viernes, 26 de marzo de 2010

575. ANÁLISIS A FONDO

¿Guerra contra el narco o limpieza social?
Fuente:
15diario

Francisco Gómez Maza



El alcohol es más dañino que cualquier droga

A nadie debe extrañar. Es inteligible y comprensible la afirmación del presidente Felipe Calderón en el sentido de que sería “ingenuo echarse para atrás”; que el ejército y policías mantendrán el combate a los cárteles del crimen organizado; y también es comprensible la del embajador estadounidense, Carlos Pascual, de que “el éxito en la lucha anti narco no se verá de un día para otro”. Ambos reaccionan en base a la base de datos de la memoria; no viven el presente. No son responsables (responder – habilidad: habilidad de responder con espontaneidad, con lucidez). Se quedan en lo pasado, en su álbum de fotos viejas. Uno representa un gobierno sojuzgado por el aparentemente poderoso e inexpugnable imperio estadounidense; el segundo, a este gobierno aparentemente poderoso, pero que está en un proceso de extinción; de mentalidad imperial en todos los asuntos de su vida interior y del mundo y, en este caso, en la lucha contra el narcotráfico, que la tiene perdida tanto por el enorme poder de inteligencia, de estrategia y de armamento de las bandas criminales, en el caso de México, como por el indetenible y devastador avance de las adicciones al alcohol y a las drogas ilegales en su sociedad, que a la vez no le interesa realmente combatir porque manteniendo a la juventud drogada puede controlarla y olvidarse de movimientos que subviertan el orden del american way of life. Ambos caen en la provocación de una entidad que aparece con mayor y más profundo estado consciente, los cuadros de mando de las bandas del narcotráfico, y ambos, presidente y embajador, se van con la finta, entre la mentalidad de la servidumbre y la imperial, que aún cree que las tiene todas consigo, aunque en su propia manifestación de poderío está cavando su fracaso y su desaparición como la más belicosa potencia mundial. Sólo los inconscientes, los gobiernos débiles, los de la derecha siguen convencidos de que los Estados Unidos siguen siendo los amos del mundo, cuando Rusia podría desaparecerlos del mapa con su capacidad nuclear.

Noam Chomsky (lingüista, filósofo, activista, autor y analista político judío estadounidense, profesor emérito de Lingüística en el MIT), desenreda la mentalidad imperial estadounidense en la lucha contra el narcotráfico, invita a considerar, a propósito de las bases militares de Estados Unidos en Colombia con el objetivo oficial de ayudar al gobierno de ese país en la guerra contra el narcotráfico, un caso análogo, aunque con distintos protagonistas. Supóngase, dice el incisivo Chomsky, que Colombia, China o cualquier otro país reclamasen su derecho a establecer bases militares en México, con el fin de fumigar y destruir las plantaciones de tabaco que Estados Unidos tiene en Carolina del Norte o en Kentucky. El plan se completaría con el bloqueo de las zonas productoras, mediante la acción de las fuerzas navales y aéreas, y con el envío de inspectores que comprobasen la total eliminación de tales plantaciones. Con todo esto se pretendería impedir el tráfico de tabaco hacia los países que sufren sus efectos. El tabaquismo se ha revelado más letal que el alcoholismo, que a su vez es más dañino que el uso de cocaína o de heroína, las cuales son más perjudiciales que la mariguana. Si al número de muertes producidas por los productos nocivos aspirados por los fumadores se suman las causadas en los fumadores “pasivos” – aunque el número de éstos sea difícil de determinar –, es casi seguro que el efecto letal global de la nicotiana tabacum supere al de todas las demás drogas, en su conjunto. Sería, pues, bastante lógico perseguir con más empeño a los cultivadores de tabaco que a los de coca. Es evidente que esta suposición no es verosímil en la realidad, y no sólo porque el tabaco en la mayoría de países, no es una sustancia prohibida y muchas drogas sí lo son. Sin embargo, ante su lógica implacable, lo que habría que preguntarse es por qué ocurre así. Por qué Estados Unidos, que dice sentirse afectado negativamente por las drogas que le llegan desde el sur del río Grande, se atribuye con naturalidad el derecho a desplegar sus ejércitos en Colombia para combatir a los cultivadores de coca, y no es siquiera concebible que ningún otro país pudiera hacer nada parecido si afectara a sus intereses de forma análoga.

