viernes, 16 de mayo de 2008

86. DAMIAN ALCAZAR

Damian, entregando premios en la casa cultural de su tierra de origen; Jiquilpan
Nuestro amigo Damian Alcazar primerísimo actor mexicano oriundo de Jiquilpan, triunfando en el extranjero. Es muy grato saber que nuestros talentos triunfen fuera de México, pero es muy decepcionante que en México nuestro cine no lo consideren las autoridades federales como una industria artística que se puede exportar. Talentos en toda la conformación de dicha industria los hay; en actuación, en dirección, en el aspecto técnico y administrativo en fin solo se requiere querer a México y tener voluntad política para ello.

¡¡¡Enhorabuena Damian!!!
Tus paisanos mexicanos te felicitamos.

jueves, 15 de mayo de 2008

85. OPINIONES DESDE JACONA

OPINIONES SOBRE LA NOCHE DE GALA EN JACONA Y OTRAS COSAS


Raymundo Reyes González, director de Z DE ZAMORA;

Señor director, respetuosamente pido a usted tenga a bien cederme un espacio en su medio informativo para hacer algunas apreciaciones acerca de los Conciertos musicales celebrados en Jacona recientemente.

Como punto de referencia tomo la crónica del evento sinfónico escrita en este diario por el estimado maestro Francisco Franco Cárdenas, edición 4.731 del día 1° de mayo del año en curso, también parte de las menciones y omisiones significativas de varios sucesos, no todos precisos, por los que ha transitado la Casa de la Cultura de Jacona.:

Llama mi atención el sobrado comparativo que establece el maestro Franco en la participación de la Camerata Juvenil de Michoacán y la Orquestas Sinfónica (también juvenil) Mexiquense, en dos eventos relevantes como fueron la premiación a los triunfadores de los X Juegos Florales de la Feria de Fresa y los (falsos) XXV años de la Fundación de la Casa de la Cultura de Jacona, respectivamente. Al maestro Franco no le gustó en todo la Camerata Juvenil, en cambio le fascinó en todo, hasta la desemejanza estimada en años luz, la Orquesta Sinfónica mexiquense según lo expresa. A mí en lo personal, igual que a muchos asistentes a las dos audiciones tampoco nos gustó, sobre todo la primera presentación, pero creo que por motivos diferentes.

En el primer concierto dado por la Camerata Juvenil de Michoacán, que nos ofreció el H. Ayuntamiento, el público fue noble, educado, cortés y sobre todo aguantador. Todos estuvimos tres horas sentados, quietos y correctos. La paciencia corporal y mental del público presente fue puesta a prueba de una manera inconsciente y torpe en afán de fatuos lucimientos. La fatiga mental y corporal predispone a que lo placentero se vuelva ingrato y molesto, como lo mostró con la salida un buen número de asistentes. Parecía que no había prisa de nada. El acto solemne inició desfasado en tiempo; las presentaciones personales se sucedieron de una manera interminable y tenazmente molesta. Pero… ¿Por qué salió el pase de lista de toda la burocracia municipal cuando es de todos sabido que el H. Ayuntamiento lo componen únicamente el Presidente Municipal, el Síndico y los Regidores? ¿Por cortesía? No creo. Las menciones obligadas tendrían que hacerse como fueron las de los laureados de los Juegos Florales. En ese mismo orden hay que decir que lo cortés no quita lo valiente pero sí el tiempo útil de todos; el segundo micrófono, prácticamente fue secuestrado. Un individuo, no sé si invitado especial o como yo, se otorgó el micrófono para emitir su cansina voz en ditirambos cacofónicos que no halagaban a los poetas, menos al público. Finalmente sentencia; ¡Deja abierto el micrófono! Tiempos perdidos.

A semejanza de las fiestas dedicadas a la diosa Flora en la antigua Roma, aquí, en este Jacona de todos nosotros, los augustos hacedores de arte poético, fueron premiados en una ceremonia incómoda y por tanto deslucida; a no ser por el recorrido bajo la lluvia de pétalos de flores naturales y aplausos de reconocimiento.

El público daba muestra de sus consideraciones.

