sábado, 22 de mayo de 2010

636. DE LA PLUMA DEL LIC. UBALDO OROZCO PÉREZ

Esta colaboración la envía
Omar Fernando Herrera.
Desde Pajacuarán,
Michoacán. México,
para el:
tenepal de CACCINI

HORA DE RECREO. DESAPARICIONES.

Ubaldo Orozco

Un café después de la hora de la comida en vez de cena. La verdad se les había olvidado que el 16, era domingo. Don Puro no empezó a disculparse como esperábamos sino con la desaparición del Jefe Diego. Por la cantidad de información que trasmitió nos dimos cuenta de que además de leer periódicos pasa gran parte de su tiempo casado con Internet. No ha encontrado algo más útil o divertido para gastar su jubilación.

El político desaparece en su rancho, en Querétaro, con rastros de sangre en el entorno de lo que aquí ya llamamos la escena del crimen, en circunstancias que hacen suponer a la mayoría un secuestro relacionado con el crimen organizado. Pero no hace al caso profetizar sobre lo que pasó y ocurrirá ni sobre todas sus consecuencias. Poco vivirá el que no lo sepa, en lo posible, y no las experimente. Expresó el veterano en plan de pontífice.

Siguió. Los sentimientos que ha despertado la desaparición bien expresan el sentir presente del país. Dolor, temor, satisfacción, júbilo, euforia, solidaridad, tristeza, lamentos, burlas, odio, fatalismo, desconcierto, humanidad, partidarismo, la sensación de que se hizo justicia por un lado y de impotencia contra el crimen por el otro, la confirmación de que México se deshace en nuestras manos, de que pierde la batalla contra el crimen organizado, y la contraria: ya se avecina el fin de guerra, viene el arreglo y la paz. Y otro más: el crimen organizado va perdiendo la guerra por eso ataca blancos civiles; también se da el opuesto: ahora le tocó a uno de ellos, es un aviso, no se puede con el crimen organizado, que se legalice ya la droga, es problema de los gringos, no nuestro, si quieren matarse ellos que lo hagan; hasta se recaudan más impuestos. Ya saben lo que pasó, pero lo están ocultando hasta que sepan la forma de darlo a conocer sin generar pánico nacional. Un ataque a la democracia, ¿no será una maniobra política? ¿Por qué tanto escándalo si se trata de una sola persona? Suena a algo de la familia. Es un pleito entre los poderosos. Es una represalia del narco por un agravio presente. Y falta.

Y desde luego ya nos repasaron una y otro vez la biografía comentada del Jefe Diego. Hombre riquísimo. Político y litigante exitoso o corrupto según quién se exprese. Siempre lucha con todo lo que tiene a su alcance, pero su retiro inexplicado de su campaña presidencial, 1994, cuando iba adelante en las intenciones de voto, ya la tenía en la mano, lo hacen sospechoso hasta a los suyos. Otros dan la explicación puntual: su salud; lo amenazaron; los medios de entonces lo desaparecieron él siguió en campaña; tuvo sus 15 minutos de gloria y ya; nunca se sabrá. O de su carácter: no le teme a la muerte…

No paraba de hablar el viejito hasta que se le ocurrió escurrirse a la sala a ver la televisión aguánteme 10 minutos, nomás veo quién va ganando las elecciones en Mérida y regreso. Preferimos callar mientras volvía, siempre tiene uno derecho a un poco de silencio, de ignorancia, de paz. El tricolor recuperó Mérida después de casi 20 años. Y va barriendo en el estado, dijo al regresar. Ya se habla de impugnaciones. Imposible saber si estaba contento o triste. Ni sus palabras ni su entonación dejaron translucir sentimiento alguno. Era inevitable. También estas elecciones representan el sentir de los mexicanos. Concluyó.

Regresando a la desaparición de Diego Fernández de Ceballos habrá que prepararse para cualquier resultado, sea que venga pronto, o que se lleve mucho tiempo. Meses. Y desde luego desear que regrese sano. Antes que todo.

