología contrastante. Conservadora por parte del PAN en asuntos relacionados con la intervención del Estado en la economía, la educación privada, el aborto y la homosexualidad, la familia; de izquierda por parte del PRD con posturas en principio diametralmente opuestas sobre los mismos temas. Pedirle a los simpatizantes perredistas que voten por un candidato conservador para llevarlo a Los Pinos o solicitar a los panistas que sufraguen por un socialista o equivalente para la Ciudad de México, termina por traicionar convicciones e ideologías en aras del oportunismo político. En teoría existen diversos partidos políticos porque cada uno de ellos sostiene una agenda ideológica que representa a un segmento de la sociedad; el hecho de que terminen siendo membretes intercambiables prostituye el sentido mismo para el que fueron creados: ser canales de representación de los distintos intereses de la comunidad.

5.- La alianza entre Morena y el PES es también un amasijo impresentable. El Partido Encuentro Social, vinculado a organizaciones religiosas protestantes, no hace ningún esfuerzo en ocultar que entre sus principales banderas ostenta su oposición al aborto o a la diversidad sexual, por no hablar del matrimonio entre homosexuales. Un partido que había nacido prohijado por el propio PRI (se le relacionaba, incluso, con Osorio Chong, precandidato frustrado a la presidencia). Si bien Morena no había hecho suyas las reivindicaciones relacionadas con los llamados nuevos derechos civiles en materia de diversidad de género y equivalentes, el hecho de que entre sus simpatizantes se encuentren miembros visibles de comunidades vinculadas a la lucha por tales derechos, suponía una empatía tácita con estas banderas. La alianza electoral con el PES constituyen una bofetada a tales grupos y así ha sido interpretada. Jesusa Rodríguez y otros miembros de la comunidad LGBTTI cercanos a Morena protestaron con acritud la alianza; intelectuales y personalidades favorables a López Obrador, Elena Poniatowska entre otras, se manifestaron en contra.

Lo dicho, una semana para recogerse en el espíritu navideño intrafamiliar porque está visto que la cosa pública y sus personeros está para llorar.

¿Te gustó? Compártelo:

@jorgezepedap


Por Jorge Zepeda Patterson.
Es periodista y escritor.

9996. A CALDERÓN ME DA PENA VERLO. DA VERGÜENZA VER LA BAJEZA DE SUS COMENTARIOS: PRESIDENTE DEL PAN.

Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Linaloe R. Flores.
SinEmbargo. Diciembre 17, 2017. 12:05 am.

Damián Zepeda Vidales, recién nombrado en la presidencia nacional del Partido Acción Nacional, habla de sus viejas esperanzas, las que tuvo cuando Vicente Fox y Felipe Calderón llegaron a la Presidencia de México con los colores albiazules.

ABRAN ESTA LIGA PARA VER EL VIDEO.

“No cambiamos el régimen, permitimos que las viejas estructuras priistas clientelares continuaran operando”, lamenta el hombre que sustituyó a Ricardo Anaya Cortés en la silla principal de Acción Nacional, el instituto de derecha, fundado en 1939 por Manuel Gómez Morín.

De cara a las elecciones de 2018 manifiesta que su confianza se encuentra en la coalición “Por un México al Frente”. A Margarita Zavala dice respetarla, pero critica que su razón para renunciar al PAN haya sido una candidatura y no una razón ideológica sometida a debate, como ha ocurrido en la historia del partido. A su esposo, el ex Presidente Calderón, quien promueve su aspiración a la Primera Magistratura, le señala un marcado conflicto de interés al grado de exclamar: “Me da pena verlo”.

ADEMÁS
Sin un solo voto popular, con 38 años, Anaya trepó a la cima en un viaje marcado por las traiciones.