El sinfronismo lúdico en las artes, en este caso la música, es la comunión gozosa del encuentro entre el compositor, el intérprete y la concurrencia presente conjugados en iguales sentimientos y estados de ánimo. Es el diálogo entre los espíritus a través del tiempo y el espacio... Es la coincidencia espiritual de la expresión y originalidad trascendente entre el compositor, que bien pudiera ser atemporal en el espacio y en las edades... Son momentos que producen alegría, satisfacción y felicidad, acompañados del alivio que originan actos figurados e imaginarios. Para el sentir de todos nosotros no necesitamos ser cultos o saber de música. Nuestra inteligencia natural nos lleva a una especie de embeleso ante el orden, cambio y conjugación de sonidos y silencios independientemente de nuestra sapiencia o ignorancia sinfónica.

Dice un mexicanismo refrán que en gustos se rompen géneros y, ¡Qué bueno que sea así! porque gracias a nuestra subjetividad, percepción y sensibilidad auditiva nos convertimos de muchos en pocos y de comunes en diversos. El término Camerata no es sinónimo de clasicismo musical, como tampoco lo es de modernidad. La Camerata actualmente es un híbrido que viene a conformar una alternativa didáctica entre la teoría y la práctica musical en los institutos de música, oficiales o privados. El antecedente primero es la Camerata México de Bellas Artes en 1950 con un mexicano y doce extranjeros. La Camerata Juvenil de Michoacán., así como todas las que hay en el país, que no son pocas, tienen una facultad común de versatilidad en sus interpretaciones y repertorios. Los músicos integrantes van de los 8 a los 20 más o menos. Volviendo al Auditorio Municipal, creo que la mayoría de la asistencia al evento poético-musical se deleitó, escuchando los arreglos de música mexicana y cubana, La música mexicana, ha llegado a los atriles de los mejores músicos ejecutantes, por ejemplo: el mayor éxito de la Orquesta Sinfónica de Veracruz ha sido el “Concierto Jarocho” donde la Bamba fue la joya de la corona. Ojalá un día próximo la podamos escuchar en el Auditorio Municipal dentro del mismo programa donde aparezca Obertura 1812 del compositor ruso Chaikovski, la Novena Sinfonía de Beethoven o la Carmina Burana de Karl Orff.

El detalle que deslució notoriamente el solemne evento cultural fue el exceso y abuso del tiempo y la pésima sonorización. En conjunto se provocó una baja en el sentido receptivo de muchos espectadores. En cuanto al repertorio de la Camerata Juvenil y la Sinfónica Juvenil nada tenemos que decir porque, como se dice coloquialmente, nosotros venimos pa´ lo que nos den. Que de lo dado nada fue malo.

En lo que se refiera al trabajo interpretativo de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de México, solo queda felicitarlos por el esfuerzo y la calidad en sus ejecuciones. Pero también hay que señalar aquí, como en la primera audición, que este evento también tuvo problemas con el sonido, la salvedad está en que esos espacios son inapropiados para ejecuciones musicales. Sin embargo, no tenemos porqué escatimar el reconocimiento y esfuerzo de las autoridades municipales. Máxime cuando hubo, por parte del presidente Municipal, José Artemio Castillo Reyes la confirmación de mantener y acrecentar el trabajo cultural para que el pueblo que gobierna llegue a ocupar un lugar importante en el mapa cultural del Estado. Las otras fallas que solo corresponden a los intérpretes de originaron en las voces de Carlos Arturo Galván y Edgar Gutiérrez Tavera, tenores ambos, el primero de corte dramático y el segundo ligero; uno y otro cometieron varios errores que no se pueden permitir. Cuando un cantante se sale de la cuadratura es porque entró antes o después del tiempo debido para hacerlo, si no se corrige sobre la marcha, constantemente estará desfasado en relación al acompañamiento. La voz y la instrumentación deben estar estéticamente ordenadas como lo ordena el compositor y arreglista. Al tenor Edgar Gutiérrez Tavera le falló la afinación de voz en al menos dos ocasiones. Para quienes solamente sabemos mal escuchar la música con oídos de herrero, no pasó desapercibida, que por supuesto para el conductor de la orquesta fue como si se derrumbara el proscenio. Fue cuidadoso y sutil para llevarlos hasta el final. Es entendible que en este tipo de eventos, como fue la presentación de la Camerata Juvenil de Michoacán y la Orquesta Sinfónica Juvenil del Edomex, cualquier cosa pude suceder; los errores son contingencias que se pueden evitar en lo sucesivo.

