martes, 7 de julio de 2009

320. MERECIDO HOMENJE AL "GÜERO GENIO" JORGE HURTADO CASTELLANOS

MERECIDO HOMENAJE EN GUADALAJARA, A JORGE HURTADO (Gorgiano, asi le decia yo), MI AMIGO MUY QUERIDO.
(Q.E.P.D)


JORGE, MI ENTRAÑABLE AMIGO, EN SU RESTIRADOR, COMO SIEMPRE,
TRABAJANDO. ASÍ LO CONOCÍ CUANDO ME LO PRESENTÓ GABRIEL SU HERMANO
EN TELEVICENTRO DE CHAPULTEPEC 18, HACE POCO MAS DE 50 AÑOS.
(Foto tomada de la tesis del Arquitecto Leonardo Castellanos Flores -el tigrillo- como le decía Jorge su papá. Conocí a Leonardo cuando era un niño y jamas volví a ver a este hijo de mi entrañable amigo).


LO QUE YO HICE PARA RECORDAR SU CALIDAD DE ARTÍSTA, FUÉ DEDICAR UN ESPACIO PARA EXPOSICIÓN DE PINTURAS, QUE LLEVÓ SU NOMBRE, EN MI ACADEMIA DE TEATRO de CACCINI EN ZAMORA. SE INAUGURÓ CON EL NOMBRE DE:
"GALERÍA JORGE HURTADO CASTELLANOS"



ESTUVO PRESENTE SU HERMANA "LA GÜERA", COMO JORGE LE DECÍA.


<<<<<<<<<<0>>>>>>>>>>


Recibe un largo aplauso Jorge, del conrris, como tu me bautisaste. Recibelo donde quiera que te encuentres en el cosmos infinito.

GL.Conrado.
Tu amigo de siempre.


Gracias Erika Hurtado Flores por comunicarme sobre
el homenaje que le hicieron a tu señorón padre.
Un abrazo a ti y tu familia.
________________



319. RESENTIMIETO POPULAR CONTRA PAN Y PRD

15diario
------------
ANÁLISIS A FONDO

Francisco Gómez Maza

· Sin embargo, el rechazo más fuerte fue el abstencionismo
· Vuelve la aplanadora priísta, como en los viejos tiempos

Es que no había de otra sopa. Los escasos votantes que fueron a las urnas, o anularon su voto en su gran mayoría o votaron en contra del PRD, que con “Los Chuchos” se derechizó y rechazó su posición de izquierda, y se convirtió en la sombra de sí mismo, y en contra del PAN, que ha gobernado desde Vicente Fox con absoluta ligereza y liviandad, ni siquiera para beneficio de los medianos y pequeños empresarios, ni para quienes prometió empleo y sí se enfrascó en una lucha, en una guerra infructuosa en contra del narcotráfico y el crimen organizado, de cuya violencia la ciudadanía vive aterrada. El PRI era para muchos de los que fueron a votar la alternativa, o como dice el adagio pensaron que más valía lo malo por conocido que lo bueno por conocer. Esto no quiere decir que habrá cambios sustanciales en las relaciones del Congreso, de los gobernadores, de los presidentes municipales y de los delegados en el Distrito Federal y de los diputados a la Asamblea Legislativa con el pueblo, con los ciudadanos mexicanos. Sólo es un hecho constatable. Los mexicanos no quieren ya más PAN, que sólo gobierna para los panistas, y para los muy ricos, ni más PRD, que está enredado en sus pugnas internas, y le importa un bledo la ciudadanía, y eso que sus seguidores, o son de la clase media educada, universitaria, o de las grandes mayorías depauperadas del campo y las ciudades. Los lopezobradoristas se abstuvieron de votar, esperando mejores oportunidades y creyendo aún en que su partido podría retomar el camino que le trazaron sus padres fundadores. Los movimientos populares se hicieron a un lado, dieron un paso hacia la construcción de un nuevo modelo, sin partidos, sólo organizados para saltar, como gacelas, como tigres, como jaguares, al poder en el momento más oportuno de esta brutal historia mexicana de puras promesas y puras vergüenzas.