Ciudad de México, 17 de diciembre (SinEmbargo).– Dice que en 2000, cuando tenía 22 años de edad, entró al Partido Acción Nacional con un sueño: cambiar al país. Era un momento histórico porque después de siete décadas por primera vez la Presidencia de la República no la ganaba el Partido Revolucionario Institucional. El partido triunfante era el PAN, el opositor más antiguo (nacido como contraparte del cardenismo) y el representante más fiel de la derecha mexicana. Tenía como candidato a Vicente Fox Quesada, un empresario guanajuatense que había gobernado su estado.

Damián Zepeda está sentado 17 años después, en el despacho principal de Acción Nacional, con el cuadro de Manuel Gómez Morín –el fundador- detrás de sí. Hace apenas días que tomó posesión como presidente nacional después de la renuncia de Ricardo Anaya quien aspira a convertirse en el candidato a la Presidencia de la República de la coalición Por México al Frente.

Ya no cree que Fox sea la encarnación de la esperanza, ni que haya logrado virar el país hacia un cambio.

Tampoco lo cree de Felipe Calderón Hinojosa quien, también panista, sucedió a Fox. Del primero dice que le da “mucha tristeza” verlo donde está ahora, (cerca del PRI). Del segundo dice: “Me da pena verlo, escucharlo […] En el PAN dimos todo por llevarlo a ser Presidente y hoy su conflicto de interés es terrible. Da pena ver la bajeza de sus comentarios”.

De los dos, de Fox y Calderón, el presidente nacional del PAN dice que perdieron la gran oportunidad histórica de romper con el régimen priista cuya inercia era –es- la corrupción, la impunidad, el autoritarismo y la violencia.

Fox da tristeza y Calderón, pena: Damián Zepeda. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

***
–¿Qué PAN recibiste?

–Un PAN fuerte, competitivo, que ha venido recuperando la confianza de la ciudadanía. Yo fui Secretario General en fórmula con Ricardo Anaya. Competimos por la dirigencia nacional. Ambos fuimos votados. Juntos nos pusimos como reto recuperar la confianza de la ciudadanía. Dos años después pasamos de cinco gobiernos estatales a 12. De casi 350 municipios a 570. Gobernamos a más de 40 millones de personas. Tenemos mayoría en bastantes congresos estatales. Somos el partido político que más capitales gobierna en este país. Claramente el PAN ha venido recuperando la confianza de la ciudadanía. Sin embargo, creo que hubo la humildad y la madurez para reconocer el momento histórico que vive el país, el gran reto que tenemos de cara a 2018. En ese sentido sumamos esfuerzos con el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano y sociedad civil para establecer la coalición que inició con el frente ciudadano por México y el de la coalición electoral por México al frente con el que queremos transformar al país. Ese es el PAN al que yo llego y tomo protesta. Tan sólido que logró establecer esta alianza y que hoy tiene retos muy claros de cara al futuro.

–Hablas de “recuperar” la confianza. La crisis de credibilidad de los ciudadanos en los partidos políticos es altamente notoria con su punto más alto en las elecciones de 2015. ¿Qué piensas?

