viernes, 26 de septiembre de 2008

155. TERMINARON LAS IV JORNADAS MAGAÑISTAS


Terminaron las IV jornadas culturales magañistas llevadas a cabo en Tepalcatepec Michoacán este 2008 en memoria de Sergio Magaña; dramaturgo de talla universal nacido en Tepalcatepec.
<<<>>>

GL.Conrado.

Estas jornadas se han ido realizando a partir del año 2005. Antes del 24 de agosto del año 2004, hablé telefónicamente desde Jiquilpan a Tepalcatepec, con José M. Valencia, presidente municipal de Tepeque (como le dicen los lugareños) quien presidia el ayuntamiento del lugar donde nació Sergio Magaña, intentando así otra vez, (como lo hice durante 4 años consecutivos, de 1990 hasta 1994 y desde mi centro cultural y estudios teatrales CACCINI de Zamora, tanto a Morelia como a Tepalcatepec), llamar telefónicamente a autoridades estatales y municipales sin haber tenido una respuesta positiva durante dichos años, de que se le hiciera en su lugar de origen un reconocimiento a Sergio Magaña por su obra literaria legada no solo a los michoacanos sino a todo el país y mas allá de nuestras fronteras.

Así las cosas, el güero Valencia (como siempre hago referencia a su persona con mucho respeto al amigo ex presidente tepequense que terminó su trienio precisamente en el 2004), me respondió que me recibiría a mi y a mi amigo Manuel Ramírez Zaragoza a que le diéramos a conocer al pueblo y autoridades, quien había sido pues el mencionado Sergio Magaña fallecido y abandonado prácticamente en una clínica del IMSS el 23 de agosto de 1990 en el DF y que decía yo, había nacido en Tepalcatepec.

En agosto de 2004, una vez que aceptó el güero Valencia mi petición de ir a exponer quien fue el susodicho literato, el doctor Ramírez y su servidor nos fuimos prevenidos a Tepeque, con la tarea de exponer a todas y todos los tepequenses quien había sido Sergio.

“Al fin alguien se interesó por mi intento ya cuasi frustrado de que se reconociera a Sergio en su tierra de origen”. –Esto pensaba yo, ya en camino rumbo a Tepeque- Y si, quien iba a pensar que después de una docena de años del deceso del autor de “Santísima” iría yo al pueblo que lo vio nacer. Así que aprovechando la ocasión, tanto Manuel como yo, muy contentos íbamos disfrutando el paisaje del camino rumbo a Tepeque, ávidos de conocer la tierra que vio nacer al talentoso michoacano Sergio Magaña.

Ya en Tepeque, en una tarde amenazadora de chipi chipi (llovizna muy ligera) y en la secundaria que se encuentra hacia la parte alta en dirección de la casa de cultura cuadras arriba, que dirige la maestra Esperancita, quien, año con año nos acompaña en las jornadas siempre muy risueña y nos entrevista en la radio de la casa cultural sobre nuestro cometido; las jornadas magañistas, y con una atmosfera con energía positiva, así la sentí yo, entramos a la escuela el medico y yo, sorprendidos por el recibimiento que nos brindó el Güero Valencia, sus colaboradores, maestras y maestros de la escuela y publico de la sociedad tepequense.

Una vez iniciado el evento, el medico y yo expusimos unas semblanzas del Tepeque mayor, y al final exhortamos, invitamos y motivamos a la concurrencia de adolecentes, jóvenes, adultos y autoridades municipales del lugar a reconocer a su paisano como uno de los mas importantes literatos mas allá de nuestras fronteras por lo que debíamos sentirnos horados y orgullosos de él todos los michoacanos y sobre todo sus paisanos tepequenses, expresándoles de mi parte cuatro propuestas a su memoria.

Las jornadas fueron aceptadas por las autoridades municipales encabezadas por el güero Valencia y asentadas en junta de cabildo en el año 2004. Tales propuestas la trasmití a principios del 2005 a las autoridades estatales enviándole al ex gobernador Lázaro Cárdenas Batel un video y una carta explicita de nuestras propuestas hechas a las autoridades municipales para llevar a cabo año con año dichas jornadas culturales.

