sábado, 5 de septiembre de 2009

368. MTRO. ERNESTO REYES FLORES

IZQUIERDA

(2ª y última parte)

·

·

Por: Ernesto Reyes Flores (GARRIK).
netoneto_71@hotmail.com

·

·

POLÍTICAS SOCIALES DE IZQUIERDA.

·

Fue sobre todo después de 1945 cuando se relacionó el socialismo con la gestión de la economía por parte del Estado y con la expansión del sector público a través de las nacionalizaciones. Aunque los activistas socialistas concebían la propiedad estatal como un primer paso hacia la abolición del capitalismo, las nacionalizaciones tenían por lo general objetivos más prácticos, como rescatar empresas capitalistas débiles o ineficaces, proteger el empleo, mejorar las condiciones de trabajo o controlar las empresas de servicio público. A pesar de que las nacionalizaciones han sido relacionadas a menudo con los partidos socialistas fueron con frecuencia los gobiernos de partidos no socialistas los que recurrían a ellas, como ocurrió en Francia (1945-1947), Austria (1945-1947) e Italia (1945-1947 y en la década de 1960). Por el contrario, un partido socialista triunfante como el Partido Socialdemócrata Sueco, en el poder desde 1932 hasta 1976, entre 1982 y 1991 y de nuevo desde 1994, no recurrió a la propiedad estatal y optó en cambio por controlar el mercado del trabajo y mantener el pleno empleo, a la vez que creaba un sistema de ‘salarios justos’ conocido con el nombre de ‘política solidaria de salarios’. Los socialdemócratas alemanes, que formaron varios gobiernos de coalición entre 1966 y 1982, se centraron en el desarrollo económico y experimentaron con formas de democracia industrial, gracias a la implantación de estas políticas, actualmente Europa se encuentra unificada por una Moneda y un Parlamento, además de estar en primeros lugares de niveles económicos, educacionales y de salud.

·

En el aspecto internacional, la mayoría de los partidos socialistas se alinearon junto a Occidente durante la Guerra fría, aunque importantes minorías dentro de cada partido intentaran hallar una vía intermedia entre la democracia capitalista y el comunismo soviético, denunciaron la política exterior estadounidense y expresaron su solidaridad con los países en vías de desarrollo.

·

En lo sustancial, el socialismo ha seguido estando limitado a Europa occidental o a países cuya población es o ha sido de origen europeo, como Australia, Nueva Zelanda, Israel o varios países latinoamericanos. La principal excepción la constituyen los Estados Unidos, donde nunca ha existido un partido socialista importante, algo que ha dejado a menudo perplejos a los teóricos socialistas, que se equivocaron al creer que la industrialización conlleva siempre el advenimiento del socialismo. En el resto del mundo se consideró al socialismo como una variante del comunismo, de ahí las frecuentes referencias que se hacen al socialismo africano y al socialismo árabe. En Latinoamérica existen partidos socialistas importantes en Chile, Ecuador, Venezuela y Uruguay; en otros países forman frentes políticos con otras organizaciones. El partido socialista más antiguo de Latinoamérica es el argentino, fundado en 1896 por socialistas alemanes e italianos. En Brasil el Partido Socialista se fundó en 1916. En Chile los movimientos socialistas se transformaron en partido político en 1915. El primer diputado socialista del Uruguay fue elegido en 1911. En Puerto Rico, Santiago Iglesias, hermano de Pablo Iglesias, dirigente socialista español, fue elegido diputado en 1917. En Cuba, el Partido Socialista fue fundado en 1910. En México muchos socialistas están incluidos en el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) por estar prohibido el Partido Comunista Mexicano hasta 1976, solo existían partidos socialistas legitimadores del sistema como el PPS, la izquierda después de 1968 no tuvo opciones políticas reales y tiene que recurrir a la violencia armada (guerrilla urbana y rural), la cual es desaparecida gracias a la implantación de una guerra sucia aun no aclarada, mucho menos juzgada; no es hasta 1988 con la formación del Frente Democrático Nacional basada en la unión de la Corriente Democrática, grupo separado del Partido Único Hegemónico y los partidos de tradición izquierdista como el Partido Mexicano Socialista, posterior al fraude electoral de 1988 que evita la llegada de la izquierda al poder, se funda en 1989 el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la izquierda por primera vez, en toda su historia, tiene posibilidades reales de llegar al poder político por la vía legitima democrática. En general, y bajo la denominación socialista, obrerista, trabalhista (Brasil), los movimientos socialistas tienen gran importancia en toda la América de habla hispana, de hecho, después de un periodo de Dictaduras Militares y de Partido, así como también, la implantación desde los ochentas de un modelo económico Neoliberal, todo esto, genera una gran diferencia social, pobreza y marginación; en Latinoamérica gracias a la democratización y basada en el ejemplo Europeo, comienza a ganar en toda Latinoamérica la Izquierda, claro que tiene un gran rechazo por parte de los grupos conservadores, el clero y diversos grupos de privilegio, los cuales atacan este sistema de populismo, termino a su vez utilizado para designar políticas publicas clientelares, básicamente desarrolladas en época de los regimenes Dictatoriales, Neoliberales y de Partido Único, todos estos combatidos por los partidos de izquierda, en sus países correspondientes. En Asia, más que una doctrina de claro cuño anticapitalista, el socialismo era sólo una ideología que defendía la modernización por parte del Estado, liberado de cualquier presión colonial o imperialista. Aunque sólo en contadas ocasiones desembocaron en la formación de partidos independientes basados en el modelo occidental europeo, las ideas socialistas tuvieron una gran influencia en los movimientos independentistas anticoloniales, en especial sobre el Congreso Nacional Indio de la India, el Congreso Nacional Africano de Sudáfrica y sobre algunos regímenes poscoloniales, como fue el caso de Zambia, Tanzania y Zimbabwe.