Según los primeros cálculos oficiales, la jornada electoral de este domingo estuvo marcada por un 56% de abstencionismo, cifra que me parece demasiado conservadora, o peinada, porque yo vi, en el Distrito Federal, casillas vacías. Claro, el PRD perdió posiciones importantes en manos del PAN, pero es que los dirigentes perredistas echaron todo por la borda, se dedicaron a negociar en lo oscurito con las fuerzas de la derecha y satanizaron con saña a los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, que hablando con la verdad y sin pasión perredista – jamás he sido miembro de algún partido de la partidocracia, menos del PRD, y de éste, ni siquiera en sus mejores momentos, porque, como lo he constatado en este espacio yo no creo en la democracia burguesa, sino en la fuerza de los movimientos populares, de los ciudadanos organizados, no sólo en busca del poder, sino en la formulación de un modelo más humano de país, que puede darse desde abajo, menos desde el poder, porque el poder es sinónimo de corrupción e impunidad, salvo honrosas excepciones, que están ahí porque creen que las cosas pueden cambiarse desde dentro, como ocurrió con muchos compañeros que se quedaron en Excélsior, en aquel artero golpe echeverrista contra aquel diario incómodo. Probaron los tales colegas que no quisieron venirse con nosotros, con Julio Scherer a la cabeza, que nada se logra desde dentro más que la destrucción y ahí está la prueba. Excélsior se acabó. Se vendió y ahora intenta infructuosamente volver a los primeros sitios en el concierto mundial de la prensa escrita, pero no puede porque un periódico no sólo se hace con mucho dinero, con mucha publicidad, sino con profesionalismo, con la camiseta puesta, con ganas de hacer, no el mejor periódico, sino “el periódico”, lo cual ocurre con un gobierno.

Como lo suponíamos, los escasos electores volvieron la vista al pasado, que muchos califican de nefasto. Pero no había de otra: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se alzó con un triunfo en las elecciones federales para renovar la Cámara de Diputados, en la que incluso al realizar una alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) podría alcanzar la mayoría, lo cual no significa ciertamente que ahora sí los diputados van a crear leyes que beneficien a los ciudadanos. Es más de lo mismo. Pero lo importante es que las mayorías rechazaron esta democracia representativa, que no sirve para maldita sea la cosa; rechazaron la partidocracia nefasta, rechazaron a las instituciones electorales que ahora, por fuerza, tuvieron que contar y contar bien los votos. Según algunos de los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) en los estados, y de los sondeos difundidos por diversas casas encuestadoras y medios de comunicación, la noche del domingo, el PRI también habría logrado obtener triunfos en cinco de las seis gubernaturas que estaban en juego y en un importante número de municipios. Según el PREP, del Instituto Federal Electoral (IFE), al computar 99 mil 720 casillas, que representan 70% del total de las 139 mil 959 mesas de votación instaladas en el país, se registraba una participación de 43.80%, por un abstencionismo de 56.20%, y una emisión de votos nulos de 5.87% del total de sufragios emitidos.

Con estas cifras, el PRI mantenía una ventaja de 35.53% de los sufragios y estaba a la cabeza en 130 distritos y en las cinco circunscripciones; el Partido Acción Nacional (PAN) se ubicaba con 27.06% de los votos y lideraba 76 distritos y el perredismo tenía una votación de 12.18% y ganaba en 41. Es decir, el PRD prácticamente desapareció del mapa electoral y bien ganado, mientras que el PVEM – cuya lema de campaña fue el sí a la pena de muerte: increíble -tenía 7.05% de votos, y en coalición con el PRI aventajaba en 50 distritos; Nueva Alianza alcanzaba 3.51% de los votos; PT y Convergencia alcanzaban en conjunto 6.34% y perfilaban su triunfo en tres distritos. El Partido Socialdemócrata tenía una votación marginal de 1.18%, por lo que está en la ruta de perder su registro. La victoria priísta fue reconocida el mismo domingo por el aguerrido y prosaico presidente del PAN, Germán Martínez, quien sin embargo, sólo concedió que el PRI será la primera minoría en la Cámara de Diputados. Beatriz Paredes, presidenta nacional del PRI, aseguró que en alianza con el PVEM el PRI logrará tener la mayoría absoluta en el Palacio Legislativo de San Lázaro. Felipe Calderón Hinojosa convocó a los que serán nuevos legisladores federales a buscar acuerdos y dejar atrás las diferencias políticas de la jornada electoral. En esto, mejor veremos y diremos. Los priístas soy marrulleros y, en los grandes momentos, se han aliado con la derecha. No por algo los lopezobradoristas hablan del PRIAN.