En agosto de 2005, con mucho trabajo se iniciaron formalmente las “primeras Jornadas culturales magañistas”, principalmente con el apoyo municipal y ciudadano de Tepeque (foto de arriba, comité de tepeques en pro de las jornadas). Jornadas estas que en principio y desde el mismo 2005 que se iniciaron, continúan a la fecha como quiera que sea. Esto quiere decir que mi primera propuesta de realizar las jornadas culturales magañistas del 24 de agosto al 23 de septiembre anualmente y que quedaron asentadas en cabildo municipal, seguirán a pesar de todo. Y, dentro de dichas primeras jornadas, también se cumplió mi segunda propuesta, casi plenamente, pues en estas se develó la placa que lleva el nombre de la casa de cultura que actualmente se llama, “Sergio Magaña Hidalgo”, que fue mi segunda propuesta, obsequiando mi firma cultural de CACCINI, dicha placa. El nombre a la calle aun esta pendiente porque no existe el reconocimiento o la seguridad del lugar o casa donde nació.
Finalmente y habiendo hablado este su servidor previamente con el ex secretario de cultura Luis Jaime Cortés, comunicándole lo que me dijo el ex gobernador Cárdenas Batel, la SECUM: Secretaría de cultura de Michoacán, participó apoyando al municipio a través del departamento de teatro cuyo responsable era el maestro Arnulfo Martínez y en el 2006 que se iniciaron las actividades conjuntas formalmente SECUM-MUNICIPIO, actividades estas que mientras estuvo como responsable el maestro Arnulfo en el departamento de teatro de la SECUM tomaron forma real de festival.
Desafortunadamente fueron decayendo al paso del 2007 por un marcado desinterés de la SECUM en términos departamentales más no así del ex secretario Crisanto Cacho Vega quien se comprometió si contaba o compraba el terreno el municipio, a gestionar la construcción con participación federal y estatal vía la SECUM en uno de los rublos de la misma gestoría para construir el centro cultural regional de Tepeque, la cuarta propuesta que hice. Pero la tercera propuesta ya también se cumplió en este año de 2007 pues por parte del H. Ayuntamiento del trienio 2005-2007 de Tepeque y la SECUM, costearon el busto de Sergio en bronce (ver fotos) que custodia la Casa cultural tepequense “Sergio Magaña Hidalgo” para cuando se construya el Centro Cultural regional “Sergio Magaña Hidalgo”.

En este año 2008, fue más visible el desdén departamental en la participación de la SECUM como parte de tal festejo a uno de los michoacanos ilustres en el ámbito de la cultura, quizá ven muy insignificante hacer en el pueblo de Tepeque que vio nacer a Sergio, un festival cultural cuando en la capital michoacana se realizan festivales internacionales de lujo y elitistas siendo ellos capitalinos por oriundez o en cuanto a sus labores se refiere pero creo que los valores culturales, sin duda alguna, se miden humanísticamente y no por los dinares y oropeles.

Debo manifestar públicamente que el actual Ayuntamiento del municipio tepequense de este 2008 presidido por Uriel Farías Álvarez visiblemente mostró una voluntad política y personal en la organización y aportación del recurso económico, sin llegar al derroche, para que las jornadas culturales referentes a su paisano Sergio magaña conjuntamente con los festejos patrios de su pueblo, hayan sido un autentico festival regional conjuntamente con el apoyo de grupos de la sociedad civil dándole en su conjunto un buen mes de diversidad artística en; canto, con sus niños y niñas así como jóvenes mujeres y varones lugareños, y de igual manera en danza, coreografía y teatro local de Chuy Colima, en conjunción con los grupos llegados de la capital michoacana y la pantomima del buen actor Antonio Jairo, moreliano por cierto, pero que se recrea y hace amistad con la autenticidad del provinciano que también tiene talento artístico, mimo este que los infantes quieren y siguen, por ser afable, profesional y sencillo.

Eventos todos los mencionados, vigilados para su buen desarrollo, bajo la mirada y asistencia de nuestra amiga y apreciada Hermila, directora de la Casa de cultura de Tepalcatepec “Sergio Magaña Hidalgo”, personas-artistas en su conjunto de diferente creatividad en las artes que seguro estoy que Sergio Magaña, el Tepeque mayor, dentro de nuestro ámbito de la cultura, desde alguna dimensión del cosmos infinito les envía su halito creativo-artístico a sus paisanas y paisanos y de pasadita a los capitalinos.

Tepeques artistas, los referidos, que nos mostraron una querencia y orgullo a su región, a su gente, a sus costumbres y sus festejos propios de la tierra caliente y al ya su festival cultural magañista, ciertamente, ya con arranque como quiera que sea y en la caminata, como fue el inicio del FIC; Festival Internacional Cervantino, o el Festival Internacional Iberoamericano de Olguín Cuba, que así empezaron, pero, algún día el festival de las “Jornadas culturales magañistas” de Tepeque, aunque quizá yo no lo veré, llegaran a esos niveles, primero, por su gente misma que quiere y aprecia su riqueza regional provinciana, artística, humana, con sus costumbres, historia y sabores culinarios… segundo, porque deberán conjugarse voluntades políticas federales, estatales y municipales para el beneficio de esta región en el renglón turístico-cultural.

