domingo, 14 de diciembre de 2008

189. DIFUSIÓN

COMUNIK2 2008-60- "¡ay mamá!, ¿cuándo será?‏
De: mailinglistbouncer@dreamhost.com en nombre de 3D2 COMUNICADOS (comunik2@3d2.com.mx)
Enviado: domingo, 14 de diciembre de 2008 06:20:45 p.m.
Para: glconrado@hotmail.com
Fuertes, poderosos
todos cada uno de nosotros
a menos que no haya inspiración
puñalada trapera al avance y la imaginación
rebelde por siempre
rebelde hasta la muerte
y que el destino perdone
el cansancio de la edad a la que llegues
nunca voy a esperar morirme de hambre
pa' cantar lo que me duele
caracoles, cascabeles
para saber cuando podré yo verte
¡ay mamá!
morena Libertad, ¿cuándo será?
COMBATE
Desorden público


REFLEXIONES DESDE ABAJO/SOBRE LA PROMOCIÓN CULTURAL EN MÉXICO
lo podrás adquirir en:
Amsterdam 67
Hipódromo Condesa
entre Parras y Sonora
5286 7430


http://www.conejoblanco.com.mx/
Lunes a Sábado de 9:00 am a 23:00 pm
Domingos de 9:00 am a 22:00 pm
Insistiendo

“LO QUE SE DICE SE HACE” y así diciendo llegan las noticias, esas que alientan la causa 3D2. Eric Laines y los compas del Gran Centro Cultural VINCULART de Tlayacapan Morelos organizaron la exposición Sesión de Espiritismo. Va pues nuestra más sincera felicitación y es un honor el saber que los vínculos van siendo posibles… Maestro Eric, muchas felicidades.
Vale decir a todos los compas que el Maestro Daniel y Mary Paz coordinan el centro Cultural Vinculart, en ese sentido por parte de la Galería no cobran comisión alguna a los expositores por venta de obra… Aplaudimos esa medida y ojalá muchos espacios culturales siguieran esa línea de apoyo al artista… y pues, dicho sea de paso, le fue bien al Maese Eric!!!!

Barra Nacional de Promotores Culturales 3D2 A.C.
Guanajuato 28 Bis. Colonia Roma. México, DF.
FOROS 3D2 (Ver +)

................................................................Este correo lo enviamos solo a los compañeros interesados en recibir informacion referente al Fanzine Cultural 3D2. Para rechazarlo, regresa a la solicitud en linea de tu primera suscripcion y da click en el boton no suscribir, o ponte en contacto con el propietario del sitio web. Esperamos que confirmes la suscripcion a nuestro sistema de promocion cultural.

188. LA REESTRUCTURACIÓN DE LA MISERIA NACIONAL

Manuel Ramírez Zaragoza


A dos años cumplidos de gobierno del hijo desobediente michoacano son bastante notables los incrementos de los factores de estancamiento y retroceso económico que sufre la inmensa mayoría de los mexicanos. ¡Ah! pero se festejan con bravuconerías, la misma verborrea y las promesas incumplidas en actos donde los invitados besan el zapato y exhiben las nalgas al sol, y los medios de comunicación, principalmente los televisivos, en imagen y sonido, resaltan las “bondades” de una propaganda rancia y en desuso que el pueblo no se traga y menos cree. Gastos multimillonarios en exponer mentiras a un pueblo que creen estúpido o retrasado mental. Al festejo, los invitados apenas llegaron al millar, muchos con caras hoscas y rictus de enfado. Sin embargo, había que estar allí.

Aunque nunca se mencionó, porque parece que no existen los 60 millones de miserables que crecieron en número al termino del primer tercio del gobierno de don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa en un 10%.

Los académicos que estudian e investigan sin compromisos oficialistas nos dicen que la miseria es intencional y para ello dan razones: “La miseria que tanto nos indigna en estas décadas tiene culpables perfectamente identificables; son, sin duda, los gobiernos que adoptan escuelas económicas y políticas que producen solo miseria”. Muchos economistas independientes coinciden en que la pobreza no es un problema económico, sino político. Son los gobernantes incompetentes e ignorantes que nos gobiernan sin talento y nos roban constantemente sirviendo solamente a sus intereses y cómplices a cambio de mentiras, sometimiento social, pobreza, hambre, enfermedad y miseria en el pueblo. Actualmente el México de nuestros dolores y angustias no ha avanzado prácticamente nada por motivo de los tratados políticos que el gobierno federal ha tenido con los jefes leoninos del otro lado del río Bravo, como ya sabemos por petróleo, mano de obra barata, un poco las hortalizas y frutales de exportación, maquila y el bracerismo que parece también está en recesión, ¿Fuentes de empleo y desarrollo interno? No sabemos por que túnel entramos, menos por cual vamos a salir.

Para resolver la miseria social en la que vivimos es tomando medidas económicas y políticas de tipo social y no oligárquico o plutocrático; ¿Por qué no lo hacemos? ¿Acaso cree don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa que los 39 súper millonarios en dólares y los 60 mil súper ricos con los soldados y policías, juntos todos, en este México traicionado tantas veces, pueden evitarle un movimiento social motivado por las cogidas que da el hambre liberada desde un sistema de gobierno cleptómano de políticos corruptos? Se equivocan todos.

