sábado, 20 de junio de 2009

299. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
DESDE MORELIA


CRISIS ECONÓMICA Y ESTADO SIN DEMOCRACIA

Ayer volví a saber de tí... circunstancias del correo electrónico, cosas de la distancia y la nueva edad, no se a donde se fue el deseo de reir... de imaginar que todo bien. Ayer, amor casi ido...casi recuerdo...casi olvido, me sacudiste los hombros, y me empujaste a caminar de nuevo.

eliseo.

Como le he venido comentando en entregas anteriores, la crisis económica se va a extender por un buen tiempo más; por desgracia las condiciones no dan para algo mejor, no podemos decir que las cosas están pasando y ya, por el contrario, además de la caída en la generación de riqueza durante el actual año, el estancamiento se extenderá por todo el año próximo sin que sea posible revertir la tendencia, y , si se cuenta con una política inteligente desde el estado....(cosa complicada , dadas las circunstancias y quienes gobiernan) si se llega a esa combinación, entonces podremos decir que en 2011 se estará en posibilidades de iniciar el proceso de mejora económica...no antes.

¿Qué se requiere para que las cosas mejoren y la sociedad mexicana se sienta bien representada y mejor gobernada...?

La respuesta es simplemente complicada, por un lado se espera que las instituciones regresen a ponerse del lado de sus creadores y sostenedores, estos son los habitantes que contribuyen con sus impuestos, su trabajo y producción; ellos representan la suma de deseos y necesidades que hacen posible que el sistema funcione y se expanda; ellos son los que justifican su movimiento; y , son ellos los que reclaman cuentas clara de lo que estas instituciones administran en su nombre.
Resulta patético afirmar que en México ya se cuenta con una democracia, incluso algunos analistas y voceros oficiales le llaman "joven democracia", ¡nada menos cierto! cuando lo único que se tiene es un proceso de reacomodamiento de los grupos de poder, cuando se nota como solo se está dando una lucha por abrir algunos caminos, los que, es cierto, se han abierto....de otra manera no podrían escribirse cosas como las que está usted leyendo en esta columna, y, yo no podría escribirlas definitivamente, pues alguna de las fuerzas represivas del estado ya se hubieran encargado de cerrarla o censurarla (por ejemplo mediante amenazas al autor, o al semanario que la publica).

Veamos algunos ejemplos de por qué no hay democracia realmente. ¿Recuerda usted la última elección en que la sociedad se quedó plenamente convencida de los resultados y aceptando a sus ganadores, los perdedores le dieron vuelta a la página e invitaron a la unidad nacional en derredor del candidato ganador...? usted solamente encontrará un instante de casi aceptación general en las elecciones del 2000 con la esperanza fallida que representó Fox , el resto ha sido un rosario de desencantos encadenados hasta la fecha, en que se está insinuando que las votaciones del próximo 5 de julio serán un grito de desesperación de la misma sociedad asqueada de y por tanta basura en que han metido a la vida del mexicano. De hecho la paradoja del año 2000 fue que se eligió en un proceso más o menos democrático a un tipo autocrático e inculto que necesitó apenas unos minutos en el poder para tirar al basurero de la vergüenza política la idea de República Laica que se ha ido construyendo en México: recuerde usted el momento en que se presentó a prestar juramento de respetar y hacer respetar la constitución, de cómo en lugar de dirigirse a la sociedad representada por el congreso, se puso a mandar saluditos a toda su familia, y a contarles lo bien que se sentía con la banda presidencial y lo bien que la había pasado en la basílica de la virgen de Guadalupe...obsoleto seguir hablando de ese señor.

Repito, quite usted ese momento y entenderá que el resto del tiempo ha sido una falta de respeto contra la sociedad, y una lección de cinismo fuera de toda medida. Pero quizá la demostración más penosa se está viviendo en estos días de campañas políticas en que los partidos sacan lo peor de ellos para tratar de enlodar a sus contendientes; es en esos períodos en que se demuestra la madera de que se está hecho, en eso deseo detenerme un instante para hacer énfasis en lo que está aconteciendo en estos días a colación de la tragedia sufrida por un montón de chiquititos asesinados en la guardería de la señora pariente de la esposa del presidente Felipe Calderón; sí, el mismo que dijo que habíamos salvado a la humanidad con la contención de la influenza, y que nos valió la burla mundial....por lo ingenuos que nos manifestamos. Vea usted lo que pasa en este tipo de situaciones, hasta este momento van mas de 40 niños muertos, seguramente la cifra puede llegar a los 60 por desgracia; sin embargo, las autoridades estatales y federales se han dado prisa por generar la opinión en los medios de comunicación de que se trata de un lamentable accidente y ya...que no hay asesinato...que no hay negligencia...que no hay culpables.... que ellos tiene mucho poder....que usted y yo debemos callarnos la boca y aceptar lo que ellos dicen...que ellos van a decir lo que está bien y lo que no, y que el resto es no pensar ni dudar...

Lamento decirle que si usted sigue en la idea de que hay que creer lo que ellos le dicen, entonces comentarios como los de esta columna le van a resultar ofensivos, por que en lo personal me siento agraviado y burlado por todo lo que se viene manipulando a nuestra pequeña inteligencia con este tipo de manejos a temas tan peligrosos como la seguridad nacional, el narcotráfico, los derechos humanos y el respeto a la opinión pública. Esto no es un estado democrático, es un estado autocrático con instituciones corrompidas en las que por ejemplo, se dice que se combate al narco y un arzobispo les dice que si de verdad quieren atrapar al jefe de jefes vayan a Guanaceví...que allí vive el chapo...y por toda respuesta lo callan y fingen seguir buscando narcos.... Washington abre sus expedientes secretos y confiesa que Carlos Salinas es un empleado de ellos con el que fraguaron el fraude de 1988 negociado con el PAN a cambio de tolerar que su hermano Raúl trabajara para el cartel del golfo, y por toda respuesta se nos atiborró de amenazas contra la influenza....; después Ahumada comprobó que efectivamente la guerra contra el PEJE era sólo por el coraje de verlo en la delantera por las elecciones presidenciales; donde embarró a medio mundo, y por toda respuesta se nos ha manejado una cortina de humo hablando de los grandes éxitos contra el narco. Después de esto, en cualquier democracia el presidente tendría que renunciar y se realizaría una limpia institucional....pero en México, el camino a la democracia no pasa por el respeto a los ciudadanos, se aplica más fácil el aquí no pasa nada.

Si después de todo esto usted sigue creyendo en la publicidad que dice que este presidente le entró de frente al problema de las drogas, entonces es de los que van a terminar creyendo que los chiquititos quemados y asesinados de manera impune....¡se mataron ellos mismos....! ¡creerá que se suicidaron...! claro, uno de los implicados es pariente de su esposa...¿qué más puedo decirle...?

Un abrazo.

298. PAJACUARÁN Y SUS ENIGMAS

Por: Omar F. Herrera
DESDE PAJACUARÁN

Enviado: viernes, 19 de junio de 2009 08:04:33 p.m.
Para: glconrado@hotmail.com
1) PAJACUARAN 1966. Ese año fue diferente, en esta población apareció algo insólito conocido hasta entonces, un "ciclope", causando temor en la población, sus facciones muy desconocidas, nada visto anteriormente igual, un espécimen decían producto de la maldad, y de presagios nada buenos. La foto circuló, por todos lados llegando a los medios periodísticos y causando gran conmoción entre la población. Ya Pajacuarán no era solo conocida como el terruño de Don David Franco, sino también por la aparición de seres extraños como este, de miedo, el escandalazo fue total, un gran chisme en el molino de los Suarez., diciendo que un animal había tenido un niño,El ser solo vivió unos momentos, pero Pajacuarán fue famoso por un buen rato en el estado, y en las revistas de los insólito, lo desconocido, como aquella famosa revista denominada "DUDA", donde apareció en uno de sus números, todavía hay un ligero recuerdo, en el pueblo de la ves que un cerdo tuvo algo parecido a esos personajes de la mitología.

Ese día fue diferente, en esta población apareció algo insólito conocido hasta entonces un "ciclope", causando temor en la población, sus facciones muy desconocidas, nada visto anteriormente igual, un espécimen decían producto de la maldad, y de presagios nada buenos, la foto circulo, por todos lados llegando a los medios periodísticos y causando gran conmoción entre la población, ya Pajacuarán ya no era solo conocida como el terruño de Don David Franco, sino también por la aparición de seres extraños como este, de miedo., el escandalazo fue total, un gran chisme en el molino de los Suarez.El ser solo vivo unos momentos, pero Pajacuarán fue famoso por un buen rato en el Estado, y en las revistas de los insólito, lo desconocido, como aquella famosa publicación denominada "DUDA".

2) AQUELLA OLVIDADA CASA DE CUESTA GALLARDO


LA CASA DE CUESTA GALLARDO, DOCTOR HONORIS CAUSA DE LA DESECACION DE LA LAGUNA DE PAJACUARAN (nos cambio las popochas, las mojarras, las sardinas, pescado blanco el cuime, la comida, por un puño de tierra, y un caciquismo de época): Casona muy extraña, de un diseño adelantado a su época, carente de castillos en en sus extremos, pero resistente a los años y alas inclemencias del clima, vaya lugar vigilado hasta hace poco por la ama de llaves, y que todavía ronda su espíritu en ese lugar, ojala lo pueden visitar, dicen que en algún tiempo también fue utilizado como seminario, dándole mas vida y alegría al pueblito de Maltaraña, contaba con planta de luz, prueba de ello son las bombillas que todavía por ahí están colgadas, su muellecito, y había francotirador que se encontraba en la parte de arriba oculto, con su famoso rifle con ojo de vidrio, en una columna, diseñada para ver gran parte de la ciénaga, y si alguien se acercaba unos buenos portazos le esperaban.

Que tengan buen día.

Dr. Omar Herrera omarh241@hotmail.com
Corresponsal de la SOC. De Historia en Pajacuarán.

297. OTROS DOS COMENTARIOS SOBRE JORGE HURTADO CASTELLANOS.

DOS COMENTARIOS SOBRE JORGE HURTADO CASTELLANOS†, DE; JORGE, SU HIJO PRIMOGÉNITO Y DE SU BISNIETA ESTHELA ERIKA.

Maestro Jorge Horacio Hurtado y Castellanos‏

De: jorge hurtado (jhurtado59@hotmail.com)
Enviado: viernes, 19 de junio de 2009 12:09:33 p.m.
Para: glconrado@hotmail.com

Conrado: Me es muy placentero platicar con un amigo de mi Padre, su muerte dejo un gran vacio en todos a los que nos toco con su alegría y personalidad, mas a sus hijos y nietos, mi padre tenia un corazón de Ciudad Universitaria y se involucraba sentimentalmente con mucha facilidad, no obstante solo tuvo hijos con dos Mujeres (Que yo sepa). Mi Madre Esthela Melgoza Chavolla, su esposa hasta que la muerte los separó y Evita. Yo fui el Primogénito, Naci en Zamora el 17 de agosto de 1947. Me parece que te conocí brevemente en una visita que hiciste a Guadalajara en la casa taller de mi Padre en la Calle de Fermín Riestra, en ese entonces colaboraba con mi Padre en El Noticiero Corona del Canal 4. Cubriendo los eventos del PrimerFestival Mundial del Folklor. Y después en Morelia cubriendo el Informe de Gobierno de Servando Chávez. Mi Padre se traslado de Guadalajara a Michoacán donde trabajo en el Palacio de Clavijero, Yo por mi trabajo le perdí la pista, (Soy Licenciado En Educación Primaria y Lic. en Derecho e Historia de México.), hasta su regreso a Guadalajara donde lo frecuente en su Taller en el Centro Cultural Cabañas, y en el Taller de su Casa en Juan Manuel, casa donde murió. En ese tiempo trabajaba como Jefe del departamento de Actividades Artísticas en la Secretaria de Educación Jalisco. Como ya debes tener conocimiento en el Pasillo del Arte de Televicentro en Guadalajara, Si en el mismo lugar donde destruyeron su Mural el Nacimiento de la Televisión, se rinde una retrospectiva de su obra como un homenaje en el aniversario de su fallecimiento. Espero poder contarte entre mis amigos.

Jorge Hurtado Melgoza.


tenepal de CACCINI
Nuevo comentario.
Enviado: jueves, 18 de junio de 2009 11:12:57 p.m.
Para: glconrado@hotmail.com

Han dejado un nuevo comentario en su entrada "192. Arq. LEONARDO E. HURTADO FLORES":

El era mi bisabuelo y aun q no lo conocí, me llena de orgullo saber que se le recuerde y saber q era un gran artista, yo creo que si el supiera q me gusta el arte, me habría enseñado muchas cosas... lo quiero mucho y siempre lo tengo presente, la casa tiene obras de el que siempre le presumo a mis amistades. Soy nieta de su primogénito JHM.

Esthela Karina Cortés Hurtado.
Gracias x abrir este blog sobre él ya que puedo ver que hay mucha familia que no conozco.
Un Saludo!!
<<<<<>>>>>
Muy estimado hijo primogénito de mi entrañable amigo Jorge. Agradezco profundamente este mensaje que me enviaste en referencia a tu señor padre quien fue un gran amigo de este tu servidor, y amigo. Solo quiero hacer un señalamiento que quizá desconoces respecto a cuando tu papá se fue a Morelia, a trabajar unos murales en el Palacio Clavijero que tu refieres y que dices fue cuando le perdiste la pista. (Dichos murales nunca se lograron por varios motivos). Eso fue por el primer lustro de los años setentas, en el sexenio del gobierno de Carlos Torres Manzo. Nos fuimos tu papá, otro amigo también llamado Jorge y tu servidor a trabajar a Morelia para la secretaría de turismo de Michoacán.

(Tu papá desde esos días ya traía la intención de irse a radicar a Zamora definitivamente). Pidió una audiencia con Carlos Torres Manzo y, el gobernador y tu papá trataron el asunto de los murales. Eran amigos desde la juventud.
Gracias de nuevo por tu correo y me tienes a tus ordenes.

También te agradezco Esthela Karina bisnieta de mi amigo, tu correo. Considérame tu amigo por siempre.