Finalmente deseo enviarle a los familiares y al pueblo tepequense mi pesar por la ausencia física de Don Guadalupe Sosa. Un ser ejemplar para ustedes, pues para mí lo fue en el inter de un mes, en las dos únicas ocasiones que lo vi y conversé con él. Lo conocí cuando me lo presentaron el 24 de agosto del 2007 y lo volví a ver por última vez el 23 de septiembre del mismo 2007.

Don Lupe estaba acompañándonos (ver foto de arriba, don Lupe es el tercero de derecha a izquierda de la foto, quien está recargado en la pilastra flanqueado a su izquierda por su hija y a su derecha el ex secretario de cultura Crisanto Cacho Vega) en la develación del busto de Sergio Magaña y, en un momento dado que me acerque con él a darle las gracias por acompañarnos con su hija que estaba a su lado, me dijo al oído después de darle las gracias, lo siguiente:
“Usted debe continuar con la misión cultural que trae para Tepalcatepec. Yo les voy a conseguir el terreno para que se haga el centro de cultura regional que usted propone para la juventud”. Su voz en mi oído fue apacible y la aprecié débil en su decir, pero como si fuera una sentencia.

Tenga usted la seguridad don Lupe en la dimensión que se encuentre su espíritu, que seguro estoy es el mejor, que llevaré a cuestas su encargo hasta mi ultimo suspiro de ser necesario.


Sobre las mismas jornadas, transcribo del boletín cultural Huanimban de la casa cultural de Jiquilpan el siguiente extracto.

AÑO 2006 · BOLETIN Nº 15
LAS JORNADAS CULTURALES “MAGAÑISTAS” CONTINUAN EN TEPALCATEPEC

Por: GL.Conrado

Las segundas jornadas culturales “magañistas” continuarán este año en Tepalcatepec, de agosto 23 a septiembre 24. Habrá eventos como; teatro, documentales, conferencias, presentación de un libro sobre Sergio Magaña, colocación y develación de su busto, logro de la presidencia municipal y pueblo de Tepalcatepec. Los eventos serán patrocinados por la Secretaría de Cultura de Michoacán; SECUM, y el Ayuntamiento de Tepalcatepec, como lo hicieron el año pasado.

Las primeras jornadas culturales “magañistas” realizadas el año pasado, del 23 de agosto al 24 de septiembre del 2005 en Tepalcatepec, lo digo sin modestia alguna, se lograron gracias a la insistencia y empeño personal de quien esto escribe y firma arriba. Ese empeño personal porque se reconociera al dramaturgo Sergio Magaña en su tierra natal michoacana, se inició desde la muerte de él en 1990, en cierta complicidad con mi amigo Manuel Ramírez Zaragoza. Quizá dicho empeño surgió y lo he mantenido hasta la fecha con altas y bajas, por su dramaturgia, de la cual me complacen el intelecto, varias de sus obras, y a quien conocí por el último lustro de los años 50s o principios de los 60s, no recuerdo bien, siendo yo estudiante de teatro en la ciudad de México.

A partir del año 1991 desde mi estudio CACCINI de Zamora que apenas empezaba a acondicionarlo, hablaba yo por teléfono año con año a autoridades de Morelia, así como en dos ocasiones a Tepalcatepec, diciéndoles a unas y a otras que debíamos como michoacanos rememorar al dramaturgo en su tierra natal, por su importante obra literaria. Nunca tuve una respuesta positiva de ninguna de dichas autoridades, siempre me contestaban y recibía evasivas y justificaciones de índole diversa, me respondían en ocasiones en Morelia que ya estaba agendada mi sugerencia, para resolverla las personas competentes (¿?), pero nunca se hizo nada.

Por el año de 1994, me desilusioné y… dediqué todo mi esfuerzo a CACCINI, en cuanto a docencia, montajes escénicos, producción teatral, promoción cultural y demás servicios que ofrecía la sociedad, así como a tratar de desarrollar dicha institución lo más óptimamente posible, con la colaboración de otros profesionistas interesados en ello.

Debo confesar que cometí un craso error en este inter, al no haber pedido apoyo para mi empeño magañista, a Jerjes Aguirre Avellaneda y Jaime Hernández Díaz, que fueron autoridades titulares del IMC; Instituto Michoacano de Cultura, entre los años 1993-2001en los que tuve relación y desempeño cultural con ellos a través del IMC.

