sábado, 28 de junio de 2008

109. MIRA, Y REFLEXIONA....

108. LA VALONA

Por J. Luis Rodríguez A.
Varias personas que leyeron los artículos acerca de la valona, han solicitado algún ejemplo y qué mejor que ésta, elaborada por niñas y niños de Apatzingán en un curso que dio el Colectivo en esa ciudad calentana. Elllos quisieron hablar de algunos animales, árboles y comidas típicos de la Tierra Caliente. Es una de dos valonas que elaboraron; se puede apreciar la glosa, que consiste en terminar cada décima con un verso de la cuarteta inicial.

Naturaleza de Apatzingán

¿Quién te dirá que te quiere,
Apatzingán, y te deja?
Hoy te vas para el infierno
con todo y tu comadreja.

Apatzingán venturoso
donde vive la valona
junto con la besucona
y el alacrán tan hermoso.
Allí el pinzán asombroso
ve que el kuinike se muere
sin que el zorrillo se entere,
si te asusta el tiricuate
y te pica el zanzahuate,
¿quién te dirá que te quiere?

Tu hermosura nos induce
a que tu nombre se diga
picándonos la barriga
mientras se ríe el ticuce.
Si tu nombre se traduce
por la inmortal comadreja,
animal ya sin pareja,
¿quién con su amor te ha jurado
y se va pal otro lado,
Apatzingán, y te deja?

Eres nación muy ingrata
cuando afanosa te ves
luciendo pata de res
y picor de turicata.
De güinas eres la mata
con tu rascadero eterno
y el afán de lo moderno
te hace confundir el cielo,
si no cambias tu modelo
hoy te vas para el infierno.

La iguana y el ticuliche
brillan sobre la parota,
por comer uayas se nota
al cuche que es un pediche.
El tonchi pide su chiche
y allá en el uje se queja
un camaleón con su vieja:
la morisqueta me das
o al tepalcuate te vas
con todo y tu comadreja.

jueves, 26 de junio de 2008

107. EPISTOLARIO DE HONORATO DE TORQUEMADA Y FLORES.

CARTA SEGUNDA
(Primera parte)
<<<<>>>>
Jacona de Plancarte, Michoacán., tercer sábado de junio del 2008, día de San Luis Gonzaga, un día después del solsticio de verano.
<<<<>>>>
Don Conrado, como es mi deseo sincero y fraterno espero que al recibir la presente se encuentre gozando de cabal salud en compañía de todos los suyos, y que también en el mucho después de ésta, se siga sintiendo en plenitud. Que su servidor, sin dejarlas pasar, hay las lleva pa´ mejores momentos de sol. Maestro le comento de pasadita que sigo recibiendo el expresivo eco de esas voces, palabras, y a veces gritos o tal vez susurros de su TENEPAL DE CACCINI. Gracias.

Después de saludarlo con el gusto de siempre paso a decirle lo siguiente, buscando, la mayoría de las veces que fueran cosas y acontecimientos gratos, pero por desgracia no es así, por lo tanto vamos a gastar lo que hay. Primero, que disculpe el largo tiempo trascurrido entre la presente y la última de mi epistolario o soliloquios interiores. Segundo, es sabido por todos nosotros que el asunto político actual, resulta de vida o muerte para el régimen neofascista y moralino de Felipe y los múltiples Yunques, que por un lado nos invita como “sociedad” a participar en todo y para todos, (¡para vivir mejor!) pero luego, al más retrógrado y clásico estilo nazifacista, Calderón Hinojosa, desde su habitual oscuridad política, trata de unir los extremos de la tercera vía política con la falange española, en recuerdo tal vez, que después de 487 años de conquista gachupina, todavía necesitamos que nos lleven de la mano. Desamparando, restringiendo, congelando y subejerciendo cada vez más los insumos productivos del pueblo mientras la apertura despiadada a favor de los ricos-ricos y herederos de la repartición política y dueños de los bienes nacionales, en forma de bancos, carreteras, aeropuertos, fábricas, playas, cementeras y sementeras, concesionarios de otros bienes nacionales como son la radio, la Tv., las minas con metales preciosos; oro, plata, cobre y el codiciado uranio. Y el punto culminante con más de 100 años de disputa; los Mantos Petrolíferos que se encuentran en todo el territorio y zonas exclusivas del mar patrimonial, mientras 70-80 millones de mendigos MEXICANOS no tienen para comer.

Recuerdos del Porvenir: Francisco I. Madero hizo huir a Porfirio Díaz, Victoriano Huerta aplastó a Pascual Orozco y asesinó a Madero y Pino Suárez con la valiosa ayuda del embajador gringo, Venustiano Carranza destituyó a Victoriano Huerta y mandó asesinar a Emiliano Zapata; Alvaro Obregón ordena asesinar a Carranza y a Francisco Villa; Plutarco Elías Calles manda a asesinar a Obregón, Lázaro Cárdenas exilia a Elías Calles. Las tragedias no terminan en la década de los años 40´, siguen en este valle de hambre más que de lágrimas. Líderes agraristas, sindicales, estudiantes, periodistas, profesores, candidatos oficiales, queridas y amantes: ¡Faltaba Menos! Elite política que ha tenido en país en sus manos y a nosotros en la punta del pie; no importa cómo se llame en presidente o gobernador en turno, todo resulta una calca desde el principio.