–Es evidente que la ciudadanía está cansada del sistema que tiene. Y en el sistema entran los partidos políticos y dentro de los partidos políticos está el PAN. Tenemos que reconocer eso. Un problema no lo puedes solucionar si no partes del reconocimiento de que existe. Nosotros hicimos ese reconocimiento. Es evidente que había ese desgaste en los ciudadanos. Hay que saber escuchar y decir bueno, ¿por qué está pasando esto? Porque no hay resultados. Porque están viendo un gobierno corrupto, autoritario, ven la violencia. Este año va a ser el más violento de las últimas décadas del país. De un Gobierno que no respeta la libertad de expresión que espía a los periodistas, a los activistas de derechos humanos, a los partidos políticos como fue el PAN. Hay una desilusión hacia los Gobiernos en general. El PAN tiene que ser la solución y no los problemas. Empezando por poner a los mejores perfiles, gente honesta, gente íntegra, que represente a los ciudadanos, que sean congruentes con sus formas de pensar, votando de manera adecuada en la Cámara de Diputados, Senadores, en los congresos locales. Teniendo buenos gobiernos. Ahora bien, hay que cumplir … Hoy, el dilema está clarísimo. Continuidad o cambio. Es un dilema que desde hace mucho tiempo existe, pero hoy está completamente transparente. Esa va a ser la decisión que tienen los ciudadanos. Por un lado, quien ofrece continuar lo que se está haciendo hoy. Ahí está el candidato del PRI que lo definió el Presidente de la República, que han hecho toda una parafernalia con bombo y platillo para tratar de decir que es distinto, perdón ¿Distinto? Los cinco años de Gobierno ha sido Secretario y yo no escuché una sola crítica ni con el pétalo de la rosa hacia los casos de corrupción, hacia la impunidad, el autoritarismo, hacia la violencia, nada, jamás. Y hoy ni siquiera lo digo como ataque porque a las personas hay que respetarlas, lo que representan es contra lo que estamos combatiendo, pero él mismo se está esforzando por decir que lo hagan suyo, que está orgulloso de lo que el PRI ha hecho, que México debe aplaudir y reconocer lo que el PRI le hada dado, que EPN ha hecho un excelente Gobierno. Y cuando le preguntan si va a hacer algo en casos de corrupción, titubea y se sale por la tangente. Él representa al sistema y lo va a defender. Está bien. Es su decisión. Si los mexicanos creen que México va por el camino correcto, si no les molesta la violencia, el autoritarismo, la falta de libertades que este Gobierno impulsa, esa es su opción.

Nosotros en el PAN y en el frente formamos parte del 80 por ciento de los mexicanos que creemos que México tiene que cambiar, que creemos que no es posible esta violencia, que creemos que no puede ser posible esta corrupción, que tenemos que romper el pacto de impunidad que existe que es evidente. Hoy nos quieren decir que han apresado a Gobernadores, perdón, pero sólo han apresado a aquellos que han perdido sus elecciones y por la presión que los gobiernos de la alternancia hemos hecho y los han agarrado fuera del país, no no es cierto que han hecho un combate a la corrupción. Quienes estamos en el cambio tenemos dos opciones, una es una opción que voltea al pasado con Andrés Manuel López Obrador y Morena, con propuestas de hace décadas que ya fracasaron y que tienen en una tragedia a países como Venezuela. Esa es una opción de cambio, pero cambio a condición de pasado. La otra opción es la que nosotros queremos representar, la que nosotros representamos, en el PAN o en el Frente es un cambio con visión de futuro, con propuestas innovadoras para los problemas graves que venimos impulsando un cambio de régimen.

–Desde 1939, el PAN puede ser estudiado en diferentes etapas históricas. Están los fundadores con su idea de oposición leal, la hegemonía católica o los neopanistas. ¿Con qué piensa que será identificada su presidencia?

–Lo que te diría es que (será) una mezcla del pasado que nos creó los principios que nos motivan, pero también entendiendo que hay que voltear hacia el futro. Lo que México requiere del PAN son soluciones inteligentes a los problemas que tienen los ciudadanos. No se trata de venir y de cambiar las generaciones. Se trata de un diálogo de generaciones en donde podamos tomar lo mejor del pasado y del presente para ir fuertes hacia el futuro.

Damián Zepeda: Meade representa al sistema actual y lo va a defender. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

–Respecto a la opinión que tiene usted de José Antonio Meade. Se trata de un hombre que estuvo en un equipo panista, ¿qué dice al respecto? Y de paso, ¿existe eso que llaman PRIAN?

–Él nunca estuvo en el PAN. Más bien siempre ha tenido tendencia priista. Estuvo colaborando en un Gobierno muy particular en el que tuvo relaciones con algunas personas. Mi crítica es a lo que representa. Nosotros creemos que hubo grandes avances en los Gobiernos del PAN (Vicente Fox, Felipe Calderón), sin duda alguna principalmente en materia de Transparencia, Seguro Popular, estabilidad económica inversión e infraestructura. Eso no implica que no reconozcamos que tuvimos temas en los que quedamos a deber. Principalmente, no cambiamos el régimen, permitimos que las viejas estructuras priistas clientelares continuaran operando…

–¿En dónde reconoce el PAN a la izquierda? ¿En Morena? ¿En el PRD?