En el Distrito Federal se mantuvo el predominio del Partido de la Revolución Democrática, aunque sufrió un fuerte revés al perder uno de sus principales bastiones: Iztapalapa. De las 16 jefaturas delegacionales, el PRD obtuvo 13. El Partido Acción Nacional logró retener con una votación cómoda las dos que ya gobernaba y el Partido del Trabajo (PT) ganó en la delegación Iztapalapa, como resultado del conflicto interno entre las dos principales corrientes del PRD, Izquierda Unida y Nueva Izquierda. En el caso de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el PRD registró un retroceso, pues ganó 28 representaciones de mayoría relativa, ocho menos que en los anteriores comicios. El PAN obtuvo nueve espacios, con lo que ganó cinco diputaciones en relación a las que logró en la pasada elección. El PT obtuvo una y logró dos más con sus coaliciones.

http://analisisafondo.blogspot.com/
analisisafondo@gmail.com

318. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.

LA ECONOMÍA EN CIFRAS... ¡ QUE NO LA VIDA EN ROSA !

SOY EL MEJOR...
Fumas mientras te vistes...gesticulas,
libo cada parte de ti...de tus curvas,
te vistes...gesticulas mientras fumas,
altiva como nunca, vencedora como siempre,
en señal de ...¡nos vemos! me sonríes,
gesticulas, fumas, me redimes,
como ayer, amor, ¡eres la mejor!
eliseo.


Cuando las personas no cuentan con un acervo cultural adecuado, les da ...nos da, por sacar palabras y frases hechas, por ejemplo es normal en la actualidad que ante la poca información o conocimiento que se tiene sobre economía , algunos personajes que presumen aparecer en la televisión y/o conducen programas de análisis, o son simplemente consultados en estos programas, ante la poca capacidad de discernimiento que les asiste, terminan adoptando actitudes graves y presumen acerca de ...¡Los datos duros de determinado evento...!

Confieso que cuando me sucede estar con este tipo de personas, de entre los sentimientos que me asaltan está el de la molestia...me digo... ¡cuando faltan argumentos, siempre se acude a lugares comunes...con las sandeces de los datos duros! Pareciera que en este caso en nuestra columna fuéramos a trabajar con ese tipo de lógica...pero, para nada, son solamente estadísticas que nos permitirán presentar un panorama informado acerca del estado que guarda la historia de la economía reciente del país; es decir el comportamiento que ha tenido en materia de crecimiento, y una aproximación al desarrollo social que se ha experimentado a lo largo de este lapso de tiempo, es decir de 1982, hasta 2009 , período en que se ha instrumentado el fatídico y maldecido modelo neoliberal en México.

Como ya le he comentado, la historia reciente de la economía nacional cuenta con una lamentable lista de sexenios fracasados; sabemos que el peor de todos, según la estadística, y su trabajo mismo de su equipo político, es el de Miguel de la Madrid, que su miserable trabajo le trajo un crecimiento del PIB del 0.34 por ciento anual durante el sexenio de 1982 a 1988, imagínese el nivel de desarrollo que se alcanzó durante el mismo...deprimente y para dar lástima, esto no es dato duro, es tan solo la estadística .