·

·

REVISIONISMO DE LA LLAMADA IZQUIERDA.

·

Como ya observe con anterioridad, se transforman los Partidos Socialismo Europeos, pasando de ser Partidos de Clase a Partidos de verdadera opción Política, abiertos a toda la sociedad, aceptando el sistema democrático y la Economía de Mercado, pero con un punto de vista de protección social, esto para poder tener posibilidades reales de ganar una elección.

·

Hacia el final de la década de 1950, los partidos socialistas de Europa occidental empezaron a descartar el marxismo, aceptaron la economía mixta, relajaron sus vínculos con los sindicatos y abandonaron la idea de un sector nacionalizado en continua expansión. El notable desarrollo económico desde postulados capitalistas durante las décadas de 1950 y 1960 puso fin a la creencia que mantenía que la clase trabajadora sería cada vez más pobre o que la economía sufriría un colapso que favorecería la revolución social. Ya que un sector considerable de la clase trabajadora seguía votando a partidos de centro y de derecha, los partidos socialistas intentaron de forma paulatina captar votantes entre la clase media y abandonaron los símbolos y la retórica del pasado. Este revisionismo de finales de la década de 1950 proclamaba que los nuevos objetivos del socialismo eran ante todo la redistribución de la riqueza de acuerdo con los principios de igualdad y justicia social. Los socialdemócratas alemanes dejaron constancia de estos principios en el Congreso de Bad Godesberg de 1959, principios que habían sido popularizados en Gran Bretaña por Anthony Crosland (El futuro del socialismo, 1956). Los socialdemócratas creían que un crecimiento económico continuado serviría de apoyo a un floreciente sector público, aseguraría el pleno empleo y financiaría un incipiente Estado de bienestar. Estos supuestos eran a menudo compartidos por los partidos conservadores o democristianos y se ajustaban de una forma tan estrecha al desarrollo real de las sociedades europeas que el periodo comprendido entre 1945 y 1973 ha recibido a veces el nombre de ‘era del consenso socialdemócrata’. Coincidía, de modo ostensible, con la edad de oro del fordismo, supuesta modalidad pura del capitalismo.

·

El fuerte incremento sufrido por los precios del petróleo en 1973 fue el desencadenante de la crisis económica que puso fin a esta hipotética edad de oro. Durante el final de la década de 1970 se pensó que, en general, para restaurar el crecimiento económico, patronos y gobiernos tendrían que alcanzar algún tipo de entendimiento con los sindicatos. En estas circunstancias, los partidos socialistas obtuvieron el poder en Portugal, España, Grecia y Francia, países en los que nunca o rara vez habían gobernado, y que en los tres primeros casos se produjeron después del fin de sistemas dictatoriales.

·

El creciente desempleo, sin embargo, debilitó a los sindicatos y, al hacer aumentar la pobreza y los problemas con ella asociados, hizo que la protección social del sistema del bienestar fuera mucho más costosa de lo que lo había sido en los días del pleno empleo. Mantener los niveles de bienestar con una tasa elevada de desempleo exigía un alto nivel de impuestos, medida que no gozó del favor de los ciudadanos. Los partidos conservadores se distanciaron del consenso político, aduciendo que era necesario “hacer retroceder al Estado”, reducir el gasto público y privatizar las compañías estatales. Acusados de estatistas, burocráticos y derrochadores, los socialistas fueron poniéndose cada vez más a la defensiva. Hacia 1980 el proletariado industrial se había convertido en minoritario en toda Europa, y las nuevas tecnologías agravaban la división existente en sus filas. Los incrementos de la productividad ya no suponían la creación de nuevos empleos. Por el contrario, estas nuevas tecnologías hacían posible un mayor volumen de producción en detrimento del empleo, mientras que los sectores en proceso de expansión eran incapaces de absorber a los trabajadores despedidos por culpa de las reconversiones industriales. La prosperidad de la que gozaban los trabajadores cualificados en las empresas de éxito contrastaba con el número creciente de trabajadores temporales y no cualificados, muchos de los cuales eran inmigrantes o mujeres, empleados a tiempo parcial. Considerar, pues, a la clase obrera como una clase universal que prefiguraba un futuro poscapitalista parecía algo cada vez más anacrónico. La creciente interdependencia económica que se extendió con gran rapidez durante las décadas de 1970 y 1980 suponía que las políticas macroeconómicas tradicionales del keynesianismo ya no eran efectivas y que la reflación interna (en cuanto política que activa instrumentos monetarios y fiscales destinados a frenar el desempleo) originaba problemas con la balanza de pagos, así como medidas inflacionarias, tal y como descubrieron, a sus expensas, los gobiernos socialistas británico y francés en las décadas de 1970 y 1980.

·

Aunque supuso la transformación de muchos de los antiguos partidos comunistas en partidos socialistas, el derrumbamiento del comunismo en la Unión Soviética y en la Europa central y oriental no constituyó un consuelo para la izquierda europea occidental. La crisis de las economías planificadas comunistas fue interpretada en términos generales como una prueba más de que las decisiones espontáneas de millones de consumidores individuales, gracias a los mecanismos del libre mercado, distribuían mejor los recursos de lo que pudiera hacerlo cualquier forma de mediación estatal. Las ideologías neoliberales ganaban, en consecuencia, terreno en multitud de países.

·

·

EL ESTADO DE BIEN ESTAR Y LAS POLÍTICAS PUBLICAS DE IZQUIERDA.