Nuestro Consuelo: En tanto que propios y extraños se han robado la riqueza de todos; usted y yo igual que un mundo de jodidos mexicanos, solo nos lamemos las bragaduras trasijadas por el hambre heredada en calidad de penitencia y acto de contrición común para que seamos dignos (según nos dicen) de alcanzar la plena y divina gracia de nuestro señor llevándonos al cielo donde, lo que no hicieron por nosotros en esta tierra, antes de nopales y magueyes; seguramente, lo harán en esa dimensión que la mera verdad me dan ganas de hincarme a rezar o llorar porque, estoy seguro que me voy a encontrar con los mismos cabrones que hoy están aquí haciendo gala de sus traumas y complejos.

Dios me coja confesado con un mero acto de arrepentimiento por blasfemo, pecador y mal pensado, después de que Felipe el egregio alumno del confesional colegio Valladolid de la antes vallisoletana capital michoacana, ha congelado no solamente los precios de los alimentos ¡Exclusivos! de los albañiles, amas de casa y alimañas parecidas, si no que también ha buscado la manera de congelarnos el cerebro con tanta babosada. Pobre Felipe, tan lejos del pueblo y tan cerca de tanto desaseado lebrón. Acotación: seguramente a Felipe ya se le olvidaron los años estudiantiles allá por la Colonia Portales.

Es cierto, el pueblo no consume ultramarinos exclusivos, comida goumert, curiosidades culinarias al estilo París, N. York, Londres, Madrid, etc., vinos de mesa o exquisitos licores. No, no podemos, pero tampoco estamos para que nos hagan pendejos diciéndonos que con puros enlatados y aguas pintadas vamos a darles a nuestros hijos una alimentación nutritiva. ¡Poca Madre! Después de ese despertar esperado; vamos pues por tunas, nopales, chayotes, chicuipos, sapotes, tunas, frijoles, quelites, verdolagas, huazontles, hongos, raíces, tubérculos, etc., que nuestra tradición alimentaria nos confirma ser superiores a “los congelados de Felipe”.

Quien estas líneas escribe, buscando aquí, buscando allá; preguntando, leyendo y escuchando; ha dicho, confirmado y mientras más viejo se hace que la Historia de México está llena de pillos y sinvergüenzas, agregando que también está atestada de traidores.
Los giros inesperados que ha tenido la Historia no han sido por bien al pueblo, han sido por lograr beneficios personales y grupos dominantes, hasta caprichos y venganzas contra este o aquel “caudillo”. Por supuesto que la historia no los registra tal cual porque muchos fueron en su momento secretos cupulares de ladrones y atracadores del pueblo.

Los acuerdos, tratados, convenios y lo que usted quiera, siempre tienen uno o varios lados oscuros, pero otros donde brilla la plata y se fuga la impunidad. Significativos han sido todos porque el pueblo es a fin de cuentas el perjudicado. Los tratados secretos de Calderón con la Mano Negra: Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, Organización Mundial de Comercio, los grandes consorcios industriales, vampiros y pulpos extranjeros; que sepamos todavía no tienen nombre, y si lo tienen, están guardados como el TLCAN en la modernidad y Los Tratados de Bucareli de Obregón con Harding y John Calvin Coolidge Jr., en el primer cuatro del Siglo XX.

Un colega y conocido suyo; el teatrero Eugen Berthold Friedrich Brecht, tal vez el más culto de los creadores alemanes del Siglo XX una vez dijo algo imperecedero respecto a esa especie inagotable de políticos polutos: “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, de los zapatos y de las medicinas dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que son los políticos corruptos; mequetrefes y lacayos del capital y las empresas multinacionales”.

En este México de todos nuestros días con sus noches insomnes y crudas lisérgicas o mezcalinas aderezadas con alumbre y reata nueva de Chavinda, sufrimos cual plagas bíblicas éstos especimenes trianuales y sexenales ajenos al quehacer social como los describe el padre del teatro político alemán y además antifascista redomado. Los nuevos textos de la Historia de México re-descubiertos, re-investigados, re-leídos y re-escritos logrados por investigadores, historiadores, antropólogos, sociólogos, etc., resultan ser las fuentes imparciales, impersonales, racionales y reveladores de la verdad. Con ello, el oficialismo que inventa héroes, prohombres, líderes, presidentes y gobernadores patriotas se encueran en sus miserias humanas que verdaderamente como dijo la prostituta judía: solo ustedes son capaces de aguantar todo esto que les sucede con cada gobierno que llega. Ni más ni menos vamos a ver cuanto aguantamos.

Por hoy, estimado Maestro, es cuanto le comento, deseando que el contenido de la carta haya tenido para usted y los muchos amigos de TENEPAL algún provecho.

Hasta la próxima si sobrevivimos con las nuevas dietas oficiales.

Atentamente

Honorato de Torquemada y Flores.