Para Chomsky, la respuesta es sencilla y tiene una base indiscutible: la mentalidad imperial que subsiste en Estados Unidos de Norteamérica, y que está tan enraizada en el pensamiento de esta nación que pasa inadvertida. Hecho que también subsiste, aunque a menor escala, en muchos otros países occidentales, como es fácil observar en Europa. Sin embargo, los resultados hasta ahora obtenidos parecen no justificar el esfuerzo empeñado. La “guerra contra el narcotráfico” dura ya más de cuatro décadas en Colombia y se ha intensificado en los últimos diez años: ni el consumo ni el tráfico de drogas han disminuido. Las razones que ofrece Chomsky no dejan lugar a dudas. Varios estudios bien fundamentados muestran que la prevención y el tratamiento de la adicción a las drogas son mucho más eficaces que las medidas de fuerza utilizadas en esta guerra interminable. Y que el tratamiento preventivo o curativo de los drogadictos – los consumidores en este negocio – tiene un rendimiento costo/eficacia que mejora en más de 20 veces a los ataques efectuados contra los cultivadores en la “guerra química” desencadenada para destruir los campos de cultivo de la droga. Según Chomsky, sólo hay dos hipótesis que permitirían explicar la situación actual y que se resumirían en algo así como: “O los dirigentes de los Estados Unidos de Norteamérica han sido sistemáticamente insensatos durante 40 años, o la finalidad de la guerra contra el narcotráfico es muy distinta a la que se proclama”. Excluida la hipótesis de la insensatez, sólo queda sospechar cuáles puedan ser las verdaderas razones de esa supuesta guerra. Dentro de Estados Unidos, dos hechos son patentes: la “limpieza” de la población socialmente menos útil (lo que ha llevado a Estados Unidos al primer puesto mundial en el índice de población encarcelada) y, como sucede con la “guerra contra el terror”, el sometimiento y sumisión de una población atemorizada por el peligro de las drogas, para impedir que muestre su irritada oposición a unas políticas económicas que han llevado a esa nación al mayor desequilibrio social que jamás ha sufrido.

Por su parte, en el exterior, la guerra contra el narcotráfico es una forma de ocultar en Colombia – y en otros países – algunas de las más inmorales acciones antisubversivas. Es el segundo país del mundo (después de Sudán) con más población expulsada de sus hogares, mientras que las oligarquías locales y las multinacionales ocupan las tierras abandonadas por los campesinos y las dedican a explotaciones mineras, producciones agroindustriales, cría intensiva de ganado o infraestructuras para la industria, cuyos beneficios difícilmente llegarán a las poblaciones afectadas. Y parece, por las declaraciones aparentemente inofensivas, inocentes, ignorantes, inconscientes, reactivas del presidente Calderón, que Obama seguirá el tortuoso camino trazado – y en parte ya recorrido – por sus antecesores, y frente al que ya mostró supina indignación, por el asesinato en Ciudad Juárez de personas relacionadas, dicen, con el consulado estadounidense, que no por los 19 mil asesinatos que ha provocado la guerra del narcotráfico en territorio mexicano, o si, por el contrario, dispondrá de apoyos, medios y voluntades suficientes para salir del empantanado problema que Chomsky expone con tanta claridad, pero cuya resolución se ve difícil y compleja, pues no depende sólo de las decisiones que adopte la Casa Blanca, aunque éstas puedan señalar al mundo el inicio de un nuevo camino.

El presidente Calderón no se ha dado cuenta de que el Imperio estadounidense está en declive, en los estertores de su caída. Y por eso se aferra a la vieja idea, a la trillada y fallida estrategia de la violencia militar contra las bandas del crimen organizado, cuya reacción, que más huele a respuesta consciente, se intensifica, se fortalece y se ahonda en la medida en que el presidente insiste en no abandonar este campo de batalla empapado en ríos de sangres, sembrado de cadáveres, rodeado de miles de viudas y huérfanos, sin sentido, porque la guerra solamente él cree que la está ganando, animado por los empleados de la Casa Blanca que, farisaicamente, aceptan la corresponsabilidad en el fracaso del combate a las bandas del crimen tanto en su propio territorio como en el mexicano. El discurso de la secretaria de estado, Hillary Clinton, no deja de ser protocolario, diplomático, pero más temprano que tarde los estadounidenses dejarán vestido y alborotado al presidente mexicano y habrán conseguido su objetivo, que no es acabar con las bandas criminales, porque son extremadamente productivas para el establecimiento financiero del Imperio, sino establecer también en su traspatio igual número o mayor de bases militares en su intento por continuar considerándose los amos del mundo, que ya no lo son porque tienen enfrente a Rusia y al eje germano francés, que ya se dio cuenta de que no es negocio continuar siendo aliados del imperio estadounidense.

analisisafondo@gmail.com

miércoles, 24 de marzo de 2010

574. REPORTE -Z-


Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodista analítico.
Desde Zamora,
Michoacán.
México.


