viernes, 26 de febrero de 2010

550. CUENTOS CORTOS, DESDE JACONA

CUENTOS CORTOS 4


Dr. Manuel Ramírez Zaragoza.
Desde Jacona Michoacán
México.

8
Cuentan que Dios estaba divinamente dormido en una hamaca ─que al caminar del tiempo le llamarían yucateca─ sostenida en los extremos por un Ángel y un Querubín, cuando de pronto La Mujer, Eva se acercó llorando al divino creador: ─ “Señor, Señor” ─ le habló temerosa, de enfadarlo y despertarlo con mal modo, pero era mucha su angustia. Insistió. El Señor entrecorta un ligero ronquido que más bien parecía una obra maestra sonante que un gorgoteo seco y magno de su garganta. La Mujer persevera: ─ “Señor… Señor… sube el de tono de su voz, ¡Señor!”─ se atreve a tocarlo de un hombro─ Dios se mueve ligeramente y sin abrir los ojos pregunta ¿Qué sucede Mujer? ¿Qué puede ser tan importante para que vengas, hija mía, a interrumpir mi divino abandono…? La mujer se agitó de pies a cabeza. Ella lo que menos quería era volver a sentir la ira del Señor. ─Perdón Señor, solo que no puedo esperar más para decirte ─los sollozos de Eva entrecortan sus palabras─ que Adán me ha despreciado y no conforme con eso, me engaña. Hace un rato, antes que amaneciera se fue con la otra. ─un gimiente sollozo traza la queja─ Dios abre un ojo y se mueve sobre su costado izquierdo: ¿No le haz dado motivos esta vez, verdad? ─Interpuso el Creador─ Bueno… este… Señor la culebra es muy testaruda, insistente y necia, y Señor, si Tu no lo sabes, debo decirte que la carne es débil ─Dijo Eva agregando un nudo más a la trenza. Dios abre el otro ojo y se incorpora. Eva retrocede unos pasos. ¡Dame mis sandalias! ─Ordenó a la Mujer con voz de trueno. Eva con prontitud le allega los divinos huaraches de tres correas y se retira aún más del Señor. ─De modo que Adancito anda con otra, habla el Señor acomodándose el sayo y apretando el cordón a la cintura. Si Señor, tal como me lo escuchaste, dijo Eva remarcando su voz para conmoverlo. Dios voltea a ver a Eva diciéndole: ¿Y cómo se llama la mujer con la que te engaña el Adancito ese? ─Agregando enseguida; yo no recuerdo haber cometido dos veces el mismo error. ¡Ay Señor! ¿Será capaz de traicionarte también a ti? ─ ¿Qué dices mujer?─ Respondió el Creador. ─Si Señor, después de haberme dejado la serpiente a la puerta de la casa, entré y me acosté cansada a su lado, en cuanto me sintió ─Yo creo que estaba despierto─ se levantó como enojado y me dijo: ¡Voy a ver a la Aurora! La Mujer sollozando le dice al Señor: No se pudo quedar con la Eva ¿Verdad Señor? ¡Ay Señor!

549. REPORTE -Z-

 Pobre presidente



Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodista analítico.
Desde Zamora, Michoacán.
México.

El hombre que tiene miedo sin peligro,
inventa el peligro para justificar su miedo.
Alain
(1868-1951)
Filósofo y ensayista francés.

Decía un hombre sabio como Leonardo Da Vinci que aquél que más posee, más miedo tiene de perderlo, y en el fondo el problema de México es el miedo. El miedo que prevalece en el norte y en todos los puntos cardinales de nuestra patria viene de arriba. Ante la creciente desigualdad del modelo económico, la sociedad se polariza y estalla violentamente, a pesar del miedo o por eso mismo, los pueblos se ven en la disyuntiva de luchar o morir, lo que hace que el miedo de los poderosos aumente, la reacción de la oligarquía y de la mafia política al descontento social, es la represión, la militarización, más miedo.

El miedo se manifiesta hasta en la multiplicación de los fraccionamientos cerrados, los llamados “cotos privados”, fortificados con rejas y policías, el miedo está tras las puertas y ventanas protegidas con barras de acero, el miedo está en el rostro de los policías encapuchados. Como dice un dicho popular: el tamaño de tu pistola es el tamaño de tu miedo.

