sábado, 3 de enero de 2009

192. Arq. LEONARDO E. HURTADO FLORES

"EL TIGRILLO"

Leonardo, es uno de los hijos de mi entrañable amigo Jorge Hurtado Castellanos (†), Georgiano como le decía yo en ocasiones, fue llamado “el güero genio” por don Emilio Azcárraga Vidaurreta el iniciador del Televicentro de antaño, ahora emporio TELEVISA que regentea su nieto.
Esta foto de Jorge la copié de la tesis que tengo del arquitecto Leonardo Enrique Hurtado Flores “el tigrillo” como le decía Jorge su padre.

Jorge Hurtado Castellanos; "el güero genio" de don Emilio Azcárraga Vidaurreta y padre de "el tigrillo"; Arq. Leonardo Enrique Hurtado Flores.
<<<<<>>>>>
Leonardo vivía con su mamá en Guadalajara pero cuando estaba en Zamora, Jorge se ponía muy contento. En una ocasión cuando Leonardo, el niño ya próximo a la adolescencia se retiró al cuarto de arriba del estudio donde laboraba su padre, me comentó muy contento Jorge sobre la habilidad que él veía que tenia su hijo Leonardo para el dibujo, y muy orondo y risueño, como fue siempre, y dándole una profunda fumada al cigarro CASINOS, marca que ambos fumábamos en aquel tiempo, me dijo:

-Se parece a mi. ¿Apoco no Conrris?- Jorge quería mucho a su “tigrillo”.

Me hubiera gustado mucho haber puesto en mi libro Teatro y…vida esta foto de Jorge en la parte que hago referencia a él, (págs. 250-255) pero cuando recibí esta tesis de parte del joven presidente municipal de Mazamitla Jalisco, licenciado Ismael Pulido Mata, quien me la envió por conducto de una de las personas interesadas en realizar la casa cultural de dicha ciudad, para analizar el proyecto y apoyarlos a través del entonces CREDICCCH; Consejo Regional para el Desarrollo Integral de la Cultura de la Ciénaga de Chapala, A.C., del cual era yo presidente, ya estaba estructurado el libro en un CD para que lo formatearan finalmente los posibles editores (Secretaría de Cultura de Michoacán).


Pero volviendo al tema, me ha complacido mucho esta tesis desde que la leí hace ya dos que tres años y... en estos días de asueto que he estado buscando una obra teatral que me dió en vida mi amigo y respetado clérigo zamorano Luis Gustavo Franco recientemente fallecido y autor de dicha dramaturgia, la cual le prometí dar, al también amigo filósofo y periodista Rafael Gomar para que la ponga en escena (si la encuentro) pues no he dado con ella aun entre mis folders y cajas que guardo y... estando en ello, fué que encontré la tesis del tigrillo, el hijo de mi recordado amigo Jorge y, pues me inspiró escribir la presente nota, porque, aparte que realizó la mencionada tesis, lo conocí de niño cerca del restirador de su padre en Zamora. Ademas, la tesis, contiene lo que debe tener y ser todo proyecto cultural: Humanismo en primer termino, estética arquitectónica, así como fucionalidad y aprovechamiento del terreno y sitio donde se realizaría, amen de algo muy gratificante que se percibe en esta tesis, conocimiento-vocación-ética, que seguro estoy que el Arq. Leonardo estas dos últimas palabras, vocación-ética, las heredó del genial y sensato Jorge su padre.

