viernes, 19 de marzo de 2010

568. CARTA PARA PIPE

Con la venia de mí admirada literata y poetisa, colaboradora esporádica del tenepal de CACCINI, tomo de su blog la presente misiva a Pipe, por considerarla muy importante para nuestra sociedad mexicana.




Lorena Sanmillán.
Desde Monterrey,
Nuevo León.
México.



March 18, 2010 by Lorena Sanmillán

La verdad es que así me gustaría llamarte, como les llamo a mis Felipes queridos, pero no, a ti he de decirte Señor Presidente, sin poder tutearte, con la voz engolada y sin el desafío de mirarte a los ojos. Te digo presidente, en minúsculas, aunque Ximena te llama Espurio o a veces te dice simplemente el inquilino de Los Pinos. Yo te digo presidente, porque lo eres, ese es el título que se te ha conferido y porque quiero creer en la autoridad que le puede dar estabilidad al país en el que vivo. Te tuteo porque quiero sentirte cercano, aunque sé que hay una franja militar de por medio entre los dos. Que si fue polémico o no tu arribo a Los Pinos, que si se manipuló la elección, pues eso es otro cantar, el caso es que ahora llevas la banda presidencial. Punto. Conste y aclaro que no voté antes, ni votaría hoy por ti, ni pretendo defenderte. De hecho, antes de pretender llamarte Pipe, te llamo presidente siniestro, porque lo eres. No eres diestro con las manos ni en alguna que otra actitud. Hoy sólo quiero escribirte una carta. Soy romántica, ni modo; si mis condiciones lo permitieran, te enviaría un paquete con un regalo, quizá esos rebozos que tanto le gustan a tu señora, Margarita, cuyos precios y procedencia nadie cuestiona, algún libro de autores de Nuevo León, y regalos para tus hijos, pero no me alcanza. En tu administración se aumentó el envío de Mexpost en un 100 por ciento. Y mi salario y mi tienda incipiente siguen donde mismo con algunos impuestos de más. Entonces disculpa que no envíe paquetes a Los Pinos, ni te haga llegar libros a tu oficina para que adornen los anaqueles. ¿Lees, Pipe? Curiosamente, nunca me he encontrado algún político en una Feria del Libro en Monterrey o México. En cambio, en la de Madrid, sí me topé con el Rey Juan Carlos y el Príncipe Felipe, otro de mis Pipes consentidos.

No, no te preocupes. No voy a jeringolearte una vez más lo acontecido en Ciudad Juárez apenas la semana pasada. No poseo la dolorosa valentía de la señora Luz María ni la docta pluma de Denise Dresser. Sólo soy una ciudadana que pretende decirte “Bienvenido a Monterrey, Pipe” la próxima vez que vengas. Y para eso, Pipe, hace falta trabajo. Mucho.

Quiero que los soldados, en los retenes de la carretera, no me den miedo. Que en realidad me hagan sentir segura. Quiero que sus armas las apunten hacia otro lado y no hacia los vidrios de mi auto compacto comprado bajo un crédito que aún estoy pagando. Quiero poder caminar en la noche tranquilamente en la macroplaza, sin que me atemorice una persona me sigue. Quiero manejar por la brecha que me lleva a mi trabajo sin pensar que en alguna ocasión me encontraré un ejecutado. Quiero ir al banco sin cuidarme la espalda. Quiero decirles a mis sobrinas que estudiar conviene, que no hay caminos fáciles, que todo esfuerzo tiene su recompensa. Quiero llevar a mi madre al seguro social y saber que tendrá sus medicinas completas. Quiero tranquilidad, Pipe, quiero estar segura en mi ciudad. Quiero encender la televisión y ver buenas noticias. Quiero que mis diputados no me avergüencen. Quiero el estadio del Monterrey y quiero que rescaten La Pastora. Quiero el bien común por encima de las ideologías partidistas. Quiero que me expliques cómo es posible que en tu gabinete haya una persona con obesidad mórbida y justamente de él depende parte del asunto fiscal que mueve al país. ¿No deberíamos empezar por poner el ejemplo nosotros mismos? Al cuidar de nosotros se asume que somos depositarios de confianza para guiar a alguien, cuantimás a un país. ¿No crees? Quiero saber qué piensas de la gente que pide tu renuncia y qué les propones, más allá de la militarización. ¿Es ésa la solución? Quiero saber por qué le has recortado el presupuesto a la cultura. Un país de gente educada avanzará más, Pipe. ¿Qué pasa con eso? ¿Qué pasó con tus promesas de campaña? ¿Qué necesitamos hacer para que cumplas? ¿Está en nosotros la respuesta?