Pero a pesar de las rejas de acero, de las puertas y los candados, el miedo sigue ahí, en el fondo del corazón, y de seguir la misma lógica impuesta por los capitalistas salvajes, por la oligarquía y la mafia política, no habrá rejas que puedan contener la reacción humana al miedo, la huída (¿a dónde huir?) o el ataque violento, irracional que libera el miedo.

1. Pobre presidente de facto, en todas partes lo rechazan, lo insultan, le gritan, lo corren, le hacen malas caras. Pobre presidente del miedo, en todas partes lo rodean decenas de hombres armados, y a pesar de todo, a todas partes le siguen el resentimiento, la ira contenida, el terror de las armas, los fantasmas de sus muertos, pobre presidente del miedo y de la guerra, tiene desconfianza hasta de su sombra.

En el norte lo repudian, “no es bienvenido”, le espetó la “madre coraje” que perdió a dos hijos en una masacre contra jóvenes, en el oriente y el poniente también lo detestan, y el sur (o sureste) no fue la excepción, al llegar a Yucatán, nadie fue a recibirlo, como si fuera un don nadie; dijo la gobernadora Ivonne Ortega que nadie le avisó de la visita de Felipe que se puso romántico y advirtió que “no se ofendiera a nadie…. o nos vamos”; “que se vaya, pero del gobierno”, tal vez pensaron muchos de los asistentes al evento en donde Felipe se puso sentimental, y en donde se comprobó, una vez más que el equipo de Felipe es un caos, que ya ni siquiera se preocupan por avisar a los gobernadores de las visitas de Felipe. Pobre presidente rodeado de ineptos.

Pobre presidente, hasta se la cree cuando paleros acarreados y pagados por sus empleados corean su nombre en los actos públicos para acallar las voces de rechazo, los reclamos de los ciudadanos hartos de promesas y represión. Pobre presidente del miedo, cree que la realidad se ajustará a sus deseos, pobre presidente que quiere imponer su muy personal visión, por eso les dijo a los empresarios yucatecos que en el fondo la inseguridad es un problema de percepción, sí, es un problema de percepción, él rodeado de militares vive una realidad muy distinta a la que viven los ciudadanos de a pie, expuestos a la violencia, la realidad de Felipe es muy diferente a la de los empresarios que sufren el acoso del crimen organizado, las consecuencias de una guerra que ellos no pidieron.

Pobre presidente que reprocha a la prensa que publiquen las mantas de los narcos mientras que a los empresarios y al gobierno una primera plana les cuesta millones, pobre presidente que no sabe distinguir entre lo que es un boletín y lo que es una noticia. Pobre presidente que primero destruye la imagen de México en el exterior y luego culpa a los medios de lo que él provocó.

Pobre presidente, al final de esta triste historia sólo tendrá millones de dólares, y un costal de miedos y de muertos.

rafael_gomar@hotmail.com

548. ANÁLISIS A FONDO*

ESTADO TITIRITERO

*Fuente:
15diario

Francisco Gómez Maza

• Objetivo: la engorda
• Reformas fantasiosas a un estado fantasioso

Algunos políticos – y yo creo que la inmensa mayoría - de la inexistente “clase política”, comenzando por el presidente Felipe Calderón, porfían en reformar algunos aspectos del fantasioso “Estado mexicano”, una entidad que, por fantasiosa, sólo existe en la mente de pensadores positivistas, políticos de la derecha y la seudo izquierda, y del inexistente centro democrático, y los empleados (que se autodenominan gobernantes, legisladores, magistrados, jueces) de los ciudadanos que pagamos los impuestos que nos imponen nuestros empleados – los que se hacen pasar como el motor y encarnación de ese Estado inexistente, para manipular conciencias y sojuzgar a los expropiados por ellos mismos -, que se presentan como autoridades para las que sólo sus chicharrones truenan, como se dice el lenguaje coloquial mexicano.