Conrado González Leyva (GL.Conrado)

viernes, 19 de junio de 2009

296. CARTABIERTA


SE TRANSCRIBE ESTE CORREO ELECTRÓNICO CON LA
AUTORIZACIÓN DEL AUTOR PARA SUBIRLO A ESTE BLOG;
tenepal de CACCINI

De: Ernesto Hernandez Doblas
DESDE MOREIA
Enviado: viernes, 19 de junio de 2009 11:50:56 a.m.
Para: glconrado@hotmail.com

Escribo. Te escribo. Me escribo.
Escribir es mandar una carta sin destinatario.
Escribirle a alguien es –también- hablar consigo mismo, como inventan a dios quienes desean hablar con el dios que los agobia.
Escribo.
Te escribo.
*
En este Michoacán nuestro, el quehacer teatral parece no terminar de consolidarse como una tradición viva y palpitante que le dé identidad. Los esfuerzos que se han hecho son muchos y loables y dignos de conocerse, de darse a conocer, sin embargo no por ello han fructificado en los terrenos de la permanencia. Seguramente las razones son varias. Por eso no pueden encontrarse soluciones de magia. El entramado en sí de eso que llamamos por costumbre y repetición realidad, es un misterio que por más vanidad y esfuerzo que el ser humano ponga, nunca va a ser develado por completo. Antes que hacerlo, tendría que sacarse los ojos para ver mejor. Ya lo sabemos. Ya sabemos que todo es complejo, difícil, laberíntico e imposible de conocer con absoluta certeza. Todo se conoce con certezas relativas. Fragmentos del rompecabezas que es el Todo. Siempre fragmentos. No por ello debemos renunciar al Prometeico impulso por encontrar cada vez mayores zonas iluminadas del infinito, de lo inabarcable. Renunciar a ello sería quedar en manos de los inframundos que por todos lados nos rodean, sería renunciar a nuestros dones más preciosos.
*
En este Michoacán nuestro, el quehacer teatral parece no terminar de consolidarse.
Al igual que en muchos procesos vitales, se hace necesario saber la ubicación que se tiene. El lugar de donde se viene. Los distintos movimientos y rutas que han llevado a estar en este preciso sitio –y no otro-. El lugar a donde se embarcan los sueños de acuerdo a lo anteriormente señalado o el lugar a donde se desearía ir, aunque la contra-corriente fuera destino. Para eso hay que hacer un recorrido, pausado, exacto, con cuidado y apasionamiento por el objeto de estudio. Tú sabes que dicho recorrido no se ha llevado a cabo. Que son muchos los hilos sueltos que aún quedan y que a veces parecería que no existe el interés por seguirlos, por ubicarlos. Has egresado de una escuela universitaria que tiene por alta misión el formar personas interesadas en el arte teatral. Parecería lógico que fuera precisamente a través de ella que se rescatara este caminar por los ámbitos de la escena. Tú conoces más de ello. ¿Ocurre? ¿Cómo se da? ¿Quiénes la propician o la impiden? ¿Qué tipo de perfil tiene la escuela? ¿Están los mejores maestros, los adecuados, los más preparados? Cuestiones que ustedes como alumnos egresados podrían tener la responsabilidad de pensar y con pensar, me refiero a reflexionar, aportar, criticar.
*
Por todo esto, resulta una nueva oportunidad para seguir pensando estas y otras cosas al respecto, esta edición de la Muestra Estatal de Teatro 2009, que dará inicio el sábado 19 de junio. ¿Crees que sea parte de la amnesia histórica el que dicha Muestra no tenga un número de continuidad que la identifique?
*
Con todas las dificultades que conocemos, seguramente estás esperando que este sábado se dé la tercer llamada para asistir al milagro siempre renovado del teatro. Para poder conocer algunas puestas en escena que no has visto, para seguir normando tu criterio en cuanto a la situación que vive tu comunidad, tus compañeras y compañeros de profesión.
*
Uno como espectador amante del teatro, también tiene expectativas. También sueña con que todos los participantes den lo mejor de su trabajo y demuestren sobre las tablas su amor por las mismas, su vocación por hacer de la escena, un espacio para la aparición del arte en su sentido más profundo. El arte como oportunidad de re-flexión, de avivamiento, de recuerdo de lo que por cercano solemos olvidar. Uno quisiera no ver nunca que el teatro es usado por sus participantes, únicamente como un consuelo narcisista ni, que la falta de seriedad sea la evidencia que con tristeza quede mostrada en los montajes. A partir de este próximo sábado, la esperanza se abre nuevamente.
*
Ya desde el anuncio que se hizo en días pasados, en cuanto a los grupos participantes y las obras que se llevaran a escena, podemos comenzar a darnos una idea inicial.
25 grupos de teatro, 7 del interior del Estado.
*
Una de las primeras preguntas que como espectador -tal vez ingenuo- me surgen es ¿Por qué las puestas en escena son en su mayoría trabajos que ya hemos visto representados por los mismos grupos? ¿Sería demasiado pedir o esperar que con el entusiasmo de participar en la Muestra, las agrupaciones buscaran mostrar –precisamente- un montaje nuevo? Creo que eso podría redundar en el interés de quienes vamos a verlos. Podría haber en este sentido tres opciones:
1.- Presentar un trabajo nuevo y así elevar la expectativa de todos.
2.- Presentar el mejor trabajo que tengan montado.
3.- Presentar lo que sea. Desgraciadamente lo que ha ocurrido muchas veces en las pasadas Muestras, es lo tercero o lo segundo: mostrar un trabajo ya conocido, en donde ni siquiera se toman las medidas para mejorarlo sustancialmente. Tal vez el paralelismo que voy a hacer te parezca exagerado o fuera de lugar, pero pienso en la manera en que se organizan las Ferias del libro, las cuales en términos generales son muestras de lo último que se ha publicado –se supone que no solamente lo último sino también lo mejor- por parte de las diversas editoriales invitadas. Entonces, tanto para los asistentes como para los escritores, resulta ser un escaparate importante y una fuente de conocimiento precisamente de lo que se está haciendo. Una forma de vincular escritores, editoriales y lectores. Ése es uno de los mayores atractivos de una Feria del Libro: las presentaciones de libros que ahí se llevan a cabo son primicias. Salvando las debidas distancias entre las formas de llevar a cabo la literatura y el teatro, tal vez no estaría mal que pudiera plantearse una dinámica parecida, porque a veces resulta negativo el que algunos grupos se presenten con trabajos que ya son lo suficientemente conocidos, independientemente de su calidad. (Con mayor razón cuando carecen de ella)
*
Para concluir, me gustaría compartirte dos ideas que también me surgen. Una es la de que resulta sin duda interesante el coloquio que desde el año pasado se ha implementado, como una forma de poner a dialogar a los diferentes participantes del gremio teatral. Un espacio propuesto desde la institución cultural (en este caso la Secretaría de Cultura). Me parece interesante y loable. Necesario. Pero también creo que hace falta que tenga consecuencias, que no sea solamente un ejercicio más o menos bien elaborado para el discurso –muchas veces meramente narcisista-. Creo que en general se le rehúye a la discusión, a lo que confronta. A todo aquello que finalmente hace que las aguas no estanquen su ritmo. El año pasado -por ejemplo- fue el último en donde se ofrecía una serie de premios para los que -según un jurado- resultaran los mejores montajes. Este año no habrá tal. Las presiones de muchos lados han hecho que tal estímulo sea erradicado. ¿Por qué? Para evitar el conflicto. Para que alguno egos, a veces demasiado endebles (los egos fuertes crean arte) no sufran con decepciones o comparaciones inevitables. Uno de los argumentos que se esgrimen es que se trata de una MUESTRA y que como tal no necesita ser más que ello, sin competencias de ningún tipo que “únicamente desunen al gremio”. Como si el gremio no estuviera desunido de antemano. Creo que la competencia inteligente siempre es sana tal y como lo sabían los griegos que tenían un alto sentido de ésta. Por otro lado, creo asimismo, que la crítica y la polémica es fructífera cuando se da con argumentos. No deberíamos huir de ella por evitarnos problemas. Una de las cosas que hace falta en nuestro Estado es precisamente el buen confrontamiento de ideas. Y conste que cuando digo buen confrontamiento no me refiero a ese positivismo insustancial.
Discutir. Polemizar. Reñir. Siempre pensando en que de ahí emerja lo bueno y lo profundo y lo que permita seguir pensando y por lo mismo actuando en bien del teatro.
*
Mucho es lo que desde el pasado podemos reflexionar, este próximo sábado seremos testigos del presente. Ojalá todos los interesados en el teatro puedan avocarse no solamente a participar con sus propuestas, ojalá también puedan llevar a cabo un proceso que los lleve a la crítica y la autocrítica. A la propuesta. Que esta Muestra no solamente sea ello, que no se quede en ello. Que todos podamos seguir aprendiendo, siendo.

UN ABRAZO.



jueves, 18 de junio de 2009

295. SOBRE EL EXTRAORDINARIO AUTOR DE: La señorita Julia.

AUGUST STRINDBERG‏





Por: Ernesto Hernández Doblas.
DESDE MORELIA

SU MIRADA es profunda. Se trata de ese tipo de miradas que lo atraviesan todo, que horadan, que cavan lo que tocan. Sus ojos están fijos, detenidos, sostenidos de algo, como estableciendo una lucha en y con el mundo. Lucha de fuerzas, de energías.

Desde la antigüedad griega, el filósofo de la guerra en el mundo decía “La guerra de todos es padre, de todos rey; a los unos los designa como dioses, a los otros, como hombres; a los unos los hace esclavos, a los otros, libres." Para el pensador de Èfeso, todo estaba hecho de acuerdo a la armonía de la lucha y la contradicción. Otros filósofos como Nietzsche irían a retomar y profundizar dicha idea. Pero no únicamente. También creadores como él que desde la fotografía que lo mantiene vivo, nos contagia su fuerza. Su mirada. . .su cabello encrespado, como en contagio de electricidad. Y ese rictus en sus labios como de animal dispuesto al ataque, como de relámpago en crecimiento, como de concentrada flecha a punto de ser lanzada al centro del sol.

AUGUST STRINDBERG fue uno de los escritores que más intensamente irrumpió en el mundo literario desde su natal Suecia, a partir de su primera obra de teatro escenificada en 1870. Escribió también novela, ensayo y poesía. Asimismo fue pintor y fotógrafo. Todas sus actividades creadoras tuvieron resonancia, pero es la dramaturgia la que le vino a dar el distintivo con el cual es recordado.

En 1999 la editorial madrileña Alianza Editorial, decidió sacar a la luz el libro Teatro Escogido de August Strindberg. Se trata de una antología de sus mejores y últimos trabajos. Las obras son: El padre (1887), La señorita Julia (1888), Acreedores (1888), La más fuerte (1888), Paria (1889) y La danza de la muerte (1900). El prólogo es un texto escrito por Francisco J. Uriz, y en él, nos comienza diciendo que “A los 20 años inicia Strindberg su carrera literaria. Desde ese momento, vida y literatura se confunden para él. Sus vivencias le proporcionan el material de sus obras y sus obras se convierten en los acontecimientos decisivos de su biografía. Tenía esto tan claro que en diversas etapas de su vida se quejaba de no poder distinguir la frontera que separa lo vivido de lo inventado”.

Son muchos los creadores que comparten esta característica. Artistas que dibujan sus mundos desde la subjetividad más radical, desde su vida misma, desde lo que los hace pensar y sentir. No siendo esta labor sencilla, ya que se necesita una dosis de genialidad, humildad y mirada profunda, para no quedarse en la superficie de lo terapéutico, para no resultar simplemente seres necesitados de un poco de atención por un lado y lo suficientemente vanidosos como para considerar su vida importante por sí misma, por otro. Es una línea delgada la que separa al genio del bufón. Incluso, algunos genios pasan de un lado al otro con relativa frecuencia, mientras que a los bufones nunca les es dado atravesarla. Así pues, escribir desde la propia experiencia es siempre un riesgo, tanto con la obra como con la recepción que de ella se pueda tener. Con la obra, por las razones expuestas, porque se puede caer muy fácilmente en lo meramente anecdótico, porque se puede carecer de esa mirada profunda y cruel que se hace necesario tener para evitar la caída en lo banal. Todos los creadores que se han escrito desde la subjetividad, han tenido esta mirada que no se detiene ni ante el vértigo de los descubrimientos ni ante los sapos, las culebras y los pantanos a los que hacía referencia Nietzsche en Así hablaba Zaratustra. Cumbres y abismos están al desnudo en sus obras. Danzas y heridas. Ángeles y perros.

En este sentido, el autor de La señorita Julia es uno de los ejemplos más claros. En cada uno de los textos reunidos en la edición que se comenta, hay una clara voluntad de avanzar por la verdad sin que sentimientos piadosos o morales impidan que se llegue hasta las últimas consecuencias. La dramaturgia de Strindberg es una dramaturgia de últimas consecuencias. No puedo ser de otra manera, entre otras cosas, porque sus personajes están estructurados o desde la más absoluta desolación o desde el más absoluto deseo de acabar con los otros, a los que se ve como enemigos siempre. “El infierno son los otros” escribió Sartre y August Strindberg nos lo hace carne y espíritu a través de sus obras. Carne y espíritu desde la palabra certera, desde la voz invisible y por ello absolutamente presente de sus personajes.

Conociendo un poco la vida del dramaturgo, su intensa biografía; reconocemos de inmediato lo que hay de ésta en sus escritos. Divorcios, esquizofrenia, fuertes conflictos con la identidad y un descenso a los infiernos de la locura, son algunos de los sucesos que van a desfilar desde El padre hasta La danza de la muerte. Por ejemplo, en esta última obra, una de sus esposas está representada con toda la crueldad de la venganza y la veracidad. Él mismo aparece sin duda tanto en este como en algunos de los otros textos. Con la misma veracidad aunque con matices. Uno de los traumas que marcó al dramaturgo fue el hecho de que su padre perteneciera a la burguesía mientras que su madre fue una sirvienta seducida por éste. El resultado de tal relación fue el constante conflicto y la lucha entre el superior y el subordinado, lo cual vendría a ser una de las obsesiones en sus trabajos creativos. Así pues, queda demostrado que la obra y la vida están unidas de maneras diversas. En este caso, de maneras especialmente intensas y cercanas. Desnudas. No por ello se trata de dramaturgias meramente expositivas sino verdaderas radiografías de los abismos interiores que suelen acompañar la vida humana.
Cirugías del alma. Autopsias de aquello que nos empeñamos en negar u ocultar. He aquí la innegable genialidad de Strindberg.