·

Según se acercaba a su fin el siglo, el socialismo —tal y como se hallaba representado por los partidos socialistas— no sólo había perdido su perspectiva anticapitalista original sino que también empezaba a aceptar, aunque con dolor por su parte, que el capitalismo no podía ser controlado de un modo suficiente, y mucho menos abolido.

·

Debido a su inmovilidad actual, definir el concepto de socialismo al final del siglo XX presenta numerosos problemas. La mayoría de los partidos socialistas ha llevado a cabo un proceso de renovación programática cuyos contornos no son aún muy claros. Es posible, sin embargo, catalogar algunas de las características definitorias del socialismo europeo según se prepara para hacer cara a los retos del próximo milenio: 1) reconocer que la regulación estatal de las actividades capitalistas debe ir pareja al desarrollo correspondiente de las formas de regulación supranacionales (la Unión Europea, que contó en un principio con la oposición mayoritaria de los socialistas, es considerada como terreno controlador de las nuevas economías interdependientes); 2) crear un ‘espacio social’ europeo que sirva de precursor a un Estado de bienestar europeo armonizado; 3) reforzar el poder del consumidor y del ciudadano para compensar el poder de las grandes empresas y del sector público; 4) mejorar el puesto de la mujer en la sociedad para superar la imagen y prácticas del socialismo tradicional, en exceso centradas en el hombre, y enriquecer su antiguo compromiso a favor de la igualdad entre los sexos; 5) descubrir una estrategia destinada a asegurar el crecimiento económico y a aumentar el empleo sin dañar el medio ambiente; y 6) organizar un orden mundial orientado a reducir el desequilibrio existente entre las naciones capitalistas desarrolladas y los países en vías de desarrollo.

·

Esta relación no pretende en absoluto ser exhaustiva. Sin embargo, subraya algunos elementos de continuidad con el socialismo tradicional: una visión pesimista de lo que la economía podría lograr si se le permitiera seguir creciendo sin restricciones, y el optimismo en lo que se refiere a la posibilidad de que una sociedad organizada en el orden político pudiera progresar de forma consciente hacia un estado de cosas que podría aliviar el sufrimiento humano.

·

Es pues, el Socialismo o la Socialdemocracia una opción política real, al tener la capacidad de autocrítica y transformación, a sabido trascender las diferentes crisis políticas, sociales y económicas, ahora esta tomando fuerza en Europa y América Latina, siendo una especie de respuesta pacifica y democrática al capitalismo deshumanizado y al Comunismo impractico y anacrónico, claro que requiere de ciudadanos informados, educados, tolerantes, politizados, en conjunto una sociedad avanzada y abierta, donde el común sea el pluralismo y la tolerancia política, basada en la discusión de diferentes opiniones, generadoras de consensos y disensos, propias de una democracia moderna; estas sociedades, no tienen miedo de la propaganda sucia, propia del terrorismo de Estado.


ES TODO CUANTO.

FRATERNALMENTE

367. CAPSULA



ESTE AÑO PARECE SER NO HUBO JORNADAS CULTURALES MAGAÑISTAS EN TEPALCATEPEC. ¡QUE LASTIMA, SI ASÍ ES!


EL EX SECRETARIO DE CULTURA DE MICHOACÁN LIC. CRISANTO CACHO VEGA AL CENTRO EL QUE VISTE GUAYABERA BLANCA, DEVELANDO EL BUSTO DE SERGIO MAGAÑA EN LA CASA DE LA CULTURA DE TEPEQUE EL 24 DE SEPTIEMBRE DE 2007, LO ACOMPAÑAMOS VARIAS PERSONAS.



Por cuatro años consecutivos a partir del año 2005, del 23 de agosto (fecha del deceso de Sergio) al 24 de septiembre (fecha de su natalicio), se han realizado las jornadas en Tepeque; como le dicen los lugareños a Tepalcatepec, lugar que vio nacer a Sergio magaña, el ínclito michoacano universal en el ámbito de la literatura, sobre todo la dramática.

Antes del 24 de agosto del año 2004, hablé telefónicamente desde Jiquilpan a Tepalcatepec, con José Mª Valencia, quien era presidente municipal (ahora es diputado federal por el distrito al que pertenece Tepeque), y se lograron dichas jornadas por iniciativa personal del que esto escribe y del Dr. Manuel Ramírez Zaragoza, apoyando con mucho entusiasmo y plenamente José Mª Valencia el entonces presidente municipal de Tepeque.

Pienso que se tendrá que molestar otra vez al güero Valencia (como siempre hago referencia a su persona con mucho respeto), el amigo ex presidente tepequense que terminó su trienio precisamente en el 2004 y acaba de iniciar su desempeño como diputado federal el 1 de septiembre de este año 2009 para que hagamos algo al respecto y año con año se continué con dichas jornadas.

GL.Conrado
DESDE JIQUILPAN, MICH.
6:37 p.m. del Sabado
5 de septiembre 2009.

366. MTRO. ERNESTO REYES FLORES

IZQUIERDA

(1ª de dos partes)

·

·

Por: Ernesto Reyes Flores (GARRIK).
netoneto_71@hotmail.com

·

El uso y el abuso de un término, evidencian nuestra ignorancia. Decía mi abuela, “siempre quédate callado, dirán que eres un pendejo, porque si hablas lo comprobaran”. Esto sucede cuando hablamos de algo sin conocerlo, nos aventuramos a opinar, a decir, a sancionar, sin ningún fundamento científico, filosófico, económico, político o teológico. El ejemplo que se me ocurre es la utilización del concepto izquierda, sobre todo cuando se usa para descalificar o insultar; elevemos el discurso político y no caigamos en los prejuicios ignorantes e ingenuos, la libertad de expresión implica una obligación, debería existir responsabilidad de saber de que estoy hablando y no simplemente, hablar por hablar. Recordemos que el origen del miedo es el desconocimiento.