Los ciudadanos “eligen” a sus empleados; por cierto, consuetudinariamente en urnas ya embarazadas de antemano – presidente de la república, senadores, diputados, gobernadores, congresos estatales, presidentes municipales etc – y estos se apropian de ideas manipuladoras, controladoras, expropiadoras, como “Estado”, o “Soberanía”, o “Derecho”, o “Instituciones”, y se constituyen en la personificación de esas falsas entidades, que sirven sólo para privilegiar los intereses de los empleados, pero que consuetudinariamente se utilizan en contra de los ciudadanos y para privilegiar a los poderosos. El Estado, como entidad inexistente integrada por una sociedad de electores de sus empleados o, perversamente, por una sociedad de gobernantes y gobernados y, más, dia-bolicamente, por una sociedad de súbditos y amos, ha sido concebido para privilegiar a los poderosos, a los que deberían de actuar como empleados de quienes los eligieron, a los que se apropian la personalidad de gobernantes, y a sus aliados, los grandes empresarios, los detentadores de los grandes medios de producción, mediante la expropiación, por la imposición del pago de impuestos y derechos, la gran mayoría de ellos, por su propia naturaleza, expropiadores, expoliadores, depauperadores. Un ejemplo de ello es la tan manida recuperación económica, tan celebrada por los sedicentes “gobernantes” y sus escribanos, que puede ser recuperación económica exclusivamente para los grandes empresarios, para las arcas del Banco de México (que ya frisan en los cien mil millones de dólares en sus reservas internacionales), pero que no sólo no es recuperación, sino depauperación de los individuos que conforman otra entidad ilusionista llamada sociedad, pueblo, masa, que no colectividad, ni menos com–unidad.

Este asunto del Estado es copiado del modelo romano y del eclesiástico. En la iglesia católica romana, la de la “Santa Roma, torreón de mi esperanza”, como reza el himno del Vaticano, para no hablar de otras seudo religiones como el judaísmo, el jainismo, el islamismo, el budismo entre otras, la estructura está integrada por pastores – el Papa, los obispos, los sacerdotes – que “pastorean” a una borregada. O por lo menos esto creen ellos. Y se constituyen en la voz pura de la divinidad, en los censores de los juicios y conducta de los borregos. Y les prometen el cielo, si cumplen con los mandatos, si se “portan bien” en esta vida temporal, o el infierno, si se “portan mal”. Un mero cambalache, pues. Y a estos les prohíben todo. No respetan su libertad y además, cual corporación mercantil y trasnacional, manufacturan artículos que le dan nombres sacralizados, como dios, santos, bendiciones, indulgencias y una gran cantidad de baratijas que comercializan entre la borregada.

Exactamente así es el Estado, una invención de quienes lo tienen todo y no carecen de nada, para continuar engordando sus caudales mediante la expropiación de quienes apenas tienen para medio vivir. Y ya reformaron los mecanismos expropiatorios, como el sistema fiscal, el del pago ad ovum de impuestos y derechos, incrementando la brecha entre el inexistente Estado – los que se dicen gobernantes por Derecho positivo o divino – y los ciudadanos individuales o que se agremian en comunidades, ya sea de negocios, o de trabajo, o de actividades de beneficencia, o de concienciación política, cívica o social. Los gobernantes venden también las mismas baratijas que las seudo religiones – escuelas privadas, hospitales lujuriosos, carreteras seudo seguras concesionadas, construcciones salomónicas, obras públicas suntuarias, entre otras barbaridades – y ya no digamos la expropiación que ejercen del erario para sus francachelas, para sus viajes turísticos disfrazados de viajes de trabajo, para sus grandes concentraciones de masas, para engordar sus cuentas bancarias, de nuevo, entre otros.

El Estado, pues, es un pretexto para mantener el estado de cosas desigual e injusto en una sociedad en la que unos cuantos engordan con lo que no pueden comer las mayorías. Les conté ya en este espacio que en Estados Unidos de Norteamérica, en un momento de su historia, hubo 30 millones de obesos y 30 millones de indigentes, lo que quiere decir que los 30 millones de gordos comían lo que habrían tenido que alimentar a los 30 millones de indigentes. Una sociedad de ganadores y perdedores: los gobernantes (empleados nada más de lo que ellos llaman despectivamente gobernados), aliados de un reducido grupo de ciudadanos potentados que se ceban con lo que les tendría que tocar a los que sólo sobreviven con lo estricto, o de plano mueren de hambre porque ya no hay desperdicios de comida en los contenedores de basura.