1. Economía y guerra
2. Capitalismo triunfante



El hambre espía en la casa de los pobres,
pero si la habitan personas trabajadoras,
no se atreve a entrar.

Benjamin Franklin (1706-1790)
Estadista y científico estadounidense.

Ya Hesíodo desde la antigua Grecia (el hambre es compañera inseparable del perezoso) relacionaba el hambre con la pereza, idea esta que se mantiene en muchas personas de buena voluntad. Pero hoy en día el hambre mata a millones de niños cada año por lo que la pregunta es si esos niños, algunos apenas recién nacidos, son perezosos. En México los gobiernos del PRIAN han hecho su parte para fomentar la pereza, dando limosnas que no resuelven el problema, al contrario, se multiplican los pobres y la mentalidad conformista, ¿para qué trabajar si el gobierno me da unos pesos? Es verdad, hoy en día trabajar es un privilegio, pero ¿cómo trabajarán los que quieren superarse si no hay fuentes de empleo? Crear fuentes de empleo, no dar limosnas, es la salida.

1. El gobierno de Estados Unidos en la reunión privada con las autoridades mexicanas informó que seguirán apoyando el negocio de la guerra de Felipe. Maestros en el arte de invasiones, venta de armas y consumo de drogas, los gringos señalaron que aportarán más recursos para la guerra de Calderón, que es una excelente pretexto para que siga la invasión gringa. El apoyo a través de la iniciativa Mérida o como se llame, será en especie, es decir, en vez de dólares los gringos apoyarán con armas, tecnología, asesores militares y equipo, saben que si entregan el dinero en efectivo al gobierno de México la mayor parte iría a parar a las cuentas bancarias de los funcionarios.

Hipócritas como son, los gringos por medio de Hillary Clinton, mostraron su “preocupación” por el impacto que la guerra tiene en la economía mexicana; ellos mismos son una muestra de cómo echar abajo la economía por causa de la guerra. Pero en esta guerra no todos pierden, los ganones son los halcones que mandan en Washington, los industriales de la guerra. Aquí también en México, hay quienes pierden y quienes ganan con la guerra de Calderón. El pueblo pone los muertos y el gobierno se lleva el “crédito” y el dinero, rápidamente Calderón se enriquece “inexplicablemente”, mientras que el pueblo se empobrece cada día más.

Clinton afirmó que el apoyo gringo no será sólo en armas y equipo y que incluirá el “tema social”, es decir, que “tenemos que trabajar más en temas de la educación y la salud, en el desarrollo económico y social”, el mismo rollo que durante décadas han repetido hasta el cansancio los gobernantes priistas y panistas; aprendió rápido la gringuita.

2. Apenas a una década del siglo XXI el capitalismo sigue adelante, se podría decir que ha triunfado totalmente, la lógica del capitalismo, la guerra, la destrucción, el asesinato se ha impuesto a nivel planetario y por si fuera poco los ricos cada vez son más ricos y los pobres aumentan a pesar del notable esfuerzo por acabar con ellos por la vía de las armas, por hambre o enfermedades.

Hemos citado en esta columna documentos de la ONU, la Unicef, la OMS y otras entidades que confirman lo que hemos dicho: cada vez más niños y adultos mueren de hambre. En los últimos 20 años el número de hambrientos del mundo pasó de 842 millones a 1,200 millones, un nivel histórico.

La lógica del capitalismo es simple, unos cuantos concentran la riqueza y millones mueren de hambre. Aproximadamente 10 millones de millonarios del planeta se cagan en los pobres, entre ellos nuestros ilustres Slim, Azcárraga y hasta el tal López Dóriga.

Curiosamente, los países en los que hay más nuevos millonarios son los países más jodidos, incluido México. ¿Por qué será?

rafael_gomar@hotmail.com

martes, 23 de marzo de 2010

573. REPORTE -Z-

Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodista analítico.
Desde Zamora,
Michoacán.
México.


1. Desamparo total
2. ¿Hasta cuándo?
3. No te olvido poeta



Creo en el Dios de Spinoza, que nos revela una armonía
de todos los seres vivos. No creo en un Dios que se
ocupe del destino y las acciones de los seres humanos.

Albert Einstein (1879-1955)
Científico alemán nacionalizado estadounidense

1. Evidentemente Einstein no era filósofo y menos teólogo. La frase elegida para reflexionar hoy encierra una contradicción, porque lo que vemos no es armonía ni en la naturaleza con su ley de la selva ni en el hombre, con sus perversos y sanguinarios ejemplares; mientras que por otra parte, el Dios impasible, estoico, es ajeno a nuestros problemas.

