viernes, 18 de diciembre de 2009

492. DESDE MONCLOVA COAHUILA...

Desde Monclova, Coahuila. México.
Para el:
tenepal de CACCINI

POR SI ALGÚN DÍA ME VOY SIN DESPEDIRME






Bertha Alicia

.
.

.

El tiempo que envejece
me ha enseñado que en los años
ya no se puede confiar.

Ni la memoria me ampara,
ni el momento o el lugar
resultan siempre propicios
para decirte lo mucho
que me ayudaste a vivir.

Por si algún día me voy sin despedirme,
déjame entonces decirte
que eres en mi vida todo:
la angustia, la soledad,
la excitación y el tormento,
la mentira, la verdad,
el amor y la pasión.

Llegaste a mi vida aciaga
trayendo luz y alegría.

Me enseñaste a despertar
mi cuerpo, mi corazón,
mi sexo, mi alma… mi todo,
y me envolviste en el modo
de tu pasión desbordada.

Y sin saberlo siquiera
transfiguraste mi vida.

Me encantaste con la magia
de la palabra urdida
y tu sonrisa predilecta,
y me atrapaste en tu trampa.

Me escondiste en un silencio
que nunca pude escapar.

El tiempo se fue quedando
en nuestros tácitos planes,
entre los cabellos canos,
y en los sueños olvidados
que al tiempo se los robamos,
para entregarnos callados
abrazados uno al otro
en el momento encubierto
de las horas prohibidas.

Muchas veces me pregunto
qué haré en mi vida sin ti,
seguramente que tú
también te lo has preguntado,
y aunque el terrible destino
se empecina en desunirnos,
por mi parte estoy segura
que mi vida sin la tuya
sería un total desatino.

Yo soy de ti por amor;
tú de mí por suerte loca.

Te llevo siempre adherido
a mi piel, mi olor, mi boca.

Te percibo entre mis sueños
y te sueño entre mi carne.

Y veo tu rostro acezante
mientras tus manos recorren
la anatomía de mi cuerpo.

Hoy brindo por la esperanza,
porque sé que alguna vez;
no se dónde, cómo y cuándo,
nuestros vidas se unirán.

Mas déjame ahora decirte
que eres en mi vida todo:
gloria, infierno, vida y muerte.

Este nudo de sentimientos
que se me ahoga en la voz
para decirte muy quedo
que te amo en silencio… amor.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

491. INTELECTUALES INÚTILES *

* Fuente:
LaJornada
14 de diciembre de 2009

Hermann Bellinghausen

En este México donde tantas devaluaciones se suceden, cada día se devalúan más los intelectuales. Un síntoma preocupante, habida cuenta de que son indispensables para la cultura, la libertad de pensamiento y la sanidad social. Durante la segunda mitad del siglo XX devino automático, incluso en el imaginario popular, asociar intelectuales e izquierda. Sucedió en muchas partes del mundo, pero aquí ya venía ocurriendo como producto de la Revolución y las políticas populares y populistas del Estado.

Tal vez era en parte infundado, pero en parte no. Desde el exilio español de los años 30, nuestro país fue inyectado por excelentes intelectuales progresistas, artistas, académicos y traductores; fue profundo el estímulo de la revolución cubana, y nada desdeñable la inserción en nuestra vida intelectual y científica de los exilios chileno, argentino y uruguayo en los años 70 y 80 del siglo pasado.

Hoy la figura del intelectual ostenta un cómodo “prestigio” entre los poderes y las elites. De ahí su desprestigio y falta de valor. Antes, un “intelectual de derecha” era rara avis, se le cultivaba y sobrevaloraba (Carlos Castillo Peraza fue un ejemplo), y servía como prueba de “pluralidad” en un periodo, el salinista, que siendo ilegítimo abrió juego a la Iglesia católica, al capital foráneo, y hubo empresarios beneficiados que se animaron a “escribir”, como si fueran intelectuales, sin serlo. El único intelectual importante de la derecha sigue siendo el poeta Gabriel Zaid, heredero a su modo de los Contemporáneos y el Octavio Paz tardío.