-Creo que el debate o la clasificación izquierda o derecha o centro está rebasada. Si se hace una revisión de las plataformas del PAN, PRD y MC, se encontrará una gran coincidencia en lo fundamental. Tenemos diferencias, sin duda alguna. Pero hicimos un ejercicio que privilegiara las coincidencias en lugar de las diferencias y logramos una plataforma común. Yo coincido con la afirmación que hizo Krauze que los problemas de México hoy no son ideológicos. Son reales, de política pública, de decisiones concretas… La corrupción no es ideológica.

–¿Pero cuál es el partido al que reconocen en la izquierda?

–Sí creo que el PRD es un representante de la visión de izquierda en el país. (Con este partido) hemos estado haciendo un ejercicio de coincidencia. Tenemos una plataforma que claramente delinea nuestro programa en materia económica, impunidad, combate a la pobreza y desarrollo económico. Principalmente (aspiramos) al cambio de régimen. Hay temas en los que diferimos, sin duda y cada quien tiene que mantener su esencia.

–Margarita Zavala Gómez del Campo no estuvo en ese consenso. ¿Qué piensa de su salida del partido y qué futuro le avizora?

–A la persona le tengo respeto. Pero soy una persona que dice las cosas como son. Ella, al final del día quería una candidatura. No quiso esperar los tiempos porque se le vencían los plazos para irse como independiente. Se le informó que seguramente sería una votación de militantes, como (ha ocurrido en) la historia democrática del PAN. Tomó su decisión personal. Ella no se fue por una cuestión ideológica ni de principios, ni por un gran debate como en otros momentos ha pasado en el PAN, cuanto otros han dicho que se van, y es muy respetable. Ella quiso irse. Adelante, se fue. Punto.

–¿Fue un pleito con Ricardo Anaya?

–Más que pleito fue una diferencia de un planteamiento en que se debía garantizar la candidatura. La ley marcaba una precampaña, una definición de método. El método con el cual hoy vamos a elegir a candidato presidencial es el mismo con el que se eligió a Felipe Calderón. Es el mismo con el que se nombró a Josefina Vázquez Mota. Entonces fue democrático y va a ser democrático.

ADEMÁS
Tantos candidatos de derecha se canibalizarán el voto y dejarán solo a AMLO, calculan analistas.

–Hablando de la persona con la que colaboraba Meade, una persona que se llama Felipe Calderón Hinojosa, ¿cómo evalúas su gestión presidencial y qué piensas de su figura política?

–En el PAN todos estuvimos orgullosos de nuestro Presidente. Hubo grandes avances en la materia y también hubo grandes temas en los cuales no estamos de acuerdo. Yo diría que fue un sexenio muy positivo. Se destaca principalmente en inversión en infraestructura. No ha habido otro sexenio con esos números de inversión. Eso está a la vista en el país. Creo que es una persona de carácter que tomó decisiones valientes para México. No comparto esta idea de la guerra planteada de esa manera (la política de Seguridad de Felipe Calderón que dejó miles de muertos, desaparecidos y desplazados), no dejo de reconocer que fue una decisión tomada de buena fe pensando en que eso era lo que necesitaba el país para acabar con la violencia que tenía. (Pero ahora) hay un tema de seguridad que tenemos que reevaluar y hacer un planteamiento distinto. No creo que ese sea el camino. Quizá lo que a mí en lo personal difiero de fondo es que no se haya separado de las estructuras priistas. Vimos al Estado de México como la entidad que más recursos recibió. Vimos que la educación fue dada a manos del sindicato y particularmente a Elba Esther Gordillo. Pues no. No puedo estar de acuerdo con eso.