El maestro Franco termina su artículo haciendo una mención meritoria para algunos solidarios que con su esfuerzo, amor, creatividad, conocimientos y enseñanza dieron para formar un centro cultural donde los inquietos jaconenses pudieran expresar creativamente sus gustos por las artes. Recordar a tantos es igual que olvidarse de tantos de forma involuntaria, a menos que como dice el maestro Franco; “…aunque entre todos lo sabemos todo” y “Es cuestión de hacer acopio de datos”. En ese sentido me atrevo a mencionar a los que por años le dieron brillo a la Vieja Casa de la Cultura de Jacona, tal es el caso de Guillermina Jaramillo, quien sin ser una mujer docta fue capaz de organizar las primeras presentaciones artístico-culturales y de las muchas que hizo, destaca la de una joven intérprete de pulcra voz e intenso sentimiento, que con el correr del tiempo se convertiría en un icono de variados géneros de música mexicana y latinoamericana; Tania Libertad es su nombre, peruana de nacimiento y mexicana por adopción. Joven-mujer con amplia cultura social, política y musical. Esto sucedió cuando el centro de la cultura municipal se encontraba en la vieja casona de Jaime Ortega, hoy edificio del SAPA. Esa tarde calurosa la joven Tania nos extasió cantando un amplio repertorio de música mexicana y latinoamericana logrando, allí, para mi gusto, la mejor interpretación que he escuchado de “Concierto para una voz” de Homero Luis Manzione, en comparación con las divas clásicas Danielle Licari, Alicia Cascante, Ginamaría Hidalgo que la han cantado, luego “Gracias a la vida” de la malograda Violeta Parra, “La Flor de la Canela” y “Fina Estampa” de Chabuca Granda, para luego cantar los desgarradores poemas de José Alfredo Jiménez; “Cuando sale la Luna”, “Tu recuerdo y Yo”, “La que se fue”, etc.

Otro personaje no mencionado fue Goyo Rodiles Duarte, ex-presidente municipal y primer presidente y tal vez el único del Patronato de la Casa de la Cultura.

Misma suerte tocó al maestro teatrero Conrado González Leyva quien aportó luz y brillo a las artes escénicas en Jacona, primero en la academia, enseñanza y puestas en escena con alumnos como el ahora maestro Jaime Domínguez en actuación y dirección. Llevó a las tablas del viejo teatrito de Martín Rodríguez Solórzano obras como el monólogo del dramaturgo cubano Abelardo Estorino, “Las penas saben nadar” (subtitulada “Raquel”) Un éxito de GL. Conrado y la interprete Yolanda Dueñas García Después este montaje ganaría el primer lugar en la Muestra Estatal de Teatro, celebrada en Morelia y el derecho a representar a Michoacán en la Muestra Nacional de Teatro en Monterrey, N. L., trayéndose un honroso tercer lugar. Una Parte de la zamorania que hacía teatro siguió a GL. Conrado a la Casa de la Cultura de Jacona, entre las que recuerdo, estaban Tere Jiménez (†) si, la mamá de la señora expresidenta, señora Yola García, Yola Dueñas García, madre e hija, entre muchas y muchos. Por las mismas tablas pasaron obras de Federico García Lorca; “Yerma”, “Bodas de Sangre” y “La Casa de Bernarda Alba”; del recién desaparecido, Emilio Carballido; “Rosa de dos Aromas”, “Rosalba de los Llavero”, de GL. Conrado; La Malinche.

Ojalá regrese el teatro a Jacona y también GL. Conrado. ¡Que vuelen las tortugas!.

Atentamente.

Dr. Manuel Ramírez Zaragoza

84. DIFUSIÓN

La Facultad de Filosofía y el Instituto de Investigaciones Filosóficas invitan a sus próximos eventos:
------------

Viernes 16/05 11:00-19:00, Sala de Ex-rectores del Centro Cultural Universitario, Morelia, Centro. Jornada en homenaje a Simone de Beauvoir, 100 años de una joven formal.
http://ramos.filos.umich.mx/eve/simone.htm

Viernes 16/05 19:00, Auditorio de la Facultad, Edif. C-4, CU, Morelia, Seminario de Cine y Filosofía Espejo Humeante, Documental "Metal", presenta Marco Antonio López Ruiz
http://seminariocineyfilosofia.blogspot.com/

Jueves 22/05 11:00-13:00 en la Facultad de Filosofía
Seminario permanente Temas actuales en Filosofía de la Cultura y Estudios Culturales (cartel anexo). Sesión dedicada a Clifford Geertz.