En estas condiciones; en el contexto de un Estado mito. A quién le importan las reformas estructurales, la económica, la política, la electoral, etc. Sólo a los gobernantes y políticos, a los grandes potentados, porque las tales reformas van a servir únicamente para continuar la expropiación de los ciudadanos que conforman lo que ellos llaman “sociedad”, “masas”, “Pueblo”, que sólo tienen como propiedad propia su fuerza de trabajo. Así, por la misma razón que Nietzsche, Lao Tzé, Mahavira y Gautama Buda negaron a Dios porque vieron que con Dios el hombre es sólo un títere, así se impone negar esa idea que nuestros empleados quieren imponer de “El Estado”, de “El Estado de Derecho”, de “La Soberanía Nacional”, de “Las Instituciones”, porque con éstas el hombre de la calle sólo es un títere.


miércoles, 24 de febrero de 2010

547. DESDE MONCLOVA

De:
ENTRE AMORES Y EN-SUEÑOS
Una selección de: Tres sonetos de ternura.





Autora:
Bertha Alicia
Desde Monclova,
Coahuila.
México.

En el encuentro con la eternidad.
Morir no es el final.
Morir es renacer.

Paloma herida

Igual que el viento callado
tras la tormenta sentida,
en mis brazos se ha quedado
el amor que era mi vida.

Como horizonte sangrando
por el sol apuñalado,
va mi corazón llorando
por la pena amenazado.

Se ha terminado la vida,
y mi alma se ha quedado
como la hoja dormida.

La paloma herida
que su nido han destrozado,
y se ha quedado perdida.


martes, 23 de febrero de 2010

546. BUCARELI*

EN LA LUNA

*Fuente:
El Universal

Jacobo Zabludovsky


Otra oportunidad perdida. En el Bucareli del lunes expresaba la esperanza de que el presidente Felipe Calderón no fuera a regresar a Ciudad Juárez “con manos y frases vacías”. Mea culpa por mi optimismo sin causa. El miércoles se presentó en la ciudad mártir con el talante de quien empuja la cara de su empleado sobre un pastel de merengue.

En una atmósfera de frivolidad más cercana al importamadrismo que a la tristeza del presente y a la preocupación por el futuro, fue la esperada reunión en que el gobierno federal volcaría todo su poder político, económico, militar, policiaco, mediático, moral, histórico, patriótico, decisivo y alentador para rescatar a la ciudad del caos semejante al del Chicago de los veintes y ubicarla en la ley y el orden del siglo XXI. Era la ocasión perfecta para corregir todo un trienio comprendido entre la declaración de guerra al crimen organizado, sin plan ni preparación, y la injuria contra 15 estudiantes, víctimas del terror, calificados de pandilleros. Todos los mexicanos estábamos atentos a las palabras presidenciales, a conocer la estrategia adecuada a la magnitud del desafío. A unirnos, como suele conjugar don Felipe, para ayudar a nuestros compatriotas en su desgracia.

Recurro a lo publicado el jueves por algunos periódicos. Reforma ironiza: “Calderón, con la valiosa compañía de su esposa y nueve secretarios de Estado… aclara que no puede venir cada miércoles… anuncia la apertura de una página de internet y revela: ha incursionado en Facebook… Yo lo que pido es que ocupen los espacios con responsabilidad… Yo en mis tiempos también era muy bravo…uno encuentra en la vida las compensaciones que necesita. Vamos a dejarlo así”.

EL UNIVERSAL: “El presidente tomó nota de los reclamos… ordenó traer un grupo de especialistas en plagios… ordenó nombrar un delegado de la PGR en Juárez… prometió regresar en dos semanas… dejó como sus representante a Luis Héctor Álvarez Álvarez entre otros”.

Milenio: “Juárez: tarde de promesas, bromas y piropos. Felipe Calderón ya no enfrentó el coraje de doña Luz María Dávila. Lo que imperó en el ambiente más bien fueron chascarrillos de él y de algunos interlocutores... más de una veintena de personas fueron ejecutadas en el lapso de una semana, es decir, desde la primera visita presidencial… Álvaro Navarro Gárate, director de promoción económica de este municipio, de plano le dijo al Presidente que su mujer, Margarita Zavala, tenía “”totalmente cautivados” a los juarenses… Calderón reviró enseguida: “Qué pasó, qué pasó. Bueno, no los culpo”. Y las risas y los aplausos reventaron en el salón del hotel…algunos no se sumaron… una mujer indígena con micrófono en mano estrujó a más de uno: “En mi comunidad se están muriendo de hambre… soy estudiante de prepa y tengo que vender chicles y chocolates para salir adelante”… Sí, diría en su momento el gobernador de Chihuahua José Reyes Baeza Terrazas, nadie tiene una varita mágica…”.