Así las cosas, volví a insistir, y en el año 2004 me comuniqué telefónicamente desde Jiquilpan con el presidente municipal en turno de Tepalcatepec, José Mª Valencia, quien aceptó la visita de mi persona y la del Dr. Manuel Ramírez, (primera autoridad después de 10 años, que atendió con interés y debidamente mi llamado) para darles a saber, entre el doctor y yo, quien había sido y era a nivel nacional y fuera del país, el dramaturgo oriundo del pueblo tierracalenteño zaguán de la costa michoacana; Tepalcatepec.

Fuimos pues muy contentos el doctor Ramírez y yo a Tepeque (como dicen los lugareños) en donde… dicho sea, nos recibieron con mucha atención e interés por el objeto de nuestra visita, (yo esperaba una concurrencia máxima de 18 a 20 personas y, según nos dijeron, asistieron más de 100).

Después de las exposiciones vertidas por Manuel Ramírez y este servidor sobre Sergio Magaña ante las autoridades municipales, educativas, estudiantes y público general que asistió, intervino David Rangel Valencia de allí de Tepalcatepec, quien improvisó entre lo que escuchó un escrito con cinco cuartetos y un sexteto que con su palabra expresó aquel día y que a la letra dice:


SERGIO MAGAÑA


Un talento que no alcanzó la gloria,
por encontrarse cerca de las llamas
que, alimentadas de orgullo y de soberbia,
en vez de darle luz, sombra le daban.

¿Combatir con gigantes? ¡Que locura!
¿Luchar contra corriente? ¡Acción ingrata!
Mas cuando no se intenta, quedan dudas
que nos mutilan lentamente el alma.

No tuvo que enfrentar a esos gigantes,
porque mas gigantesca fue la magia
inspiradora, que le hizo darles vida,
a irónicas creaciones de nostalgia.

Y un día, a su corazón falto el latido
en cama de hospital, tan solitaria…
¡Que triste fin de aquel que ha merecido
gozar de todo… y no gozar de nada!

A Tepalcatepec tuvo por cuna
quien escribió sus dramas, siendo un drama.
Y de manera irónica, su cuna,
no tiene ni telones ni pantallas.

Ojala este homenaje merecido,
sea un principio de aliento y esperanza,
de construir teatro de continuo
en esta que algún día fuera la casa
de aquel gran dramaturgo michoacano,
y cuyo nombre fue Sergio Magaña.

Uno o dos meses después de nuestra visita a Tepalcatepec, me llamó el ingeniero David a Jiquilpan (no el que escribió las anteriores líneas, sino el que en aquel entonces creo que era secretario o sindico del Ayuntamiento) pero fue él quien me comunicó, que ya habían aceptado apoyar las propuestas que les sugerí para rememorar al dramaturgo Sergio Magaña en su tierra, y que ya habían quedado asentadas en el acta de junta de cabildo.

Mis propuestas, fueron:

1. Poner el nombre de “Sergio Magaña Hidalgo” a la Casa de Cultura de Tepalcatepec.

2. Realizar año con año, entre el 23 de agosto fecha de fallecimiento de Sergio y el 24 de septiembre fecha de su nacimiento, Las jornadas culturales magañistas.

3. Hacer un busto de Sergio en bronce para colocarse en la principal avenida rumbo a la costa y poner su nombre en alguna calle.

4. Construir, con apoyo estatal, un centro cultural regional que lleve su nombre, con un amplio auditorio-teatro para usos múltiples.

La primera propuesta, ya se logró. En agosto del pasado 2005 donamos una placa a la Casa de Cultura de Tepalcatepec, que lleva el nuevo nombre de; “Sergio Magaña Hidalgo”.
La segunda, también ya se logró. En agosto del pasado 2005, con el apoyo pleno de las autoridades actuales del Ayuntamiento que preside el Lic. Marco Antonio González Mendoza y gentes de Tepalcatepec, como el amigo Timoteo actual regidor de cultura del lugar, de Hermila la actual directora de la Casa de Cultura “Sergio Magaña Hidalgo”, de Víctor Regalado y su gentil esposa, así como personas mas que no recuerdo sus nombres y desde luego, al de varios amigos personales de Morelia, tales como Arturo Chávez Carmona en aquellas fechas fungiendo como director del Museo del Estado, así como de los teatreros Antonio Jairo y Arnulfo Martínez, quienes participaron y me acompañaron a Tepalcatepec al igual que el doctor Manuel Ramírez Zaragoza, unos, en agosto 23 a inaugurar las Primeras jornadas culturales magañistas, y otros en septiembre 24 a representar teatro y a clausurarlas.