"Geertz o la imperiosa necesidad del significado: una crítica" por Rodrigo Díaz Cruz (UAM)
"Historia y diversidad cultural en la obra de Clifford Geertz" por Eduardo Zárate Hernández (Colmich).

El siguiente vínculo contiene los resúmenes y biopárrafos de los ponentes.
http://ramos.filos.umich.mx/eve/diaz-zarate.htm

Continúa abierta la convocatoria a la primera generación para el Doctorado en Filosofía (cartel anexo).

División de Estudios de PosgradoFacultad de Filosofía "Dr. Samuel Ramos"Universidad Michoacana de San Nicolás de HidalgoEdif. C-4, Ciudad Universitaria, Morelia, Michoacán, MéxicoCP 58030Tel. 52+ (443) 3223500 ext. 4148 y 4149Fax. 52+ (443) 3271799 http://ramos.filos.umich.mx/

83. LaComarca-CACCINI




Comarca;
Compañía artística de CACCINI.

Si eres actriz, actor, bailarina, bailarín, cantante, mimo, mago, clown; (payaso) y quieres integrarte a esta nueva Compañía artística de la región ciénaga de Chapala y el estado de Michoacán, Jalisco y Colima, o quieres aprender cualquiera de las mencionadas disciplinas teatrales, escribe; por correo electrónico a glconrado@hotmail.com o por correo normal, carta dirigida al Mtro. GL.Conrado. Portal 5 de mayo Nº 50. Frente al jardín Colón Esq., con Arteaga. Jiquilpan Michoacán. CP. 59510, y/o Abasolo Sur # 34 Col centro. Jacona Michoacán . CP 59800.

Pongan todos sus datos; nombre, domicilio, ciudad, estado, Nº de Cel o Telefono fijo, correo electrónico si tienen. Igualmente, anoten si tienen experiencia teatral o estudio de teatro, danza, u otros relacionado con artes escénicas. Si no tienen dichos estudios ya indicados, por favor exprésalo en tu Correo_e, o carta.


LaComarca; La Compañía artística de CACCINI, se piensa conformar con jóvenes y personas de 16 a 40 años, impulsando a las y los que pasen una audición correspondiente a las variantes artísticas mencionadas en el primer párrafo. Se les hará saber por este medio en que parte se harán las audiciones y las fechas de las mismas, por este medio, para la conformación de dicha compañía. En caso de no tener estudios en ninguna de las variantes teatrales mencionadas, se está planeado impartir las enseñanzas necesarias para las mencionadas disciplinas, así como otras relacionadas con ellas como es el cine, a través de una Escuela de artes y oficios de CACCINI, la cual se está en platicas con varios maestros especializados en artes y oficios y, dependiendo de la demanda regional o estatal o interestatal, nos dictará si se lleva a cabo la intención o no. Por eso es importante que toda y todo interesado en nuestra propuesta de artística y de oficios, expresen si les gustaría estudiar en dicha escuela, que iniciaría docentemente en las artísticas ya mencionadas, para después formar parte de LaComarca, sobre todo la juventud a partir de los 16 años.

De establecerse dicha escuela, sería una instancia educativa particular de CACCINI, S.C., asociada con los especialistas que estamos en platicas, educadores en las materias, con la intención de cubrir 3 estados colindantes; Michocán, Jalisco y Colima. En el caso de que se establezca la escuela, se vería la posibilidad de gestionar becas del gobierno estatal y de los municipios del estado de Michoacán para las y los jóvenes michoacanos interesados. En los otros estados también se vería a futuro esa posibilidad de becas. En principio se ha preguntado a algunos munícipes tal posibilidad en la región de la ciénaga michoacana y se vislumbran positivas perspectivas sobre el tema.

Convocan:
Mtro. GL.Conrado, y maestros especializados en artes varias, asociados a CACCINI, S.C. (En clausula especial)

82. BOSQUEJO BREVE DE LA DRAMATURGIA MICHOACANA

Por: Emil Emilio Labrocha

"El teatro, en nuestro país, es un género poco conocido, casi nunca leído, ya que entraña una forma más abstracta y sintética que el ensayo o la narrativa, es palabra escrita para decirse en voz alta y escucharse en compañía, requiere, por tanto, de la comunicación colectiva".