La Jornada: “Reunión planchada sobre seguridad… Aún sin definir el plan anticrimen para Juárez; excluyen voces críticas… Elementos del Estado Mayor Presidencial y de la Policía Federal golpean y despojan de cámaras y celulares a periodistas… desde las ocho de la mañana sitiaron el hotel… Presidencia no invitó a defensores de derechos humanos… Exclusión de “íncómodos”… Con violencia impiden a activistas participar en el foro de Ciudad Juárez… Empujones, jaloneos y golpes entre los efectivos de la Policía Federal (PF) y los manifestantes, en su mayoría estudiantes e integrantes de la sociedad civil que pretendían acercarse al lugar del encuentro”.

La Prensa: “Agentes de la Policía Federal golpearon a cuatro periodistas (se detallan nombres y medios) que cubrían las manifestaciones de cientos de jóvenes y además les quitaron sus equipos… el periodista Óscar Amaya, de 860 Noticias, dijo: ‘Nos quitaron los teléfonos, equipos, cámaras; nos encerraron y recibimos macanazos con los toletes… otros reporteros se salieron del evento presidencial cuando fueron avisados de lo que ocurría’… algunos comunicadores dijeron que el titular de la PGR, quien pocas apariciones ha tenido en esta ciudad, donde ha sido repudiado por la sociedad, hizo gala de cinismo, aduciendo enfrente del Primer Mandatario que nada de eso era cierto, y luego nadie hizo caso de nada y la reunión continuó”.

Algún día la historia se escribirá con base en las publicaciones periodísticas para contrastarlas con los boletines oficiales, en un ejercicio de humorismo trágico que reflejará la cara real de los hechos y no la del espejo de la reina del cuento.

Mientras tanto, otra oportunidad barrida bajo la alfombra de palabras, frases y promesas. Lástima.

545. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Morelia.
Michoacán.
México.


JODIDOS, ENGAÑADOS Y BURLADOS: ¡POBRE MÉXICO!


AMOR SIN DISTANCIAS

Qué le vamos a hacer,
a veces pasan estas cosas,
ya sabes, eso de extrañarse,
recordarse, y en ocasiones
o a cada instante, por que sí,
cargar con el anhelo de buscarte.
Desde mis manos y sin distancias
tan sólo porque sí
eres amor... sin distancias
pedazo de mi carne
continuación de mis manos
y oración de cada noche.
¡qué le vamos a hacer
con este deseo de tenerte
me imagino, me engaño,
fingiendo que no importan las distancias!

eliseo.


Pobre país este el nuestro con tantos mexicanos tratando de fregarlo lo más posible, este pobre pueblo se encuentra cada vez más sólo con sus problemas, con su escasa oferta de trabajos, y de estos por desgracia, los que hay en su mayoría mal pagados. Es tan preocupante esta realidad que lo único que está creciendo es la delincuencia en todas sus expresiones, la inseguridad a nivel nacional, y el desencanto en las diversas capas sociales.

A lo largo de la historia nos hemos distinguido por ser un pueblo que vive de esperanzas, en ocasiones casi imposibles de alcanzar...pero esperanzas al fin, de ahí la creación de seres semihéroes con los que hemos tratado de tapar el enorme agujero de la distancia entre la realidad difícil y los sueños y esperanzas. Ya ve usted como durante décadas, la figura del Santo, el enmascarado de plata se constituyó en un ser de leyenda que cubría las necesidades de justicia de las clases desprotegidas...por eso de alguna manea se ha animado en la imaginación a la presencia de lo que se da en llamar "bandidos generosos" de esos que le roban a los ricos para repartirlo entre los pobres... luego, para colmo de males, y ante la necesidad de protectores populares , para colmo de males terminamos por ver al ingenuo, torpe y ridículo Chapulín Colorado como el defensor...aunque no se de quien en realidad.

Todo esto refleja un lamentable escenario de orfandad de fuerzas emocionales que ayuden a salir adelante al mexicano, por eso se le vuelve loco poniéndole a todas horas en la radio, la televisión, los estadios de futbol, el himno nacional, por desgracia no se está ensalzando valor alguno, solamente se le esta controlando de la peor y más sucia manera: desde su infinita necesidad de creer en algo que le redima de sus miserias.