Mi vanidad me lanza el imperativo de preguntarte dónde compras tus anteojos. Me encantan. Me hechiza que no se te notan aunque se evidencia que te hacen falta al leer los discursos. ¿Quién te hizo los discursos del Bicentenario? ¿Por qué no los revisaste antes? No parecías un presidente, vaya, ni un mexicano contento, sino sólo alguien a quien lo pusieron a leer algo que no sentía en la máxima fiesta que tendremos dentro de tu mandato.

Llevo casi dos cuartillas, Pipe, no he dicho ni la mitad de lo que pienso, pero sé que la repetición de ideas conduce al hartazgo. Varios de mis reclamos y preguntas son variaciones de lo mismo. Yo haré mi parte como ciudadana, ¿Qué harás tú, Pipe, para decirte bienvenido y con gusto llevarte a comer machacado?

Con el respeto y la confianza que les profeso a mis amigos cercanos,

Lorena Sanmillán

jueves, 18 de marzo de 2010

567. OTRO SONETO DESDE MONCLOVA

Desde Monclova Coahuila., nuestra colaboradora
Bertha Alicia, nos regala de:
ENTRE AMORES Y EN-SUEÑOS




Bertha Alicia
Desde Monclova,
Coahuila.
México.



Fantasía
 
Infancia feliz, ternura, cariño,
sueños fantasiosos, deseos de niño.
El pasado inerte, callado y yerto
se quedó olvidado en mi mente muerto.
 
Volvió el pasado, reencarnó en presente,
trajo la alegría de aquel sueño ausente.
A angustias, a penas y a sinsabores
redime el recuerdo de los amores.
 
Vinieron de nuevo los cuentos de hadas,
pero no a escucharlos, porque hoy los vivo,
los amplios vestidos del cálido tul.
 
Paseos nocturnos, manos enlazadas,
el viento y sus secretos cautivos
del amor que siente mi príncipe azul.


566. BUCARELI

Fuente:
El Universal

Jacobo Zabludovsky
Bucareli

Testigo ¡de honor!

No se puede “contravenir a la orden de la naturaleza; que en ella cada cosa engendra su semejante”. Cervantes describió hace 400 años lo ocurrido el miércoles en la Cámara de Diputados de México. Engendrada por una generación de políticos que han hecho de su oficio un paño de mercaderes, la sesión de cinco sobradas horas fue lo que era de prever: una olla de grillos, en el estricto sentido del sustantivo, donde jamás apareció una idea ni por milagro y sí amenazas, insultos, recriminaciones, injurias, quejas y confesiones más propias de un pleito pulquero que de un grupo pensante.

Es inaceptable que Enrique Peña Nieto haya sido acusado “por haber matado a su mujer”, según denigró María Elena Pérez de Tejada, diputada del PAN. Es una aseveración gravísima sobre todo cuando no se basó en pruebas irrebatibles y muestra, en medio de un lodazal de disparates, los abismos donde llegó la sesión.

Junto a esa cúspide de la irresponsabilidad se acuñó la metáfora: “La alianza PAN-PRD es casi gay, pervertida de tan extraña” y amenazas de exámenes de la verdad y de alcoholemia, alusiones a Pinocho y la Chimoltrufia, lanzamiento de monedas a la cara de un semejante, se calificaron unos a otros de mentirosos, de espurios, de tres veces putos, de armarse los putazos, de borrachos vespertinos, de lesbianismo confesado, afuera te espero para partirnos la madre, buitres y vendidos. En el mismo lodo todos revolcados. Cuarenta millones de muertos de hambre los contemplaban.