Emil Emilio Labrocha
labrocha@yahoo.com

A pesar de las frecuentes visitas que a la ciudad de Morelia y el Estado de Michoacán han hecho, a lo largo de su historia, las distintas compañías teatrales y los esfuerzos de dramaturgos y teatreros locales, de sus relativas largas temporadas y éxitos, a pesar de ello, el público potencial, en todos sus niveles sociales y épocas, a sido más aficionado a la música. Tal vez ese gusto obedece a la fuerte tradición musical de la población de las comunidades indígenas, en esas profundas raíces. También, desde el siglo XVI: en el traslado de la sede episcopal cuya Catedral contó siempre con buenos cantores y músicos; en el establecimiento del Conservatorio de las Rosas y la Escuela Superior de Música Sacra en la ciudad de Morelia, con la actividad de compositores y maestros que a él llegaron a dar cátedra; con el Colegio de Infantes y con la presencia ‑en la primera mitad del siglo XIX de compositores y pedagogos como Elizaga y Loreto; ya en éste siglo, con el denodado esfuerzo del canónigo José María Villaseñor y el maestro Bernal Jiménez que culmina una etapa en la llegada a la ciudad, en 1949, de Romano Picutti, quien inicialmente viene a impartir un curso vocal con duración de diez meses y que pronto se transformaría en el establecimiento de los Niños Cantores de Morelia.

Con todo ello, y contra esa fuerte tradición musical, autores como: Sergio Magaña, Wilebaldo López, Alfredo Mendoza, Fernando López Alanís, José Manuel Álvarez, José Luís Rodríguez Avalos, Bernardo Villarreal, Neftalí Coria, GL.Conrado, Alberto Valencia Cuin, Sergio Camacho, Jorge Gutiérrez, Sergio Monreal, Gustavo Jiménez, Arnulfo Martínez, Alan Delgado; intentan consolidar, a través de su dramaturgia, en los años más recientes un movimiento teatral vivo y de características propias que corresponda a las necesidades de su medio y refleje el bullicioso interés por describirlo.

En un salto rápido al pasado, tratando de realizar un bosquejo que nos situé en el presente. A lo largo de la dominación española, dentro de la sociedad novohispana, subyace un acento extraordinario entre la desproporción económica y de clases que después determinó el carácter de los grupos, en cuanto a los partidarios de un proyecto de nación: por una parte, el conservadurismo a ultranza que busca mantener los privilegios históricos de los terratenientes feudales ‑incluso la iglesia y, en el extremo contrario, quiénes deseaban la transformación de las fuerzas y contradicciones sociales, un estado progresista que aboliera la marginación existente y que se autodefinen así mismos como liberales.

"En nuestro país ‑describe Jaime Chabaud en un artículo periodístico de 1997‑, cuando México todavía no era México, aunque estaba en camino de conseguirlo. Al padre de la patria, Miguel Hidalgo, podemos considerarlo teatrero, entre otras cosas por haber traducido y representado a Moliere y a Racine en su curato". En un sentido estricto las ideas de la Ilustración animan de forma poderosa la participación activa en la vida social y política que se manifiesta en el arte, lo que nos hace suponer que, ‑intramuros-, la vida artística cohabita a sus anchas junto a otras expresiones intelectuales durante esa última parte de la colonia: actividad vital donde el rico comerciante, el español peninsular, el criollo acomodado, encontraban un espacio en donde divertirse fuera del cinturón ajustado de la moralidad eclesiástica existente, espacio intrínseco, donde florecen y se desarrollan las ideas revolucionarias de la Ilustración. Ello se refuerza cuando se sabe que unos meses después del alzamiento independentista por parte del cura Miguel Hidalgo ya corrían y se representaban textos como "Las fazañas de Hidalgo, Quixote de nuevo cuño, Facedor de tuertos &.C" del conservador Agustín Pomposo Fernández de San Salvador tratando, como es obvio, de descalificar y vituperar al cura, a sus capitanes y partidarios. En ese sentido, los atrios y las plazuelas asumirán con vitalidad extraordinaria una postura, de cualquiera de los lados del conflicto, con respecto al movimiento independentista. En los años posteriores a su consumación la imagen del héroe será un tema recurrente.