La miseria se ha dado a conocer sola, por sí misma; sin presentaciones ni fiestas sociales nació con nosotros porque el sistema político de los últimos 90 años nos unció a ella sin posibilidades reales de desuncirnos. Cada día es más peligrosa porque los hombres y mujeres del mismo sistema político han sido tan estúpidos y rapaces que jamás han calculado los peligros que estos representan en cualquier momento. La miseria nace y vive con nosotros generacionalmente, mientras que las clases privilegiadas nadan en la abundancia del dinero mal habido gracias a los gobiernos federales de los 60 años anteriores. Si hemos tenido algunos respiros en esos años, han sido por obra del esfuerzo conjunto de diversos grupos sociales y no por la mano del gobierno. Sus teorías económicas y escuelas políticas impuestas solamente han creado miseria. Allan Greenspam y la refugiada rusa Ayn Rand; sacerdote y sacerdotisa supremos de los economistas oficiales y del capitalismo feroz en los últimos 40 años, han tenido que reconocer que su teoría económica de mercado fue un error, tal que tiene al mundo postrado y al gobierno de México de nalgas aunque lo nieguen día con día. Aquí, los economistas gandules de don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, esos que deben cuidar nuestro dinero, siguen en la burrada de no hacerle ningún caso a la voz de alarma de los gurús. En su caso, mejor se avientan un clavado en posición “P” con tres vueltas al frente y dos giros a la estulticia.

La miseria de las últimas generaciones, así parece intencional y comprobable por las acciones de mandatarios ignorantes que insisten tozudamente en cometer los mismos errores económicos, políticos y sociales con sus equivocadas decisiones. Con el menos común de los sentidos, a estos, un ama de casa les da cátedra de cómo administrar la economía interna y que hacer para crear prosperidad.
Miseria y pobreza que no había por que padecer nuestras generaciones perdidas para hacer más hondo un país improductivo. Que fácil hubiera sido si se gobernara bien. Algo tendrá que pasar que haga revelarse la verdadera tragedia social. Conocemos tanto la miseria y a su hermana la pobreza que nos convertimos -como decía el tío Chema- en perros viejos.

¿Cuál es la razón por la que el gobierno se equivoca un día sí y el otro también? Deben ser muchas las razones; una de tantas, como signo distintivo es, sin duda, la ignorancia en materia económica de muchos de los gobernantes y sus alfiles que quien sabe por qué diablos los hacen todólogos. Toman decisiones en asuntos de los que saben nada. Tamaña estupidez les hace flotar en lo irreal e imponer medidas equivocadas y antisociales que producen más pobreza. Es manifiesto el síndrome del político que pretende corregir una situación de la que ignora todo porque son gobernantes mostrencos.

Otra razón empolló en todos los partidos políticos que mandan recuas de políticos –salvo honrosas excepciones– marcados con el fierro de su divisa partidaria a depredar en favor de los grupos internos muchas veces antagónicos y puestos a la traición, sin ideología social; con ideas antónimas al bien social o como diría el PAN: al bien común y el PRI, a la justicia social.

El imperio de la desfachatez y cinismo en todos los niveles de la administración pública es de poca madre. La habilitación de burros en albos unicornios se da en este país con tanta facilidad que se vuelven comunes y vulgares. Otra razón para la irresponsabilidad.

En el segundo año de gobierno de don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa están los ecos de sus propias promesas incumplidas en materia económica y financiera: “Seré el presidente del empleo…” había dicho cuando se encontraba en campaña. Y así como aquella, el resto de sus promesas de crecimiento económico y bienestar social no se han cumplido. Más aún, el país se le escapa de las manos; perdió competitividad y cada vez resulta menos atractivo para la maravillosa inversión extranjera, entre otras razones, por la inseguridad originada –a estas alturas del partido– sabrá Dios por quien.

Dos años de estancamiento. Tiempo perdido los santos lo lloran. Puso al empleo como la máxima prioridad de su gestión económica y social, pues –decía– la falta de trabajo es lo que divide a las familias y a las comunidades del país. Ratificó entonces el lema central de su campaña: “Me propuse y seré el presidente del empleo en México”. Pero ya no era candidato. Habían terminado las horas y los días de hacer promesas.

Presidente ya con el dudoso 0.6%, informaba a la nación de su decisión de “remover los obstáculos que impiden a las empresas, y a la economía en su conjunto, crecer más y más rápido”, … pues es la única forma de generar “los empleos que necesitamos”.

Arrebatado, sentenciaba con voz firme –No era poco cosa– cuatro cambios fundamentales que harían realidad el sueño: 1) “La economía se orientará a la competitividad. Los trabajadores, los campesinos y las empresas mexicanas competirán en igualdad de condiciones con otros trabajadores, campesinos y empresas de los demás países. El primer paso; es atraer las inversiones de fuera, para que se concreten aquí y aquí generen los empleos. “México tiene todo para ser una nación que reciba inversión y genere empleo para su gente.” 2) “México ya no dependerá de lo que exporte a otros países. Para estimular el crecimiento y el empleo, el mercado interno será el gran motor. Para lograrlo, se impulsarán el turismo y la infraestructura”. 3) “El gobierno se pondrá en los zapatos del mecánico que tiene su taller, de la ama de casa que tiene su cocina económica, del abuelo que tiene una tienda de abarrotes”. Es decir –dijo Calderón–, “quiero facilitarle la vida a las micro, pequeñas y medianas empresas en México, porque son las que generan más empleo para los mexicanos”. 4) “La economía, dirigida por el nuevo gobierno, propiciará bienes y servicios en calidad y precios competitivos para empresas y consumidores, lo cual sólo puede ser resultado de condiciones verdaderas de competencia justa y sin privilegios”.

En mi pueblo ya se está organizando la primera peregrinación a pie al Tabernáculo de los Remedios para pedirles a los beatos Agapito y Herculano, le abran la mollera al señor don Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, para que su nuevo credo económico ponga a la reestructuración de la miseria nacional con igual trato del Fobaproa-Ipab, para que el pueblo jodido disfrute entre otros beneficios el usufructo de los intereses de la miseria y su hermana la pobreza. ¡No nos la vamos a acabar!