Creo que fue un buen Gobernante, pero hay que tener autocrítica. No es deslealtad. Si hay que identificar retos, esos son los retos que veo. Ahora, a la persona me da pena verlo, escucharlo, con alguno de sus comentarios. Yo respeto mucho a la investidura. En el PAN dimos todo por llevarlo a ser Presidente y hoy su conflicto de interés es terrible. Da pena ver la bajeza de sus comentarios.

–¿Algún comentario más marcado que el otro?

–Muchos. Hacia la dirigencia … (Pero) no hay que rebajarse. Cuando ves que alguien se rebaja, hay que dejarlo que se rebaje solo. Sus comentarios han sido muy lamentables. Sus comentarios con respecto al PAN carecen de la más mínima objetividad. Por una sencilla razón, su esposa quiere ser candidata compitiendo contra el PAN.
Así de claro lo digo.

–¿Cuál es tu evaluación de Fox?

–Hace mucho que no es panista. Todos nos motivamos, nos entusiasmamos de participar en política con ese gran momento. Yo entro al PAN en ese momento. Recuerdo todavía perfecto la celebración en la plaza. Tenía 22 años. Todavía recuerdo ese momento con mucha emoción. Creo que se hicieron grandes cosas, las reformas en materia de transparencia en su tiempo fueron muy positivas, en salud, la estabilidad económica como la de él como Calderón fue algo significativo. Sin embargo, la autocrítica te lleva a decir: no rompimos el sistema. Era la gran oportunidad. La gente esperaba que acabáramos con todas esas redes y tejidos de corrupción en el país y parecería que no se hizo. Hay que aceptarlo. Bueno, la verdad que sí da mucha tristeza que quien luchó por sacar al PRI de Los Pinos, quien motivó a todo el país para hacerlo, pues parecería ahí (el PRI) lo tiene muy cerquita.

–La primera Ley de Transparencia es un logro atribuido a un Gobierno emanado del PAN. Tú no has presentado tu declaración patrimonial en la iniciativa 3de3. ¿Planeas presentarla?

–Por supuesto que sí. Siempre he declarado cuando he tenido una responsabilidad pública. La haré con mucho gusto. La estamos ya preparando para presentarla. Fuimos unos impulsores como secretario general que estuviera en su máxima expresión y tuviera máxima publicidad. Lamento que se hayan puesto algunos candados.

–¿Eres dueño de la empresa en Sonora “Zepeda Maderas y Servicios”?

–Mi familia. Mi padre lo es. Yo tenía acciones e hicimos un cambio en la sociedad. Mi padre es el que tiene las acciones en este momento. Él es el que lleva el negocio.

Ricardo Anaya es el político más transparente del país. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

–El episodio de los escándalos inmobiliarios de Ricardo Anaya en la prensa nacional, ¿que dejó?

–Ricardo Anaya, te lo digo en su calidad de dirigente, es hoy por hoy el político mexicano que tiene más transparencia en el país. Nadie ha transparentado los flujos, los ingresos, todo, como él. Fue fruto de una maquinaria de ataque de parte del Gobierno. 25 primeras planas en 60 días no es normal. Más de mil notas en diferentes medios de comunicación no es normal. Había una ofensiva para destruirlo. Creo que diferente a lo que buscaban lo fortalecieron. Es lo más bajo que puede hacer un Gobierno. Él no tiene un solo dato indebido. Ha estado transparentado todos los ingresos que tienen él y su familia. Metieron a la familia de la esposa como si fuera un cártel. Hasta a los hermanos del suegro, gente que los has visto una vez en su vida. Y fue aclarando punto por punto. Documentó cómo estaba todo desde antes de que él naciera. Les ganó todas. Tuvo su juicio de réplica y lo ganó. Es un hombre valiente. Salió adelante y salió fortalecido.

–En 2018, ¿habrá más guerra sucia?