Llega el gran fraude electoral de 1988; por cierto que en los expedientes desclasificados en Washington se puede leer un documento que dice...palabras más, palabras menos: que cuando vieron que la campaña de desmotivación para que los ciudadanos no acudieran a votar, no dio resultado, y cuando el ingeniero Cárdenas le estaba ganando la elección al candidato del PRI, el joven Carlos Salinas, dice el expediente, nos vimos obligados a impulsar un fraude para evitar que se alzara con la victoria por la presidencia. El documento afirma algo que todos conocemos: que tuvieron que negociar con el PAN para que le diera su apoyo al PRI , aun a sabiendas de que no tenían pruebas de su triunfo, menciona algo penosamente trágico; señala que tuvieron que tolerar que el hermano de Carlos, Raúl estuviera enredado con el cartel del Golfo... que el señor Salinas les ofreció un tratado de libre comercio a cambio...esto es parte de la lectura que le dio al documento la periodista Dolia Estévez , durante el programa de Carmen Aristegui. Pues bien, el mencionado presidente ( que debería ser llamado de las manos limpias), entregó un crecimiento económico del 3.9%. En cuanto al desarrollo social, es la etapa en que se intensificó el clientelismo político electoral a través de sus programas llamados Solidaridad; pero al mismo tiempo para controlar a las voces críticas, implementó un programa de apoyos económicos o becas para los escritores mas leídos, de esta manera controló a la opinión pública, pagó muy bien a las televisoras, y les compró su hambre a los jodidos, a cambio de no sacarlos de ese estado...para que siguieran siendo lo de siempre...una bola de jodidos bajo la forma de carne de elecciones...no mas que eso.

Llega el bolerito genio, el creador del fobaproa, salvador de los ricos y opresor de los pobres, es el sexenio de 1988 a 2000, periodo en que el crecimiento llegó a un promedio anual del 3.5%, es Ernesto Zedillo, cacha votos de un asesinato de estado en la persona de su candidato Luís Donaldo Colosio, al que convenientemente reemplazó y por el cual cubrió una campaña gris, en la que el candidato del PAN...¡convenientemente Diego Fernández de Cevallos, al ponerse a la cabeza en las preferencias electorales, se retiró durante casi un mes, hasta que el susodicho y desabrido candidato priísta se reponía ante la opinión pública! Pues bien, durante este sexenio, no solo no se creció de manera importante, sino que además, se originó la crisis financiera de 1995, la gran devaluación de 3.30 por dólar, a 7.0 por dólar, es decir del 100% en apenas unos cuantos días.

En el 2000 llegó la negación de la inteligencia al poder, llegaron los llamados bárbaros del norte, los de la extrema derecha panista, los que enaltecen el músculo por encima de la inteligencia, los que son capaces de felicitar a una mujer campesina que les confiesa que ella ni sabe lo que dicen los periódicos...pues no sabe leer...lega pues Vicente Fox, el gerente que se puso a las ordenes de los empresarios, traicionando los más elementales principios del trayecto a la democracia, a cambio de la impunidad y la hipocresía. Durante su sexenio el crecimiento promedio anual de 2000 a 2006 fue de 2.3%.Y cuando se creía que no se podía caer más bajo, llega el año 2006 y suceden dos fenómenos, el primero es que ante el fraude electoral descarado, y como no se permitió abrir las urnas para contar los votos, se argumentó desde la cúpula empresarial...que habían cometido un fraude patriótico...luego desde su posición comprometida, y ante su acorralamiento por la evidencia, Felipe Calderón decidió descararse, con un intento de "mea culpa" afirmando..."haiga sido, como haiga sido". Recordemos que a confesión de parte, relevo de pruebas, con lo que se inauguró uno de los sexenios con menos crecimiento de la historia reciente del país, según la estadística, México es el país que menos crece en todo el continente; el que menos va a crecer durante el 2009 y 2010, y en el mejor de los casos apenas regresará a detener la caída en el final del sexenio.

Estos no son datos duros, no son poses de gente desinformada...no son frases hechas para salir en la tele...es la realidad económica mexicana, usted decide si sigue llevándoles el juego a los aprendices de políticos o les da la espalda. Consulte su trabajo, su salario, su seguridad familiar y lo que usted quiere en la vida, ahí no me meto , es su derecho a pensar, elegir y decidir. Ejérzalo por usted.