Pero también hay peligros que este tipo de creadores pasan. El peligro mayor es ver su obra reducida a una interpretación meramente psicologista, en donde lo que importa es descubrir la enfermedad de su autor, reflejada en el texto. Así entonces, todo se justifica, explica, rechaza o acepta en la medida en que se develan los hilos que van de la subjetividad del autor a lo plasmado sobre la página. En el caso de Strindberg, puede ocurrir que al tenerse conocimiento de la difícil vida que llevó, de sus múltiples dificultades para relacionarse con sus prójimos -particularmente en sus relaciones amorosas- y de su locura, se pretenda entonces reducir cada una de sus obras a mera expresión de todo ello. Esto sucede por varias razones, una de ellas, es la estrategia que una sociedad usa para defenderse, esconderse o justificarse a sí misma. Si un gran pensador o un gran artista logran desnudarla con absoluta certeza, sobre todo en sus partes más enfermas, entonces esa sociedad tiene varias formas de anular los espejos. Ignorando. Atacando. O asumiendo aquello como parte de la oscuridad del propio artista. Artaud, Nietzsche, Van Gogh. . . no faltan las opiniones de quienes luego de enfrentarse –por ejemplo- a las ideas de Nietzsche, terminen diciendo que todo se explica por la locura, o porque odiaba a las mujeres, o porque tenia tendencias homosexuales. Todo, menos reconocer que independientemente de que lo mencionado sea o no verdad, existe una verdad más grande y poderosa en la obra del filósofo, verdad que nos interpela, nos llama, nos invita y nos golpea sin miramiento alguno. ¿Cómo responder a una obra así?

August Strindberg logra que aún en medio de los fuertes conflictos personales aflore una parte sana: la creatividad que es mucho más lúcida en cuanto que no desea escapar del abismo sino verlo a la cara. Giles Deleuze, filósofo francés creador del concepto del rizoma, decía que la creación era una especie de salud o súper-salud, siguiendo la pista de Nietzsche, que en varias ocasiones menciona que sus libros son eso: formas de mantenerse sano y salvo de los vértigos del existir. Mantenerse en esa línea y no perecer, he ahí el reto que Strindberg logra superar, aunque no siempre de la mejor manera. ¿A que tipo de abismo se acerca el dramaturgo sueco? En los textos que podemos leer en la antología que publica Alianza Editorial, palpitan principalmente dos asuntos: el poder manifestado a través de las relaciones humanas y ciertas formas en que lo femenino ha ejercido este poder, sobre todo ante los juegos del amor. No extraña entonces que al tratar estos temas haya sido atacado, si desde entonces ya comenzaba a cobrar fuerza el movimiento feminista que entre otras cosas es reacio a la crítica y se solaza en la autocomplacencia, usando muchas veces, precisamente, las estrategias que estas obras de teatro ponen sobre la escena. Por encima de todo, la cuestión del poder permea todos los textos. La mirada penetrante de Strindberg se da cuenta y da cuenta de que las relaciones sociales están reguladas por la moral y la ética, pero que éstas son solamente máscaras o trincheras, desde donde los seres humanos buscamos obtener la supremacía sobre los otros, el sometimiento de los otros. Estrategias de la debilidad o de la fuerza pero ambas encauzadas a un mismo fin. Lucha de clases en La señorita Julia, enfrentamiento de mentes en Acreedores o franca obsesión por destruir al otro en La danza de la muerte. El poder, pero no aquel que significa vitalidad, no es voluntad de poder sino es aquello que nace precisamente de la impotencia de vivir. El poder sano se manifiesta en la creación, el negativo se manifiesta en un deseo por destruir. Éste segundo es el que se desliza por los punzantes diálogos de cada texto comentado. No le interesa tener concesiones a Strindberg –y que bueno- con nadie. Por ello retrata a las mujeres como esos demonios que muy bien pueden llegar a ser, llenos de rencor, deseos de venganza y finalmente poseedoras de un gran impulso por someter al hombre. Esto lo podemos ver de varias formas, pero existe una que se repite en las obras de Strindberg y tiene que ver con esa perversa manera de someter al otro por medio de disminuirlo. Esta es una actitud que se puede dar tanto en el hombre como en la mujer, pero con diferencias. El hombre generalmente disminuye de manera directa, humilla y somete con pre-potencia. La mujer lo hace con una sonrisa en los labios. Da el terrón de azúcar para montar al caballo. Infantiliza al hombre para tenerlo en su poder. Se convierte en una madre que ahoga. Sus cadenas son de miel y de lágrimas.

Esta es la Mirada de Strindberg. La poderosa mirada de un dramaturgo que no se detuvo para dibujar con desnudez un fragmento de las relaciones humanas, que puede no gustarnos pero que de manera indudable forma parte de nuestro actuar. El creador es –de alguna manera- quien nos obliga a VER. Así, a través de las obras de este importante escritor podemos ver, vernos, ver a los otros, y al hacerlo, nos quedamos frente al abismo, con la probable libertad de regresar a la vida con nuevos ojos, con nuevas brújulas.

nietzschetuztra71@gmail.com

miércoles, 17 de junio de 2009

294. CARTAS SUELTAS A GL.CONRADO (3)

Jacona, Michoacán., jueves 11 de junio de 2009.
Día de Corpus Cristi y también de las mulas de este mundo.

"En el instante en que un pueblo permite ser representado,
pierde su libertad. No puede haber patriotismo sin libertad;
ni libertad sin virtud; ni virtud sin ciudadanos. Crea ciudadanos
y tendrás todo lo que necesitas; sin ellos no tendrás sino esclavos
envilecidos, desde los gobernantes del Estado hacia abajo".
Juan Jacobo Rousseau.
Estimado amigo, te saludo con el afecto de siempre esperando que todos en familia, se encuentren en cabal salud y agradecidos, como tu servidor lo está, de haber sido testigo sobreviviente del titánico blindaje sanitario organizado por el mismísimo Felipe I de Michoacán contra los mortales virus experimentales de los laboratorios neomalthusianos genocidas del primer mundo. Amigo, el conjunto de naciones que forman y habitan esta canica llamada Tierra, se congratula y agradece a su salvador el encuentro frontal y pelotudo en tamaña contingencia sanitaria. La influenza española de 1918 que mató entre 50 y 60 millones de semejantes, resultaría un catarrito comparativamente con la virulencia de la influenza polibautizada. Te comento amigo, que desde hoy, pondré mi propuesta ante la Comisión Nobel en Estocolmo, Suecia, para que nuestro Felipe I sea galardonado con el premio Nobel de medicina 2009 o cuando menos el de la paz. ¿Qué haríamos sin nuestro Felipe?
Después de saludarte como siempre, maestro paso a decirte lo siguiente: “Mi Conrris” con el repto imperecedero hacia tu persona y el permiso metatemporal del entrañable amigo y maestro, don Jorge Hurtado Castellanos. Así, como él solía llamarte, hoy me atrevo a decirte por la amistad que forjó el tiempo en el sustrato de la sinceridad y honestidad entre nosotros; recordando ese algo personal de don Jorge de “Mi Conrris”, aprovecho la oportunidad de enviarles un respetuoso saludo a sus hijos donde quiera que se encuentren.
Cada día, en mi soledad y quietud de la noche, (benditas una veces y malditas otras) me traen tantas cosas para platicarte según se encuentre mi estado de ánimo, que a veces no sé por cual empezar bien y terminarla de igual manera. Esta vez quiero tomar como motivo de mi carta la entrada 289 que te envía el licenciado Eliseo Castillo A., a este, nuestro Tenepal de Caccini.
Dice el licenciado Castillo: “Lo invito a votar… usted elija el partido” es la cabeza de su texto. Nos hace saber lo que todos ya sabemos. Que hay una gran campaña general en favor del voto ciudadano. Lo que no se si la mencionada campaña es una invitación y no una persuasión, (por aquello de los fantasmas sueltos) para que, según esa campaña se presenten todos los mexicanos en edad de hacerlo por candidato que quieran, y si lo hacen, estaremos mandándoles un mensaje “claro y fuerte” que estamos hasta el gorro y además, no seríamos tontos o pendejos, por aquello tío Lolo, como lo señala el licenciado Eliseo Castillo. ¡Yo agrego que de cualquier manera, millones y millones de mexicanos votantes o no, estamos hasta la madre!
Quiero preguntar lo siguiente; ¿Cuántos ciudadanos desconocemos lo que es y significa el Voto y la acción de Votar en nuestro México para elegir gobernantes? No tengo una respuesta precisa, pero seguramente somos mayoría. ¿Alguien puede negar que si tuviéramos el conocimiento suficiente y legítimo sobre el voto y sus efectos positivos y negativos, iríamos a votar por un candidato en las condiciones en que hemos sobrevivido en los últimos 36 años? ¿O nos titularíamos de auténticos ciudadanos exigiendo quiénes debe ser los candidatos? ¿Somos personales o impersonales como quiere hacernos creer el texto de la mismísima Constitución General de la República?
La democracia como sistema político y de gobierno no es un invento nuevo, como tampoco lo es el Voto Anulado, Voto Blanco, Voto de Castigo, Voto Util, etc. En la Grecia del siglo VI antes de Cristo; Clístenes después del año 525 impone el gobierno del “demos”, es decir del pueblo, dividiendo Atenas en 20 pequeñas comunidades autónomas y organizadas en la divisiones con poder legislativo entre las 20 tribus; designo diez “estrategos” que se hicieron cargo del ejército y rompió las barreras sociales impuestas por las oligarquías y estableció la igualdad jurídica
Impuso el voto negativo, público y voluntario para la no aceptación a cargos públicos como una medida de castigo y destierro a los enemigos del pueblo, quienes durante 10 años deberían sufrir el ostracismo. Los expulsados siempre resultaron ser miembros de la alta jerarquía política, que siendo acusados de traición o declarados peligrosos para las instituciones sociales, tenían que tomar el exilio. Con el voto en contra nosotros mandaríamos a chiflar en la loma a todos los miembros de los tres poderes del Estado.
La Constitución General de la República como punto de referencia entre gobernantes y gobernados; entre elegidos y electores dice, comenta o dispone, lo siguiente: Artículo 35. “Son prerrogativas del ciudadano: I. Votar en las elecciones populares; I. Poder ser votado para todos los cargos de elección popular y nombrado para cualquier otro empleo o comisión, teniendo las calidades que establezca la ley (…)” La Ley no establece que sean individuos mentalmente sanos ni menciona los tipos de calidades son requeridas. Ahora y debido a estos claroscuros de la ley, hemos tenido gente como Salinas, Fox y… por nombrar unos ejemplos. En el Artículo 80 se lee que “El ejercicio del Supremo Poder Ejecutivo de la Unión estará en manos de un sólo individuo, que se denominará "Presidente de los Estados Unidos Mexicanos"; me acuerdo de aquel que se volvió loco y lo recluyeron en Guanajuato. El Artículo 87; “El Presidente, al tomar posesión de su cargo, prestará ante el Congreso de la Unión o ante la Comisión Permanente, en los recesos de aquél, la siguiente protesta”: (“Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo (…) y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande"). ¿Puede usted comprobar si en el curso de su vida ciudadana como adulto que algún presidente haya cumplido cabalmente con este juramento a pesar de tantas demandas populares? ¡Yo no!.....
Una ciudadanía madura y responsable tiene la capacidad de ejercer o no su derecho a votar en blanco o de anular la boleta. Los asustadizos partidos políticos, la autoridad de alto nivel, llámese IFE, tal o cual secretaría, etc., están sugiriendo que el México votados es uno, el no votado sería un tragedia que todo pagaríamos. Mientras eso pasa la misma Presidencia de la República manda a familiares y amigos a hacer campañas política; Luisa María Calderón Hinojosa, encanto de mujer, está desatada en el Distrito de Jiquilpan buscando ganar la tierra de los Cárdenas. Igual que las élites de los poderes fácticos.
Al ciudadano que acude a las urnas, legalmente nada le impide hacer del voto lo que se le antoje; los motivos son muchos; una pinche corrupción galopante que renace cada tres y seis años, contubernio, solapamientos, disimulos, engaños y gatos pardos; sin embargo, por su fe, hay mexicanos que esperan todavía un milagro y legitiman a los sinvergüenzas. Existe un desempleo que ni una vulcanizadora lo puede recubrir. Una inseguridad provocada por el mismo gobierno y la sociedad que no sabemos cuales son los cherifes y cuales los cuatreros. Una pobreza que ya rebasó a los países de América Central, el Caribe y los centroafricanos. ¿Qué más? Pero hay que votar por estos mismos geniecillos. La campaña informativa y propositiva del voto blanco o la anulación directa en las urnas participan personajes conocidos de la vida social, las comunicaciones, la academia, las letras, artistas todos, la política, amas de casa, obreros, estudiantes y pueblo en general, etc., viene siendo una de tantas muestras, no de enfado ni valemadrismo por el voto, sino por décadas de perder el tiempo, sin virtud sabia. Es también un razonamiento profundo en su contenido y acción legal frente a una jornada ciudadana donde todos nos ofrecen mieles y siempre nos resultan con hieles.
Al presidente del IFE, le vale pito si llega un solo voto a las urnas o sin son anulados millones. Con ese solo voto, según declaró a los medios de comunicación, será suficiente para otorgarle el “triunfo electoral de una mayoría arrolladora a quien lo obtenga”. Así hicieron y están las leyes electorales porque así les ha convenido a los partidos políticos y gobiernos en turno. Para cambiar, impulsemos una propuesta donde el cuadro de partidos políticos grandes medianos y pequeños sea menos. Dos o tres y punto, para cuando se den elecciones se tenga la base legal-electoral donde los resultados directos tengan que darse por la vía del porcentaje en votos del 50% más 1% , y si ningún partido recibe ese porcentaje, tendrán que ir a una segunda vuelta, abriendo la oportunidad de buscar acuerdos y alianzas que beneficien al pueblo. Ya veremos
como apretamos para que cambien el Cofipe del cochupo y las tranzas.
Las voces organizadas son conciencias ciudadanas preocupadas por los episodios históricos y los momentos actuales. Estas voces no son despropósitos de ocasión, ven y analizan los problemas que heredamos y tenemos hoy, que no hemos podido encarar con la suficiente fuerza ciudadana para caminar hacia adelante y no de lado a causa de que nos tienen desunidos y enfrentados entre sí en un país cuasi totalitario. Aquí hay una naciente y significativa fuerza y cultura ciudadana: El voto blanco o nulo tendrá un espacio importante en cada una de las urnas instaladas a lo largo y ancho del país a pesar del ciudadano presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita.
Más adelante en la carta del licenciado Castillo emite su tesis “del bien que haríamos” si votáramos por un candidato de cualquier partido político en competencia. Dice él, que si no votamos, aunque sea por Llorona, estaremos estigmatizados dentro del grupo de los tontos y pendejos, por aquello del tío Lolo. De seguir ésta, su tesis, de votar por quien se nos venga en gana, ¡pero votar! Al fin al cabo; estaríamos en el entendido que nos volveríamos seres inteligentes para seguir ejerciendo de acuerdo la sistema político mexicano lo que yo he dado en llamar: “El principio de sujeción ciudadana a través del mandato constitucional de votar sin resultados concretos” como antes lo hicimos inútilmente por el partido único, al que después, el partido oficial le mandaba al PAN unos cuantos cientos de miles de votos y así disimular un tanto las diferencias.
El señor Castillo reconoce, más adelante, que el pueblo de México está hasta la coronilla ―yo digo hasta la madre― de toda esa falsa clase política y de los partidos, sus alebrijes productos de alucinaciones y las crudas habituales provocadas por el hartazgo de poder y, los redivivos que siguen como candidatos electos, llegan al Congreso de la Unión, gubernaturas y presidencias municipales los gatos, sin ver hasta terminados el trienio o sexenio. Sin embargo, acota que no todos los políticos son iguales, en eso yo estoy de acuerdo, sin embargo, le pregunto al señor Castillo; ¿Esos pocos, que en éstos y otros momentos futuros podrán librarse de tanta tentación, serán parte del festín de los buitres; lograrán hacer algo contra la jauría de los muy malos y pésimos que son mayoría? ¿O sus anclajes al pasado y su falta de visión del futuro se convertirán en estatuas de sal?
Cómo vamos a llegar al mañana sin los cambios obligados en los asuntos de gobierno y electorales necesarios, sino formamos ciudadanos prototipos que vean en la política social, no el modo de servirse generacionalmente, sino de servir a muchas generaciones de mexicanos. ¿Los cambios lo llevará a cabo gente de “buena razón” como Beatriz Paredes Rangel del PRI; Lázaro Cárdenas Batel del PRD; René Fujiwara Montelongo, nieto de la tigresa Elba Esther; de Nueva Alianza; el primerísimo efebo de Josefina Vázquez Mota, Julius (Nereri) Castellanos Ramírez y Benigno Quezada Naranjo del PAN, Porfirio Muñoz Ledo del PT; Alejandro Gertz Manero de Convergencia-PT? Ejemplos de estulticia política- partidista, todos éstos unas chuchas cuereras que le dan 2º y las malas al más pintado, pero mejor hay le paramos. Consideremos que estamos iniciando la crónica de un retroceso político anunciado.
La inquietud y duda ya han comenzado. Muchos ciudadanos queremos manifestarnos de otras formas, sea, como dice el licenciado Castillo por enfado y fatiga para revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. Pero para lograrlo habrá que enfrentar las fuerzas de los poderes establecidos y ocultos. Los relevos sociales, es decir los jóvenes cada vez más numerosos y más interesados e informados en los asuntos de un gobierno que les está quitando todas las oportunidades de desarrollo a pesar de sus estudios universitarios y tecnológicos. El Estado, esa institución creada por el hombre del Siglo XVIII para salvaguardar la paz, la armonía y preservar sus derechos y libertades ha envejecido junto con sus neoherederos, es necesario renovarse o morir porque a nosotros los más viejos hace años que nos tienen en la orilla del precipicio. Antes tenemos que decir muchas verdades.
Si alguna vez nos tomamos la molestia de analizar los logros y fracasos de ese sistema político castrante que padecemos, los resultados sociales de avance y desarrollo dan lástima, vergüenza y también rabia. Las variadas formas oficiales, de silenciar esas voces libres y autónomas que son muchas que tenemos en México y hemos escuchado en los medios de comunicación con libertad o sin compromisos, nos hacen saber que han hundido al país. Es urgente, entonces, sustituir a esos seres ignorantes y traidores por otros eficientes y nacionalistas. Necesitamos un giro ético y nuevos compromisos entre la sociedad que nos induzcan directamente a terminar con ese protagonismo hipertrofiado de las administraciones públicas y darle paso a la participación activa de la sociedad con propuestas electorales, educativas, salud, seguridad, empleo, desarrollo y buen gobierno, con un mandato impávido con la ley para obtener candidatos siquiátrica, sicológica y funcionalmente estables; porque hasta ahora, la salud de los gobernantes, principalmente del presidente en turno es un secreto de estado. Saber cuando menos si no es diabético, cardiaco y un IQ arribita de punto medio. Recuérdese de Chente Fox fue evaluado por un equipo de seis especialistas y los resultados no fueron siquiátricamente normales; quienes votaron por él hicieron que todos padeciéramos las locuras de la pareja ideal.
Nuestras vidas y nuestro país son demasiado importantes para que deleguemos su dirección, desarrollo y custodia en manos de ineficientes autoridades y administradores lejanos mentalmente. Recordemos a Juan-Jacobo Rousseau cuando dijo: “Que nadie piense que la fiera está en la jaula. El Estado está en libertad y sólo nos quedan dos opciones: encadenarlo o rezar para que la fiera esté saciada”.
Hay un dicho popular muy usado en el Rancho de Ucácuaro, lugar de nacimiento de don Roberto, que dice, palabras más palabras menos, lo siguiente: “No hay enano que no sea cabrón ni grandote que no sea pendejo”. Por experiencias recientes y añejas otras, podemos decir que ni tanto que queme al santo ni tanto que lo alumbre. Medianía pues, aunque parezca sinónimo de fracaso. Apostémosle al término medio: para que no lleguemos al Réquiem por un país postrado crónicamente en el desamparo y la miseria. La Patria en este México de todos nuestros dolores, todavía no ha podido parir a la democracia, parte de todo nuestro; ahí está postrada en trabajo centenario con un ser nonato en sus entrañas producto de una fecundación por la sangre centenaria de millones de mexicanos. ¿Cuántas veces han inducido el alumbramiento? No se, pero son muchas.
¿Qué harían, no le IFE porque a ese le vale lo que se le unta al queso de Cotija, sino a los partidos políticos, si la abstención general de la sociedad votante sube del 3% o 4% anunciado al 7-8% y del voto blanco y la anulación de la boleta alcanzan cifras sorpresivas de hasta un del 12-14%? ¿Qué harían con un 18-20% de votos nulos? ¿Vamos a votar por quien sea? ¡No lo creo! Leamos a los historiadores nacionales y extranjeros que han escrito la historia no oficial para darnos cuenta de las porquerías, como dicen los priístas y panistas, de todo lo que se ha hecho en materia electoral contra el pueblo. Primero vamos a crear ciudadanos libres, dispuestos a asumir responsabilidades, a crear y recuperar costumbres y valores democráticos socavados; vamos a debatir, discernir y plantarle en cara a los gobiernos corruptos, el desprestigio que tienen frente al pueblo y que no tienen un gramo de dignidad para pedir el voto.
En el poder político y fáctico existe un componente depredador y mezquino en el concepto del poder que nunca han abandonado a lo largo de décadas. Unas clases dominantes suceden a otras y cada época establece sus sistemas de dominación y sus reglas de poder disfrazado.
No votando, o mejor dicho emitiendo el voto blanco o su anulación, a pesar de las dificultades, que dispone hoy de más recursos para someter a la ciudadanía, (miedo, manipulación, disuasión, sanciones y violencia) ha decidido escribir en el libro de la historia una nueva página. Está abandonando sus harapos de ente sometido para retomar las vestimentas de ciudadano. Estoy de acuerdo en que no hay otra forma de retomar el futuro, tanto el que nos quede por delante como el de nuestros hijos y nietos.
Los poderosos, semejantes y distintos en cada etapa de la historia de México, parecen pertenecer a una estirpe de dominadores que se transmiten los conocimientos y recursos para sojuzgar; la fuerza, el desprecio y la venganza que los hace hasta hoy impunes. En la yunta política PAN-PRI, los bueyes van sin dirección social pero jalando para donde a ellos les conviene y al mismo paso. El incongruente PRD no tiene caballo de pareja para pegar el trono y verse en la parcela política. ¿Votar? ¡Por Dios!
No resulta congruente y menos verídica la sentencia política, alimentada desde los tiempos de don Porfirio Díaz que dice que “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”. En la realidad es imposible encontrar un solo pueblo que sea peor que el gobierno que padece. La otra sentencia contraria a la primera dice que: “La política es demasiado importante para dejarla en manos de unos… políticos”
Aunque es este acto ciudadano habrá que discutir sobre si los significados de abstención, anulación, voto inútil, no voto y voto blanco tienen las mismas repercusiones políticas y positivas. Pero eso será materia de otra participación. Mientras, Maestro, en lo personal emitiré mi voto en blanco, no lo anularé porque ningún candidato o partido merece la anulación.