A Arnulfo Martínez le había pedido apoyo para llevar teatro a Tepeque. Coincidimos con él en un evento al que nos había invitado Juan Carlos Arvide en su Casona del Teatro de Morelia en donde se presentaría también el Mtro. Luis Jaime Cortes Méndez; Secretario de Cultura, y allí, aproveché la oportunidad para hablar con él. Hablé con el Secretario Luis Jaime en presencia de Arnulfo, sobre los logros obtenidos por el doctor Ramírez y yo en las exposiciones y propuestas en torno a la memoria de Sergio en un evento en Tepalcatepec exprofeso para ello en el 2004. Evento este, le comenté, que se había grabado en casete y se lo había yo enviado al gobernador junto con una carta petitoria de apoyo sobre las propuestas que les sugerí a los tepalcatepenses para rememorar al dramaturgo en su tierra natal, comentándole al Mtro. Luis Jaime, que el mismo gobernador me había dicho en una ocasión que lo saludé que había turnado casete y carta, a él, a la Secretaría para que se atendieran mis peticiones.

El maestro Luis Jaime me dijo que él no había recibido tal y le preguntó a Arnulfo si sabía algo del paquete, supuesto que a sus manos nunca llegó. Arnulfo negó saber algo sobre ello, en el departamento que tiene a su cargo. El Mtro. Luis Jaime en ese momento y sin reserva alguna, autorizó a Arnulfo para apoyar las jornadas con los grupos de teatro disponibles, para que fueran a Tepalcatepec con el auspicio de la SECUM y me comentó que se apoyaría total y plenamente las jornadas y se enriquecerían, de ser posible, con mas elementos pertinentes a la memoria de Sergio, diciéndonos que estaría en la inauguración o clausura, dependiendo de su agenda , intención esta que no le fue posible por compromisos surgidos de ultima hora, con el gobernador. Finalmente solo argumentó que, a las próximas jornadas, el creía prudente se les cambiara el nombre de “magañistas” para evitar algunas confusiones de orden político.

La tercera propuesta, también se logrará este año. En estas jornadas del 2006, se colocará y develará el trabajo realizado por el escultor Pablo Castro de Morelia.

La cuarta propuesta aunque es más difícil su realización, creo que no es imposible, pues tanto autoridades municipales como estatales y federales, están conscientes de que es mejor conjuntar esfuerzos para una inversión de obra material, programada a la actividad cultural, que puede servir mejor el destino de la juventud, que el quedarse pasivos viendo como esa juventud se pierde en el maremágnum de los vicios tan comunes ahora y que regularmente tarde que temprano, conducen a la muerte a esa juventud.

Así fue como se lograron estas jornadas que continuarán en Tepalcatepec, a pesar de algunos chismes que me trasmitieron al respecto en Morelia durante los días 15 16 y 18 de marzo en los que se inauguró y se realizaron las mesas de trabajo sobre la nueva ley de cultura en el estado, en las que estuvimos presentes, en acuerdos y desacuerdos, entre ponentes, invitados del DF y demás. Por ello, esta información anterior sobre las jornadas culturales magañistas, que redacté en el orden y forma ya descrita, para puntualizar los hechos reales como se suscitaron y se logró el apoyo de la Secretaría para las obras de teatro. Chismes estos, referentes no solo al como se lograron las idas de los grupos teatrales a Tepeque sino también, a lo que hago, lo que intento, o realizo en cuanto a labor cultural en diferentes puntos del estado o fuera del mismo, como, haber hermanado la casa cultural de Jiquilpan con la de Delicias Chihuahua, estando tan distantes, y que, si tengo el dinero del mundo para eso y hasta para hacer películas al mismo tiempo, y otros cuentos mas.

Diré, llanamente, a los embrollados en este chisme, (conociéndolos a todos) que respeto sus criterios como personas que son y su libertad de chismear, y que… la estatura ÉTICA se logra a través de cualquier desempeño, pero trabajando con responsabilidad artística social y hablando cabalmente de frente, como los saludo yo siempre.

Sobre lo que he hecho o intento hacer culturalmente en varios aspectos y puntos del estado, no lo realizo para lucirme y salir en la foto, ni tengo el dinero del mundo, solo gestiono, trabajo y…si, tengo muy claro el saber, cual es la misión socio-cultural que me corresponde, y que debo y quiero realizar, sin esperar galardones por ello en ninguna ciudad o rumbo michoacano donde algo o mucho he realizado al respecto, sin aspavientos. Reconozco que peco de ser exigente tratando de que las cosas se hagan debidamente y con profesionalismo, no de ahora sino de varios ayeres, décadas ya, desde antes que Joaquín Mas, quien me conoció activo teatralmente en Zamora a principios de los 70s, y que al ver y conocer mi exigencia por intentar los mejores resultados posibles dentro de los quehaceres artísticos, me invitaba con regularidad para colaborar con él por días y hasta semanas enteras en los proyectos de la incipiente casa de cultura de la tierra de ustedes; Morelia, invitaciones estas que siempre acepté con gusto, porque esa casa cultural, Joaquín la echó a andar cuando era gobernador Torres Manzo, en el actual lugar donde a sido sede tanto de la casa de cultura como del IMC, y de la actual Secretaria de cultura. Es cuanto.