El más largo debate de los últimos años en una cámara vacía de preocupaciones. Locos por el micrófono, delirantes de la foto, incapaces de elevar su pensamiento a la altura de las angustias sociales, los padres y madres conscriptos creyeron que por una vez en sus vidas estaban a la altura del arte. No los culpo, no dan para más. Si algo debe reconocérseles es la franqueza.

Alguien debía poner orden, pero al mariachi le falta la trompeta. El presidente Felipe Calderón tampoco perdió esta oportunidad de opinar y declaró su repudio a quienes “en lugar de debatir insultan, ofenden y denigran la política”. Muy oportuno, muy acertado pero, también muy débil por sus recientes declaraciones sobre el matrimonio de homosexuales (“la Constitución define específicamente el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer”. Falso.) y sobre los jóvenes asesinados en Ciudad Juárez a quienes calificó de pandilleros. Hay algo que se llama desgaste y afecta a la credibilidad. Nos estamos quedando sin voces, para no hablar de figuras.

Al día siguiente del campeonato de tonterías los participantes sufrían una cruda moral más intensa que la alcohólica. Don Fernando Gómez Mont, por ejemplo, rechazó someterse al detector de mentiras porque “…a mí nadie me ha imputado que mienta” y se aferró a su investidura” de Testigo de honor. Es el secretario de Gobernación. El señor César Nava, mentiroso confeso, admitió su error al “firmar un convenio para no hacer alianzas en el estado de México a cambio de aprobar la Ley de Ingresos 2010”. Es el presidente del PAN. El señor Óscar Levín se quedó corto por su característica modestia: “Ayer tuve una mala tarde, dije una tontería… soy un liberal… me ofrezco como gestor (de los gays)…” y alcanzó niveles socráticos al sentenciar: “Debemos cuidar un poco más el nivel del Congreso”. Es veterano del PRI a quien el pueblo ha obligado a saltar de una cámara a otra. Eduardo Robles explicó que arrojó monedas por “el desborde de una pasión”. Es diputado del PAN. Y la señora Pérez de Tejada sostuvo su acusación de uxoricida a Peña Nieto. Es una dama.

Esta es la cámara que apoya la reelección de los diputados, es decir, de sí mismos. La que rechaza (PRI) las candidaturas ciudadanas, es decir, fuera de su monopolio. La que se prepara al gran combate patriótico para dotarnos de un programa de reforma política “que aspira a transparentar la actividad de los partidos”. En manos de ellos estamos.

No del todo. La exhibición parlamentaria tuvo un aspecto positivo. Nos recordó que no podemos dejarlos solos. Eso que llaman la sociedad civil, usted y yo, ciudadanos sin partido, debe participar en foros populares o académicos, usar las tribunas posibles, ejercer la libertad de opinar, presionar en todos los niveles para que no estampen en la ley el sello soez que usaron en la sesión ordinaria (ordinaria, sí) del miércoles.

El estilo va a corresponder al fondo si no hacemos algo ahora. La ley esperada y necesaria no puede ser a su imagen y semejanza. Eso debemos impedirlo.

565. REPORTE -Z-







Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodista analítico.
Desde Zamora,
Michoacán.
México

1. La corrupción somos todos
2. Soy cómplice
3. Si, soy del PUP

Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre
es que no todos ignoramos las mismas cosas
.

Albert Einstein
(1879-1955)
Científico alemán nacionalizado estadounidense

1. El pasado miércoles en sólo 10 minutos un “representante” de la ley “mordió” a dos automovilistas. Fue un agente de tránsito el que mostró que tienen razón los que dicen que la corrupción para que sea posible, requiere de la cooperación ciudadana. El “mordelón”, como el pueblo se refería a los agentes de tránsito corruptos, se llevó al bolsillo varios billetes fácilmente. No fue en Zamora, sino en Jacona, para más señas frente a la casa de la cultura de ese municipio.