Querido Maestro, por hoy es cuanto te digo. Espero que esta participación sirva de algo; no para votar o sí votar, sino con el propósito de comentar en voz alta, mejor dicho en simbolismos escritos, mis apreciaciones soflameras y verídicas.

Recibe mi afecto personal y un abrazo fraterno.

Respetuosamente.
Dr. Manuel Ramírez Zaragoza.

293. SISTEMA ELECTORAL PERVERTIDO

MIERCOLES 17 DE JUNIO DEL 2009
José Luis Sierra V.
A unos cuantos días de concluir la campaña electoral podemos empezar a sacar conclusiones. Quiero presentar a mis ciberlectores las primeras seis, de mi parte, que pueden aumentarse y enriquecerse con tus opiniones:
Una) El desánimo ciudadano y el consiguiente descrédito de partidos e instituciones que dejó las elecciones del 2006 se han profundizado. Lejos de enmendar en su actitud omisa, las instituciones electorales la han reforzado. Los partidos acuden a esta elección sólo como “estación de paso” para el 2012, con candidatos desdibujados, grises y sin propuestas para la ciudadanía. En los próximos tres años el descontento ciudadano puede tornarse en INGOBERNABILIDAD.
Dos) Los PODERES FÁCTICOS (grupos corporativos empresariales, Iglesia, Ejército, Sindicatos, etc.) se despacharon con la cuchara grande en las candidaturas (lo mismo en el PAN, el PRI, PANAL, Verde, PSD) y han podido influir de manera definitiva en el desarrollo de las campañas, en la fijación de la agenda de la próxima legislatura y, por supuesto, en la defensa y el avance de sus posiciones y de sus intereses a costa del interés general.
Tres) Como sucede en Yucatán, los grupos que gobiernan han realizado un derroche cínico de recursos económicos y han dejado en claro que tienen bajo su control el proceso electoral y a todas las instancias encargadas de regularlo. Para la sociedad es ahora un hecho confirmado que el proceso electoral es sólo un proceso de LEGITIMACIÓN SOCIAL, cuyo desarrollo y desenlace está en manos de los dueños del espectáculo. La sociedad NO TIENE POSIBILIDAD DE ELEGIR NADA, sólo de ratificar.
Cuatro) La sociedad mexicana supo construir frenos y contrapesos para resistir, primero, para derrotar, posteriormente, a un partido hegemónico, pero bajó la guardia, dejó de resistir cuando se instauró la competencia electoral y el sistema de partidos. Ahora, ante la perversión del sistema electoral, ante el comportamiento faccioso de los partidos, la sociedad civil se encuentra desarticulada, incapaz de presentar un frente suficientemente cohesionado a la actuación disolvente de los partidos y la actitud omisa de las autoridades.
Cinco) El proceso de desmantelamiento del presidencialismo autoritario (1986-2000) se fincó, fundamentalmente, en el crecimiento y en la organización de la sociedad civil. Pero hoy, la resistencia contra el “arreglo” electoral no proviene de LA SOCIEDAD CIVIL, en general. En Yucatán, perdieron su perfil crítico (y hasta opositor) las agrupaciones empresariales, los colegios de profesionales y sus tentáculos estudiantiles, las damas indignadas y los grupos de desayunantes, bueno, hasta el Diario de Yucatán (y más, después del frentazo de Campeche y la Lotería) se ha mostrado condescendiente con el PRI-gobierno y con sus excesos electorales.
Seis) La velocidad con que logró difundirse la propuesta del VOTO NULO nos confirma que hay hartazgo, sí, aunque éste sólo se encuentre en grupos pequeños y muy localizados de la sociedad. Lo que habrá de venir será la incubación de esa insatisfacción hacia formas más organizadas y con demandas más concretas. Lo que habremos de intentar será el amalgamiento del rechazo a la corrupción y al engaño que encarna el sistema electoral vigente con la fuerza de la sociedad moviliza.

domingo, 14 de junio de 2009

292. CULTURA Y DIVERTIMENTO ZAMORANO (3)

Cultura y divertimento en la levítica Zamora.
De 1962 al 2009.

Tercera parte.


Por: GL.Conrado.
Desde Zamora,
Michoacán.
México.

Para: Arcadio Acevedo.
Tuxtla Gutiérrez,
Chiapas.
México.


Pues ni modo. Unas fans de este servidor me dicen que la foto mía que inserté en la parte (2), entrada N° 244 del 13 de abril de 2009 en tenepal de CACCINI no les gusta, que estoy medio enojado y... muy acá... dice una de ellas, y que le gusta más en la que estoy como soy (¿?), más sencillo y riéndome y me pide la cambie. Bueno no puedo negarles a las mujeres nada y me gusta cumplirles sus gustos..., cuando puedo.

Sale pues hija mía, hágase tu gusto ahora pongo la foto que te gusta, ahí está. También, tuve que hacer caso a una petición que me han hecho vía correos electrónicos; que mejor quite el slade del principio donde se encuentran 7 fotos de archivo. El motivo dicen cinco correos que he recibido de lectores, es que las fotos pasan muy rápido y no aprecian lo que dice en el pie de foto y no ven bien la misma foto. Hago pues el cambio a la petición de los lectores y..., añado otras de mi archivo.