Con la remembranza del amigo Joaquín (ya ido de este gran teatro del mundo), y quien trabajaba mucho por la cultura en Morelia, termino esta aclaración que he creído pertinente hacer, para los…conocidos todos, y… pues solo me queda invitarlos a trabajar por la cultura, en cualquier punto de nuestra entidad o fuera de ella, sin alharaca o aspaviento alguno.

Jiquilpan de Juárez Michoacán.

martes, 23 de septiembre de 2008

154. ELISEO CASTILLO ARELLANO...

Nota de GL. Conrado.
Para: 
tenepal de CACCINI

Eliseo..., y su libro: Cieneguitas 
AYER Y HOY.

Una excelente crónica, de la labor social comunitaria de los protagonistas; los Onofres, padre he hijo, de la comunidad ejidal de Cieneguitas municipio de Tanhuato Michoacán, ...y su ensayo: ¡Aaahh que los mexicanos! También, en mi personal opinión, un exquisito ensayo recordatorio de que po's si, semos muy mexicanos, pero entre comillas. Así que (ratificando que en opinión muy personal de un común y simple -no por ello simplón- lector y no con pose de analista literario), tanto la crónica de los Onofres como el ensayo mismo, huelen a mi provincia michoacana... a mi querida tierra cenagal y del bajío michoacano otrora impregnada con sangre a principios del siglo pasado, por un mejor país para los que procedemos de familias campesinas, y po's muchos de los nuestros, dejaron embarrada su sangre en aras de esa dicha "mejor vida para nosotros". Eso dice la historia que nos enseñaron en la escuela elemental, pero mi abuelo que fue del frente federal en la bola, pero desertó para  brincarse al lado contrario -decía cuando nos contaba su historia- "pa'l lado de mi general Francisco Villa".

Fue otra historia la del viejo abuelo, mas creíble para mi, pues era mi sangre y al viejito, ya anciano, se le salían las lágrimas al recordar y contarle a sus amigos de su edad los descuartizamientos humanos y matanzas revolucionarias, para mejorar la vida nuestra...

Este amigo mio de nombre Eliseo y autor de Cieneguitas, me hizo recordar mi pasado y ascendencia familiar con su crónica y ensayo. El es buen hacedor de teatro y fue maestro de mi hijo Conrado en la prepa, que ahora tiene posgrados y esta doctorado en las europas en cuestiones piciculas (dicen mis hermanos rancheros de mi tierra de oriundez; Zináparo. Lo correcto de la palabra es piscicola relacionada con la producción acuícola), mi hijo siendo bisnieto del villista mi abuelo que no tuvo letra como decía (o sea no tuvo la fortuna de cultivarse yendo a la escuela) pues ponía la huella en su juventud y se enseñó, según él, a garabatear en la revolución a escribir, pa'que no se lo tronaran, esto contaba mi abuelo paterno. Si pues.

Paz, tranquilidad y sosiego querían nuestros ancestros. Cultivar sus parcelas ganadas en la bola, pa'quitar, el hambre y mejor vida.

153. EL FESTIN DE...

EL FESTIN DE LOS BUITRES


Manuel Ramírez Zaragoza

El cuerpo lleva mucho tiempo tirado en la nada. Yace desnudo. Su figura refleja el agónico sufrimiento de tiempos estancados. Recostado sobre su lado derecho con el brazo rígido y algo despegado del flanco izquierdo, las rodillas están arqueadas hacia arriba y atrás, el brazo izquierdo se encima al costillar trasijado y hundido. Su faz desencajada trasluce prominentes pómulos; en medio, una nariz de huecos exagerados y profundos; las orejas son conchas marinas translúcidas a la luz del día. Los ojos secos y entornados cosen un velo gris de muerte. En lo alto del cielo los buitres vestidos de luto revolotean impacientes. Con todo… el muerto no termina por morirse.