·

La Izquierda, termino gramatical para referirse a una forma de ideología política, pero ¿de donde viene verdaderamente este término?, ¿donde se origina? Es difícil señalar con precisión el origen de un concepto, pero en este caso existe suficiente información aclaratoria. La primera vez que se escucha este término es dentro de la Asamblea Francesa, posterior a la Revolución Francesa (1789), se forman diferentes facciones políticas representativas de diferentes intereses, una de ellas es la llamada izquierda, caracterizada desde entonces por declararse a favor de cambios radicales en la estructura de gobierno reinante, declararse a favor de tener la capacidad de imaginarse un mundo diferente.

·

·

IZQUIERDA EN LA ASAMBLEA FRANCESA

·

La Asamblea Legislativa, que comenzó sus sesiones el 1 de octubre de 1791, estaba formada por 750 miembros que no tenían experiencia alguna en la vida política, dado que los propios integrantes de la Asamblea Constituyente habían votado en contra de su elegibilidad como diputados de la nueva cámara. Ésta se hallaba dividida en facciones divergentes. La más moderada era la de los feuillants, partidaria de la monarquía constitucional tal como se establecía en la Constitución de 1791. El centro de la cámara acogía al grupo mayoritario, conocido como el Llano, que carecía de opiniones políticas definidas pero que se oponía unánimemente al sector radical que se sentaba en el ala izquierda, compuesto principalmente por los girondinos, que defendían la transformación de la monarquía constitucional en una república federal, un proyecto similar al de los montagnards (grupo que por ocupar la parte superior de la cámara, recibió el apelativo de La Montaña) integrados por los jacobinos y los cordeliers, que abogaban por la implantación de una república centralizada. Antes de que estas disensiones abrieran una profunda brecha en las relaciones entre los girondinos y los montagnards, el sector republicano de la Asamblea consiguió la aprobación de varios proyectos de ley importantes, entre los que se incluían severas medidas contra los miembros del clero que se negaran a jurar lealtad al nuevo régimen. Sin embargo, Luis XVI ejerció su derecho a veto sobre estos decretos, provocando así una crisis parlamentaria que llevó al poder a los girondinos. A pesar de la oposición de los más destacados montagnards, el gabinete girondino, presidido por Jean Marie Roland de la Platière, adoptó una actitud beligerante hacia Federico Guillermo II y Francisco II, el nuevo emperador del Sacro Imperio Romano, que había sucedido a su padre, Leopoldo II, el 1 de marzo de 1792. Ambos soberanos apoyaban abiertamente las actividades de los émigrés y secundaban el rechazo de la aristocracia de Alsacia a la legislación revolucionaria. El deseo de entablar una guerra se extendió rápidamente entre los monárquicos, que confiaban en la derrota del gobierno revolucionario y en la restauración del Antiguo Régimen, y entre los girondinos, que anhelaban un triunfo definitivo sobre los sectores reaccionarios tanto en el interior como en el exterior. El 20 de abril de 1792 la Asamblea Legislativa declaró la guerra al Sacro Imperio Romano.

·

Posterior a este suceso francés que quedaría registrado para la posterioridad, Hegel en Alemania, genera toda una corriente de pensamiento filosófico y político (la Dialéctica Hegeliana), del cual se desprende lo que será el Materialismo Histórico Dialéctico (Marxismo).

·

·

IZQUIERDA Y DERECHA HEGELIANA (1831).

·

Cuando Hegel murió era el filósofo alemán más importante. Sus ideas estaban muy difundidas y sus estudiantes gozaban de gran prestigio intelectual. Sus seguidores se dividieron pronto entre hegelianos de derechas y de izquierdas. Desde un punto de vista teológico y político, los hegelianos de derechas ofrecieron una interpretación conservadora de su obra. Subrayaron la compatibilidad entre la filosofía de Hegel y el cristianismo. Desde una perspectiva política, eran conservadores. Los hegelianos de izquierdas evolucionaron hacia el ateísmo y, en el plano político, muchos de ellos adoptaron posturas revolucionarias. En este grupo izquierdista figuraron Ludwig Feuerbach, Bruno Bauer, Friedrich Engels y Karl Marx. El pensamiento de estos dos últimos estuvo muy influido por la idea hegeliana de que la historia se rige por un proceso dialéctico, pero sustituyeron su idealismo filosófico por el materialismo.

·

Como observamos, primero se utilizo en el plano político práctico el termino izquierda, para después utilizarlo en el plano Teórico Académico, para designar a quienes con su actuar o su pensar quieren un cambio radical o no, al sistema político existente; esto a su vez tiene consecuencias, el seguimiento de estos postulados teóricos filosóficos dará a la postre lo que se conocerá como socialismo y de aquí diversas interpretaciones del mismo, el termino Izquierda va tomando un tono despectivo, impuesto por los defensores del capitalismo liberal, sobre todo porque el socialismo tiene la osadía de cuestionar la Revolución Industrial y sus consecuencias.

·

·

SOCIALISMO, PENSAMIENTO DE IZQUIERDA.

·

El Socialismo es en primer lugar un término que, desde principios del siglo XIX, designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal (parcial o completo) de los sectores económicos, lo que se oponía frontalmente a los principios del capitalismo. Aunque el objetivo final de los socialistas era establecer una sociedad comunista o sin clases, se han centrado cada vez más en reformas sociales realizadas en el seno del capitalismo. A medida que el movimiento evolucionó y creció, el concepto de socialismo fue adquiriendo diversos significados en función del lugar y la época donde arraigara.