¡Qué pena por los millones de mexicanos que pensaban y creían que su nuevo salvador de la patria era el entrenador de la selección de futbol Javier Aguirre! hoy, mediante una entrevista ofrecida en España ha dicho lo que no quiere oír el mexicano de a pie, el jodido que sigue soñando que será campeón de futbol y que la vida le va a cambiar de alguna manera; se imagina levantándose con otro panorama, otra expectativa, y de repente escucha a su salvador de la patria declarar que México está jodido, que por eso él y su familia ya no viven aquí...¡claro ya es millonario, gracias a tantos podidos que creyeron en él y lo encumbraron! ahora señala que no se puede vivir en México por tanta inseguridad y problemas en general. El sentido de dignidad y respeto indican que los directivos deberían pedirle la renuncia , o simplemente liquidarlo y darle las gracias; no me imagino que usted contrate para su servicio a alguien que lo ve muy mal y no quiere nada con usted...tiene que estar loco para hacerlo; pero como México sigue siendo tierra de conquista, pues solamente basta con que se presente el señor Aguirre y diga que se equivocó al decir lo que dijo..., y como nuestra cultura se distingue por la fragilidad de nuestros valores...siempre esperando que un ser divino nos arregle la vida, pues terminaremos por decirle...perdón Javier, no queremos que te enojes, ya te pareces más a tus ancestros, los españoles y entendemos que nos veas tan jodidos; perdónanos. ¿Y sabe usted al final que hará el inocente mexicano? se encomendará, como siempre a su virgencita de Guadalupe, parece que al final no le queda de otra; por eso en mi libro, El México del Mexicano, afirmo que: el mexicano primero es guadalupano y después católico. Y lo verá usted, como Aguirre repetirá el guión conocido por todo extranjero que desea quedar bien con nosotros: atole con el dedo... siempre afirman que este país es como su segunda patria, que su gente es inigualable; pero en cuanto están fuera de micrófonos simplemente se carcajean de lo que han dicho...el verdadero Aguirre fue a España a decir lo que realmente siente, pero como nadie le pagará los millones que se le pagan aquí, se limitará a decir que no quiso decir lo que realmente dijo, y por cada millón de euros...por que el señor ya se acostumbró a los millones de euros, ya no dólares, como que están pasados de moda; por cada millón bien vale una disculpa, aunque sea de dientes para afuera; no importa, un buen manejo de la televisión y el pobre mexicano ingenuo y deseos de creer en sus héroes no sólo lo perdonará...¡le pedirá perdón por haber pensado mal de él!

Sí que estamos jodidos al esperar que estos nuevos héroes gana millones nos rescaten de nuestra realidad de desempleo, y de salarios bajos y casi de miseria. Me imagino como estará de humor el señor que lo trajo de regreso al país; si, me refiero al Lic. Felipe Calderón, con eso de que no soporta que nadie lo critique, me imagino que está enojado por las declaraciones contra sus, según él, exitosos programas de seguridad nacional; me imagino la rabieta que le habrá causado.

Este es el país que nos está dejando esta pandilla de arribistas disfrazados de políticos que se han encargado de mandar al carajo la tranquilidad del ciudadano común.

Hoy ya no está el Santo para acabar con los malos; antes era la Llorona, las momias de Guanajuato, los Marcianos; y un montón de malos que querían terminar con la tranquilidad del mexicano. Hoy ya no está ni el Chapulín Colorado, por lo menos para hacernos reír de pena viéndolo meter las patas tratando de arreglar lo que termina por desarreglar mas. Hoy el nuevo dios se llama televisa, quien nos dice en qué creer y en qué no.

Lamento decepcionarlo, pero para ellos, usted..., nosotros no somos tan importantes; pueden decirnos la verdad... que nos ven como una bola de jodidos, así nos calificó el dueño de televisa Emilio Azcárraga Milmo, padre del actual cachorro dueño de la televisora, quien dijo que México era una bola de jodidos que no merecían más que las telenovelas que les daba; que solamente una reducida cantidad de familias valían la pena...el resto...como dijo Aguirre, estamos jodidos.

Al final de mi comentario, termina por dolerme la cabeza el saber que esperamos con ilusión los que tenemos empleo, un pequeño aumento de sueldo, seguramente de un 3 o 4%, mientras que el señor Felipe Calderón ha decretado un aumento del...40% para los militares... ¿solamente estamos jodidos...?