Un abrazo.
Hasta siempre.

lunes, 6 de julio de 2009

317. LA HORA DE REFUNDAR LA REPÚBLICA

15diario
-----------
ANÁLISIS A FONDO







Francisco Gómez Maza

  • Las elecciones de ayer, diagnóstico preocupante
  • El país, enfermo grave: la nula credibilidad en la política

Haigan terminado como haigan terminado las elecciones de ayer en todo el país – yo calculaba antes que si acaso iría a las urnas un 30 por ciento del electorado y muchos anularían su voto en protesta por la actitud cínica de la clase política; quizá me equivoqué. Al momento de escribir esta entrega, aún no cerraban las casillas de votación y menos se había hecho el cómputo final -, tienen que ser tomadas muy en serio tanto por los poderes del Estado – el ejecutivo, el legislativo y el judicial -, como por las autoridades electorales jurisdiccionales, los centros y núcleos de opinión, las instituciones de educación superior, los ciudadanos conscientes y todas las instituciones, pues fueron un diagnóstico de la enfermedad que corroe a la res publica. La ciudadanía, en general, no cree más en los políticos – los gobernantes y las dirigencias de los partidos políticos y las instituciones encargadas de organizar, calificar y juzgar los procesos electorales. Muchas promesas y puras vergüenzas ha padecido hasta ahora la ciudadanía, y de todos: de la izquierda y de la derecha y hasta de los inexistentes centros que se autodenominan estultamente centro-izquierda o centro-derecha.

Una sociedad que le ha perdido la fe, entendida ésta como confianza, a las autoridades, a los partidos políticos, a las instituciones electorales, está enferma toda. Lo peor que puede ocurrirle a individuos y sociedades es perder la confianza en sí y en quienes elige para gobernarlos y para cuidar de las cosas públicas. Decepción tras decepción desde que los revolucionarios tomaron el poder en 1910, en un cambio que los sudamericanos llaman gatopardiano, porque en México sólo han cambiado los cuadros gobernantes y las instituciones que fueron creadas al paso del tiempo sólo fueron para taparle el ojo al macho. No funcionan, salvo una que otra, comenzando por el poder ejecutivo, siguiendo con el Congreso y terminando con los encargados de la impartición de la justicia. Y esta situación puede medirse por la permanente crisis de identidad y de desarrollo económico, político y social que ha alcanzado la nación, en donde las desigualdades se han hecho más profundas; la brecha entre los pocos ricos y los millones de pobres se ha ensanchado exponencialmente, la violencia del crimen organizado se ha entronizado como un Estado factico dentro del Estado institucional y el crimen llamado organizado aparece como más poderoso que el gobierno, con mayor capacidad bélica que las propias Fuerzas Armadas; multitud de niños siguen muriendo de enfermedades curables; cientos de mujeres siguen siendo asesinadas por toda la geografía nacional, y los indigentes pululan por todas las zonas urbanas y millones de campesinos han tenido que fugarse hacia los campos y ciudades de Estados Unidos, porque acá no tienen el privilegio de vivir.

Estas elecciones de ayer, debiluchas, frustrantes, tanto por la calidad de los competidores panistas, priístas y perredistas, como por la escasa asistencia del electorado a las urnas, y la multitud de irregularidades y delitos registrados durante la jornada electoral, son la ocasión – quizá la última – para repensar qué nación quieren los mexicanos; qué modelo de economía; qué modelo de escuela; que forma de relaciones entre el poder del Estado y la sociedad. No propongo ninguno, porque mi concepción es la u-topía del socialismo democrático. Y los detentadores de los medios de producción y beneficiarios de las riquezas de la naturaleza harían todo lo que fuera necesario para evitarlo porque, según ellos, sería “un peligro” para México, ya que conciben al país desde el punto de vista de sus mezquinos intereses individuales y de grupo, como ha ocurrido en ese pequéño y paupérrimo país, muy querido, que es Honduras. Y más aún, porque – aunque les suene mal en los oídos – México es y seguirá siendo el patio trasero del Imperio estadounidense, esté quien esté gobernando a los vecinos del norte, sea demócrata o republicano, que para mí son coyotes de la misma loma, sin afán de ofender a las personas, sino simplemente cuestionarlas como políticos y gobernantes.