No obstante, ahora la idea del intelectual es de derecha. Los que fueron de izquierda, notoriamente los excomunistas y sesentayocheros, se esmeran en demostrar que ya no, nadita. O que su onda es “civilizada”. (“Yo siempre dije que Stalin era ojete”.)

Los que requieren hoy un adjetivo que los dispense son los de izquierda, o progresistas. Así hay que referirse a los decanos del pensamiento crítico Pablo González Casanova, Luis Villoro, José Emilio Pacheco, Carlos Monsivaís, Gustavo Esteva, Juan Bañuelos, Adolfo Gilly, o sus pocos pupilos, para colmo rebeldes e inclasificables, como el polígrafo Carlos Montemayor, el subcomandante Marcos o el poeta Javier Sicilia.

La intelectualidad está congelada, aunque parezca lo contrario merced a su vistosa carrera curricular o mediática para ser financiados y promovidos. También del salinismo datan los sistemas nacionales de creadores e investigadores y las becas a “jóvenes”. Súmense las largas residencias en universidades estadunidenses, los premios anuales que se cuentan por decenas y permiten una mascarada de “vida cultural” que el sistema ya desmanteló por la raíz. Quedan las ramas mustias.

Es inteligente y necesario que la nación fomente la creación, la investigación y el pensamiento, que poetas y pintores sigan produciendo sin estar condenados a ser bohemios muertos de hambre o galeotes en alguna oficina. Pero en conjunto, el efecto de esta acción justa y justificada es de apaciguamiento. La casta intelectual se reblandece ante el imperio yanqui, en el frente interno se porta bien, y mantiene vigente la divisa del líder “charro” Fidel Velázquez: “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”.

Hoy, que publicidad y medios se confunden, éstos han establecido a los “intelectuales mediáticos” que ocupan espacios en la televisión comercial. No realizan una verdadera labor intelectual, y mucho menos crítica: no son creadores sino comentaristas, adulan y/o chantajean al poder y le tienden la cama; escritores no son, aunque posean grados académicos y cierta bibliografía que vende (y venden) bien, pero intrascendente. Están a la derecha de todo.

El tema de los “intelectuales fascinados por el poder” puede sonar a viejo; en todo caso, ahora es un consuelo vicario pensar que “siempre fue así”. Estas figuras parlantes “racionalizan” las políticas reaccionarias contra indígenas, sindicatos y movimientos sociales, promueven la integración progresiva con Estados Unidos poniendo énfasis en dar la espalda a las experiencias de América Latina, “que no son el horizonte histórico ni geográfico” de México.

Que ellos sean los “intelectuales” de pantalla (mejoran la imagen de los “de café” y hasta sirven para anunciar desodotrantes) demuestra en todo caso la devaluación de la fraja intelectual pegada a la línea de flotación del sistema en medios y centros de “altos estudios”.

El pensamiento, como nunca antes, está en otra parte. En un país de desigualdades escalofriantes (enfriadas estadísticamente en los “índices de desarrollo humano”) y un analfabetismo funcional a la alza como política de Estado, el pensamiento activo no está allí donde los intelectuales se enriquecen y autohalagan en la órbita de los “famosos” (esa lacra publicitaria también a la alza), aislados del mundo real que tan afanosamente tratan de desmentir. Los sueños despiertos se están pensando abajo, fuera del cómodo cascarón.