El sentimiento de desamparo de los mexicanos es cada vez más agudo, ya ni la virgen de Guadalupe se acuerda de sus hijos en un pueblo que dizque es 99 por ciento guadalupano. Nada parece frenar la ola de odio que se extiende desde el poder y a lo largo de todo el territorio nacional. Las “cadenas” de oración por la paz no han sido escuchadas en el cielo. La oración comunitaria, tan poderosa en tiempos antiguos hoy parece estéril, o ¿será que los mexicanos nos hemos olvidado del poder de la oración? Si no es así, es claro que el Señor tiene otros asuntos más importantes que atender y no le importa la muerte de cientos de miles de niños por falta de agua potable, sea como sea, permanece sordo al clamor de sus hijos. ¿Será que quiere darnos una lección por cobardes? Y una vez más, ¿Hasta cuándo?

2. Impotencia, dolor que va más allá de las palabras, un dolor imposible de traducir se refleja en la foto de la familia de uno de los jóvenes estudiantes del Tec de Monterrey asesinados, y desde el poder culpable un sujeto como Gómez Mont, títere de Felipe Calderón, y la pregunta es ¿Hasta cuándo continuará esta guerra estúpida? ¿Nadie puede hacer nada? ¿Y los diputados, y los senadores? Qué terrible realidad la nuestra, perdida la esperanza en la ley, en espera de lo peor. ¿Hasta cuándo? Esa es la pregunta de los familiares de los estudiantes caídos, ¿Hasta cuándo habrá justicia en mi país?

La indignación por el crimen de los estudiantes se transforma en indiferencia si se trata de humildes campesinos, los comuneros caídos no son importantes, ni los altos mandos del poder han manifestado su indignación como lo hicieron con los empleados del consulado americano, nada, como si no existieran, en un país que hasta con los muertos muestra su racismo, su profundo odio a los pequeños, a los humildes, a los pobres.

3. No te olvido poeta, estás vivo en tus poemas. Por cierto, la desaparición del poeta Salvador Calderas quien ayer sumó su segundo aniversario de fallecido, ha pasado desapercibida para su pueblo nativo, y nosotros, sus amigos, también lo hemos olvidado. Su poesía, sencilla como las flores del campo, es suave brisa marina y al mismo tiempo bofetada en el rostro de los poderosos. Nunca fue Salvador amante de los homenajes, no buscó las alabanzas ni el reconocimiento de los potentados, poeta del pueblo, su nombre permanece en las sombras del olvido. Tal vez el mejor homenaje que se podría hacer a Salvador es declamar su poesía. Dejo un pequeño espacio para algunos versos del poeta nacido en Puruándiro pero radicado en Zamora la mayor parte de su vida.


QUE GANAS DE LIBERARME

Qué ganas de liberarme
De mis cadenas frías
Que ganas de fugarme de repente
Ante el rostro inasible del silencio,
del cerco cruel de la monotonía.

Y encaminar mis pasos
Hasta el fuego amoroso de otros soles,
Con la suave caricia de otros vientos,
Y el aroma feliz de otras campiñas.

Qué ganas, sí, de levantar de nuevo,
Los muros de mi casa solariega,
Y cultivar mis campos olvidados,
Con las lluvias de muchas primaveras.

Ganas de no mirar lo ya mirado,
Ganas de no mirar los ojos turbios
Y olvidar los caminos del pasado,
Ante auroras cargadas de esperanzas.

Qué ganas de librarme
De mis cadenas frías
Qué ganas de fugarme de repente,
Ante el rostro inasible del silencio,
Del cerco cruel de la monotonía.

Salvador Calderas

572. UNA CARTA A HILLARY CLINTON

Fuente:
Principales diarios
impresos del país como;
LaJornada
______________________________



Carta de Andrés Manuel López Obrador, presidente legítimo de México, a la señora Hillary Clinton, secretaría de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica


Señora Hillary Clinton
Secretaria de Estado
de los Estados Unidos de Norteamérica,
P r e s e n t e

Con todo respeto, le recordamos que el 25 de marzo del año pasado, con motivo de su visita a Monterrey, le envié una carta donde le expresamos nuestra postura sobre los orígenes de la inseguridad y la violencia en nuestro país.

Lamentablemente, en este periodo la situación ha empeorado, precisamente por la incapacidad del gobierno espurio, razón por la cual los argumentos planteados en nuestra misiva siguen teniendo vigencia. Sólo agregaría: que se respete nuestra soberanía y que el gobierno norteamericano no se aproveche de las circunstancias ni de la debilidad de Calderón. Cooperación sí, intervencionismo no.

No está de más recordarle lo que en su momento le expresamos: aunque sólo a los mexicanos nos corresponde enfrentar y resolver los asuntos internos de nuestra patria, consideramos pertinente –dado lo que usted representa– expresarle el sentir de millones de ciudadanos que luchamos cotidianamente por hacer realidad la justicia y la democracia en México.