Qué país, pues, quieren los mexicanos. Qué país quieren los partidos políticos, que por lo visto todos son de derecha, ya que la izquierda partidaria ha desaparecido y sólo queda en la mente de los académicos y de los líderes populares, y de los guerrilleros, que son satanizados porque la violencia revolucionaria tampoco es un camino verdadero. No tengo la respuesta. Me acusarían de ser un peligro para México si propusiera el socialismo. Busquen, amigos gobernantes, amigos políticos, dejando a un lado sus intereses egoístas, una reflexión personal y colectiva, porque México no puede continuar por el camino que transita. Está enfermo de corrupción e impunidad, y lo peor de todo es que muchos miembros de la clase política no lo quieren creer y menos aceptar. No podemos continuar por este camino. Nunca llegaremos a ser un país fuerte, una sociedad, si no igualitaria, si menos desigual y con oportunidades para todos, para todos, en donde la u-topía de un mundo mejor se convierta en una topía menos invivible, menos contaminada, menos estresante, menor sufriente para las mayorías, para los trabajadores que ganan salarios de hambre, para los empleados que ya no son contratados, sino pagados casi a destajo, por honorarios y no tienen derecho a hacer antigüedad en el empleo y por tanto tienen un presente muy vulnerable y no tienen más futuro que la certidumbre de una muerte dolorosa, sin sentido, prematura, inútil.

Y esta necesidad de refundar la República es para ya. Hemos caído, como país, como economía, como todo. No podemos seguir permitiendo que la patria se nos deshaga entre las manos. Somos seres inteligentes. Tenemos que aprender a conocer la diferencia entre lo diabólico y lo sinbólico; entre lo estúpido y lo inteligente; entre lo correcto y lo incorrecto. Despojémonos, por un momento, de la soberbia individual y colectiva, y asumamos que la patria en primero, porque la patria la formamos todos: seres humanos, seres irracionales, seres vegetales y seres minerales, en una totalidad que, hoy por hoy, está desintegrada, desarmonizada, destruida por la inconsciencia en que “vivimos”, esta noche profunda de un México profundo que vive en las tinieblas y que sólo brilla para unos cuantos, entre potentados económicamente y políticos cínicos, corruptos e impunes. ¿Será mucho pedir que la prensa mercantil se despoje, por un momento, de sus afanes de acrecentar ganancias a costa del escándalo y de publicar todo, aunque no sea verdad? Pero no todo es negatividad. Los movimientos populares organizados están en la búsqueda, seguros de que otro México, menos inhumano, es posible. La utopía muere al último. Es como la esperanza. Si ocurre esto. Si quienes tienen el poder de plantear problemas y soluciones toman en serio su papel – políticos, gobernantes, académicos, líderes de opinión, líderes sociales – voltean la vista en serio, con respeto, hacia los movimientos populares, seguramente que en ellos encontrarán alguna salida, inclusive de los movimientos violentos, que lo son porque no hallaron la salida democrática a sus ideales de un México renovado, justo, equitativo, con igualdad de oportunidades para todos.

Espléndidas elecciones – aunque yo no crea en la democracia occidental, burguesa -, porque pueden ser la última oportunidad para que los mexicanos imaginen y rectifiquen el camino, tomando un camino asfaltado hacia la realización plena de un país, una nación, una patria, con todo lo que tales conceptos conllevan.

http://analisisafondo.blogspot.com/
analisisafondo@gmail.com

316. CUESTIÓN DE FE, GANAS DE VIVIR Y TRABAJAR

Vean este video que me envió mi estimado amigo periodoista Rafael Gomar Chávez y compártanlo con sus seres queridos y apreciados amigos.
Abrelo, PICALE EN: youtube para verlo.
glc