490. HABEMUS CANDIDATO *

* Fuente:El Universal.14 de diciembre de 2009
.
Jacobo Zabludovsky
.
El PAN destapó su candidato a la Presidencia. Ha sido tradición característica de la política mexicana ocultar las cartas hasta la última ronda. El folclore nacional produjo frases inolvidables: “El tapado fuma Elegantes”, refiriéndose a Adolfo López Mateos, vicioso hasta la agonía; “El que se mueve no sale en la foto”, atribuída a Fidel Velázquez, y “Nos engañaron con la verdad”, dicha por José Pagés Llergo, el más destacado periodista mexicano del siglo XX, cuando el PRI postuló a Luis Echeverría.
El juego de la adivinanza renacía a final de cada sexenio. En el actual se adelantó esta semana al ser nombrado el señor Ernesto Cordero secretario de Hacienda. Apenas cumplida la mitad del mandato, el presidente Felipe Calderón le ordena a su Partido Acción Nacional y le avisa a las fuerzas vivas a quién quiere para sucederlo.
Habida cuenta de la huella cultural marcada firmemente por don Vicente Fox en Los Pinos estoy seguro de que su heredero, el señor Calderón, recordó de memoria el prólogo del Quijote (es un libro) para decidir a quién dejará en la silla. Dice don Miguel de Cervantes (es el autor) al explicar cómo inventó a su personaje: “… no he podido yo contravenir a la orden de la naturaleza; que en ella cada cosa engendra su semejante. Y así, ¿qué podía cultivar el estéril y mal cultivado ingenio mío sino la historia de un hijo seco, avellanado, antojadizo, y lleno de pensamientos varios y nunca imaginados de otro alguno…?”. Y nació don Ernesto Cordero, el caballero de la Secretaría de Hacienda.
No se aparta este nombramiento de la costumbre del presidente Calderón de escoger a funcionarios dueños de la cualidad preponderante y a veces única de su amistad, iniciada desde que estudiaban en el ITAM. “Tiene gran formación académica y experiencia profesional…”( dijo don Felipe de su cuate y omitió decir que durante el tiempo que el señor Cordero se dedicó a desfacer entuertos en la Secretaría de Desarrollo Social se registró en México un incremento de 5% en la pobreza) “… que le permitirán atender con solvencia sus nuevas funciones”.
Algunas características del destapado: su paso por Hacienda fue de 13 meses en una subsecretaría y de ahí a la Sedesol para sustituir a Beatriz Zavala. Se le reconoce que en tan poco tiempo logró aumentar 6 millones de personas al total de pobres en el país, sin contar los de este año. Su gestión significó el continuismo de los programas sociales que durante el foxismo se establecieron con lamentables resultados. Lo favorece el hecho de que nadie lo conoce en los organismos financieros internacionales donde el trato personal antiguo es valor indispensable de la función que va a ejercer. Y aquí terminan los atributos profesionales del señor Cordero.
Suficientes. Porque no se trata de lograr un gran secretario de Hacienda, sino de forjar un candidato a la Presidencia como lo fue, con currículum parecido, el señor Calderón y así logró llegar a la jefatura del Poder Ejecutivo. La carencia de figuras con personalidad y arrastre popular en el Partido Acción Nacional hace pensar que se puede repetir la historia para ungir al próximo. Lo mismo hizo Luis Echeverría con su secretario de Hacienda, José López Portillo. El señor Calderón no sólo maneja las finanzas federales con tan buenos resultados que el peso sólo se devaluó 30%, pues también ejerce la dirección de su partido, actualmente a cargo de un señor de apellido Nava.
De manera que ya tenemos el primer aspirante a la mano de doña Leonor. Al que madrugada Dios lo ayuda, dice el proverbio y es cierto, aunque los laicos insistan en que no se mezcle lo divino con lo humano. Pero sólo así, con una ayuda poderosa, podrá el PAN recobrarse de la aplastante (algunos malvados dicen que merecida y providencial) derrota en las elecciones de este año.
Tienen un enemigo astuto, el gobernador del estado de México, quien hoy está en el Vaticano en el inicio internacional y público de su campaña para cambiar de palacio porque en el de Toluca no cabe toda la fama de las telenovelas.
Otros dentro del PRI ven de cerca la tierra prometida pero no alcanzarán a vivir en ella. Y los de la izquierda, uno de ellos persistente, otro espontáneo y uno más recién llegado, no alcanzan a poner en orden su rompecabezas.
Al terminar la semana los periódicos recogieron opiniones de todo el mundo sobre los nombramientos en el gabinete. La mayoría de las opiniones coinciden en que el señor Cordero (los ignorantes lo llaman míster how) no tiene la dimensión ni la solidez para llegar a la Presidencia. ¿Y?
¿Cuándo han sido esas carencias un obstáculo?

lunes, 14 de diciembre de 2009

489. LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista. Desde Morelia.
Michoacán. México
.


¿Y QUÉ SE ESPERA PARA EL 2010...?