Desde nuestra visión, el problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país se ha originado por la corrupción y la impunidad imperantes, y porque desde hace 26 años no ha habido crecimiento económico y millones de jóvenes han sido marginados de la educación y no han tenido oportunidades de trabajo.

Usted seguramente sabe que todo esto comenzó cuando un grupo de alrededor de 30 traficantes de influencias y políticos corruptos, utilizando como parapeto a la llamada política económica neoliberal, se apoderó del Estado mexicano, así como de una buena parte de los bienes de la nación y del presupuesto público. Y esta política de pillaje que ha enriquecido a una minoría de manera exagerada y obscena –como no ha sucedido en ninguna otra parte del mundo– ha condenado al pueblo de México al destierro y a la sobrevivencia.

Por eso creemos que es un error querer enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia sólo con mano dura, con militares, cárceles, leyes más severas y penas más largas. La solución al flagelo de la delincuencia pasa, necesariamente, por rescatar al Estado, cambiar el actual modelo económico y garantizar mejores condiciones de vida y de trabajo a la población. No debe olvidarse que la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia.

Señora Clinton, en consecuencia –como en su momento se lo hicimos saber al presidente Barack Obama–, sostenemos que la solución al fenómeno migratorio y a la inseguridad no se encuentran en la construcción de muros ni en la militarización de la frontera, sino en el desarrollo económico y social de México.

Por eso es indispensable que la relación entre México y Estados Unidos se finque en la cooperación para el desarrollo y no en el uso de medidas coercitivas.

De igual modo, le manifestamos que aunque padecemos de un gobierno usurpador y fallido, cuya debilidad podría llevarlo a tomar acuerdos contrarios al interés nacional, existe también un movimiento ciudadano fuerte y la voluntad de muchos otros mexicanos, decididos a impedir cualquier actitud intervencionista y a defender nuestro derecho como nación libre y soberana.

Le saludamos de manera respetuosa y le deseamos una buena estancia en nuestro país.

Atentamente,

Andrés Manuel López Obrador,
Presidente Legítimo de México

571. ANÁLISIS A FONDO

Fuente:
15diario
_______

¿A las órdenes de Washington?

Francisco Gómez Maza

Una reunión de “Alto Nivel”, ¿de veras servirá contra el narco?
• Pingües incentivos económicos para que la guerra no pare nunca

Tenemos que aceptar, con sinceridad (con corazón), con honestidad (honor) que los mexicanos somos muy poco capaces de obtener satisfactorios resultados en esta cruenta guerra con el crimen organizado (hasta ayer llevábamos contabilizados conservadoramente alrededor de 17 mil muertos en el sexenio del presidente Felipe Calderón, muchos de ellos sin deberla ni temerla. Y en Ciudad Juárez, pese a la intervención personal del mandatario y a los operativos militares, la violencia no amaina.

El asesinato de dos jóvenes universitarios, a quienes calificaron a priori como “zetas”, los sicarios más impíos, hace unos días, en los alrededores del campus del Tecnológico de Monterrey, en Monterrey, fue producto de la inconsciencia con la que actúan las fuerzas militares y policiacas en los operativos. No somos capaces, ciertamente. Ya era hora de que hubiésemos obtenido buenos resultados, pero vamos de mal en peor. La gota que derramó el vaso fue el asesinato de los empleados del consulado estadounidense en Juárez, el sábado 13 de marzo, que ocasionó la indignación personal del presidente Barack Obama, a quién obviamente le parecen más importantes las muertes de sus empleados con los 17 mil muertos de todo el sexenio. Y este hecho ocasionó una invasión de agentes de la Drug Enforcement Agency (DEA) y del FBI para realizar ellos personalmente las investigaciones en torno a los hechos, porque no confían en las autoridades mexicanas, que se quedaron calladas ante la decisión de Washington de intervenir en la política interna de México, en nuestro propio territorio.

Esta masacre provocó que el gobierno estadounidense tomara consciencia de la gravedad de la situación, pues los asesinos, sea el que fuere su origen, sus padrinazgos, su genealogía, tocó ya las fibras íntimas del Imperio y amenaza con expandirse en ese territorio meridional. Esta situación prácticamente obligó al gobierno de Obama a decidir la celebración de lo que se llama la Segunda Reunión de Alto Nivel del Grupo Consultivo México-Estados Unidos sobre la Iniciativa Mérida, que se efectúa hoy martes en territorio mexicano y en la que los participantes de ambos países, bajo la batuta de los emisarios de la Casa Blanca, analizarán la evolución de ese proyecto de apoyo a las autoridades mexicanas en su lucha contra las bandas criminales y del narcotráfico, iniciativa que hasta ahora no ha funcionado por la desidia de los funcionarios encargados de ponerla en marcha y por la falta de presión de los personeros del gobierno mexicano.