·

Si bien sus inicios se remontan a la época de la Revolución Francesa y los discursos de François Nöel Babeuf (Graco Babeuf), el término comenzó a ser utilizado de forma habitual en la primera mitad del siglo XIX por los intelectuales radicales, que se consideraban los verdaderos herederos de la Ilustración tras comprobar los efectos sociales que trajo consigo la Revolución Industrial. Entre sus primeros teóricos se encontraban el aristócrata francés conde de Saint-Simon, Charles Fourier y el empresario británico y doctrinario utópico Robert Owen. Como otros pensadores, se oponían al capitalismo por razones éticas y prácticas. Según ellos, el capitalismo constituía una injusticia: explotaba a los trabajadores, los degradaba, transformándolos en máquinas o bestias, y permitía a los ricos incrementar sus rentas y fortunas aún más mientras los trabajadores se hundían en la miseria. Mantenían también que el capitalismo era un sistema ineficaz e irracional para desarrollar las fuerzas productivas de la sociedad, que atravesaba crisis cíclicas causadas por periodos de superproducción o escasez de consumo, no proporcionaba trabajo a toda la población (con lo que permitía que los recursos humanos no fueran aprovechados o quedaran infrautilizados) y generaba lujos, en vez de satisfacer necesidades. El socialismo suponía una reacción al extremado valor que el liberalismo concedía a los logros individuales y a los derechos privados, a expensas del bienestar colectivo.

·

Sin embargo, era también un descendiente directo de los ideales del liberalismo político y económico. Los socialistas compartían con los liberales el compromiso con la idea de progreso y la abolición de los privilegios aristocráticos aunque, a diferencia de ellos, denunciaban al liberalismo por considerarlo una fachada tras la que la avaricia capitalista podía florecer sin obstáculos.

·

Este socialismo se divide en muchas interpretaciones, pero sobre todo en dos, el socialismo moderado y el socialismo científico, mismo que pretendía una transformación radical de la economía y la sociedad, generando por consecuencia un cambio en el sistema político, el llamado comunismo opto por tomar el poder con base en una revolución armada, lo que genero se le asociara con la violencia y se les señalara de grupos subversivos, de hecho lo eran, también surgieron los moderados, quienes optaron por participar en el sistema democrático y llegar al poder por medio de la formación de partidos políticos de clase sobretodo obrera.

·

El Materialismo Histórico Dialéctico, o Socialismo Científico, también llamado Marxismo, fue propuesto por Karl Marx y a Friedrich Engels, el socialismo adquirió un soporte teórico y práctico a partir de una concepción materialista de la historia. El marxismo sostenía que el capitalismo era el resultado de un proceso histórico caracterizado por un conflicto continuo entre clases sociales opuestas. Al crear una gran clase de trabajadores sin propiedades, el proletariado, el capitalismo estaba sembrando las semillas de su propia muerte, y, con el tiempo, acabaría siendo sustituido por una sociedad comunista.

·

En 1864 se fundó en Londres la Primera Internacional, asociación que pretendía establecer la unión de todos los obreros del mundo y se fijaba como último fin la conquista del poder político por el proletariado. Sin embargo, las diferencias surgidas entre Marx y Bakunin (defensor del anarquismo y contrario a la centralización jerárquica que Marx propugnaba) provocaron su ruptura. Las teorías marxistas fueron adoptadas por mayoría; así, a finales del siglo XIX, el marxismo se había convertido en la ideología de casi todos los partidos que defendían la emancipación de la clase trabajadora, con la única excepción del movimiento laborista de los países anglosajones, donde nunca logró establecerse, y de diversas organizaciones anarquistas que arraigaron en España e Italia, desde donde se extendieron, a través de sus emigrantes principalmente, hacia Sudamérica. También aparecieron partidos socialistas que fueron ampliando su capa social (en 1879 fue fundado el Partido Socialista Obrero Español). La transformación que experimentó el socialismo al pasar de una doctrina compartida por un reducido número de intelectuales y activistas, a la ideología de los partidos de masas de las clases trabajadoras coincidió con la industrialización europea y la formación de un gran proletariado.

·

Los socialistas o socialdemócratas (por aquel entonces, los dos términos eran sinónimos) eran miembros de partidos centralizados o de base nacional organizados de forma precaria bajo el estandarte de la Segunda Internacional Socialista que defendían una forma de marxismo popularizada por Engels, August Bebel y Karl Kautsky. De acuerdo con Marx, los socialistas sostenían que las relaciones capitalistas irían eliminando a los pequeños productores hasta que sólo quedasen dos clases antagónicas enfrentadas, los capitalistas y los obreros. Con el tiempo, una grave crisis económica dejaría paso al socialismo y a la propiedad colectiva de los medios de producción. Mientras tanto, los partidos socialistas, aliados con los sindicatos, lucharían por conseguir un programa mínimo de reivindicaciones laborales. Esto quedó plasmado en el manifiesto de la Segunda Internacional Socialista y en el programa del más importante partido socialista de la época, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD, fundado en 1875). Dicho programa, aprobado en Erfurt en 1890 y redactado por Karl Kautsky y Eduard Bernstein, proporcionaba un resumen de las teorías marxistas de cambio histórico y explotación económica, indicaba el objetivo final (el comunismo), y establecía una lista de exigencias mínimas que podrían aplicarse dentro del sistema capitalista. Estas exigencias incluían importantes reformas políticas, como el sufragio universal y la igualdad de derechos de la mujer, un sistema de protección social (seguridad social, pensiones y asistencia médica universal), la regulación del mercado de trabajo con el fin de introducir la jornada de ocho horas reclamada de forma tradicional por anarquistas y sindicalistas y la plena legalización y reconocimiento de las asociaciones y sindicatos de trabajadores.