Sin duda. Así lo entiende el Gobierno. Por eso queremos cambiar al Gobierno. Queremos garantizar que eso no vuelva a suceder en México. Tiene que respetarse a la gente…

–Ni en contra de López Obrador…

–Claro que no. En contra de nadie debe existir. Quien simpatice con el señor, adelante…

–¿Ni aquello de que es un peligro para México?

–Nosotros tenemos una opinión de sus propuestas. Creemos que son populistas. Pero es una opinión. Eso no significa que vas a agarrar recursos públicos y vas a mover a toda tu maquinaria para tratar de destruir a una persona. Compite con ideas. Pon las tuyas en la mesa, dile a la ciudadanía lo que estás pensando. Por qué crees que eso es voltear al pasado. Por qué crees que sus políticas económicas están equivocadas. Por qué crees que es mejor nuestra estrategia en materia de seguridad. Por qué crees que verdaderamente aquí se va a luchar contra la corrupción y que él no cambió nada cuando fue Jefe de Gobierno. Creo que eso es la manera de la democracia de convencer.

–¿Qué hacía usted en La Habana?

–Hice un curso. Cuando estuve en la Universidad fuimos […] Tuvimos un viaje cultural con el Doctor Soto La Madrid, un gran jurista reconocido a nivel nacional. Fue una visita académica.

ADEMÁS
Datos duros: El PAN se fue por un tobogán de derrotas con FCH, y hasta 2016-2017 asomó la cabeza.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Linaloe R. Flores.

sábado, 16 de diciembre de 2017

9995. LA IMPUNIDAD EN MÉXICO HIZO DE 2017 UN AÑO DE AMENAZAS Y CÁRCEL CONTRA LOS AMBIENTALISTAS: ONGS.

 Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Ivette Lira.
SinEmbargo. Diciembre 16, 2017. 8:00 pm.





La lucha de los defensores de los derechos humanos ha sido cada vez más perseguida durante los últimos años y 2017 no fue la excepción. Incluso, en noviembre pasado, John Knox, Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Medio Ambiente y Derechos Humanos, manifestó –durante una visita no oficial al país– que existe un problema grave para los ambientalistas de todo el mundo, quienes están siendo asesinados principalmente en países latinoamericanos, incluido México.


Ciudad de México, 16 diciembre (SinEmbargo).– El derecho a un medio ambiente sano está erigido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y –en teoría– el Estado debería garantizarlo, sin embargo, en reiteradas ocasiones se convierte en el actor que lo violenta y cuando los activistas luchan por protegerlo son criminalizados, golpeados e incluso asesinados. Aunque algunas de las empresas a las que los defensores se oponen, ya sea por la contaminación, uso ilegal de los territorios o extracción de recursos naturales, se convierten también en enemigas de los activistas.

 “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”, se lee en el Artículo Cuarto de la Carta Magna.

Pero la realidad para los defensores del derecho a un medio ambiente sano no ha sido muy favorable durante los últimos años y 2017 no fue la excepción. Incluso, en noviembre John Knox, Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Medio Ambiente y Derechos Humanos, durante una visita no oficial en el país manifestó que existe un problema grave para los ambientalistas, quienes están siendo asesinados principalmente en países latinoamericanos, incluido México .

ADEMÁS
 Mayas denuncian clima de hostigamiento por consulta de siembra de transgénicos en Campeche.

Aquella ocasión, desde el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), el Relator aseguró que durante los últimos años han sucedido dos asesinatos de activistas cada día alrededor del mundo en promedio y los defensores indígenas que defienden sus territorios han sido el blanco principal.

El recuento de lo que fue 2017 para los defensores del medio ambiente en el país gobernado por Enrique Peña Nieto no resulta alentador:

Apenas a mitad del primer mes del año, el 15 de enero, Isidro Baldenegro, condecorado con el Premio Ambiental Goldman, fue asesinado. El defensor tarahumara encabezó una campaña contra la tala ilegal en las montañas de la Sierra Madre, en Chihuahua.