RETOMANDO LA CONTINUIDAD DE LAS ENTREGAS OFRECIDAS.
Arcadio, después de ya buen tiempo, continúo con esta tercera entrega de la cultura y divertimento zamorano. Pero antes de hacer referencia a los personajes que mencioné en la parte (2) anterior; Jorge Hurtado Castellanos así como a otros personajes valiosos que pasaron por tu tierra de origen como ráfagas al garabato, y desde luego, referir quienes fuimos los zamoranos que fundamos el primer centro cultural en la levítica Zamora precisamente en llamado “antro” El garabato, quiero plasmar algunas palabras sobre lo que recién terminé de leer en tu blog. Te comento lo anterior porque terminé de leer todo el contenido de LOS BOLONAUTAS referente a Zamora, tu familia y otras cosas más que subiste a tu blog, que yo no había terminado de leer ni ver todas las fotos detenidamente. A mí se me acumuló el trabajo relacionado con mi trabajo en Jiquilpan. Aparte de que en horas libres en casa, estuve realizando un plan de trabajo sobre una producción cinematográfica; un guión técnico de largo metraje que hice ya hace tiempo, de una historia que se llama TZETZANGARI de un amigo mío; José Luis Rauda, cuyo tema es sobre la herbolaria de los p’urhépechas girando la trama en torno a una niña que se va desarrollando con su padre hasta su juventud y muerte, por despreciada por su misma raza, por tener los ojos azules o verdes.

La antigua Zamora todavia empedrada. 
(Fotos antiguas enviadas a mi correo por mi amigo Jorge Cárdenas Campos)

BUENO, RETORNO AL TEMA INICIAL.
Continué pues leyendo lo tuyo al terminar dicho trabajo personal, que fue de semanas completas, hasta ahora que me di un tiempo para realizar las entregas. Había ya iniciado la lectura referente a tu zamoranía, hace ya buen rato cuando recién la publicaste en tu blog y en tal principio de dicha lectura de inmediato te envié las dos anteriores entregas pero intuí en la segunda sin haber terminado de leer todo lo que tu expusiste en tu blog, que serian más de cinco entregas porque vislumbré hasta donde había leído, que habría más de que hablar de aquí pa’allá y…de allá pa’acá. Y pues no me equivoqué en tal intuición después de terminar de leer todo lo que expusiste y mostraste.


La antigua Zamora la bella. Morelos y Nervo. Ahora es donde está Bancomer frente a la plaza.

Esta entrega la inicié hace ya varias semanas, pero como te expliqué líneas antes, hasta que leí y vi toda tu zamoranía expresada con; fotos, textos, recuerdos pegados a tu ombligo y cabeza con una tremenda añoranza… repleta de muchas cosas, tanto de aquel Arcadio del POSTIGO; joven recién salido de la adolescencia, quien deseoso de emitir su vena literaria, y con talento, ¡¡¡zas, que salpica con una que otra picardía a su zamoranía del momento, congelada y cuasi santificada en el tiempo. Tal atrevimiento, lo hiciste a través de una prosa descriptiva poniendo dedos en llagas profundas logrando con ello, cimbrar a las buenas conciencias de tu tierra de origen. Traías consigo pues, la lozanía propia de la transición del adolecente al joven crítico. Y en aquel adolecente joven, se fue fraguando en su interior un tremendo deseo de despegar, de descubrir quien se era en medio de una sociedad de fingimientos continuos, e imparables.

Debo decirte Arcadio que la lectura de tu zamoranía en tu blog, me dispuso a hacer una regresión mental y te vi así, como acabo de describirlo en párrafo anterior. El POSTIGO me gustó mucho a mí pero hirió a más de una persona en su zamoranía. Yo salí de Zamora a estudiar a México, sin escribir ninguna línea, sin abrir ninguna puerta, ni correr ningún cerrojo como lo hiciste tu, pero si me hubiera gustado dar un ¡trancazo! similar antes de irme. (A lo mejor no es la imagen descrita cómo vi a aquel Arcadio que vivía en Zamora, pero si no lo fue así, poco le faltó).

¡¡QUE IRONÍA DE LA VIDA!!
El humano, quiere ser, quiere decir; con monos, con imágenes, con palabras, con frases, con monólogos o diálogos, como se pueda, pero expresarse. Así somos los que de alguna manera nos pegamos o tenemos contacto con algún medio artístico para comunicarnos. Así, emergió después con el tiempo, otro Arcadio, monero y comunicador pero más crítico, más maduro, tanto en su terruño como en otros lares que lo atrajeron a la aventura, a conocer el amor en otros parajes, a buscar una plena libertad de comunicarse con los demás sin cortapisa alguna, pero… cuando salió de su terruño lo siguió la sombra de aquella zamoranía dejada pero no olvidada.

El añejamiento paulatino de nuestras vidas al paso del tiempo, es cruel, gozamos las añoranzas a como dé lugar aunque nos dañen algunas, y nos duelan como un piquete de alacrán ponzoñoso. Una ponzoña que corroe, que hiere hasta el fondo como si fuera una saeta que parte las vísceras y el cerebro a la vez. Pero hay que seguir caminando cargando nuestro morral por el sendero que nos tocó o seleccionamos en este teatro de la vida, aunque sea solo con el alma, pero enhiesta ésta, siempre firme, como las aves que en el alba, antes de salir el sol, levantan el vuelo solitarias a todo lo alto hasta donde puedan llegar, con absoluta libertad y sin voltear a ver abajo, hasta que regresan. Querencias, añoranzas, vida vivida, recuerdos pues del ayer almacenados en nuestro haber del morral que cargamos siempre hasta el final del camino.

ÉSTE IRREDENTO ZAMORANO DE CRIANZA…,
receptor-lector de tu, zamoranía, no te terminó la entrega inicialmente intentada. Hace como dos semanas la retomé y borré lo ya escrito (dos o tres párrafos similares a estos anteriores en cuanto a cantidad de líneas escritas), y pues inicié la presente, que espero terminar en estos días antes que termine esta primera quincena de junio para subirlo al blog. (No me alcanzan pues las casi 16 y a veces 20 horas que ocupo tanto en mi trabajo en Jiquilpan como con los escritos varios que hago en esta máquina al llegar a casa pues escribo de todo, estoy continuando mi novela, Soledad, que no se si la termine, estoy haciendo un proyecto de CACCINI, de docencia y producción teatral, cine y comunicación y, pues unos escritos los guardo, otros, son para subirlos al blog y… algunos que aunque les haya dedicado horas, de todo lo que hago, los elimino porque no me agradan).

Arcadio, cuando terminé de ver tu archivo fotográfico y leer tus palabras, frases, soliloquios y demás sobre tu... zamoranía que subiste a LOS BOLONAUTAS, hermano muy apreciado en esa misma zamoranía, me hizo ese todo… lagrimear…, como los burros que lagrimean… por viejos o por burros, no lo sé. Lo penoso de esto es no saber el por qué del lagrimeo… y, no sabiendo el porqué. Espero sea por lo primero… por viejo.

Amigo mío, todas tus referencias, fotos, anécdotas y demás que muestras y expresas sobre Zamora en tu “blog”, palabrita esta del inglés que me dicen los diccionarios que tengo a la mano y que tiene esta máquina, que lo más aproximado a la definición en nuestro idioma es: (bloc. m. Conjunto de hojas de papel superpuestas y con frecuencia sujetas convenientemente de modo que no se puedan desprender con facilidad). O sea, entiéndase cuaderno. Total pues que el contenido de tu blog-bloc o como se diga, me hizo recordar aquella juventud tuya y la mía, en nuestra tierra (bueno mi tierra de crianza desde los tres años según me decía Mele mi’amá, que en paz esté †). Tierra esta de; Godos, entre si parientes y enemigos todos. Dice siempre Paco; Francisco Elizalde García cuando trae en sus vísceras el bacachá (Bacardi con coca).


Catedral inconclusa que mi amigo el Dr. Carlos Negrete Mora le hizo unos arreglos con pasto al frente, cuando fue presidente municipal.

Ciudad levítica de Zamora en la que se ha luchado arduamente por el arte y la cultura…, desde siglos atrás, desde los; Godos que entre si parientes y enemigos todos, que fueron descendientes de la nobleza antigua española (herencia zamorana de pura cepa pues), quienes… ignorando olímpicamente la cultura de los tecos que fueron: "…notables agricultores, floricultores y muy expertos en el curtido de pieles de las que abastecían a toda la región, su último asentamiento estuvo en lo que hoy llamamos Barrio del Teco y que antes incluía el ahora llamado de madrigal, el de Valenciano y otros más cercanos a Ario, el de Santa Mónica y por el oriente hasta las faldas de la Beatilla” (Francisco Elizalde García. Periódico "El Independiente de Zamora" 23/DIC/08). Antepasados estos que ya estaban asentados en Tziróndaro: Lugar pantanoso, cenagal o “de ciénagas” (como dice Elizalde). Ese Tziróndaro que al conquistarlo los gachupines (no es despectivo sino solo referencia) lo bautizaron como la Villa de San Martin Zamora, (siempre los santos salen a relucir) quedando después solo como Zamora de madrigal y finalmente como la conocemos hoy, Zamora de Hidalgo (por la pasadita que dio el cura independentista por estos lares). Mañana quien sabe como se le llame, quizá le pongan el apellido de alguna “buena conciencia” del lugar, porque si de curas se trata, no creo que le lleguen a poner Zamora de Cázares o de Núñez, eminentes prelados del siglo pasado y anterior que trabajaron en pro de las artes y la cultura para y por el pueblo. Sabes que no soy “buena conciencia”, ni mala tampoco, creo que solo tenga una “medianía” al respecto, pero no buena ni mala. Como decía mi entrañable amigo Jorge Hurtado Castellanos cuando de vez en vez íbamos juntos a tomar el café en el mismo Televicentro y pasando por ahí don Emilio Azcárraga Vidaurreta después de saludar a todos los parroquianos, le decía a Jorge: -Buen día mi “Güero genio”- (Jorge después de dicho saludo y ya retirándose don Emilio, alzaba sus hombros y jocosamente me comentaba: –Genio genio no, pero una “medianía” si, o no mi Conrris?- Lo decía riéndose y evidentemente refiriéndose a la genialidad que le atribuía aquel señor de la verdadera comunicación no como la que hacen los socios de su nieto actualmente). Hay que saber reconocer quien es quien, y con esa “medianía” de conciencia que expreso tener personalmente, para los antedichos prelados, mi respeto y reconocimiento por su auténtica obra social, aunque hayan llevado algo de agua a su molino, no importa, por la calidad de gentes que fueron, no como otros clérigos que actualmente en la levítica Zamora solo ven en su entorno $$$ a expensas del pueblo.

Así, los descendientes de los Godos siguieron con su enemistad entre ellos, pero haciéndola extensiva hacia los no Godos, a los gentiles advenedizos como yo, y quizá tu también (no lo se), que allegados a estos lares, a esta comunidad, no por propia voluntad sino jalados por las familias nuestras que buscaban mejores condiciones de vida entre la multicitada zamoranía de los Godos. Migración familiar que llevaba consigo un deseo de superación y permanencia “por el bienestar futuro de la familia” en todo orden en la levítica ciudad, en la que se fue creando poco a poco una estabilidad, absorbiendo al mismo tiempo las costumbres y modos de la vida comunitaria de los Godos que, en ella… nos criaron, crecimos y, ya pasando los años y habiendo aceptado la querencia al terruño sacrosanto que se fue pegando como una sanguijuela en nuestro haber… ya entrados nosotros en plena juventud y sin ser descendientes de cepa, muchos, entre los que te cuento a ti, seas de cepa o no, y algunos y algunas como Herminia Durán mi paisana de Zináparo, pueblito este de oriundez de ambos, quien fue una excelente actriz zamorana entre las y los que aun viven en la levítica ciudad, (yo ya vivo en Jacona de Plancarte; el socialista en la praxis de los parientes Plancarte) así como otras y otros zamoranos nacidos o criados en la sultana de los Godos, compañeras y compañeros actualmente dispersos en otros lares, y… unos y unas más… ya ausentes de esta farsa de la vida, pero que todas y todos en aquellos tiempos, bregamos por conquistar espacios que finalmente, fueron nuestros propios espacios culturales proporcionados siempre por nosotros mismos, por nuestra propia labor que era lo que les daba vida, y no otorgados por alguna autoridad civil del municipio ni del estado, ni autoridades eclesiásticas de Zamora ni de afuera, o de algún mecenas de harta lana ($) como los había y sigue habiendo, hablo de ricos de siempre, no de mecenas.

La Presidencia Municipal por los años cincuentas.

Si acaso pues, la terquedad de Alfonso, el cura “progresista” que mencionaba Carlos Méndez… cura que, él decía le gustaba el teatro y se codeaba con la alta sociedad (pues es de cepa zamorana), y fue digámoslo así, el inquieto "mesenillas" zamorano de aquella juventud entre la que él mismo se contaba como tal, como joven. Si no hubiera tenido dicho gusto por las artes escénicas… quien sabe si hubiese sido el tal “mesenillas”, lo digo sin ser peyorativo el entrecomillado, sino porque él a veces andaba también con la pura bendición papal (*) como nosotros y por tal no podía ser un auténtico mecenas... lo que se llama mecenas, o sea con bastante marmaja para impulsar las artes y cultura.
_________________________
(* Que quiere decir; de "prángana", sin centavos pues, como decía el querido gordo Romero de Jacona que tenía una taberna; tabernáculo de cultura decía él quien además había estado en el seminario religioso de Zamora).

De derecha a izquierda mi extinto amigo compañero de la primaria Carlos Ortíz (q.e.p.d). En seguida Pedro del Río también amigo, éramos la palomilla de los cincuentas cuando yo me fui a estudiar teatro a México en 1957. En seguida de él está tu servidor escuchando lo que le contesta Rodrigo Ramos Valencia(q.e.p.d) a Carlos Ortiz. Solo se le ve parte de su cabellera.