GL.Conrado
<<<<<>>>>>
Transcripción dedicada al “Tigrillo”
Arq. Leonardo Enrique Hurtado Flores,
hijo de mí apreciado genio, Jorge Hurtado.
En los ya, casi por cumplirse 20 años de su deceso.
AL ESPIRITU JOCOSO DE JORGE HURTADO CASTELLANOS. (1925-1989)
(No son exequias Georgiano, es una carta que te envié al cosmos infinito a través del “Sol de Zamora” en mayo de 1989, y que transcribo ahora dedicada a tu “Tigrillo” por el proyecto cultural que hizo para Mazamitla Jalisco del cual debes estar muy orgulloso).
Por: GL.Conrado.
Mi apreciado y querido Jorge. Se, que tu espíritu... jocoso, sonriente, ronda, en el cosmos infinito; inquieto, visualizando en otros planos, en otros niveles las formas, los volúmenes, imágenes pues desconocidas por nosotros los mortales que aun andamos queriendo vivir y hemos gozado tu obra quijotesca repleta de; ira, lujuria, sensualidad, avaricia maldad, ingenuidad, dulzura, idealismo. El barroco conjugado muy a la Jorge Hurtado.
-Belleza y destreza de genio.
-Quijote mexicano, por querencia al indígena.
-Quijote universal, por artista y bohemio.
-Quijote al fin, bien nacido.
Se que te has encontrado con el espíritu de tu apreciado Pancho España, de Juan Rulfo tu amigo en el arte y la farra y con tantos otros que manejaron ya sea el pincel o las manos en el barro, así como la escritura o el arte interpretativo de Melpómene y Talía. Espíritus todos atormentados de la gracia singular de la creatividad artística en el paso terrenal, pero gozosos y apacibles más allá y después de las tempestades, Mi estimado Jorge, sé que amaste mucho a tu Zamora. Quisiste legarle algo de ti mismo; de tu genio creativo… ¡Tenias que ser Quijote!
Y, por ser así, y por ser humano; Heriste y fuiste herido.
Siempre Jorge Hurtado, el maestro, el genio, el artista para muchos. Sobre todo para aquellos a quienes tu creatividad complacía sin comprenderla. Pero, también fuiste Jorge Hurtado el humano, el hombre y… tu Zamora, despreció el idealismo del artista y se fijo en lo otro, en lo humano del hombre pues.
Pero tú ganaste. Ya antes habías ganado… ya habías sido Jorge Hurtado; el maestro, el genio siendo humano, entre los Azcárraga, los De Llano, las Ofelias como la Guillmein o los Taibo, o los Rambal, los Jimeno, los León Portilla. Ya tu entrañable y apreciado Juan Rulfo había dicho: “…la obra artística que Hurtado simplemente llama recorte, es el RETAL artístico de Jorge Hurtado”
(Yo estuve presente cuando lo dijo Rulfo en el canal 4 de Guadalajara, allá, por la calle de Alemania en los pasillos donde expusiste dichos retales y que Juan Rulfo cortó el listón inaugural. Canal a donde te había mandado don Emilio para impulsarlo. ¿Te acuerdas?, esa noche nos fuimos de farra invitados por ti después de la formal inauguración, con Juan Rulfo, tú y nuestro amigo pintor Julio Vidrio, a Tlaquepaque, a tu casa de farras)
Ya te conocían varios extranjeros como “el genial güerito” “el talentoso artista”. Y tu, siempre seguías caminando por los pasillos de Televicentro de Chapultepec 18, allá, en la capital mexicana, sonriente, sencillo, hablando al tu por tu con los huevolines (aprendices de escenografía), o dialogando con don Emilio, el grande, el hacedor del imperio de los Azcárraga Junior.
Siempre fuiste igual. Siempre sonriente, jocoso, sin alardear de lo que eras; de tu genio, de tu estatura artística, sino haciendo amigos, enseñando caminos del arte a quien te lo pedía y se dedicaba.
La otra faceta en la que se fijó tu Zamora… NO ES FACIL TIRAR LA PRIMERA PIEDRA y si se tira, tu sabes que es impulsada por la hipocresía.
Si mi apreciado Jorge, te fuiste con la sencillez que siempre te acompañaba; la compañera inseparable de los grandes de espíritu con todo y los errores de humano. Me dolió mucho el saber de tu deceso físico, y como sabias, sigo siendo malo torpe y sensible a eso de las exequias sin saber que hacer. Prefiero hablarle a ese espíritu jocoso y siempre de buen humor del que aprendí valores universales dentro del arte. Prefiero ver ese rostro del Quijote que tengo aquí presente, bañado y compuesto por nueve musas bellas, desnudas, que propician la creatividad en el humano.
___________________________________
Publicado en “El Sol de Zamora” en mayo de 1989.