Un abrazo.

lunes, 22 de febrero de 2010

544. ANÁLISIS A FONDO*

DE ALIANZAS VERGONZANTES
* Fuente:15diario

Francisco Gómez Maza


• Gómez Mont tiene toda la razón; son estúpidas
• Aunque los tres son coyotes de la misma loma

En México hemos llegado a tal grado de cinismo y de desvergüenza que todos los días porfiamos en lo errado, en el equívoco, en la mentira, en juicios y actitudes estúpidas que hacemos pasar por inteligentes y lo único que logramos es auto engañarnos, como eso de que el Estado, o el gobierno más bien, le ganará la guerra a las súper pertrechadas bandas del crimen organizado, o que vamos a acabar con la pobreza, o vamos a levantar la economía aplicando recetas fondomonetaristas, emanadas del capitalismo salvaje que nos ordenan los gurúes del neoliberalismo. Y ahora, haciendo alianzas entre el Partido de Acción Nacional y el llamado (porque no es ni democrático ni revolucionario, sino más bien el ala derecha de la derecha panista) Partido de la Revolución Democrática.

Debo aclarar que yo no creo en la democracia representativa, ni en el presidencialismo, que tantos infortunios han ocasionado ya al pueblo mexicano. Soy un tanto anarquista y defiendo el axioma de que un gobierno debe mandar obedeciendo porque no es mandatario, sino empleado de la ciudadanía, y acá se cree lo contrario, que la ciudadanía, el patrón, el que paga a los gobernantes, al Estado, esa invención para, desde las posiciones de poder gubernamental, legislativo, judicial, económico manipular conciencias, es súbdito de sus empleado. Hágame el favor. La invención del Estado para expropiar a los que menos tienen y para privilegiar a los que lo tienen todo.

Pues ahora se ha puesto en el tapete de la discusión política el tema de las alianzas entre la Derecha y la Izquierda (izquierda sólo de papel), para confrontar al Partido Revolucionario Institucional (que también adolece de vergüenza y de congruencia, porque sus cuadros dirigentes actúan a su conveniencia personal y de grupo), que ha repuntado en las encuestas sobre preferencias electorales de la ciudadanía. PAN y PRD no tienen candidatos idóneos para presentarlos a la contienda presidencial del 2012. El PRI los tiene de sobra. Malos, pero los tiene, como los Peña Nieto, como los Beltrones, como tantos, y si no los tiene los fabrica. Pero panistas y perredistas se mueren de pánico. En Oaxaca, por ejemplo, encandilaron a un personaje lopezobradorista, un personaje de altura, un político de polendas, como Gabino Cué - ¿Iluso? ¿Crédulo? ¿Inocentón? – para presentarlo al alimón a la candidatura al gobierno del Estado, que no ganará porque el gobernador Ulises Ruiz y todo el aparato priista nacional echará toda la carne al asador, los más pingües recursos para que gane su candidato, y ganará porque los oaxaqueños no se chupan el dedo con esa alianza – algunos la han calificado de extraña –, en la que el PAN no tiene nada que ganar y el PRD, menos, porque ha demostrado que no es partido, sino un negocio personal de los llamados Chuchos, que vienen de aquel engendro comandado por Rafael Aguilar Talamantes (a quien las “malas lenguas” apodaron “Talamontes”), el Partido Socialista de los Trabajadores, que desde su comienzo comenzó a negociar en lo oscurito, y que fue rechazado por el gran Heberto Castillo, comandante supremo del único partido socialista y revolucionario que ha habido en la historia moderna de México, después del perseguido y casi secreto Partido Comunista Mexicano, el Partido Mexicano de los Trabajadores, origen del actual engendro dia-bólico llamado PRD.

Tiene razón Fernando Gómez Mont al renunciar al PAN, por no estar de acuerdo con esas alianzas vergonzantes. Los panistas han perdido el rumbo. Se quedaron ya como partido de oposición, no obstante tener a Felipe Calderón Hinojosa en la Presidencia de la República. Y son de oposición desde las elecciones intermedias, en las que el PRI arrasó y se convirtió en la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Y los dirigentes del albiceleste están sintiendo pasos en la azotea porque el PRI viene fuerte. Y como no tienen fuerza, ni partido fuerte con quien aliarse, lo están haciendo con lo que queda del PRD fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, por el inmemorial Heberto Castillo, y por las fuerzas democráticas de hace poco más de dos décadas, cuando Cárdenas ganó la Presidencia que se agandalló el priísta de priístas, Carlos Salinas de Gortari, que de maquiavélico le gana a Nicolás.