Encabeza formalmente, protocolariamente, el encuentro del Grupo de Alto Nivel la secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Patricia Espinosa Castellano, pero en realidad la que llevará la voz cantante es la secretaria de Estado de Estados Unidos de Norteamérica, Hillary Clinton. El objetivo de la reunión, en la que participan funcionarios estadounidenses y mexicanos, es revisar los avances en la materia durante 2009 y lo que va de 2010. Pocos avances, ciertamente, si no es que retrocesos.

De acuerdo con información del Departamento de Estado de Estados Unidos y de la cancillería mexicana, por Estados Unidos también intervendrán los secretarios de la Defensa, Robert M. Gates, y de Seguridad Interna, Janet Napolitano, así como el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Michael G. Mullen. Está programado que asista también el consejero presidencial de Seguridad Interna y Contraterrorismo, John O. Brennan; el asesor de la Secretaría de Seguridad Interna para Inmigración y Aduanas, John Morton; el director de Seguridad Interna, Dennis Blair, y el viceprocurador, Gary Grindler. Estarán además el director adjunto de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, Adam Szubin, y la subdirectora para Control de Oferta de la Oficina Nacional de Control de Drogas de la Agencia Antidrogas (DEA), Michele M. Leonhart. O sea que el asunto del asesinato de los empleados consulares movió a todos los miembros de la plana mayor del gabinete de seguridad del vecino país.

Creo que ni para la invasión de Irak, ni para elaborar la estrategia de la de Afganistán se reunieron todos. Por el gobierno de México –con enorme desventaja- estarán en la reunión los secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont; de Seguridad Pública, Genaro García Luna; de Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván; y de Marina, Mariano Francisco Saynez Mendoza, además del procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez. Se trata de la segunda reunión formal del Grupo Consultivo de Alto Nivel, luego de la celebrada en Washington en 2008. Hasta el momento, Estados Unidos ha aprobado un presupuesto para la Iniciativa Mérida de mil 351 millones de dólares, aunque no se ha entregado todavía la totalidad del equipo o los recursos.

Sin embargo, el gobierno de Barack Obama ya solicitó 310 millones de dólares adicionales para esa iniciativa en la petición presupuestal de 2011, que entrará en vigor el 1 de octubre próximo. De acuerdo con información de la cancillería mexicana, la Iniciativa Mérida tiene como objeto promover la cooperación entre los dos países conforme a los principios de autodeterminación, no intervención, igualdad jurídica y respeto a la integridad territorial. De manera explícita ha quedado asentado que la iniciativa no faculta a las autoridades de una de las partes a emprender, en el territorio del otro, el ejercicio de funciones cuya jurisdicción o competencia estén exclusivamente reservadas a las autoridades de esa otra parte. Ojo.

Entonces por qué en el caso de los asesinatos de Juárez, la DEA y el FBI suplantaron a los investigadores mexicanos en nuestro propio territorio. Mary Anastasia O’Grady, analista de “The Wall Street Journal”, coincide con nosotros cuando afirma, en un artículo publicado ayer lunes, que la guerra contra las drogas está condenada al fracaso, no obstante reuniones de “alto nivel”. El hecho de que Estados Unidos reconozca este problema compartido es algo saludable. Pero lo más probable es que las buenas noticias lleguen hasta ahí. La violencia a lo largo de la frontera se ha disparado desde que el presidente de México, Felipe Calderón, decidiera enfrentar a los carteles ilegales de narcotraficantes que operan en la región. Cerca de 7.000 soldados patrullan Ciudad Juárez, una urbe de aproximadamente un millón de habitantes. Sin embargo, ni siquiera la militarización ha logrado que reine la paz.

La razón es simple: el origen del problema no es la oferta mexicana. Es la demanda estadounidense unida a la prohibición. Es dudoso que esta realidad se reconozca durante la reunión del martes. La industria de la guerra contra el narcotráfico, que incluye tanto al sector privado como una gigantesca burocracia gubernamental consagrada al "cumplimiento de las normas", tiene un enorme incentivo económico para que la guerra se siga librando. Ambos grupos tienen una influencia sustancial en los círculos políticos de Washington. Por lo tanto, es probable que prosigan los planes para convertir a Ciudad Juárez en un estado policial con la promesa de que más armas, tanques, helicópteros e informantes logren que los gánsteres mexicanos sigan metiendo las drogas por las narices de los estadounidenses.

analisisafondo@gmail.com

lunes, 22 de marzo de 2010

570. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Morelia
Michoacán.
México.