TUS OJOS CASI TRISTES

Me miras y haces mi día,
la magia de tu sonrisa, amor,
así como si nada, como si cualquier cosa,
con sólo alcanzarme,
con sólo acompañarme
me redime y me sublima.
Como por arte de magia,
la magia de tu mirada,
alimentas cada uno de mis pasos,
desde el profundo faro de tus ojos tristes.
si me aferro a tí...a tus manos
siempre encontraré el camino.

eliseo.

Haciendo caso a los buenos consejos y preocupaciones de un ser que me ha dado sobradas pruebas de cariño, he creído pertinente hacerle caso para bajar un poco la intensidad de mis ideas con que presento la columna semanal, creo un acto de soberbia no escuchar a las únicas personas que, me consta, me hacen sentir el afecto sin muchas condiciones.

Por eso en esta ocasión solamente nos ubicaremos en señalar algunos de los pronósticos acerca de las perspectivas de la economía nacional.

Lamentablemente los números no ayudan a las tendencias económicas nacionales, ya lo hemos platicado algunas veces, el desplome es casi en caída libre, al decir de los diferentes organismos internacionales encargados de este tipo de estudios.

Pero resulta que estos días no han mejorado las perspectivas que se tienen, por el contrario, en la medida en que se viene cambios en el gabinete principal, las personas que pasarán a ocupar esta carteras, a saber: la Secretaría de Hacienda y Desarrollo Social, de manera directa asignados por el ejecutivo de la presidencia; mientras que el gobernador del "autónomo" Banco de México, tiene que pasar por la aprobación del senado, a petición del propio Felipe Calderón. Esto, que a simple vista parece sólo un cambio de personajes en puestos centrales del gobierno, en realidad tiene mucho de importancia para el venidero año y lo que le queda al fracasado sexenio del que pomposamente se autoproclamó el candidato y después presidente del empleo y de la no deuda del Estado. Exactamente todo lo contrario.... desempleo creciente y endeudamiento como nunca es lo que ha distinguido al mismo.

Pues bien, parece que los nombramientos que se han dado en estas secretarías y Banco han causado molestias en los centros financieros internacionales, por lo que las calificadoras han decidido quitarle un grado de confianza a la economía nacional, es decir no han aprobado a los personajes que se han designado...no están nada equivocados por desgracia; toda vez que a los personajes que se han designado no cuentan con un historial que les defienda, por desgracia cada uno ha demostrado poca inteligencia y menos táctica, así es que no tienen ellos, los que traen, o recomiendan traer el capital al país.

Por tanto, reconsideremos las tendencias que ya se veían venir desde antes de los cambios, que no eran de lo mejor, y juntémoslas con los cambios efectuados en estos días y aterrizaremos con algo parecido a una agudización de la crisis económica, que de por sí ya es grande. Por ejemplo es normal que ante la desconfianza en Carstens al frente del Banco de México y Cordero al frente de Hacienda, el tipo de cambio sufrirá una readaptación a la alza, es decir que los capitales golondrinos golpearán la moneda nacional, la que seguramente que se ubicará en el rengo de los 14 pesos por dólar de manera lógica, si partimos de entender que ellos viven de la especulación y la ganancia fácil, a través del castigo contra los gobiernos inestables e inciertos.

Mire usted, la devaluación no sería tan mala si se hicieran las políticas económicas adecuadas, lamentablemente volvemos a repetir lo que le hemos dicho cuando nos desencanta un grupo de políticos , cuya divisa , al parecer es la soberbia y la ineficacia....LO QUE NATURA NO DA.... SALAMANCA NO PRESTA.

Al final de cuentas, lamento decirle que las condiciones socioeconómicas no son las deseadas y las necesarias, cuide el empleo, su familia y usted mismo(a), con este sexenio solo cuente con tratar de salir adelante decentemente, guarde sus sueños para otra mejor temporada, que no tiene que ver con asuntos navideños ni de año nuevo, pero si le sirve pues felicidades y que este año termine muy bien para usted y que el venidero sea bueno.

Hasta siempre.