En este sentido, la sociedad michoacana se ve enfrascada en una lucha intestina, cruel, entre dos bandos irreconciliables, entre clases dominantes deseosas de protagonismo y predominio. El siglo XIX se presenta a nuestra vista como una lucha de proyectos sociales y productivos antagónicos. Dicho enfrentamiento, en el terreno ideológico, como en el pasado, se encona y recrudece en dos instituciones de la ciudad capital: el Seminario Conciliar que representa las aspiraciones centralistas y conservadoras y, el Colegio de San Nicolás de Hidalgo como justo balance opositor, progresista y liberal. Ambos espacios ideológicos y políticos albergan entorno a sí a los más destacados valores de las letras michoacanas, de ambos lados del campo. Por otra parte, los planteles fueron cerrados en la época de la independencia y en tanto el Seminario, es reabierto en la primera década del siglo XIX, el Colegio esperará tres décadas más para ser reabierto por el gobernador Melchor Ocampo.

La iniciación de los trabajos de la Academia Literaria del Seminario de Michoacán, en 1833, primera agrupación formada por un buen número de jóvenes seminaristas en torno al arte de la literatura, nombres y obras como las de Clemente de Jesús Munguía, Ignacio Aguilar y Morocho, José Guadalupe Romero, Florentino Mercado y Pelagio, Antonio de Labastida y Dávalos, entre otros: obra, por supuesto, de acendrado sentido clasista, centralista y conservador, "distinguidos en su mayoría más ‑nos dice la Historia General de Michoacán- como oradores y polemistas más que como poetas, sus versos, de una clara tendencia neoclásica, resultado sin lugar a dudas de la educación recibida". Y que posteriormente fueron secundados, en la época de la Intervención, por otros como: José Antonio del Río, Rafael Gómez, Tirso Rafael Córdova.

Como era de suponerse, la contrapartida, formada por la primera generación de exalumnos del Colegio de San Nicolás no se hizo esperar, en ella destacan nombres como Ramón Álvarez, Jesús Echaíz, Vicente Moreno y les sigue Gabino Ortiz "el preferido de la juventud" ‑como señala en su sabrosa obra: Morelia en la Época de la República Restaurada, Xavier Tavera Alfaro- : "de esta generación sus versos son sonoros, vibrantes, identificados por completo con la corriente romántica y el nacionalismo patriótico, acorde a la realidad mexicana del momento". También les siguen Justo Mendoza, Eduardo Ruiz, Mariano de Jesús Torres "el Pingo" y Alipio Gaytán: además de hacer poesía, este grupo incursionó en otros géneros como la novela costumbrista de carácter histórico, el periodismo, el teatro y el ensayo.

En este punto, quiero dar un salto que deseo no resulte tan violento pero, es realmente en la segunda mitad del siglo XX, cuando los autores dramáticos michoacanos buscan consolidar y sistematizar conscientemente un movimiento teatral que se origine desde una dramaturgia y temáticas propias. Sergio Magaña, es la evidencia más desarrollada de esta labor. Nacido en Tepalcatepec, Mich. Magaña se busca a sí mismo a través de una lúcida inteligencia. Contradictorio como los jóvenes de su tiempo, es el más representativo de la generación de los dramaturgos mexicanos llevados a escena a mediados de siglo. En 1951 se da a conocer en Los signos del Zodíaco, quizá la obra más vital de la literatura dramática mexicana. Magaña plasma un orden moral y social de pretensiones y rechazos, de frustraciones y recelos, otorgándole una forma verbal cerrada y justa, un hálito melodramático que es la única salida a que estos personajes pueden aspirar. Magaña comprendió que el melodrama es, en la etapa presente de una colectividad como la mexicana, su estilización posible, el grado concebible de teatralización de las circunstancias cotidianas, la vía de acceso a los placeres del sufrimiento. En 1954 estrena Moctezuma II y salta a la tragedia desdeñando los procedimientos clásicos para señalar al México prehispánico, debilitado como el de hoy por la desunión de los mexicanos, proyecta a un Moctezuma elegido de los dioses que necesariamente habrá de ser destruido por adelantarse a su tiempo.

En otros momentos he mencionado que tal vez la obra más característica de un intelectual michoacano, cuya estética se halla profundamente arraigada en nuestra sólida tradición cultural, sea la realizada hasta hoy en día, por el zitacuarense Fernando López Alanís. Su escritura, sobre el teatro y la escena, ha transitado libremente de los textos de orientación como "Teatro en la Escuela" o sus pequeñas obras de interés social tales como "El Huerto". Sin embargo, creo que la parte fuerte siempre se ha caracterizado por sus textos de reconstrucción histórica: donde su material son los eventos y sus héroes; son los pasajes cotidianos de seres de carne y hueso que escriben con sus acciones la historia patria.