¿CUÁNTO VALE UNA VIDA...?

MIGAS...SÓLO MIGAS

Miras la distancia y las horas,
cosas que a diario nos separan,
cosas sin mucho remedio
simples fronteras de la vida,
miras la distancia y suspiras,
casi de manera involuntaria,
sólo por que sí, murmuras, pides
migas, al menos migas.
Algo de amor para tus días,
capacidad de soñar, volar
por una vez más sentirte viva.
Detrás de tu sonrisa, amor
salen tus manos a mis manos en busca;
sale tu aliento tras mis labios en pos,
desde la distancia, amor
mis labios murmuran, imploran...
migas amor...al menos migas.

eliseo.

Lo que nos faltaba, resulta que ahora ya estamos formalmente controlados por los intereses del gobierno de los Estados Unidos, hasta hace una semana era un secreto a voces, se sabía que los intereses de ese gobierno se resolvía de manera directa con el nuestro, pero regularmente guardando ciertas formas. Pero resulta que después de la muerte, asesinato de tres norteamericanos, al parecer ejecutados por el crimen organizado las cosas se han modificado de manera diametral; es más, ni siquiera en Afganistán han puesto tanta atención , ni en Irak, pues en el caso de los asesinados en Juárez se han movilizado todos los altos funcionarios de Estados Unidos , mientras la prensa de allá se alarma y comenta que definitivamente México está fuera de control, y de alguna manera están justificando una intervención enérgica de su gobierno.

Por supuesto, ante esta emergencia, la presidencia de la república emitió una enérgica condena; al tiempo que prometió usar todos los argumentos posibles para dar con los culpables, acto digno de elogio, y que habla muy bien de Felipe Calderón y su equipo de asesores. ¡Qué bueno que se reacciona ante tanta violencia y desorden, de esta manera hay esperanzas de que el problema sea resuelto a la mayor brevedad! Pero el conflicto ya está desatado, y se tendrá que sufrir para detener todo esto.

Solamente que hay una cosa más, resulta que el mismo día en que fueron ejecutados, desafortunadamente, estos tres norteamericanos, en la misma ciudad fueron ejecutadas varias personas más, y en el país fueron más de ¡50!... sí, más de cincuenta personas que seguramente tenían familia y aspiraciones como los ciudadanos americanos, pensemos en hijos, pareja, padres, amigos muchas ganas de vivir... ¿y qué cree...? pues que por desgracia estas personas apenas valieron...merecieron un comentario en la prensa nacional; ninguno por parte de presidencia, ni de sus oportunos asesores, que en el caso de los norteamericanos fueron y estuvieron tan oportunos.

Efectivamente en la prensa nacional se habló de una cantidad espantosa de ejecutados, pero solamente se habló de una cantidad; por ejemplo en la matanza de Acapulco ese día, mientras la gente chapoteaba en las playas, en las calles había una guerra, en la que una señora que abordaba un taxi, simplemente recibió uno o varios disparos...que importa, al final lo penoso es que murió, pero eso no fue relevante; y por todo el mundo se habló de los tres ciudadanos americanos asesinados...¡el día que murieron más de cincuenta mexicanos!

Vuelvo a la pregunta original... ¿Cuánto vale una vida...?

Un alumno me comentó...hoy te matan hasta por dos mil pesos..., yo le comenté, que hasta por una mirada inoportuna y desdichada; o porque no aceptaste tomar una copa con determinada persona.

La vida no tenía precio originalmente, hoy parece que es una mercancía más del mercado, lo fantástico del ser humano es que cuando se lo propone puede ser todo lo grandioso que se imagine; lástima que de la misma manera puede ser lo peor que le puede pasar a la naturaleza. Lo que nos ha demostrado este evento lamentable, es que no nos hemos equivocado cuando hemos afirmado que en México la discriminación está a la orden del día, que sin duda sí hay personas d primera, segunda y tercera; ya ve usted cuando le hemos mencionado el caso de las indígenas presas, sólo bastaría una orden desde Los Pinos para evitar el atropello que se comete contra Teresa y Alberta, pero son indias, pobres y mexicanas, así no se puede hacer mucho por ellas, pues entra a la clasificación de ciudadanos de tercera.

Lástima que no son ciudadanas norteamericanas, hace tiempo que se les habría ofrecido una disculpa pública, y al más puro estilo americano, una jugosa indemnización. ¡Qué pena por ellas, no puedo hacer algo más, sólo soy un obscuro escritor que lo menciona, lo siento por ellas!

Y así, la vida sigue con problemas y alegrías; recuerde que la vida vale el gusto que usted tenga por vivirla, no espere que otros se lo reconozcan, disfrútela, vívala cada momento es suyo de manera indudable.