LA JALADA DE OMBLIGO.
Así el cuadro zamorano de aquellos ayeres, visto desde mi óptica muy personal, claro está, te comentaré que después que regresé a Zamora por la insistencia de Carlos Méndez quien me presentó al cura “progresista” y que a ambos les prometí que regresaría, para dirigirles la obra de teatro que querían montar y a enseñarlos a actuar con el tal grupo del MEP; Movimiento Estudiantil Profesional, movimiento este que creo inició Carlos en la prepa, no se ciertamente, quien lo inició ¡fíjate nomas...!, y esto sucedió ya teniendo yo logrado un contrato a nivel profesional para fungir como asistente de dirección teatral con gente connotada y pudiente del medio teatral y cinematográfico de aquella capital mexicana, otrora el único lugar interesante para quienes andábamos en esos trotes de las artes escénicas y del cine a la vez. Que te diré al respecto, pues solo lo que he dicho siempre; ME JALÓ EL OMBLIGO el terruño de mi infancia y adolescencia. ("Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace": Jean Paul Sartre) Pero también me jaló el locuaz amigo Carlos (que no loco aclaro) sino por su capacidad de locuacidad; convincente pues con la palabra, aparte de apasionado por el cine y la literatura y… pues siendo muy similar su gusto, me jaló para ayudar a su amigo “progresista” (el cura Alfonso) que aun no conocía yo.

("En nuestros locos intentos renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser": Williams Shakespeare). Hermann Hesse, influía mucho a la juventud en los años 60s del siglo pasado. Carlos Méndez en dichos años, hablaba con dificultad por su dentadura que le afectó un accidente, pero ello no impedía que se apasionara al hablar del literato alemán del premio Nobel del 46 del siglo pasado que andaba de boca en boca en aquel primer lustro de los 60s. Seguramente la euforia que causó en dichos años este literato en cuestión fue por su deceso, acaecido creo, en 1962 o el 63, no estoy seguro del año, pero fue entre estos. Yo fui fan en aquellos años del autor de “Por quién doblan las campanas” o sea de Ernest Hemingway el americano nacido en Illinois, pero por seguir la corriente intelectual en boga en 1962 en el DF, le pregunté a una de mis compañeras de estudios, riquilla en ($) que compraba todos los libros habidos y por haber tanto de dramaturgia como novelas y demás (aunque muchos no los leía), que si tenía obra de Hesse y me contestó que tenía tres obras de él y me las prestó; Demian, El lobo estepario y Bajo la rueda. Leí primero, Bajo la rueda, obra que cuando terminé de leerla dije para mis adentros “…este es de los míos, rebelde pero con causa” luego leí Demian y El lobo estepario, después, ya picado con la lectura del alemán Hermann, pedí prestado (sustrayendo sin que me vieran) Siddhartha en la librería Zaplana de san Juan de Letrán, que fue la obra de Hermann que los hippies de la generación de aquellos años 60s tomaran como su biblia-guía promoviendo “la pureza del espíritu”; el budismo pues (aparte de la mota que los ponía bien pachecos claro), y… pues yo como joven “intelectual que estudiaba artes” (que pedantería) tenía que saber porqué los tales hippies la recomendaban tanto en aquel año del Señor. Y cuando terminé de leer la aventura (búsqueda) del joven Hermann en la India, devolví a los dueños de Zaplana la obra de Hesse, también sin que me vieran (si me hubiera gustado Siddhartha no la hubiese regresado). La regresé por honestidad (que raro no, regresar un libro por eso), porque mi espíritu y mi mente en aquellos años no comulgaban ni con budistas, ni seminaristas ni demás istas habidos y por haber.

Si acaso, solo aceptaba a los socialistas, entendida esta palabra compuesta como parte de la humanidad mundial mayoritaria que convivíamos y sobrevivíamos apenas en aquel entonces (en el momento seguimos igual millones y millones en el mundo), y pues sucedió que con esa obra me desencantó el alemán de marcada mirada paranoica, y de repente, se esfumó de mi mente el tantas veces referido escritor. Aparte que, en esa misma época mi compañera riquilla acababa de comprar obras de varios dramaturgos y antes que ella los leyera se los pedí prestados, accedió gentilmente a mi pedimento y los leí todos sin necesidad de ir a Zaplana a pedir prestado, en tal librería solo compraba ediciones baratas como las que había de García Lorca, Calderón de la Barca, Alejandro Casona, etc. Lorca fue, es y será uno de los dramaturgos poetas de mi preferencia en español junto con nuestro Rodolfo Usigli y el poeta y dramaturgo Rafael Bernal que es casi desconocido en su país México. Y así, empecé a leer todos los libros de mi compañera que eran nada menos y nada más que los dramaturgos realistas; el ruso Antón Chéjov, algunos de sus cuentos asi como La Gaviota, y El tío Vania (con el tiempo yo compré las obras completas de este autor en ediciones Aguilar), también leí en los libros de mi amiga al noruego Henrik Ibsen, al sueco Augusto Strindberg y mi preferido Eugenio O'Neill en el teatro de los gringos (he corregido aquí, un lapsus mental de redacción que tuve al no mencionar que Augusto Strindberg era sueco y no americano. Yo redacté; y los americanos Augusto Strindberg y mi preferido Eugenio O'Neill en el teatro de los gringos... etc., y debe ser como ya ha quedado antes de este paréntesis. Agradezco el correo enviado por el poeta Ernesto Hernández Doblas de Morelia quien me hizo tal observación a través de todo un panegírico muy sesudo sobre el autor sueco que convertí en americano. Te pediré tu autorización para subirlo al blog. Gracias admirado amigo Ernesto), autor de tres obras suyas que me fascinan entre otras; Más allá del horizonte, Deseo bajo los olmos y Largo viaje hacia la noche. Así pues las cosas amigo Arcadio, una vez que regresé a cumplirles al par de jóvenes veinteañeros como yo; Carlos que es como cuatro años menor que yo más menos y Alfonso igual más menos, pero mayor que yo. Y pues como mencioné al principio de este párrafo, Carlos se apasionaba al hablar solo de la obra de Hermann Hesse en aquel año de 1963 cuando iniciamos la puesta escénica que querían. Yo lo entendía perfectamente bien pues a mí me pasó lo mismo, pero con la diferencia que Carlos casi se leyó, si no toda la obra de Hesse, si una gran parte del cuasi teólogo alemán y yo lo largué con Siddartha.


Zamora de antaño en la plaza. 1914 en plena revolufia. Un año después de haber terminado el obispo Othón Núñez el hermoso Teatro Obrero para ellos, para los obreros y el pueblo en general.

LA LIBERACIÓN DEL CATOLICISMO (UN ISMO MENOS), DEL TAL CONRADO. Te comento aspectos del paso de mi adolescencia a la juventud que creo afirmaron mi laicismo que continuó posteriormente con la amistad de mi gran amigo Jorge Hurtado Castellanos, y sigue conmigo hasta la fecha y creo morir con él. Hablo así de mi persona para que entiendas el porqué expresé con plena libertad como dije en la primera entrega: Esta reseña es hecha a toro pasado. Por mi edad, estoy obligado a hacerla pública, a sabiendas que la apreciación vivencial obtenida en mi juventud y parte de mi madurez en Zamora, tanto cerebral como visceral al respecto, pudiese zaherir a algunas “buenas conciencias” zamoranas, pues las artes siendo parte de la cultura de la humanidad, para algunas y algunos zamorenses, ha sido, es, y será, si no cambian de mentalidad, solo un quehacer lúdico e impúdico. Con todo y estos enjuagues de los ismos, que afectaron a varios conocidos tuyos y amigos míos, como lo eres tú, entre ellos Jorge Hurtado† (de feliz memoria para mí), quien fue non grato (disque por su alcoholismo), que no fue tanto por eso, sino por otros mitotes que siempre había en nuestra querida Zamora, en la Zamora amada por él, por Jorge.

Iglesia del Carmen en la calle Pino Suárez hecha por el padre Serrato, y donde fue cura mi tutor el canónigo Conrado que me crió.

Por decisión propia, desde aquellos ayeres antes de irme a preparar a México como gente de teatro y, ya cercano a cumplir 17 años, abandoné las iglesias y todo lo que ello conlleva. Fue en la edad mas menos de mi expulsión (porque así lo quise yo), de los semilleros destinados al estado eclesial como curas o legos. Y así todo desorientado vocacionalmente y un tanto atarantado y molesto por todo el entorno religioso; tanto en casa tutelar de crianza, con mi familia, y en las calles de la Zamora de entonces, saturada (para aquel joven medio imberbe aun, aunque ya pintaba bigote y escasa barba) del tañer de las campanas de las iglesias todas, fue que tuve la fortuna en el último lustro de los 50s, de conocer y cultivar una gran y agradable amistad con el Lic. Mota Maciel† que me presentó Gilberto Chávez Valencia† escribano de él y quien enseñaba a Carlos Navarrete Dueñas y a mí a torear. Ambos, Carlos y Gilberto muy estimados amigos de la tauromaquia que fue mi primer intento de de evadirme de lo religioso y definir a que dedicar mis años de vida, pero con una revolcada que me dio una vaquilla de lidia en la hacienda de Campo Alegre allá por el rumbo de Morelia, terminé con la afición a la toreada que se apagó en dicha revolcada en el pequeño ruedo de la hacienda mencionada.

El referido Lic. Mota, apreciado por muchos zamoranos y zamoranas y odiado quizá por mayor cantidad de zamoranos, sobre todo de cepa (de alcurnia pues), encausó y apadrinó en el periodismo político a Gilberto poniendo su biblioteca a su disposición como lo hizo después conmigo en otros tópicos. Gilberto dedicó toda su vida al periodismo político en Morelia hasta su deceso. El Lic. Mota fue de gran valía para la incipiente mente liberal de aquel joven Conrado. Licenciado este que junto con Gilberto me presentaron a la vez al Dr. Julio Prado de Tanaquillo, otro liberal que vive aun ya cargando más de noventa años encima (lo acabo de saludar en Morelia hace pocos meses pero no se acordó de mi, su salud está delicada pero no importa que no me haya recordado), liberal el hombre hasta el momento que vive como sería el Lic. Mota si viviera. Con ellos, con Mota Maciel, Julio Prado y la biblioteca del Lic. Mota y libros prestados que ponían a mi disposición y desde luego con sus orientaciones, conocí la filosofía marxista y la otra historia del republicano Juárez, muy a la inversa de la que nos enseñaban los curas. Esta etapa con dichas amistades muy respetables para mi, al igual que varios clérigos zamoranos que posteriormente hablaré algo de ellos como fue mi amigo Luis G. Franco entre otros pocos, fue; La liberación del catolicismo (un ismo menos), del tal Conrado.

ASÍ EL PANORAMA QUE ESTE TU SERVIDOR VIO Y VIVIÓ en aquellos años, y veo ahora lo que existe, te comento que lo interesante pues de los años de 1963-64 del siglo pasado en la levítica Zamora, hace ya cuatro décadas un lustro y un año y meses mas menos, sin duda alguna fue El garabato. Espacio cultural de aquellos ayeres que rompió con los tabúes de las "buenas conciencias" (ya hay referencias al respecto en las anteriores partes 1 y 2, ya publicadas en este blog), lo quiera reconocer o no la zamoranía pasada y la actual. Algunas de esas “buenas conciencias” que deambulan aun con vida por la irreconocible ciudad zamorana conquistada ahora por los Mac donald’s (espero haberlo escrito bien si no, tu entiendes la referencia de esta y demás chatarras como en todos lados del mundo las hay). Lugar este multimencionado por mí, del garabato, al que concurrían y ocurrían tanto letrados como no letrados. Sin mencionar nombres de estos últimos porque fueron y son amigos también las y los pocos que aun viven y formaron parte de la generación a la cual le tomaron gusto aun siendo iletrados en artes, ocurriendo o yendo de vez en vez al ya lejano y famoso “antro”.

EL DICHO “ANTRO” del garabato, con el MEP (casi pegada una instancia con la otra, pues El garabato estaba frente a la actual ferretería La Palma que antes era la agencia Ford y gasolinera de don Jorge Jiménez, y el MEP que estaba en lo que es actualmente el restaurante La Pantera rosa, y entre los dos solo había un local de por medio en la esquinita que hace recodo por la calle hidalgo a unos pasos de la catedral), colaboró en mucho al florecimiento de un movimiento artístico y cultural, nunca visto hasta la fecha en Zamora, en teatro, lo quiera o no aceptar la zamoranía soberbia y envanecida que pulula por ahí aun en nuevas generaciones influenciadas por las anteriores. Dicho florecimiento, sin modestia alguna porque fue el hecho real, fue propiciado por la tercia de jóvenes (no de ases porque no éramos tales, sino personas con defectos y cualidades como cualquier otra), Carlos, Alfonso y este tu servidor. Dos de los mencionados, ilusos en cierto modo, que fuimos Carlos y yo, pues Alfonso tenía muy clara su labor que quería hacer de pastor eclesiástico con aquella juventud ya fuese promoviendo; deporte, circo, maroma o teatro, u otras actividades. Yo, también tenía muy clara la participación a la que me invitó Carlos y la acepté porque en él y evidentemente en mi, estaba la pretensión de llegar a hacer teatro a nivel profesional en nuestra tierra. Comentario este que me hacia él varias veces para convencerme de que me quedara a enseñar lo que había aprendido profesionalmente. Yo ya estaba trabajando a nivel profesional como asistente de dirección en la ciudad de México, y para convencerme de que me quedara me lo decía varias veces cuando tomábamos café en las visitas que hacía yo a Zamora para ver a mi familia, antes de conocer yo a Alfonso. Finalmente Carlos me convenció. Esa fue la historia real de haberme regresado a mi tierra. Creo que la intensión de Alfonso no era esa, sino mas bien él solo pretendía mantener a aquella juventud, en una especie de ACJM; Acción Católica de la Juventud Mexicana, a la que yo hui desde antes de irme a México a estudiar teatro. Pienso que Alfonso quería una especie de teatro parroquial aunque no fuera profesional, pero si de apostolado, a su manera, porque entiendo que la ACJM no era tampoco santo de su devoción aun aceptando que era parte de la estructura eclesial. Con los años nos definimos ambos en ese aspecto, el siguió su rumbo y yo el mío en cuanto al teatro. Intentando pues de mí parte aterrizar en la praxis la intención de Carlos y la mía, empecé a experimentar con las y los jóvenes que se acercaban o llevaba Alfonso o el mismo Carlos. La intención profesional yo la llevé a la praxis y empecé a vislumbrar posibilidades, siempre anotaba todo y lo comentaba cuando iba a México, varias veces al año, con mi amiga Stella Inda quien me insistía en aquel año de 1963, que abandonara la provincia y retornara a México pues me veía futuro como director de teatro y cine, me decía. Así las cosas apreciado Arcadio, haciéndose teatro casi siempre sin recurso económico pero con ingenio para resolver las carencias, fue tramándose por las mismas circunstancias Teatro y…vida que tienes en tu haber ya. Creo que en este sentido expresado líneas atrás, Alfonso subestimó a Carlos y a mí, en la dicha intensión de profesionalismo, aunque éramos disímbolos entre si los tres, pues ellos dos sin darse cuenta (o a lo mejor sí y nunca me lo externaron) disentían en ideologías y costumbres conmigo.