·

Los socialistas creían que todas sus demandas podían realizarse en los países democráticos de forma pacífica, que la violencia revolucionaria podía quizás ser necesaria cuando prevaleciese el despotismo (como en el caso de Rusia) y descartaban su participación en los gobiernos burgueses. La mayoría pensaba que su misión era ir fortaleciendo el movimiento hasta que el futuro derrumbamiento del capitalismo permitiera el establecimiento del socialismo. Algunos —como por ejemplo Rosa Luxemburg— impacientes por esta actitud contemporizadora, abogaron por el recurso de la huelga general de las masas como arma revolucionaria si la situación así lo requería.

·

El SPD proporcionó a los demás partidos socialistas el principal modelo organizativo e ideológico, aunque su influencia fue menor en la Europa meridional. En Gran Bretaña los poderosos sindicatos intentaron que los liberales asumieran sus demandas antes que formar un partido obrero independiente. Hubo, pues, que esperar hasta 1900 para que se creara el Partido Laborista, que no adoptó un programa socialista dirigido hacia la propiedad colectiva hasta 1918.

·

La I Guerra Mundial y la Revolución Rusa provocaron la ruptura de la Segunda Internacional entre los partidarios del bolchevismo de Lenin (radicales marxistas) y los socialdemócratas reformistas (Moderados), que habían respaldado en su mayoría a los gobiernos nacionales durante la guerra a pesar de las proclamaciones pacifistas de la Internacional. Los primeros fueron conocidos como comunistas y los segundos siguieron siendo, durante todo el periodo de entreguerras, la corriente dominante del movimiento socialista europeo, contando con el apoyo del electorado en general bajo una serie de nombres: Partido Laborista en Gran Bretaña, Países Bajos y Noruega, Partido Socialdemócrata en Suecia y Alemania, Partido Socialista en Francia e Italia, Partido Socialista Obrero en España, y Partido Obrero en Bélgica. En estos años, en el seno de estos partidos socialistas se produjo la escisión de grupos proclives al comunismo leninista, apareciendo así los partidos comunistas en diferentes países como Francia, Italia o España (el Partido Comunista de España fue fundado en 1921), dicho sea de paso, estos Partidos Comunistas tenían una fuerte influencia de la Unión Soviética. Es aquí precisamente, en la Unión Soviética y, más tarde, en los países comunistas surgidos después de 1945, el término socialista hacía referencia a una fase de transición entre el capitalismo y el comunismo, la etapa correspondiente a la dictadura del proletariado marxista. En los demás países, los socialistas aceptaron todas las normas básicas de la democracia liberal: elecciones libres, derechos fundamentales y libertades públicas, pluralismo político y soberanía del Parlamento. La rivalidad existente entre socialistas y comunistas sólo se interrumpió de forma transitoria como ocurrió a mediados de la década de 1930, para unir sus fuerzas contra el fascismo en la política denominada de ‘Frente Popular’.

·

Los socialistas pudieron formar gobiernos durante el periodo de entreguerras, por lo general en coalición o apoyados por otros partidos. De este modo pudieron permanecer en el poder, aunque de forma intermitente, en Gran Bretaña y Alemania durante la década de 1920 y en Bélgica, Francia y España durante la década de 1930 (en estos dos últimos países bajo la fórmula de Frente Popular). En Suecia, donde los socialdemócratas han tenido más éxito que en ninguna otra parte, gobernaron sin interrupción desde 1932 hasta 1976.

·

Después de 1945, los partidos socialistas se convirtieron, en la mayor parte de Europa occidental, en la principal alternativa frente a los partidos conservadores y democristianos, siendo Suiza y la República de Irlanda las principales excepciones, después de hacer una revisión histórica y una autocrítica, los partidos socialistas europeos dejaron de ser partidos de clase para convertirse en una real opción política al aceptar el sistema económico de mercado, el sistema democrático de elección. Aun manteniendo su antiguo compromiso con el socialismo como ‘estado final’, es decir, una sociedad en la que se anularan las diferencias sociales, desarrollaron un concepto de socialismo ‘como proceso’—propuesta que había sido anticipada por el revisionista alemán Eduard Bernstein a finales del siglo XIX. En la práctica, esto significaba que, mientras sus seguidores más comprometidos se aferraban a la idea de un objetivo final, los partidos socialistas, por esta época a menudo en el poder, se concentraban en reformas socioeconómicas factibles dentro del sistema capitalista. Aunque variaban según los países, las reformas socialistas incluían, en primer lugar, la introducción de un sistema de protección social (conocido como Estado de bienestar) que, en la formulación tomada del reformista liberal británico William Beveridge, protegiera a todos los ciudadanos “desde la cuna hasta la tumba”, y en segundo lugar, la consecución del pleno empleo mediante técnicas de gestión macroeconómica desarrolladas por otro liberal, John Maynard Keynes.

·

En Gran Bretaña estas reformas fueron llevadas a cabo por los primeros gobiernos laboristas de la posguerra. En el resto de Europa los socialistas alcanzaron algunos de sus objetivos, ya fuera en el seno de una coalición gubernamental con otros partidos (como fue el caso de Bélgica y Países Bajos, y, en la década de 1970 en Alemania) o ejerciendo una presión efectiva sobre los gobiernos no socialistas, actualmente los Partidos Socialistas, Laboristas o Socialdemócratas, están o han estado en el Poder Político, Alemania, Francia, Inglaterra, España, Suecia, Italia, etc.