Un abrazo.

569. REPORTE -Z-






Por Rafael Gomar Chávez
Filósofo y periodísta analítico.
Desde Zamora,
Michoacán.
México.



1. Ex presidentes privilegiados
2. Multas excesivas
3. ¡Camina, no uses camiones!

La descomposición de todo gobierno comienza por la
decadencia de los principios sobre los cuales fue fundado.

Montesquieu (1689-1755)
Escritor y político francés.

No sabía Montesquieu que los principios no decaen ni se corrompen, es el hombre el que se corrompe al traicionar sus principios. El pensador francés ignoraba que los principios son inmutables, es decir que un principio universal, como el del respeto a la vida, es incorruptible. En México la mafia política ha traicionado sus principios, comenzando por Calderón, el gran traidor, pero sujetos como él no tiene principios, si los tuviera, viviríamos en otra situación. ¿Un hombre de principios? López Obrador, manque les duela.

1. El país de las desigualdades es también el país de los privilegios, no podría ser de otra forma si se toma en cuenta que los mexicanos vivimos bajo el dominio de una mafia insaciable y perversa. La revista Proceso informó que la manutención histórica de las familias presidenciales sumará este año, el año del centenario y del bicentenario, al menos 438 millones 841 mil 767 pesos, sin contar lo que los pillos que nos han gobernado han robado, que debe ser muchísimo más. Esta historia de saqueo y robo descarado no se interrumpió con los panistas, al contrario, resultaron más corruptos que los priistas, es conocida la corrupción de la pareja presidencial y sus familias que de estar en bancarrota terminaron el sexenio millonarios, y Calderón no será la excepción, los medios de prensa libres han comenzado a documentar la riqueza “inexplicable” de Felipe, el de las manos limpias y la conciencia sucia.

La nota de Proceso señala que el costo de mantener a los parásitos ex presidentes no tiene comparación en el planeta, señala que “cuatro ex presidentes disponen de 89 funcionarios cuya nómina durante los últimos 32 años ha costado a los contribuyentes 229 millones 132 mil 248 pesos”, eso sin contar a los 78 militares que sirven a los ex presidentes.

Uno de los ex presidentes, asesino de jóvenes que en cualquier país con vergüenza estaría en las rejas o habría sido fusilado, Luis Echeverría, ha costado a los mexicanos más de 133 millones de pesos.. La muerte de los ladrones no nos salva a los mexicanos de mantener a sus descendientes. La actriz Sasha Montenegro, viuda de López Portillo, sigue mamando del erario a pesar de que el ex presidente ya se pudre en el infierno.

Mantener a esa casta privilegiada es oneroso, y si a eso se agrega el alto costo de mantener a la élite de la mafia política gobernante, a diputados senadores, ministros, gobernadores, alcaldes y sus cónyuges y tantos y tantos parásitos, se comprende que no hay dinero que alcance. Ya el Banco Mundial aprobó un crédito de 1,500 millones de dólares para el gobierno de Felipe Calderón, muchos de esos millones irán a parar a cuentas bancarias secretas, y si no al tiempo. Como no hay dinero que alcance el gobierno de Calderón sacrifica a los mexicanos con un ridículo aumento de 2.50 pesotes al salario, aumentos constantes a la gasolina e impuestos que golpean a los empresarios micro y pequeños.

2. Por estacionarme en un espacio para discapacitados el pasado domingo me levantaron una infracción. Siempre respeto la ley, pero esta vez no me percaté de que había un letrero que reservaba el espacio para discapacitados. Pasé a pagar a la tesorería de Tránsito y me enteré que la multa ascendía a ¡¡¡544 pesos!!! Ah, pero como pagué antes de 15 días, me descontaron el 50 % por lo que sólo tuve que pagar 272 pesos, con todo y el descuento me parecen multas excesivas. Seguro los que imponen las multas no saben lo que es ganarse doscientos cincuenta pesos, los diputados debería de hacer algo para frenar este abuso. Aún así, es mejor pagar en caja que “arreglarse” dejándose morder por el agente. Por cierto, del caso de corrupción que nos tocó presenciar a varios ciudadanos en Jacona, la semana pasada, nada se sabe. Seguramente no pasó nada, veremos si el agente sigue en su puesto, jodiendo automovilistas.

3. Que quieren aumentar el costo del pasaje a 7 pesos en los “urbanos”, qué bárbaros, “boicotear” a los dueños de los urbanos, sería una lección inolvidable, no sólo recibirían su merecido sino que también los médicos verían reducidos sus ingresos, caminar es un excelente ejercicio, ¿porqué no caminar más?

rafael_gomar@hotmail.com