Su obra dramatúrgica, como es característico de las obras teatrales perdurables, está entrañablemente imbricada a la labor de otro destacado creador de la escena michoacana, el santaclarense José Manuel Álvarez. Como es de conocimiento público la mancuerna López Alanís-Álvarez, cosechó triunfos nacionales célebres con títulos tales como: "Turátame", "Cuanícuti"; ambas ubicadas firmemente en las tradiciones y leyendas purépechas recopiladas por Don Eduardo Ruiz, en el siglo XIX. Y que señalan un parteaguas en la intención por divulgar costumbres y particularidades culturales que en la época de sus estrenos, significaban un mundo casi desconocido, incluso, para los propios michoacanos. Y que al parecer, en otro plano, eran sólo un paso en la dirección señalada con respecto a lo realizado, sobre la cultura azteca, por Sergio Magaña.

"El teatro -dice Yolanda Argudín, en la Introducción de Historia del teatro en México- es suma de las disciplinas artísticas que el hombre ha descubierto para trasmitir sus vivencias: es manifestación de la interacción armónica de dibujo, pintura, escultura, arquitectura, danza, música y literatura, reunión permanente y efímera de las formas de arte que activan la creatividad, susceptible de generar paisajes, estados emocionales y construcciones intelectuales por medio de la palabra, el silencio, el gesto, el desplazamiento que contienen las aproximaciones y los rechazos; los colores, las luces y las sombras que habitan los espacios, siempre didácticos; y las voces y los silencios imaginados para que las "personas teatrales" (autor, director, actor, escenógrafo y público) produzcan espectáculos generadores de imágenes como otras tantas posibilidades de la vida".

Si lo dicho por Yolanda Argudín es cierto, el teatro michoacano hoy espera sus mejores momentos de realización. Los autores arriba mencionados son sólo la punta del iceberg. Un bloque cuya base es muchísimo más amplia y vigorosa, pues su principal capital es la juventud y la cantidad de los mismos. Esto se pone en relieve en las realizaciones que recientemente presentaron Neftalí Coria, Sergio Camacho, Arnulfo Martínez, Sergio Monreal, Gustavo Jiménez; textos poseídos por un lenguaje poético cuya sonoridad e imágenes alcanzan matices antes no construidos en la literatura dramática michoacana. Y que por supuesto, advierten el vigor de una búsqueda intensa que pronto habrá de evidenciar las luces y las sombras de un teatro que pretende mostrarse a sí mismo, de cara y en contra sentido a otras tradiciones imperantes. Y que por otra parte encuentra, en la poca oportunidad de publicaciones destinadas al teatro y su distribución amplia, su principal lastre.

Sumario:
La dramaturgia michoacana se enfrenta al gusto acentrado por una tradición añeja, la música. Pero su mejor apuesta, son sus profundas raíces culturales, una bulliciosa y contradictoria tradición, siempre fluctuando entre el anacronismo conservador y el liberalismo desdeñante, y en otro sentido, un lenguaje dramático propio que empiezan a perfilar sus autores como en ningún otro momento de su historia.

Resumen:
Se describe la base de una tradición intelectual añeja en Michoacán y la búsqueda de caminos para consolidarse desde la dramaturgia.

Emil Emilio Labrocha (Morelia, Mich. 1958).
Ensayista. Columnista de La Voz de Michoacán y realizador del programa radiofónico Espacios.

miércoles, 14 de mayo de 2008

81. REFLEXIONES CORTAS

Para seres vivos, pensantes y que sienten, para luego actuar ya sea en el escenario o en la vida misma.
Por: GL.Conrado.

También escribo yo en mi libro Teatro y…vida, sobre el sentido ontológico de la vida, sin acudir a la tragedia del Hamlet de Williams Shakespeare.

-Giraba, giraba la rueda y… el agua pasaba- Parte de un parlamento que dice Leonardo, personaje principal de BODAS DE SANGRE del gran dramaturgo español del siglo XX, Federico García Lorca (1898-1936)

Esta metáfora literaria lorquiana cien por ciento, generadora de energía, pero también simbolizando al tiempo en si; de amar, de desamar, de la enjundia pasional, del desden, provocando referencia cruel al tiempo mismo, que transcurre y sigue su ciclo monótono volviendo al principio para volver a terminar otro ciclo y otro mas sin tener fin, mientras la vida de cualquier mortal, se va consumiendo hasta llegar al final de un ultimo suspiro.