El nosotros México, país tercermundista sometido por una autocracia-burocracia chambona y zurcido a un sistema político envejecido, cascado e incapaz ―cuando menos― de relámpagos creativos, con un régimen económico de uñas largas y sinvergüenzas de cuello blanco por todos lados, además, hundido en la inutilidad social durante casi 80 años y subordinado utilitariamente al poder total, foráneo y autóctono del gran capital. Las muchas dirigencias de todo el sistema político siempre carentes de proyectos, amos de la improvisación o de la repetición perniciosa con métodos agotados de gobiernos corruptos de hoy, ayer y anteayer. Poder político y económico bestial, emboscado y falso; ilícito y rapaz, insolente y amoral con mesalinas complicidades de la oligarquía católica y las almas piadosas de la iniciativa privada de la gran mano negra, deseosos de volver a la Colonia. Avidez por el poder que se renueva y apuesta a la derrota de la democracia, agonía y muerte del pueblo. Historia axiomática del país donde los pillos y sinvergüenzas: héroes y villanos comen juntos las mismas entrañas de los mismos despojos. Todos en la rueda de la fortuna suben y bajan según cada quien se haga de la manija. Sin democracia no hay república. Sin República no hay gobierno del pueblo. Sin pueblo no hay nada: tampoco buitres.

El sistema de política económica mundial que han moldeado los tres cochinitos supra capitalistas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio con el mercadeo globalizado y la servidumbre de los obsesivos cleptómanos muy mexicanos, han logrado hacer de las tres últimas descendencias de mexicanos de fin del Siglo XX y la hermanada con el inicio del tercer milenio un país de miserables y muertos de hambre. Un México de todos nuestros dolores postrado por la pobreza, desnutrición y la miseria inducidas por una lógica filosófica elucubrada desde una ética y moral que nos quieren hacer creer que el hambre no es terrorismo oficial, sino enfermedad en tratamiento histórico o una mala leche del mercado, según nos cuentan los medios de comunicación convenientemente pagados y que insisten en pintar mundos de fantasías en un país inexistente.

No todos los buitres sacan los ojos y rasgan las entrañas. Los hay que en sus manos portan plumas ensangrentadas y que siempre han vivido inventando y escribiendo fábulas negras contra crítica sociedad civil y política, pueblo que quieren ver más jodido que no cede frente a los ataques de una culpabilidad inventada por el oficialismo que fabrica carroña. Gritan, rabian, ofenden y hablan de conspiración, y son ellos los que terminan por hundirse.
Durante años han depositado y confiado sus debilidades humanas en el despiadado sistema orweliano denunciando en prólogos, textos y epílogos a centenas de miles de Voltaires y millones de ciudadanos que luchan en la luz por un México bien amado.

A los zopilotes de cuello blanco, unos nacionales y otros invasores, haraganes moradores de los generosos bienes del pueblo mexicano que van desde las carreteras, bancos, aeropuertos, sector agropecuario, silvícola, sistemas de agua para riego y potable para consumo humano, aduanas, ferrocarriles, minas de variados metales, medios educativos, financiamiento a ciencia y tecnología, medios de comunicación, espacio aéreo, playas y bahías, costas y mares; petróleos mexicanos, comisión federal de electricidad. Sin dejar de mencionar el cebo que significan ala evasión fiscal y los multimillonarios apoyos financieros y dispensas personales por parte de la Secretaría de Hacienda en impuestos a las grandes ratas del Fobaproa-Ipab, corporativos locales y foráneos, mientras, con muy poca madre (pagan fiscalmente 74 pesos anuales de impuestos) o demasiada intención; en tanto, a PEMEX le chupan hasta el 78% de las utilidades petroleras. Viva el Bien Común, la Democracia y la Justicia Social.

Los muchísimos Voltaires que llenan páginas puntualizando y denunciando de mil maneras las injusticias de un sistema voraz e inconstitucional, no han sido, ni serán acallados por la fuerza y el poder que la política y el dinero les da; por supuesto que aplastan, arrasan y matan –pan nuestro de cada día– en este, nuestro y doliente México.

En el régimen de hoy, la excesiva engorda oficial después de casi dos años de manutención de primer mundo con exuberancias poco comunes y con sociedad de la mafia extranjera, han logrado la capacidad de pauperizar a la presa. La apalean gradualmente ya sea por recortes presupuestales, quite de subsidios ordenados desde el extranjero, mortales aumentos a todos los servicios; gasolinazos, tortillazos, bolillazos; especulación y usura, sin embargo, pensando que ya no tenemos capacidad de asombro, nos llegan con la peregrina idea de imponernos la igualdad de precios en todos los productos de consumo diario y mercancías del mercado interno a precios internacionales, es decir, que igual cuesta una hamburguesa en Los Ángeles, Chicago que en cualquier ciudad media del país, mientras que los salarios ―¡Bendito Dios y Santa Madre de Guadalupe! ¡Pan señor que se me quema el hocico!― siguen siendo de mataperros, entre 20 y 30 veces menores que la primera clase mundial. Viva don Felipe I. Muera la chusma.