Eran casi las 7 de la noche cuando el agente detuvo a un automovilista que viajaba en un Chevy rojo, pero llevaba en su regazo a su pequeño hijo de poco más de un año, lo acompañaba su esposa. Es verdad, el automovilista cometió una falta y por un momento pensé que sólo amonestaría al ciudadano, pero no, hizo como que levantaba la multa en la libreta respectiva y por abajo recibió el billete de 50 pesos; en menos de cinco minutos detuvo a una señora que manejaba una camioneta gris tipo Van, al parecer no tenía puesto el cinturón de seguridad, o qué sé yo, y con ella el arreglo fue más rápido, otros billetes se deslizaron por abajo del agua. Una persona que también fue testigo de los hechos cruzó miradas conmigo como diciendo, por eso estamos como estamos.

Es lamentable que a pesar del empeño del alcalde, el señor José Castillo Reyes, las cosas sigan como siempre; y así como en Jacona, en Zamora hasta por una boleada los “mordelones” se corrompen, sí, pero nosotros los ciudadanos somos cómplices. Estos agentes, ¿trabajan por su cuenta o por consigna?

2. Un admirador de Carlitos Slim, que no tuvo valor para escribir su nombre, me escribió con un seudónimo muy molesto para recordarme a mi madre y de paso decirme que si no sé lo que la fundación de Slim hace por los pobres. ¿Qué he hecho yo por los niños que mueren además de dar rienda suelta a mis frustraciones?, a ver, ¿Qué he hecho? ¿Cuánto dinero he aportado para aliviar la situación de los necesitados? Nada más que escribir pendejadas. El lector defensor de Slim afirma que con mi falta de huevos yo soy cómplice de la muerte de los niños. A ver, ¿Por qué no me voy a vivir a las comunidades marginales?

Es verdad, admito que tengo parte de la responsabilidad, soy cómplice también por omisión, pero no se olvide respetable lector, que quien más tiene más debe, es decir, que tienen más responsabilidad social los que aparecen en la lista Forbes, que los ciudadanos que sobrevivimos en una situación difícil.

3. Ya encarrerado, el defensor de los oligarcas se lanzó contra López Obrador, a quien no mencioné para nada en la columna referida, aseguró que el Peje es un pendejo igual que yo, porque seguramente el que esto escribe es “fanático del estúpido señor López” y “es miembro distinguido del PUP”, (Partido Unificador de los Pendejos) y que Obrador no ha hecho nada mas que criticar a Felipe Calderón, un presidente que sí tiene huevos y que debería seguir en la presidencia 20 años para acabar con el crimen organizado. Dios nos libre, respetable y anónimo lector, y en cuanto a que soy miembro del PUP, sí lo soy. Caí en la cuenta de que soy uno de los más ilustres pendejos de este país cuando en el primer semestre en la universidad profundicé en la filosofía de Sócrates a quien se atribuye la frase “yo sólo sé que no sé nada”. No bastaron casi cinco años en la universidad para quitarme lo pendejo, es más, con el paso del tiempo me doy cuenta que se agudiza mi pendejez porque me doy cuenta de mi gran ignorancia. Ahora sí que cuanto más leo menos sé.

Así que, señor o señora anónima a pesar de que no comparto sus ideas, l@ respet@ y si estoy equivocado, al menos tengo el valor de decirlo a título personal, con mi nombre y apellido.

rafael_gomar@hotmail.com

564. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista. Desde Morelia,
Michoacán. México.


JUSTICIA MÍNIMA POR RESPETO A LOS ELECTORES


¡MUJER AL FIN!

Ayer, hoy, y quizá mañana
así , como si nada,
como en el mar, las indecisas olas,
que igual llegan, como se van
tu sonrías liviana, fresca, ensoñadora
ha vuelto a sacudir mi existencia
tan sólo con imaginar tu mirada
caer plácidamente sobre mis labios.
amor, fue saber de ti nuevamente,
y dar rienda a la esperanza,
esta la terca, la añorada
disfrazada en promesa, dulce promesa,
de reincidir en tus labios;
amor...¡mujer al fin!
¡dulce espera que no termina!

eliseo.

Penosos tiempos vivimos; tiempos de canallas que se esparcen por doquier, vestidos de delincuentes sociales, y otros tantos desde dentro del aparato público; son tiempos de canallas por que se están multiplicando los agravios contra el ciudadano común; por un lado los llamados narcotraficantes y el crimen organizado en general que asola el territorio nacional; por otro está la clase política que ha agraviado a la nación y a los aun decentes políticos que se resisten a ser parte de este perverso juego de engaños, burlas y mentiras en que se han manifestado los actuales gobernantes de buena parte del país.

