miércoles, 24 de diciembre de 2008

191. AUN ES TIEMPO

Por: GL.Conrado.



Este articulo fue publicado en el boletín de la Casa Cultural de Jiquilpan;
Huanimban Nº 11 del mes de abril 2005 Pág. 6-7, y… pues como veo
la situación mas canija aun que en esa fecha que lo escribí
creo que es vigente, por ello lo transcribo ahora
.


Los acontecimientos políticos del momento en nuestra nación, son para que los reflexionemos todos y cada uno de nosotros; las y los mexicanos. La sociedad civil, ha ido rebasando a todos los partidos políticos desde la última década del siglo pasado a la fecha.

Esto quiere decir que dichos partidos, no son representativos del pensar generalizado de la gente: del pueblo, de la mayoría de las y los mexicanos. ¿Por qué los han rebasado?, pues porque dichos grupos políticos, solo buscan el poder por el poder mismo ya que ello, brinda muchas canonjías tales como auto destinarse sueldos estrafalarios y demás bondades que ello consecuentemente presenta, todo a través del trabajo y esfuerzo de la ciudadanía que ya esta harta de sinvergüenzas y transas de todos los niveles de gobierno como dijera un político del momento.

No debemos olvidar que el pueblo al empobrecerse, provoca serias dificultades de orden social, por ello, es aconsejable que meditemos bien por quien votar para que maneje los destinos del país, las pruebas de desaciertos y sinvergüenzas, los tenemos a la orden del día en este tiempo que se vive. Aun es tiempo de que se sumen:

  • Una sana economía, benéfica para toda la ciudadanía.

  • Una salud publica para todos parejos, políticos y ciudadanos comunes.

  • Una educación basada en el constructivismo para que sea efectiva.

  • Un pleno apoyo a la cultura general; las artes, las ciencias, la investigación, sin subestimar el poder que la cultura tiene en la civilización de todo pueblo.

  • Una verdadera atención al campo, con políticas benéficas primeramente para las y los mexicanos.

  • Unos gobernantes en los tres niveles; federal, estatal y municipal, que atiendan por igual a todas y todos los mexicanos sin distinción de clase social, credo religioso o simpatía política o partidista, y que cobren salarios justos pero no ostentosos ni hirientes a la dignidad del pueblo.

La suma de todos los puntos anteriores, da confiabilidad, y logran, si hay equidad y sentido común, una sociedad civil armónica en el trabajo individual y colectivo que manifiesta una suma agradable de cultura. Por lo contrario, esa misma sociedad civil se manifestará des armoniosa y agresiva en todo orden, si la suma esencial no muestra la equidad y sentido común para una aceptable convivencia humana de vida colectiva.

¡La historia nos lo dice!

Hagamos todos; gobernantes y gobernados, una mejor historia, AUN ES TIEMPO, mañana, quien sabe...

<<<<<>>>>>


1 comentario

DESDE MORELIA.
Juan García Tapia dijo...

La impunidad de los criminales, tanto los que andan en la calle como los que cuentan con escaños o secretarías, puede impulsar un regreso de la Ley del Talión. Los ciudadanos despojados y burlados tienen en la impunidad una especie de derecho privilegiado para no acatar las normas de los sinvergüenzas. Cuidado.
dom dic 28, 09:11:00 AM 2008

lunes, 22 de diciembre de 2008

190. LA REESTRUCTURACIÓN DE LA MISERIA, II.

¡Renuncien! ¡No tienen Madre! ¡Qué poca Madre!



Manuel Ramírez Zaragoza

Primero fue el empresario de ropa deportiva Alejandro Martí quien en un evento de importancia nacional efectuado hace poco más de 100 días, frente a los zares contra la lucha por la seguridad nacional Eduardo Medina Mora, Procurador General de la República, Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Nacional, –ambos cuestionados en su honestidad por grandes sectores de la sociedad– miembros de la Conago y los tres poderes de la Unión, parte de la plutocracia autóctona y colados. Ahí y sin decir agua va; el padre doliente, Alejandro Martí, le restregó en la cara a cada uno y a todos los presentes empleados de alto nivel al servicio el pueblo, una frase lapidaria: “Si no pueden con el cargo: ¡Renuncien…!”, que muchos, con un miligramo de vergüenza estarían buscado chamba previa solicitud elaborada y dos firmas de conocimiento en otros tiendas de mostrador. Sin embargo y en honor a la verdad, no todo el moño del señor Martí fue blanco. Pocos días después publicó la prensa especializada en finazas que el empresario de la ropa deportiva y otros bártulos estaba buscando en la alta dirección de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la dispensa del pago de 100 millones de pesos por concepto de impuestos derivados de la venta en 2 mil millones de pesos de una parte mínima de acciones de Deportes Martí. Como diría el gabacho: ¡Business is business! Ante esta miseria humana solo nos queda pensar mal.

El señor Nelson Vargas, un hombre de dudosa honorabilidad en el manejo de los fondos públicos como director de la Comisión Nacional del Deporte, CONADE durante el sexenio del cuadrúpedo Vicente Fox Quezada, también; como miles y miles de mexicanos, fue víctima de los mismos personajes encargados de la seguridad del pueblo: su hija Silvia Vargas Escalera fue raptada en septiembre del año pasado y en más de un año nunca le dieron un solo dato de si vivía o estaba muerta: ¡Verdaderamente ustedes no tienen madre…! fue el grito de rabia, desesperación e impotencia. Pocos días después esa “autoridad” le entregó los restos de su hija.