La engorda oficial bien aguanta una huelga de hambre de un año sin que les suceda nada, principalmente el hombre que le saca un susto mortal al hambre como es don Agustín Cartens y Cartens, ese gordo simpático responsable del buen uso y destino del dinero de todos nosotros, siempre acostumbrado a las comilonas de órdago sin preocuparse de que en las mesas de más de la mitad de los mexicanos, si acaso, hay apenas frijoles y tortillas. Insensible al desempleo y salario mínimo para pagar un kilo de jitomate que vale un dólar y medio, perdón 15 pesos, o un kilo de tasajo que le cuesta 60 pesos. Con lo que él come en un día, bien pudiera alimentar a los alumnos de un salón de clases de cualquier escuela primaria de un municipio oaxaqueño, michoacano y chiapaneco de alta marginalidad. ¡Vivan las fiestas en Palacio Nacional! como ayer lo fueron en el castillo de Chapultepec con Vicente El Tardo y Marta I. Vivan las giras, el derroche y los sueldos mejor pagados del mundo. ¿Nosotros…? En el mejor de los casos: ¡Chingamos a veinte! La rapiña nació huérfana de adjetivos.
En este sistema inmóvil, social-económica y políticamente fracasado pero portentosamente útil para la clase que lo manipula en ese vaivén pendular ideológicamente antilaicista; totalitario, fascista y orweliano que nos arrastra más abajo del fondo de subsistencia vital, hay que recordar que los buitres tienen siempre los mismos hábitos, no cambian y con nada apestan; se distinguen de lejos, envician el ambiente por derecho de origen en una química que pudre y apesta en una muerte tarda de intención en la prisa de los buitres de cuello largo y blanco con ojos de sangre y pupila de infierno. El Sistema nos ha convertido en el paraíso de los zopilotes. Los buitres lo saben. Voltaire gritó: "¡Ecrasons l' infame!" –"¡Aplastemos al infame!"–


Los buitres están impacientes, tienen prisa. Buitres los unos y los otros. Buitres. Ahora que todo está por suceder comienzan hacer declaraciones. La guerra no. La guerra la perderán ellos. Las bocas se llenarán de discursos mientras que la gente tratará de curarse las heridas unos a otros. Heridas que nuevos buitres, tarde o temprano, volverán a tratar abrir.

Condenados sean los que cultivan el dolor ajeno en interés propio. Condenados para siempre. Amén.

Los buitres de aquí morirán como mueren los buitres de Kafka:

“Érase un buitre que me picoteaba los pies. Ya había desgarrado los zapatos y las medias y ahora me picoteaba los pies. Siempre tiraba un picotazo, volaba en círculos inquietos alrededor y luego proseguía su obra. Pasó un señor, nos miró un rato y me preguntó por qué toleraba yo al buitre.
-Estoy indefenso –le dije-, vino y empezó a picotearme, yo le quise espantar y hasta pensé retorcerle el pescuezo, pero estos animales son muy fuertes y quería saltarme a la cara. Preferí sacrificar los pies: ahora están casi hechos pedazos.
-No se deje atormentar –dijo el señor-, un tiro y el buitre se acabó.
-¿Le parece? –pregunté-, ¿quiere encargarse usted del asunto?
-Encantado –dijo el señor-; no tengo más que ir a casa a buscar el fusil, ¿puede usted esperar media hora más?
-No sé –le respondí, y por un instante me quedé rígido de dolor; después añadí-: por favor, pruebe de todos modos.
-Bueno –dijo el señor-, voy a apurarme.
El buitre había escuchado tranquilamente nuestro diálogo y había dejado errar la mirada entre el señor y yo. Ahora vi que había comprendido todo: voló un poco, retrocedió para lograr el ímpetu necesario y como un atleta que arroja la jabalina encajó el pico en mi boca, profundamente. Al caer de espaldas sentí como una liberación; que en mi sangre, que colmaba todas las profundidades y que inundaba todas las riberas, el buitre irreparablemente se ahogaba”.

152. A MORELIA, 15/09/08

Tricolor regazo de sangre



Leo Espinoza Monroy



A Morelia. 15/09/08


Una noche de septiembre
Alegría, fiesta, muchedumbre, libertad
Morelia estaba de fiesta
Vengan todos a gritar

Un repique
Una sonrisa

Identidad nacional
Fuegos artificiales

El terror de lo inesperado
Lágrimas negras

Mortandad

Sonidos de ambulancias
Cuerpos destrozados
Gritos desfallecidos en la noche viviente

Mis ojos desorbitados
Querían la pantalla romper
Querían buscar un culpable
Querían buscar un por qué

Hoy existe luto en Morelia
Angustia e impotencia por no saber
¿Quién fue autor de este crimen? ¿Por qué el perdón si no hay bien?
Aún espero la respuesta verdadera
Mientras sentado con un crucifijo sigo pensando por qué.