Hoy en día sólo los ingenuos, los no enterados y los fanáticos de la derecha siguen pensando que la presidencia la ganó Felipe Calderón, no hay forma de mantener semejante mentira, y salvo que realmente no se quiera a este país, se continuará encubriendo tal tontería; hoy con todo lo que han manifestado a manera de confesión pública nuestro políticos en funciones; queda claro que en 2006: o se respetaba el triunfo obvio del PEJE, le pese a la derecha que le pese; o se declaraba nula la elección por causa de las irregularidades, las que evidentemente se presentaron por montones; o se le explicaba a la ciudadanía, y en especial a las personas que acostumbran votar, que no sólo no se les respetaría su voluntad al votar, y que se les impondría un administrador producto de las componendas de lo más nefasto de la clase política nacional....y por supuesto, de la clase empresarial. Era una forma menos sucia y cínica de imponer a Felipe Calderón como simple administrador de sus intereses, que no los de los mexicanos en general.

Penoso tiempos estos en que, si realmente tuviéramos un camino a la democracia, se le estaría pidiendo la renuncia formal al actual presidente Calderón, y se estaría convocando a una elección extraordinaria, ahora si, en beneficio del país..., pero no sueñe amable lector, eso sólo pasa en las películas, y efectivamente en las democracias, que las hay, pero eso no se hace en sociedades como la nuestra.

Esta semana anterior, dejó al desnudo lo que hace años venimos afirmando, o al menos comentando en esta columna; que hay un grupo de mafiosos disfrazados de políticos que le apuesta a burlarse de los mexicanos de manera reiterada, para luego apostarle al manejo perverso de los medios, que se encargarán de repetirle que no se preocupe, que esas cosas no son tan importantes, si se les compara con la nueva telenovela que se le dará con su artista favorito; ¡a usted que carajos le importa si se pitorrean de sus miserias...mientras pueda ver su novela del alma!

No es mucho pedir, pero dadas las circunstancias, pareciera que si por desgracia.

Mire usted amable lector, si se sigue cometiendo el error de mantener el gobierno actual, en primer lugar la delincuencia va a mantener su ritmo de presencia; la inseguridad seguirá minando nuestra confianza en los demás, y las drogas y el crimen organizado tendrán mejor campo de acción para lastimarnos como sociedad, no hacen falta más muertos inocentes calificados de delincuentes, ya se sabe, por los administradores ineptos; para que nos demos cuenta que un camino a la solución de todo esto se llama cancelación del gobierno actual, y convocatoria a nuevas elecciones extraordinarias. No es mucho pedir, es solamente justicia para los mexicanos en general, y para los electores en particular, quienes, a pesar de tanta mediocridad en la administración pública, siguen (seguimos) yendo a emitir su voto.

No es mucho pedir...lástima que para ellos, los que no saben gobernar con discreción, modestia y respeto, es casi imposible. Sin embargo, no estamos obligados a seguirles el juego de la ineptitud, los mexicanos no somos una suma de tontos enajenados por las telenovelas de su órgano oficial llamado televisa, por más que ellos se ufanen y afanen al afirmarlo.

Un abrazo.

563. INDIGNACIÓN E IMPUNIDAD

Fuente:15diario
______

Me indigna la impunidad de la Iglesia


Irma Alma Ochoa

A los que “enseñan” que las mujeres son costales de papas, habría que preguntarles, ¿si nacieron de la nada o se gestaron en la comodidad del líquido amniótico en el útero de una mujer, alimentados con su sangre pecadora que les llevaba nutrientes y oxígeno?

A los seminaristas les enseñan (según comenta Francisco Gómez Maza) que el sexo es malo. He leído en otras publicaciones que el delincuente, pederasta, abusador, mentiroso, estafador, ladrón y demás calificativos, Marcial Maciel les decía que tener sexo era malo (yo agrego que era malo si tenían sexo con mujeres o con otros hombres que no fueran él).