En marzo, John Joseph Moreno Rutowski, abogado y activista, fue encarcelado. Vivió 95 días tras las rejas sin pruebas de que haya cometido ilícito alguno y en entrevista para este medio, tras su salida, aseguro que detrás del intento de criminalizarlo está la inmobiliaria Mira Companies, vinculada a Jerónimo Gerard Rivero, cuñado del ex Presidente de México Carlos Salinas de Gortari.

ADEMÁS
 “Estamos hartos de corrupción y mentira”, dice activista preso por enfrentar al cuñado de Salinas.

En junio, el hostigamiento contra el líder yaqui Mario Luna Romero, opositor a la operación del Acueducto Independencia y quien permaneció encarcelado por más de un año por la lucha contra el proyecto, surgió de nuevo, pues el activista fue blanco de un atentado en su hogar. En aquel momento, dijo que el ataque pudo venir del propio Estado y/o empresas.

Al mes siguiente, en el Paseo Tollocan de Toluca, Estado de México, activistas que se encontraban defendiendo la vida de 175 árboles, fueron golpeados y amenazados de muerte y una de las mujeres sufrió abuso sexual por parte del comando agresor de aproximadamente 30 personas.

A lo largo del año, y, principalmente durante el mes de agosto, líderes de comunidades mayas en Campeche denunciaron hostigamiento durante el proceso de consulta para la siembra de soya transgénica e incluso señalaron a las propias autoridades de llevar a cabo “una estrategia de división” con el fin de desarticular la organización de los pueblos.

El mes pasado, Misael, hijo del activista indígena Ildefonso Zamora quien permaneció nueve meses encarcelado durante 2016, acusó que se han perpetrado nuevos hostigamientos contra la familia defensora de los bosques en San Juan Atzingo, Estado de México.

ADEMÁS
México protege a Monsanto y más productores de transgénicos por intereses, acusan comuneros.

ACTIVISTAS ACUSAN AL ESTADO

Sobre el tema, el activista John Moreno aseguró en entrevista para SinEmbargo que durante el año que está por concluir se ha visto un incremento en las amenazas que existen en contra de los protectores del medio ambiente.

Asimismo, agregó que ha habido un aumento en la persecución hacia ellos por parte del propio Estado: “buscan callar las voces y tratar de autorizar y emprender los grandes proyectos de desarrollo sin importar las consecuencias humanas, legales, sociales y medioambientales”.

En el país, dijo, “carecemos totalmente de medidas de protección y hay una flagrante embestida emprendida desde las autoridades y de la iniciativa privada”.

ADEMÁS
Por las peores razones y por las causas más justas, el Edomex se vuelve un semillero de activistas.

Por su parte, el defensor yaqui Mario Luna comentó: “creemos que a los [defensores del medio ambiente] este año nos fue muy mal. Hay una respuesta verdaderamente nula en cuanto al respeto a los derechos humanos”.

También afirmó que los ataques y las amenazas continúan perpetrándose contra los activistas. “En el territorio yaqui estamos siendo acosados y estamos teniendo también el abandono y la presión del Gobierno contra nuestra organización y contra nuestra defensa”.

El principal perpetrador de la violencia contra los ambientalistas, sostuvo, es el propio Gobierno mexicano: “Se escuda en sus brazos paramilitares que están disfrazados de crimen organizado. Se perdió la diferencia entre el Gobierno y el crimen organizado […] Las empresas sin el contubernio de los entes políticos no tendrían capacidad para operar impunemente”.

“Somos el blanco principal para mandar un mensaje de impunidad y de escarmiento a la sociedad civil que se está organizando”, aseveró.

Hace algunos días, Lucía Velázquez, del Instituto de Investigación en Ecología y Sustentabilidad (IIES), dijo al periodista Zoilo Carrillo de la agencia Efe que desde 1995 hasta 2016 suman 103 activistas ambientales asesinados en el país.

Asimismo, señaló, aunado a los homicidios existen agresiones que merman el discurso que genera interferencias a “un sistema basado en la explotación del capital natural”.

¿Te gustó? Compártelo:

Por Ivette Lira.