·

·

(Continúa en la 2ª parte)

miércoles, 2 de septiembre de 2009

365. LA EXQUISITEZ LITERARIA DE...

Lorena Sanmillan
DESDE MONTERREY, N. L.
·
·

Gracias Lorena. Exquisitas palabras
hechas poesía para el
tenepal de CACCINI


Siempre


A veces ni siquiera me acerco a la computadora.
A veces la dejo encendida días enteros para esperarte.
A veces no abro el correo por días o semanas.
A veces te escribo cada mañana.
A veces acaricio la almohada deseándote buen día en las mañanas.
A veces pienso que escribirte a diario es lo que necesitas.
A veces pienso que escribirte a diario no es lo que precisas.
A veces vuelo entre semáforos para regalarte una línea.
A veces gasto plumas completas trazando tu nombre en el viento.
A veces quiero pasarme la vida a tu lado.
A veces quiero pasar la muerte contigo.
A veces significas todas las palabras de mi diccionario.
A veces eres el enigma que nunca será resuelto.
A veces te vistes de alcatraz para alegrar una tarde.
A veces respondes a todas mis preguntas sólo con un abrazo.
A veces lloro cuando te alejas de mí.
A veces suspiro cuando te presiento.
A veces te acompaño aunque me destierres.
A veces un te quiero se queda corto para decirte lo que siento.
A veces te compro regalos que nunca te entrego.
A veces reviso el mail para agradecer si acaso mandas un forward.
A veces busco un par de canciones para ti en el youtubé.
A veces leo poemas para ti en el silencio de la noche.
A veces no te escribo ni la mitad de un punto.
A veces te dedico un poemario entero.
A veces es para ti mi libro favorito de cuentos.
A veces aterrizo en la paz de tu mirada.
A veces evito verme en tus ojos reflejada.
A veces revivo si me reflejo en tu sonrisa.
A veces eres toda mi música.
A veces te conviertes en desértico silencio.
A veces tienes la alegría de una cascada congelada.
A veces tus párpados son una muralla.
A veces mis dedos desbaratan lo imposible.
A veces el café de la mañana trae para mí el recuerdo de tus labios.
A veces eres el trago más amargo.
A veces te dejo las llaves del cajón de mis secretos.
A veces te posesionas de mis manos y entre sábanas recorres los laberintos de mi cuerpo.
A veces te escribo por las mañanas y lo borro por las noches.
A veces dejo letras en mi blog, por días enteros, sin que tú lo notes.
A veces me detengo a ver pasar un minuto sólo para compartírtelo.
A veces te dedico un artículo.
A veces insisto.
A veces me rindo.
A veces te escribo.
Siempre soy. Siempre estoy. Siempre te quiero.
Siempre me quedo, nunca me voy.


lorenasanmillan@gmail.com
http://lorenasanmillan.wordpress.com


364. CAPSULA

tenepal de CACCINI



Ignacio Ramírez



“El Nigromante”

(1818-1879)

“La constitución progresista debe considerar garantías individuales, educación laica y gratuita, igualdad de géneros, un México libre por la separación de la iglesia con el estado”


Escritor, poeta, jurista, político y humanista mexicano

363. LA ECONOMÍA Y USTED

Por el Licenciado en economía:
Eliseo Castillo A.
DESDE MORELIA, MICH.

MENTIRAS QUE SE ENCUENTRAN DESDE LAS UNIVERSIDADES
·
·
A LA DISTANCIA
·
Siempre a la espera del mejor momento,
ese que se desea y se prepara, como cosa
única en el tiempo el momento de ser
el mejor amigo, el mejor hermano y compañero;
siempre a la espera del milagro inmenso,
de encontrar tu mano, tu sonrisa... tu sino.
a la distancia...a donde estés, vuela mi mente...
y aun te busca.

eliseo.
·
·

En tiempos como estos, en que la crisis a nivel mundial se encuentra a todo lo que da, es tiempo de realizar un pequeño encuentro con algunas mentiras que se manejan de manera recurrente en un buen número de aulas de las universidades, a veces no es falta de preparación de los académicos, a veces sí lamentablemente. Pero también es cierto que en algunas ocasiones es una actitud totalmente intencionada. Como nuestra función no es catequizar ni criticar solo por ganas de fregar al vecino, realizaremos algunos comentarios que ayuden a explicar nuestra auténtica intención, la que se refiere a un deseo de señalar la penosa realidad en que se llega a ofrecer este tipo de información. Veamos.

Frecuentemente se dice que los tiempos de crisis son los mejores momentos para salir adelante, se les repite a los alumnos de tal manera que pareciera que se está en el mejor de los mundos posibles. LA CRISIS COMO EL MOMENTO DE LAS OPORTUNIDADES; tremenda y vergonzosa mentira con que engañamos a los estudiantes y a el público que nos escucha a los que dictamos algunas pláticas disfrazadas de conferencias..., algunos les llaman pomposamente "Conferencias magnas". La mejor respuesta que conozco y que rebate este sofisma (engaño... , perdón por la crema y payasada filosófica) la dio hace algunos años el entrenador de fútbol Ignacio Trelles, en un ocasión en que su equipo el Cruz Azul ganó el partido, aun y cuando le habían expulsado un jugador, ante este suceso los periodistas le comentaron que su equipo jugaba mejor con diez que con once jugadores; su respuesta fue tajante y brillante...: si un equipo jugara mejor con diez que con once, entonces por que no juegan siempre con diez... esa es una situación circunstancial, no una regla. De la misma forma, si aceptáramos que el mejor momento de la sociedad es cuando atraviesa por una crisis...¡pues entonces provoquemos vivir permanentemente en crisis...! a supuestos idiotas...respuesta de la misma calaña.