El de Cotija, gestado por la semilla de un hombre implantada en el cuerpo de una mujer -como el resto de la humanidad- decía a sus víctimas que él tenía exceso de esperma ¿muy hombrecito, teniendo sexo con niños?, y que necesitaba aligerar su carga; con eso disminuía su culpa el pederasta abusador.

Me indigna que Norberto Rivera lo defendiera cuando lo denunciaron y dijera que era falso lo que decían las víctimas, pero qué puede esperarse de este señor que trasladó al pederasta mexicano de apellido Aguilar a California, hecho por el cual éste siguió cometiendo ilícitos, por lo que un disgustado Mahoney le envío una carta a Norberto, reclamándole.

Me indigna que el Vaticano no castigara a Maciel ¿o González? por sus delitos, pero, claro, hay un asunto económico y político de por medio (crisis del Banco Ambrosiano).

Me indigna que haya gente que crea que la pederastia es una enfermedad, con lo que disminuye la culpabilidad del pederasta al patologizar su crimen.

Me indigna que quieran ocultar el delito y le den una vuelta de tuerca al caso, denunciando chantaje y soborno contra (sus hijos biológicos) quienes son víctimas. Ninguna cantidad de dinero puede pagar la infancia expropiada, en este caso, por un varón que viste sotana.

Me indigna y produce náusea toda la corrupción e impunidad que hay al interior de la Iglesia católica. ¿Se conocerá la verdad sin maquillajes?, ¿sancionarán a los delincuentes?, ¿en dónde están los valores pregonados desde el Vaticano?

miércoles, 17 de marzo de 2010

562. ANÁLISIS A FONDO

Fuente:15diario
-----------
¡Paren esta guerra!


Francisco Gómez Maza

• Llega la sangre al río, ya muy revuelto
• Los criminales nunca serán inhibidos

Desde cuando nos hemos unido a las voces cuerdas que advierten que la violencia de las armas no es el camino para combatir a las bandas criminales dedicadas al narcotráfico, a los secuestros, a los feminicidios, a la desaparición y muerte de periodistas y niños y adolescentes, y ahora a asesinar a funcionarios de una potencia extranjera. Los criminales le han tomado la medida al gobierno mexicano y a la Casa Blanca.

Persistirán porque tienen todo el poder del dinero y padrinos en Washington, Nueva York, Frankfurt, y los bancos off shore, que los apertrechan de armas sofisticadas y de mucho dinero, billete grande, euros, dólares estadounidenses. Y nosotros seguimos creyendo que las Fuerzas Armadas están muy contentas haciendo labores policiacas, cuando su tarea específica es la defensa nacional y no andar persiguiendo bandidos, que para eso deberían de estar las policías, sobre todo la policía federal y las estatales.