CARLOS MÉNDEZ TRUJILLO.
El buen y apreciado amigo sonsacador. Te voy a presentar sucintamente y a mi manera, a las dos personas que complementan la tercia de quienes iniciamos dicho movimiento cultural teatral y artístico. La amistad que existe entre Carlos y yo brincó de repente, nunca se planteó entre él y yo respetar la manera de pensar de uno o del otro. Con Carlos hemos cultivado una amistad ajena a poses de cualquier forma. Surgió allá por el último año de los 50s o el primer lustro de los 60s en el primer o segundo año del lustro, no recuerdo bien, afirmándose más cuando Carlos fue líder de los estudiantes en la prepa de las monjas “pobres siervas del… creo, corazón de Jesús” o algo así, mientras yo estudiaba teatro en México. Y en dicho lustro, por el año 1962-63, tampoco recuerdo bien, me presentó al cura Alfonso que él, Carlos, llamaba “progresista”, y les dio por hacer teatro. Carlos y yo nos aceptamos como somos, como pensamos, con nuestros errores, cualidades, deficiencias, traumas y demás. Hablamos y conversamos de todo con auténtica sinceridad y convicción puesta en nuestras palabras y frases que utilizamos en la conversación, en exposición de ideas o en todo planteamiento temático sin caer en el absolutismo, hasta el momento. Desde que lo conozco, devora libros pero asimilando bien su contenido ya sea en temas álgidos o simples al humano. Autenticidad sobre todo es lo que caracteriza que mantengamos la amistad de años hasta el día de hoy. Comulgamos casi en todo, salvo, uno o dos puntillos quizá, en las políticas sociales de nuestro México. Brinca más la amistad simple y sincera siempre. Carlos jamás ha dejado de visitarme y eso se lo agradezco mucho. Desde aquel garabato y el MEP fue la literatura, el teatro, su afición al cine sobre todo y las artes y cultura en general, el motor de nuestra juventud. También de vez en vez le dimos e hicimos honores a Dionisos con absoluta dignidad aunque nos tirara o zarandeara el condenado griego o el latino Baco.

ALFONSO VERDUZCO PARDO.
Alfonso era, es y será un irredento (como yo), él como cura, y yo como amigo del cura. El clérigo zamorano, por antonomasia. Aunque él quisiera redimirse, no lo dejará hacerlo su singular bonhomía que tiene muy adecuada a su personalidad. Finalmente yo acepté esa su personalidad con la amistad brindada que fue y es reciproca pero con una condición surgida en los últimos años de nuestra madurez física; respetar la manera de pensar de cada uno de nosotros y aceptarnos como simples amigos. Parece ser que la aceptación de la amistad cultivada en años desde nuestra juventud se mantiene.


Alfonso a la derecha de la foto mientras yo dirigía "Liberación" la primera obra que hizo y que le adapté teatralmente un transpunte para que llevara la acción de la trama. Lo acompaña Ceja una chica que participaba en el montaje y Carlos Díaz. La otra chica no recuerdo quien es.

Alfonso desde que nos conocimos, me dijo que tenía mayor gusto por la disciplina teatral artística, que las otras. De tal manera pues, nuestra relación se mantiene estable aun con los intermitentes momentos de disolución amistosa de parte de él, por aclaraciones entre ambos precisamente en relacion a las formas de hacer teatro en la cual discrepamos y aclaramos posturas a finales de los 80s, pienso y sostengo pues que es una amistad estable, buena, porque se fundó en el respeto mutuo y aceptación de nuestras posturas tanto artístico culturales, como de orden ideológico, en lo religioso, social y político, y en el gusto por el teatro aunque visto por él a su conveniencia pastoral, que no es criticable pues es su labor. Postura sincera esta, que nos ha permitido conservar la amistad aun con nuestras diferencias ideológicas. (Con Alfonso nos llegamos a pasar noches enteras hablando, discutiendo, de la vida, de su sacerdocio, de sus inquietudes varias, de su familia, de la mía, de la misma zamoranía, de las mujeres, de mi religiosidad católica perdida, en fin, de todo pues).

CUANDO CONOCÍ A GABRIEL Y JORGE HURTADO CASTELLANOS.
El güero Jorge, fue la persona que más influyó en mi vida como estudiante de artes y como profesionista de las mismas y, de la vida que se debe llevar dentro de ellas. Conocí primero a Gabriel aquí en Zamora en la época que andaba yo con el Lic. Mota y de torerillo ya descrita antes. No recuerdo bien si me presentó con Gabriel el Dr. Trino Asencio, o Alfonso Arias, o su hermano Rodrigo o Ramiro (pero sin duda alguna, uno de ellos fue, creo que fue Trino). Con los tres últimos, recuerdo vagamente que iba yo a jugar damas chinas (no recuerdo hoy como se juegan), en su grande casona de Nervo esquina con Morelos, actualmente llamada casona Pardo que traen en jaloneos los que no saben su historia y actualmente tienen las riendas de ella, me refiero a los gobiernos estatal y municipal y dos que tres pelafustanes o intrusos “intelectuales”. La llaman casona Pardo porque la compró e hizo trueque con el gobierno estatal posteriormente a su compra, Antonio Pardo el difunto empresario zapatero oriundo de Tingüindín, tú lo sabes bien pero antes de ello ya tenía una historia legendaria que don Antonio sabia y comunicó y expresó en documento a los donantes en qué se utilizaría (como museo de Zamora), que esperemos algún día sea, aunque yo tengo mis dudas al respecto, al menos eso veo, lastimeramente, todo se ha abandonado o tirado a la basura; su historia, el inmueble mismo, y sobre todo la intención del empresario, por la misma zamoranía dejadora que ello ocurra (hablo de los pudientes ricos zamoranos, entre los que hay varios curas y gobiernos municipales y estatales, pasados y en turno).



Con Trino, Alfonso y sus dos hermanos ya estaba establecida una amistad, por el canónigo Conrado que me crió, pero no sé el porqué, quizá por el canónigo Vázquez del sagrado corazón quien era amigo del tío Conrado, y creo pariente de los Arias, no lo sé bien. En fin, sin saber qué relación tenía mi tío canónigo con la familia de Trino y la familia de los Arias, el caso es que uno de los referidos amigos, Trino, muy posiblemente, me presentó a Gabriel Hurtado Castellanos el hermano de Jorge. Seguramente tú conociste a alguno de ellos o a todos. Ramiro, Rodrigo, Gabriel y yo, mas menos frisábamos cuasi la misma edad siendo el mayor de los cuatro Gabriel, Ramiro y yo éramos los chicos en edad. Los otros, Trino y Alfonso cargaban mas años, pero en aquellos tiempos, pareciera que todos éramos de la edad, muy educaditos y decentes los seis, a la usanza pues de los Godos zamoranos.

Con Gabriel cultivamos una bonita, sana y respetuosa amistad recíproca desde que nos conocimos hasta su deceso. Gabriel fue lo que decimos los provincianos, “un buen hombre”, muy prudente y educado con toda la gente aunque él supiera que era para algunas de esas personas, un sujeto no grato. Decían en Zamora algunos, que Gabriel era el consentido de sus papas, quizá por ser el más chico de toda la familia, no lo sé, pero no creo. Para don Alfredo todos eran igual, pero si así fue pues qué bien.

VIAJE COINCIDENTE CON GABRIEL.
En una de mis primeras visitas relámpago que hice yo de México a Zamora a ver a mi madre después que me fui a estudiar teatro y cine, coincidimos en el asiento de los trompudos pericos Autobuses de Occidente de segunda clase, con Gabriel el amigo que hacía poco, quizá un escaso año, había conocido. Portaba en esa ocasión un suéter verde era un día antes de navidad recuerdo bien. Él siempre usaba suéteres tanto en tiempos de frio, como cuando había algún acontecimiento pues según me decía no le gustaba andar con sacos ni trajeado solo cuando era obligado el asunto. Ese día, como siempre fue muy recto y atento cuando nos saludamos. De hecho nunca cambió esa actitud, siempre su comportamiento conmigo y con quien fuera fue de todo un caballero, aun cuando tomaba licor (no me gusta expresarme así de mis amigos o de quien sea, pero fue la realidad). Bien, aquel día me comentó una vez sentados ambos, que también venia a Zamora a ver a sus padres.

En esa coincidencia y en el transcurso del camino me comentó que uno de sus hermanos, Jorge, trabajaba en Televicentro (hoy telerisa, perdón Televisa), y me dijo si mal no recuerdo, que Jorge ya tenia tres años o mas tiempo ahí y que a él lo llamó hacia como cinco meses y lo metió a trabajar allí mismo para que aprendiera a realizar programas en vivo y otros menesteres que Jorge hacia, como; programas infantiles, marionetas, papel maché, decorados y escenografías que allí mismo Jorge hacia y montaba. Gabriel me decía todo lo anterior con mucho entusiasmo. Me preguntó por Trino y los Arias y como recién nos habíamos conocido precisamente con ellos, le dije que yo tenia cuatro meses también de haberme ido a México con la intención de estudiar cine y teatro y le comenté donde y con quien estudiaba. Se sorprendió cuando terminé mi relato y de inmediato con mayor entusiasmo y como todo un caballero y amigo que era él, me dijo que tenía dos meses haciendo un programa por semana en vivo y que Jorge lo había enseñado a realizarlos y que… me lo iba a presentar al regreso.

Cuando yo venía a ver a mi madre a Zamora, era los fines de semana, me ausentaba de México un viernes por la noche y el domingo por la noche me regresaba. Con el tiempo nos pusimos de acuerdo con Gabriel para coincidir en fechas y viajar juntos a Zamora. En aquella ocasión que coincidimos tanto Gabriel como yo nos pusimos de acuerdo en regresarnos el domingo por la noche para amanecer en el DF. Al regreso a México Gabriel y yo, me dijo durante el camino: -Vas el martes que es el día que hago mi programa semanario en vivo para lo veas y para presentarte a mi hermano Jorge. Le contesté que si iría y nos pusimos a roncar a nuestras anchas hasta que llegó a México el trompudo autobús de los verdes de occidente que hacían más tiempo de Zamora a México que los Tres Estrellas de Oro pero el pasaje de estos últimos era más caro para mi, ya después nos íbamos o veníamos de México tanto en tres estrellas de oro o los pericos, el que saliera primero.

GABRIEL ME PRESENTA A JORGE SU HERMANO, EN TELEVICENTRO.
El martes que dijo Gabriel fuera a verlo a Televicentro, me presentó con Jorge su hermano. Casi desde que nos conocimos, nos empezamos a ver los tres como hermanos, con las mismas aficiones y gustos dentro del arte.



Mi entrañable amigo Jorge Hurtado Castellanos en su restirador.

Con Jorge a pesar de la diferencia de años en nuestras respectivas edades se inició una amistad reciproca muy fuerte. Al paso de los meses, quizá cerca de un año, Jorge me tuvo tal confianza que me sorprendió la primera vez que lo vi tomando durante tres días seguidos sin ir a su trabajo y pues me confió muchas cosas de su vida personal y de Gabriel, de quien sabia llevaba amistad desde Zamora, pidiéndome que nunca abandonara la amistad con él, con Gabriel.

Dos ángulos de toma de su estudio en Zamora. Foto de arriba y abajo.

Ser confidente de alguien tan genial en las artes y tan sencillo en su comportamiento como persona como lo fue Jorge, era algo fuerte y desconocido para mi, apreciado Arcadio. Por eso mismo, nunca hablé de los porqués tomaba casi diario Gabriel en Zamora y porqué se ponía las guarapetas Jorge de días.


Fueron dos casos humanos con los que conviví mucho tiempo con los dos en México, pero mas con Jorge (casi durante cinco años) y supe de sus alegrías y tristezas, como un hermano confidente, pues ambos lloraron conmigo y me hicieron llorar, me quisieron y los quise, sin oprobio alguno de parte de ellos hacia mí y ni de mi hacia ellos. Jorge me orientó en mi profesión como si hubiese sido mi hermano mayor. Conviví con Jorge las buenas y las malas de su vida artística tanto en México como en Guadalajara y finalmente en Zamora, me enseñó a ser ético en mi profesión al igual que Seki Sano pero uno como mi maestro y el otro como mi hermano mayor.


Un Quijote en retal.

El entrañable amigo Jorge Hurtado Castellanos† genial artista, non grato en su Zamora adorada. Algunas lenguas viperinas de su Zamora lo criticaban mucho por las guarapetas de días ingiriendo solo “tanguarniz” (como él les decía a las bebidas alcohólicas). Si, tomaban los dos Jorge y Gabriel. Como también toman los curas y demás personas. Yo tomé con ellos y tomamos con, Juan Rulfo,

A Junito Rulfo me lo presentó Jorge Hurtado en 1960 (o 61 no recuerdo bien, creo que fue a principios del 60) y convivi con los dos bastante en ciudad de México y Tlaquepaque Jalisco. Jorge y Rulfo tuvieron que ver mucho en que me quedara en Zamora e hiciera lo que hice del garabato. Ya referiré en otra parte algo de ello.

Julio Vidrio, Renato Leduc y otros y otras artistas como Estelita Inda que se tomaba "una copita y ya” decía, y se tomaba dos, y otras y otros más, pero… nadie somos perfectos, ni siquiera las lenguas viperinas “buenas conciencias” zamoranas. Conviví días, semanas, meses y años con Jorge más que con Gabriel en México con personalidades del momento en literatura, pintura, escenografía, teatro, cine y televisión, actores, actrices, escultores, comunicadores y muchas gentes más que conocí por él, por Jorge, como a su maestro Julio Prieto el mejor escenógrafo de México.

El que esto escribe GL. Conrado, cuando regresé en 1963 a Zamora por causa de mi ínclito y muy apreciado amigo José Carlos Méndez Trujillo (q.e.p.d) porque él quería que les enseñara lo que yo había aprendido profesionalmente de teatro en México, para hacer teatro profesional... pero en Zamora, me dijo y me reiteró: porque eres de Zamora cabrón.