Cuando los profesores afirmamos semejantes tonterías, sucede que probablemente no tenemos la preparación adecuada para explicar el fenómeno social y económico; que seguramente no sabemos argumentar y nos vamos a la más fácil; es decir a pronunciar las palabras que todos quieren escuchar, que todo es cuestión de echarle ganas y que el resto se arreglará solo. Es cuestión de ocultar nuestra falta de conocimiento en la nube del desconocimiento socialmente aceptado....es decir, si un buen número de personas lo creen, pues finjamos que así son las cosas.
·
En realidad las crisis requieren una combinación complicada pero posible de preparación, inteligencia, tolerancia y sensibilidad, sin esos atributos seguiremos engañando a los universitarios y a los públicos a los que les dictemos las ...nuestras aburridas conferencias, donde pensamos que nos lucimos cuando levantamos la voz para afirmar..."cada crisis es una oportunidad... etc. etc."

Otra gran mentira que acostumbramos a sostener es la de que el futuro es de los nuevos profesionistas...les arengamos que son los que cambiarán el mundo; y pareciera que de manera intencionada les ocultamos o tratamos de ocultarles que en realidad el futuro es el gran problema que deberán enfrentar y tratarán de resolver, con este discurso estamos ocultando el tiempo de crisis en que se les está atendiendo académicamente, en un país que esta arrojando al desempleo cerca de cien mil personas por mes; donde se están expulsando a los Estados Unidos casi medio millón de personas al año, y donde la economía informal está generando cerca de 42 centavos de cada peso de riqueza. Esta es la realidad en la que se están formando, pero muchos profesores tienen miedo a decirlo, o lo ignoran, o no saben como explicarlo, al final de cuentas nos vamos por el discurso fácil..."USTEDES SON EL FUTURO....DEL PAÍS" y sentimos que hemos cumplido con nuestra parte: negar la realidad y adormecer la conciencia.

La última estupidez que he escuchado, esta no de un profesor, pero avalada por algunos, es esa de que "ninguna crisis aguanta 10 o 12 horas de trabajo diario"; si esto fuera cierto, Japón que lleva 12 años de crisis ya sería la primer potencia mundial; cuando en realidad, a pesar de largas jornadas de trabajo, su economía se les atascó y en unos cinco años serán superados por China como la segunda economía mundial, solo detrás de los Estados Unidos.

En realidad, de las crisis no se sale con buenos deseos, ni con jornadas largas, ni con porras a la buena voluntad, se sale de ellas con inteligencia, planes administrativos coherentes, preparación , educación y mucho orden en los mercados internos, siempre respetando la planta laboral, salarial y comercial, sin estos argumentos dejemos la historia en el plano de los buenos deseos, esperemos el cinco de enero hagamos la socorrida cartita para los reyes magos y que la vida nos agarre lo mas tranquilos posibles.

Personalmente digo....que el músculo es bueno...pero cuando se acompaña de la inteligencia, sin ella, solo es eso...músculo...a veces demasiado torpe.

Un abrazo.

martes, 1 de septiembre de 2009

362. PERIODISTAS DEL VALLE DE ZAMORA, A. C. *

* El contenido de los artículos publicados en este blog,
son responsabilidad de su autor y no reflejan
necesariamente el criterio de la edición.
tenepal de CACCINI
·
·
·
La Asociación de Periodistas del Valle de Zamora, A.C. (ASPEVAZA)

Eleva su más enérgica protesta por la forma en que se ha conducido el Regidor de Fomento Económico del ayuntamiento zamorano, Juan José Zuno Pérez, hacia diversos compañeros del gremio periodístico.

Caso concreto el reclamo grosero, prepotente y altanero que le hiciera a nuestro compañero Óscar David de La Rosa García, reportero del periódico “El Independiente”, la mañana de ayer, luego de la ceremonia de colocación del Bando Solemne, en donde le acusó de “decir puras estupideces y chingaderas”.

La actitud del regidor ha dejado mucho que desear en torno a lo que en funciones y acciones debería demostrar un integrante del Cabildo Municipal, quien debe su puesto al pueblo zamorano y que debe respetar a todos por igual.

La forma en que se ha conducido, con insultos y reclamos airados, hacia compañeros de diversos medios de comunicación, en nada ennoblecen la tarea que debería estar realizando en pro de la ciudadanía.

Solicitamos de la manera más atenta al C. Presidente Municipal, José Alfonso Martínez Vázquez, actuar de inmediato y poner orden ante la actitud del regidor, de la cual varios regidores fueron testigos.

Exigimos al regidor Juan José Zuno Pérez, tenga el valor de dar una disculpa pública, por su actuar, su conducta y su forma de expresarse para con representantes de los medios de comunicación.

Pedimos que se respete el trabajo periodístico que con mucho profesionalismo y siendo voz de la población, realizan los compañeros de la prensa escrita, la radio y la televisión.

Cabe señalar que minutos después de la rueda de prensa el lunes pasado con el alcalde, Zuno Pérez cuestionó al compañero Raúl Pichardo Martínez, acerca de lo que ahí se había hablado en torno a la Central de Abastos, lo que indica que existen “orejas” al interior del Ayuntamiento, ya que el regidor se enteró de manera casi inmediata.

Argumenta que él no es el propietario de las bodegas que son usadas para la fabricación de lácteos; sin embargo, la información es sustentada en las acusaciones hechas por vecinos de Canindo, El Platanal y autoridades del municipio de Jacona.


ATENTAMENTE:

ARTURO CEJA ARELLANO
PRESIDENTE DE ASPEZAVA


Zamora, Mich., 1º de septiembre de 2009