Al narcotráfico se le combate con otras armas. Con armas de inteligencia financiera, principalmente. Por qué no se investiga de con qué millones de dólares se han engordado las arcas del banco central, del Banco de México, si, como dijimos en análisis anterior, todas las variables de ingresos de divisas se abatieron por la crisis financiera, por la recesión económica, por el clima de violencia, por la gripe H1N1 y por la inseguridad mexicana, que no tarda en ser colocada por los perros pastores de la seguridad continental, el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa, la DEA, el FBI, el Club Bilderberg en la lista negra de países como Afganistán o Irak, como uno de los países más violentos y más riesgosos del globo. La gota que derramará el vaso es el asesinato, el domingo pasado, de tres personas vinculadas con el consulado estadounidense en Ciudad Juárez, incluida una pareja de esa nacionalidad, en momentos en que el presidente Felipe Calderón sigue proclamando esa frase sin sentido de “Todos somos Juárez”, ante la cual los criminales ríen, se burlan, y dan muestras de su poderío y de su cinismo e impunidad. Y no cejarán porque no le tienen miedo a los operativos militares y menos a las policías, muchos de cuyos elementos están involucrados en el negocio del crimen y al servicio de los cuadros de mando de los cárteles de la droga. Coincido con Eduardo Buscaglia, estudioso del dia–bólico fenómeno de la delincuencia organizada, en su apreciación de que los asesinatos de las tres personas vinculadas al consulado estadounidense son una muestra de que los grupos criminales, al igual que los de otros países, no se frenarán ante el poder de Washington. Estos crímenes alevosos, ocurridos el domingo, son otro escalamiento más del nivel de violencia que alcanza ya a personal diplomático del Imperio, cuyos gobernantes manejan muchos lenguajes: apoyan con dinero y pertrechos al gobierno mexicano en el marco de la Iniciativa Mérida, solapan el multimillonario contrabando de armas hacia nuestro país; se hacen, en muchas ocasiones, de la vista gorda ante el trasiego de drogas ilícitas por los puestos fronterizos; no mueven un dedo para investigar a su sistema financiero involucrado en el blanqueo de divisas provenientes de actividades ilícitas, y se oponen a políticas más eficientes y eficaces para combatir el narcotráfico, como la legalización de las drogas. Y por los “güegos” de los narcotraficantes los ciudadanos y los diplomáticos estadounidenses no están ya excluidos de las represalias ni de la violencia de los criminales. Y mientras más severa, más intensa, más dura sea la escalada militar contra las bandas de sicarios de los cárteles, más se atizará el fuego. La violencia, como lo advierte Buscaglia, continuará in crescendo y las formas de ejecución de seres humanos serán cada vez más sofisticadas.

De ahí la prioritaria importancia, importantísima, de desmantelar el patrimonio financiero mal habido y que ha penetrado incluso las reservas internacionales del Banco Central. Esto es lógico. No se explican tan abultadas cifras por los ingresos por la venta de petróleo, por el turismo, por las exportaciones de productos manufacturados y menos por los envíos de dólares de los mexicanos migrantes que trabajan en territorio estadounidense. Por qué han engordado las cuentas bancarias de México.

Solamente por el lavado de dinero. De acuerdo con las propias estimaciones estadounidenses, la crisis financiera y la recesión económica no han frenado el flujo de divisas hacia México, calculadas en 25 mil millones de dólares anuales, que no se explican más que por todo tipo de actividades ilícitas. Los sucesos del domingo en Ciudad Juárez tienen serias implicaciones. Pueden ser el pretexto que Washington estaba esperando para intervenir directa y abiertamente en México, como lo ha hecho ya en Colombia con la instalación de bases militares. Esto es un gravísimo riesgo para los mexicanos. El Big Brother orwelliano en plena e impune actividad ordenando nuestra vida cotidiana, nuestros movimientos, interviniendo nuestras comunicaciones, nuestros teléfonos, y hasta los sanitarios de nuestra casa. Y esto no es ciencia ficción. Es una real posibilidad. Ya imagino al presidente de la república sólo de amanuense de un oficial del Departamento de Estado con oficina de lujo en la mismísima casa presidencial. Es momento, pues, de que los actores gubernamentales y políticos tomen ya las cosas en serio; dejen a un lado su estado inconsciente y decidan medidas congruentes, no espectaculares ni mediáticas, para salvar la república. Esto ciertamente es mucho pedir porque nuestros líderes no dan para más. Los legisladores están más preocupados porque la tesorería de las cámaras les deposite su mesada y salgan a pasear, a turistear, a visitar el rancho para ver cuántos becerros nacieron en los últimos días. Pero el presidente Felipe Calderón tiene la palabra, si es que realmente quiere a México como lo proclama. No es con la violencia de las armas. Con ella nunca va a acabar con el crimen organizado. No va a acabar. Tiene que suplantarla con inteligencia, con medidas económicas de verdadero cuidado de la casa, con artes de eficiencia financiera para despojar del poder a las poderosas bandas de criminales, a sus jefes de jefes, que no tienen su cuartel general en territorio mexicano, sino, como he dicho, en Washington, en Wall Street, y en los mercados financieros off shore y en los clubes multi gubernamentales integrados por los gobernantes, políticos, empresarios más poderosos del mundo que lo que buscan es instaurar un gobierno mundial. Remember Kosovo, en donde estallaron una guerra tan sólo para proteger las rutas del narcotráfico.

analisisafondo@gmail.com