Jorge en México cuando quería tomar duraba sus días pero una vez pasada la resaca de dichos días se ponía a trabajar cosa distinta a Gabriel. Con Jorge íbamos a algunos bares como La Campana ubicado cerca de Televicentro al final de la cuchilla que hacia Chapultepec y otra de las avenidas que no recuerdo el nombre, y a veces él se tomaba un tehuacán y yo un tequilita. Quizá pues si se molestaban esas “buenas conciencias” zamoranas que no soportaron las guarapetas de Georgiano, pero mucho fue realmente por mitotes y envidias.


La güera Martha mi esposa, en el estudio de Jorge esperándolo para continuar la pintura  que le estaba haciendo a ella y que no la terminó. Jorge murió en esos meses.

Algunas personas zamoranas que conocieron y convivieron con Jorge y Gabriel, las farras, solo eso apreciaron de los dos hermanos, personas ya también difuntos, pero fueron en vida sus más acres críticos. (No mencionaré sus nombres porque no es el caso, solo quiero dejar plasmado que sus mentes y lenguas críticas fueron incapaces de entender que los Hurtado Castellanos aparte de guarapetearse con ellos, tenían otros valores muy importantes en la vida, valores universales que tales críticos no tuvieron ni fueron capaces de vislumbrar para sus propias vidas, a pesar de sus profesiones y hartos dineros que gastaban en farras y encerronas de días, y no precisamente con los hermanos Jorge y Gabriel los susodichos oficiantes de las artes.


Parte del estudio. Una pared muy sui géneris. El desnudo es de Julio Vidrio pintor jaliciense amigo ya extinto.

A Jorge debo decirlo con claridad, porque me consta, no lo querían en Zamora no tanto porque tomaba, sino por su profundo laicismo y sensatez de decir de frente lo que pensaba y externaba verbalmente donde estuviera, exponiendo su fundamento sobre el tema con independencia absoluta. Fue en él una convicción auténtica que siempre relacionaba con la ejecución artística. Laicismo este no bien visto por los puritanos zamoranos referidos en párrafo anterior y otros grupos sociales de la rancia estirpe zamorana, mujeres y varones varios; católicos, apostólicos y romanos, como lo fueron también los padres de mis amigos Jorge y Gabriel, y lo fueron también mi padre y madre, actitud está muy respetable en cualquier persona, pero… estos varones profesionistas, gustaban de criticar sobre todo a Jorge (unos ya están fallecidos y uno o dos viven por ahí, ya viejos. La hipocresía fue muy notoria en ellos, aparte de sus conversaciones se les veía hasta en los ojos llevando un catolicismo a su conveniencia, según las personas a quienes trataban. Estos católicos por conveniencia social, con mucha frecuencia merodeaban la zona de tolerancia, roja, o dicho de otra manera, de la prostitución zamorana, terminando embriagados al lado de una prostituta en el burdel de “La negra” o con mi amigo Ignacio García alias “Nacho el terrible”. (Por ahí nos vimos varias veces. Recuerdo que algunos de ellos me decían, siempre que nos veíamos, que no fuera a abrir la boca ni a chismearles a sus esposas o a sus hijas que iban a mí mal llamado, antro de vicio y perdición, me refiero al garabato. Así me saludaban en nuestros encuentros de farra en los prostíbulos zamoranos de los 60s). A Jorge jamás le interesó o iba a los prostíbulos en ninguna parte donde estuviese, igual fue Gabriel. Pero los buenos ciudadanos referidos iban a todo.

Estos incognitos caballeros entre los que encontraban médicos, abogados y pudientes comerciantes, gente de “buena conciencia, católicos de misa dominical al menos” que conocieron a Jorge y Gabriel y se enguarapetaban nunca vieron mas allá lo que hacía Jorge en términos de arte ni les interesaba. Deben estar tranquilos, los dos o más que aun tengan vida, porque jamás mencioné sus nombres a sus esposas, hijas, hijos o familiares, y no mencionaré sus apellidos aquí porque no viene al caso hacer señalamientos que prometí jamás mencionar y porque hay descendencia de ellos que nada tienen que ver con tales conductas de sus padres y merecen mi respeto, ya son otra generación. Así pues sigo siendo el sepulcro, pero no blanqueado sino negro por las añoranzas zamoranas rebosantes de hipocresía de la cual se mofaba mi amigo el lenón “Nacho el terrible”. Entre paréntesis, mecenas de algunos artistas zamoranos como mi apreciado amigo el pintor y arquitecto Juanito Sánchez Torres “el manitas” quien vive actualmente en Mexicali y le hizo en agradecimiento a Nacho en el muro principal del estrado donde bailaban las danzarinas pecaminosas del “Maximm” en sus últimos años de vida, un gran retrato del mefistofélico “Nacho el Terrible” al oleo o acrílico (quien en realidad no era tal, mefistofélico). Mural este que le permitió a Juan pagar o seguir con sus estudios. Juan fue hermano del organista (†) de la iglesia la purísima de la calle Madero con Colón.

TZETZANGARI; Rostro bonito.
La intención primaria fue hacer dicha película en 35 mm., desde ufff hace años… doce o más, después del deceso de Estelita Inda y… hasta la fecha no ha tenido el apoyo institucional gubernamental que se buscó durante esos años y el dueño de la historia y yo ya nos cansamos de ver caras de políticos que han dicho y dicen que si apoyan pero no dicen cuando. Por lo mismo hemos determinado realizarla en otro formato que no sea químico y olvidarnos de políticos e instituciones. Y bueno así las cosas, se grabará en CD o sea en digital con posibilidad de hacer transfer a químico para pantalla grande por si a alguien de los pesudos ($) del medio del cine, o a algún político o institución, previo pago de derechos, le interesara hacerlo. La realizaré, solo con el apoyo de los dioses del Olimpo, un buen puñado de jóvenes entusiastas de ambos sexos egresados de universidades michoacanas de provincia en ciencias de comunicación, así como actrices y actores, unas y unos profesionales, y otros sin saber ni papa de ello, pero auténticos indígenas p’urhépechas, michoacanos todos ellos así como el autor de la historia y el director, tu servidor, que es lo que me interesa en primera instancia, y con los que iniciaría posiblemente en junio, si es que juntamos entre todos algo de ($) en cooperativa para comer al menos una torta con su chesco (refresco o agüita pues) los días que grabemos. Ramiro el emigrado oriundo de Jiquilpan que había dicho y se arriesgó (solo de palabra) en invertir unos centavos en esto, no aparece por ningún lado, y pues quizá platicaremos entre las chavas y chavos para ver si la hacemos o no. De determinarse entre todas y todos que se haga, las y los dioses del Olimpo tendrán buena tarea de apoyarnos pues se la debo hace ya buen tiempo a Stella Inda, in memoriam quien fue mi amiga personal, ante todo, y pues traigo en la cabeza ese compromiso moral enquistado. (Abre Teatro y…vida y lee desde la pagina 263 punto 395 hasta la pagina 268. Así como la entrada 219. RAMIRO ÁVILA, UN JIQUILPENSE ATREVIDO en el tenepal de CACCINI, para que veas porque traigo enquistada dicha película y sabrás el compromiso moral que deambula en mi cabeza)

(Esta transcripción la hago del blog tenepal de CACCINI. Está publicada en la entrada Nº 219, y la expongo aquí para mostrar algo anidado en mi "mala conciencia", y que debo sacar, para las “buenas conciencias” zamoranas).

Tzetzangari; Rostro bonito, es una historia para cine que se pretendía hacer en los años sesentas del siglo pasado, cuando fue parida por José Luis, el autor, y digo PARIDA porque los partos al natural duelen tremendamente, pero dicen las parturientas al natural… “que se quiere más a la criatura que parieron por eso precisamente, porque duele más”. Sea así, este decir, o no, la cuestión es que “Tzetzángari” en vida de la actriz Estelita Inda (†), la historia tuvo varios cambios desde los años sesentas porque... Stella a quien le encantó la historia, quería interpretar el papel principal que es el de Gumersindo padre de Tzetzángari, e incitaba constantemente al autor, que era su amigo al igual que yo, para que cambiara el personaje de Gumersindo por una mujer que sería la madre de Tzetzangari. Por su parte José Luis el autor pues se negaba argumentándole que él así la había concebido y que no le gustaba la idea de cambio de género. Esto me lo comentó José Luis cuando vivíamos en el DF: Stella, José Luis y yo.

Conocí primero a Stella Inda que a José Luis Rauda cuando yo era un estudiante de dirección teatral y cinematográfica a finales de los años 50s. Nos presentó Jorge Hurtado Castellanos en Televicentro, hoy televisa, a donde yo ocurría casi tres veces a la semana a saludar y convivir un rato con mi amigo pintor, escultor, titiritero y escenógrafo del mencionado lugar. Jorge en aquel entonces era pareja sentimental de Stella. Estaban ambos observando unos diseños de vestuario para danza que le hizo Jorge a Stella para su hermana la bailarina al momento que yo llegué. Jorge me presentó con ella como un zamorano alumno de teatro y cine de Saka Seno (así nombraba jocosamente Jorge el nombre del maestro nipón Seki Sano). Como Estelita también había estudiado actuación con el japonés, quizá por ello le caí bien y desde entonces fuimos buenos amigos hasta su deceso. (Eso lo refiero en mi libro, Teatro y…vida).

Así conocí a Estelita, y por los años 60s conocí a José Luis como amigo de Stella y alumno de cine de la UIA; Universidad Ibero Americana la de los pipiris nais pues de aquellos ayeres. Después supe por la misma Stella que José Luis estaba becado en la facultad de cine en la UIA, creo si mal no recuerdo, por el general Lázaro Cárdenas. Años después me dijo el amigo José Luis que fue becado por el Jesuita Romero, entonces director de la facultad de cine. Así pues la situación, jamás volví a mencionar que era la UIA de los que dije antes y… me olvide de los… pipiris nais pues, y José Luis y yo nos convertimos en excelentes amigos hasta la fecha.

En una ocasión este servidor estuvo en una lectura del guión allá por los años finales de los sesentas en la capital del país, lectura esta que hizo Estelita precisamente y a la cual me invitó ella misma. Creo que José Luis no fue, no recuerdo, el caso es que Stella Inda, después que terminó de leer “Su historia” de Tzetzangari pues no era Sesangari, la que yo conocí por el autor José Luis, me dijo en corto que le dijera yo a José Luis que iba a involucrar a un productor del DF, para que pusiera los pesos y se hiciera, su, Tzetzangari, cambiando el personaje de Gumersindo por una mujer, que ella evidentemente quería interpretar. Yo como había conocido el original de José Luis pues me dije a mis adentros en aquel momento… “Conrado piensa rápido lo que vas a contestarle a Estelita” y… le dije, palabras más palabras menos según recuerdo:

-Estelita, ¿no ve que la madre de Tzetzangari muere en el parto y al pobre de Gumersindo le tocó el dolor de haber perdido a su mujer que tanto quería y tiene que criar y cuidar a Tzetzangari? Yo creo que el drama radica en ello y no como usted desea que se cambie, Estelita.

-¡¡Calla tu boca Conrado, tú no puedes decirme eso!!– Me espetó fulminándome con su mirada. Me quedé quieto en mi lugar. Estelita ya más calmada después de despedir a unas y unos de los invitados me preguntó:

-¿De verdad piensas eso que dijiste de mi Tzetzangari?- (Le contesté, sin verla a la cara)

-Pues si Estelita.

-Mírame a los ojos y dímelo de nuevo- Me replicó. Yo levanté la vista e hice lo que me indicó al tiempo que le respondía muy convencido:

-Si, eso creo yo Estelita.

Pasaron como unos seis o siete meses que no iba a visitarla a su casa después de la dicha lectura. Yo tenía que regresarme a Zamora y finalmente fui a su domicilio tanto para despedirme como a pedirle (si la encontraba de humor), que fuera a mi tierra de Zamora, a dirigir mi grupo de teatro, cuando hubiera y tuviese ella una oportunidad y, una vez que los dirigiera en algún montaje escénico, me dijera si estaban asimilando la actuación orgánica que les inducía yo en talleres y ensayos de las obras que montaba, pues nunca les había mencionado que estaba experimentando con ellos esa técnica. Le comenté que yo me iría por un año a trabajar a USA y a la vez tomar un curso de cine en Los Ángeles en cuanto al conocimiento y manejo de cámaras de cine ARRIFLEX de 35 mm y Bolex de 16 mm, que ya había establecido tomarlo desde el DF. Charlamos respecto a mi petición. Me regañó por mi forma de experimentación actoral con el grupo, pero finalmente la aceptó y me comentó que si se daba la oportunidad, lo haría y que yo me preparara para dirigirla a ella. (Yo me quedé asombrado al escucharle). Convenimos en que ella no mencionaría al grupo que me conocía, asintió en que así lo haría, y me cambió el tema a la historia de Tzetzangari… Mi sorpresa cuando habló sobre Tzetzangari fue…

-Conrado, he analizado mucho la historia y creo que debe quedarse Gumersindo con vida, pero yo quiero hacer la hechicera y tú me diriges. (¿?).

El personaje de Tacha, la hechicera, prácticamente es u bit, o sea es una intervención muy corta, pero que requiere mucha y muy buena actuación.

Nos despedimos, ella cumplió su promesa de investigar y dirigir a mi grupo, con “La Gaviota” del ruso Antón Chéjov, sin mencionar al grupo, que nos conocíamos, lo hizo en una oportunidad que tuvo de ir a Colima y Guadalajara a hacer teatro. Tiempo después nos volvimos a ver en el DF, y luego en Zamora participando actoralmente conjuntamente con el Indio Fernández y Columba Domínguez en otra historia de José Luis Rauda. (Hago mención también de esto en Teatro y…vida).

Yo no le cumplí su petición de dirigirla, se fue a otras dimensiones su espíritu dejándonos en el maremágnum del teatro de la vida, pero parece que está dirigiendo su hálito a José Luis y a mí desde el plano cósmico donde se encuentre.

Ella quería que se rodara totalmente en el estado donde había nacido; MICHOACÁN, con locaciones en su querido Pátzcuaro y los pueblos de sus tarascos como ella decía.

-Así la haremos Estelita, conjuntamente con su espíritu. La mayoría de las actrices y los actores que intervendrán, también serán michoacanas y michoacanos Estelita.

Martes 9 de junio 2009.
…continuará en la cuarta parte.