Habla también de la pasividad, de los desencuentros, de los enojos entre los unos y los otros, mujeres y varones. Si jalamos por un momento a nuestra humilde imaginación (digo humilde porque es una de las cualidades del humano mas despreciada), veremos que la corta frase de ocho palabras de Lorca, contiene una grande y profunda carga de VIDA plena y a la vez, una plena muerte en VIDA.

Todo ser humano pecamos o adolecemos de tener celos, pasiones, desencuentros con el amor, enfrentamientos con nuestra propia vida pero… nuestra imaginación es tan poderosa al igual que nuestra cualidad de pensar, de razonar, que si jalamos como dije a la primera, eso es a la imaginación será un gran aliciente para, ser nosotros, para que nuestro EGO sea positivo.

En el capitulo cinco del libro Teatro y… vida, hablo de ese EGO que sin duda alguna García Lorca conocía muy bien. El ego es un elemento importante para el control del instrumento de trabajo que es la persona misma para crear las disímbolas características humanas. Nuestro EGO, debemos manejarlo a nuestra voluntad y no dejarlo en nuestra vida personal al garete por consecuencia de reacciones de otros seres. Esto es muy importante si no queremos una plena muerte en VIDA dejando que; la rueda gire que gire y ver el agua que pasa, junto con nuestras vidas que no del tiempo, pues este es un ciclo tras otro ciclo que nunca llega a su fin.

Reflexión ya sea para mostrarla arriba de las tablas escénicas o a nuestra propia vida.

domingo, 11 de mayo de 2008

80. REFLEXIONES CORTAS

Para seres vivos, pensantes y que sienten, para luego actuar ya sea en el escenario o en la vida misma.
Por: GL.Conrado.

Digo yo en mi libro Teatro y…vida, respecto a la cualidad del pensar, que se debe utilizar esta cualidad lo mas óptimamente posible para tener un concepción muy amplia tanto de la vida propia, así como para entender y aceptar la ajena.

La cualidad de razonar, de pensar, nos permite la formación de conceptos tales que nuestra misma razón ordena, quita y pone en todo lo que formemos conceptualmente respecto a la vida misma que permea en todas nuestras emociones pero ubicándose el concepto yerto, y no debe ser así, mas bien debe ese cuadro conceptual, ser incólume, pero tampoco rayando en el nominalismo negando el ideal y la realidad objetiva, como es por ejemplo la baja autoestima personal, que carece de ideales por los cuales luchar aunque esté la saeta negativa de la autoestima taladrando los sesos.

Cuadro conceptual este de la baja autoestima, negativa per se, en el cual se anida tanto la depresión como el ánimo del suicidio mental y somático, que no nos permite ver mas allá de nosotros mismos.

Debemos permitir que entre al destierro de esa saeta hiriente, al poder de la razón, en un momento lucido del pensamiento. ¿Que como se hace sin mayor esfuerzo?, no hay formula mágica y se hace con mucho esfuerzo. ¿Y cual es ese momento lucido del pensar?, pues tampoco existe ese momento, tendremos que crearlo en el momento que lo queramos realizar pero tiene que ser tajante y definitivo antes que la saeta de en el blanco.

¡Ah, el amor a la persona! Conceptos estos también, del amor, que nuestra cualidad de razonar, aunado a nuestro cuadro sensorial, que nos distingue del reino orgánico vegetal y animal, también ordenan quitan y ponen para bien o para mal, como en el caso de Romeo y Julieta la tragedia Shaspeariana, a nuestra conducta personal. ¡Cuan ingrata es la saeta del amor también igual que la de la autoestima negativa, hiriente, venenosa pero finalmente hermosa, aunque haga estragos. Pero todo lo contrario no existe. No hay angelitos ni formulas para conservarlos incólumes, perennes.

En fin, la vida es eso, altibajos que esta cualidad del pensar, permite que idealicemos, que nos aletargamos, que nos consumamos, que nos idioticemos, que visualicemos y mas. Pero está ahí dada, regalada por la naturaleza para que con nuestro libre albedrío hagamos de ella lo que se nos antoje.

Sea pues venturosa la experiencia ya sea para representar la vida en el escenario o vivirla uno mismo sin representación alguna que de todas formas una y la otra son desgastantes y por lo mismo hay que utilizarla óptimamente.