Vayan estas reflexiones para los lectores que aún creen en la democracia representativa y en el presidencialismo y que, por tal, están afiliados o al PAN o al PRD. No se asusten, ni se enojen, porque se los digo con cariño: Están siendo carne de cañón de sus lidercillos, como César Nava, al frente del PAN, que pide la cabeza de Manuel Clouthier por haber éste cuestionado la estrategia anti crimen organizado del presidente Calderón, lo cual indica que al interior del partido fundado por Don Manuel Gómez Morín no hay democracia ni libertad de expresión, o Jesús Ortega, que se agandalló la presidencia del PRD, en connivencia con las autoridades jurisdiccionales de los tribunales. Yo no creo en las alianzas. Bueno. No creo en los partidos. A México lo que le falta es un gobierno popular, democrático, pero popular. Insisto en lo popular porque es del pueblo, y del jodido, de donde tienen que emanar las órdenes para los empleados que gobiernan.

Pero así nos tocó vivir hasta el momento. Y habrá que hablar de las alianzas. Alianzas vergonzantes, oportunistas, sin sentido, que sólo revelan el pánico que panistas y perredistas le tienen a la otrora Aplanadora, al otrora Partidazo. Que viene fuerte. Como dicen, “al tiempo”. O con el tiempo y un ganchito, ganchito que se lo proporcionarán las alianzas, que sólo indican la terrible debilidad política tanto del partido gobernante como del seudo partido de la “revolución democrática”.

analisisafondo@gmail.com

domingo, 21 de febrero de 2010

543. CUENTOS CORTOS (3)






Dr. Manuel Ramírez Zaragoza.
Médico y literato.
Desde Jacona,
Michoacán.
México.

6
Con la primavera siempre sucede algo diferente. Primero, en aquella mañana tuve la oportunidad de ver la exquisitez de las orquídeas. Todas mostrándose tan semejantes, y a la vez, tan desemejantes; la veo, y todas son flores, todas son orquídeas. Se me muestran hermosas y sin pudor alguno: desvergonzadas y sin recato pero frescas y orgullosas. Esa noche no muy tarde contemplé a Blandina, su desnudez me trajo los frescos recuerdos de las orquídeas; ─todas las mujeres son tan semejantes y tan desemejantes─ Todas parecen ser iguales, empero, todas guardan sus particularidades. ─”No hay criaturas más desvergonzadas que las mismas flores, y de todas, en especial, las más descaradas en mostrar ostentosamente su desnudez, son las orquídeas. Yo, al menos, me muestro solo para ti y nunca al común de los insectos que se les ocurra venir a posarse en mí como en ellas; ¿No lo vez así? Dijo Blandina con toda propiedad al mismo tiempo que me hacía un lugar en su cama y en su cuerpo.

7
El portazo rompió la densa bruma de mi obnubilación y desperté aturdido. Casilda se había ido. Recordé que salimos de la fiesta.

Hacía diez años que no nos veíamos; seguía igual de hermosa como cuando la conocí en la escuela de medicina. El seminario sobre “Aspectos sociales y repercusiones familiares del sexo en adolecentes” nos había reunido y la fiesta era el colofón. Bailamos, reímos, tomamos y recordamos las picardías de tiempos todavía presentes. Antes de terminar la fiesta le propuse irnos a mi hotel, ella aceptó sin que yo terminara la invitación, ─como si ella hubiera pensado lo mismo─ igual como aquella vez anterior cuando cursamos el año de internado rotatorio. Por primera vez ambos aplicamos nuestros conocimientos de anatomía humana y fisiología sexual en un encuentro práctico lleno de sensualidad; disfrutamos de la alegría del placer y el retozo de nuestros cuerpos en una correcta conjunción. Diez años después de aquella lujuriosa, lúbrica y lasciva, sensual y cachonda; exótica, obscena y húmeda exploración, ésta vez ay ni siquiera pude quitarme la corbata. ¡Ay! Lo que puede provocar el alcohol...