Reconformación y baños de pureza entre la “high society and the gross strength of the politics”, con la impunidad tácita de las sinvergüenzadas múltiples de los regímenes ancianos y el actual en un redoble de media vuelta inmediata al gatopardismo y las conciencias que rechinan de limpias. ¿Cuantos acuerdos más se firmarán? ¿Cuantas veces 100 días se sumarán? ¿Cuantas buenas voluntades más aparecerán y nada harán? ¿Cuántas bonhomías ciertas o falsas aparecerán? ¿Cuántas veces dejará de hacerse lo máximo ordenado por el Derecho? ¿Cuántas veces más los empresarios de la diferentes cámaras patronales, peinaditos y perfumados se reunirán con los oscuros y cascados funcionarios de la Comisión de los Salarios Mínimos y otras mamadas, Industria y Comercio y la secretaria del Trabajo y “previsión Social” donde despacha el enemigo number one del trabajador; Javier Lozano? que al menos por un año más, van a sellar o ya sellaron el negro destino de los trabajadores del país y sus familias. Sin rencores ¿Eh?

Los economistas, esos chinguetas hasta de premios Nóbel pa’rriba que inventan las mil y una formas de chingar al mundo a través de los grandes consorcios, nos dicen que el mercado (voraz) es el padre de todas las desgracias de los pobres del mundo. Y por supuesto de los más de 60 millones de conciudadanos. Localmente es el dios bien amado de los que han llorado sus raterías y fracasos financieros escondidos en el cajón de las vergüenzas, que el gobierno por un lado, blinda a los ricos para que no los metan a la cárcel por el fraude del Ipab-Fobaproa, y por otro, pega en los costillares de los pobres las facturas anuales de los intereses que anualmente suman 35 mil millones de pesos del tal Ipab-Fobaproa. Dinero que utilizado adecuadamente en obras sociales, podríamos tener mejores escuelas, universidades y centros de investigación. Los ricos también lloran y cada 3 y 6 años los vemos mendingando, (que en el lenguaje elegante de la política de llama cabildear) por los pasillos de la Cámara de Diputados y Senadores para que no vayan a permitir ninguna iniciativa ciudadana que les quite la chiche que tanto han mamado. Un caso igual pero a lo bestia se da estos días en la Norteamérica del águila calva. Pobres los ricos, qué lástima causan.

El mercado es un mecanismo en el cual negocian clientes (consumidores y productores) entre los que se inserta la otra parte que parece imprescindible en los mercados; el coyotaje para distribuir los productos, cualquiera que éstos sean. De esta negociación resulta una razón en la cual van a comerciar una cantidad de bienes demandantes y oferentes vendedores y compradores; es decir, un estira y afloja hasta el punto en el cual las dos partes llegan a un acuerdo que refleja una cantidad que se va a producir y a consumir en determinado precio. El pueblo es el relleno, en este caso de la torta.

Se supone que así trabaja el libre mercado, pero no. Porque los tiburones se tragan todo y la cadena se hace repetitiva y los jodidos nunca llegan a intervenir a menos que sea en el aspecto de mano de obra barata y como consumidor. Es por eso que deben existir aspectos regulatorios y no solamente los poseedores de la saliva y el pinole porque el que más saliva tenga, más traga. La principal institución que debe cuidar estos asuntos honesta, eficiente y puntualmente es el gobierno federal a través de organismos apropiados. Pero tampoco resulta porque el gobierno no le hace caso al pueblo sino a los ricos. El invento de la economía global, mundial o como quiera llamarle que para el fin resulta lo mismo, solo ha servido para hacer más pobres, más ladrones y los ricos obtener mayores ganancias y pagar salarios más bajos y menos impuestos. Recordemos que el principal objetivo del mercado libre es crearle al pueblo un consumismo brutal que obligan de cierta manera a que el pueblo compre, independiente de la utilidad que tenga la mercancía.

También, contra el dicho de Calderón, las micro, pequeñas y medianas empresas, que son las principales generadoras de empleos, siguen sin ser atendidas por el gobierno felipista. Los millonarios recursos que se destinarían a ellas, han servido más bien para rescatar a grandes empresas con problemas económicos a raíz de la crisis financiera; (Comercial Mexicana por ejemplo). Del ahorro de la reserva federal de 87 mil millones de dólares, en el supuesto de ser dinero del pueblo, el gobierno ya les metió 15 mil millones de dólares a los empresarios para recuperar las diferencias de la devaluación del peso contra el dólar que ya es del 40%. Mientras los extraordinarios aumentos a los salarios es en promedio 2.6%, es decir 2 pesos y 15 centavos (Qué poca madre) cuando la mayoría de los gobernadores de los Estados se embolsan en promedio solo por aguinaldo 350 mil pesos; diputados 250 mil morlacos y los discretos senadores hasta 500 mil.; ¿cuánto será lo que se lleven los secretarios del gabinete, las amantes y queridas que les cuelan los jefes de alto y medio nivel? ¿Cuánto será en promedio de la burocracia nacional? Mientras que para cualquier empleado de las empresas, factorías, comercios, etc., solamente algunos otorgarán 15 días de salario mínimo y en dos pagos.

En este México de todos nosotros: ¡Qué poca madre! Todo el año es angustiante para los millones de padres de familia que no alcanzan a darles lo necesario a sus hijos, pero más lo es el fin y principio del año cuando por las efecto de las tradiciones, las familias buscan juntarse a cenar “lo que Dios tiene a bien darles” y los niños en la esperanza de una ilusoria visita de los Reyes Magos. Feliz Navidad y un Año Nuevo con resuello y trabajo.