¿Ya se dieron cuenta de que no ha sido posible explicar el segundo mandamiento? Ya lo olvidaron, desapareció, tienen cabeza sólo para uno, les repito que basta con cumplir el primero para que México inicie una nueva etapa en su vida política. Y sí, el próximo sábado empezaré por pedir perdón, pero no a ustedes, sino a nuestros políticos. Pobres de ellos que están obligados a cargarnos sobre sus espaldas. Y me darán la razón. Claro que sí.

Atiborrado de información y amenazas de todo tipo expreso para no ser vilipendiado:

Disminución inmediata en un 40% del presupuesto de los congresos federal y estatal, de institutos electorales y de los partidos políticos.

jueves, 20 de mayo de 2010

635. DESDE LA SULTANA DEL NORTE.

Lorena Sanmillán
Poeta, escritora y periodista.
Desde Monterrey,
Nuevo León.
México.

Diva morena

Inocente y coqueta. Quien no te conozca, que te lo crea. Sonríes entrecerrando los ojos, con ese gesto tan inherente a tu persona. Parece casual, espontáneo y sin embargo intuyo cómo lo has ensayado. Cuántas horas frente al espejo reafirmándote bonita; tiempo disuelto en la búsqueda del mejor perfil. Exteriorizas una sonrisa: quienes la vemos, interiorizamos una caricia y la hacemos nuestra, súbditos inmediatos de tu encanto.

Ensayas, con habilidad y constancia tu mejor papel, que además te queda pintado, dentro de una partitura inconclusa diseñada al vaivén de un claro afán seductor. Lo natural de tus movimientos hace que tu comportamiento parezca planeado, pero es tal tu esencia que te conduces como si no supieras que estás actuando. Combinas el orgullo y altivez de una diva distante, con la calidez vertida en los abrazos de amiga que incansable repartes.

Ignoras las ansias que provocas y las sigues incitando. Justo ahí reside un vértice de tu maquiavélico atractivo.

Voy sentada a un lado tuyo, en tu coche; tensa y feliz. Metaforizas el trazado de mi destino al controlar el volante con la mano siniestra. Solas tú y yo, sin testigos. Qué miedo tomar la otra mano y qué gran tentación por la cercanía. Adivino que puedo hacerlo, pero un resquicio de prudencia me detiene y entonces permanezco inmóvil, aunque sube la tensión interna. Qué vértigo mirarte a los ojos, desnuda en mi confidencia.

Desvío la mirada para fingir que dentro de mí no pasa nada. Admiro tus cejas, y es evidente el deseo que comienza, renacen las ganas de pasearme por ellas, acariciarlas y redibujarlas sintiéndome creadora de tanta belleza. Mas tu vanidad ya se ha encargado de darles forma. Sólo resta entonces observarlas con respeto, de lejos, las manos quietas, tal como se aprecia la estética congelada que habita los museos.

Algún diseñador, francés o italiano, te ha provisto aroma para ser recordada cada vez que alguien respire y evoque la atmósfera en la cual existes. Una mirada indiscreta –la mía- deambula por tu ropa, que se convierte en continente de las formas de tu cuerpo.

Conversamos, cada una atrincherada en sus diálogos predeterminados. En mis silencios y dentro de mis párpados, imagino la escultura de tu desnudez morena. Suspiro. Comento. Disimulo. Varias dudas arremeten de pronto, ¿y si lo notaras?, ¿y si lo supieras?, ¿y si ya lo sabes?, ¿y si es esto, precisamente, lo que esperas?

Cambias las velocidades de tu coche, observando atenta el camino, ignorándome mientras nada te platico. Abandono mi defensa y me convierto de nuevo en prisionera voluntaria del reflejo de tu mirada suspendida en el parabrisas. Escribo en mi mente estas líneas que no sé si algún día te compartiré o existirán sólo en la pantalla de mi computadora. Es un juego de dos, donde no sé a ciencia cierta si ambas sabemos que lo estamos jugando y esto lo vuelve más excitante.

¿Si algo te escribo y te lo doy, será un tributo, un trofeo de guerra para tu vanagloria de mujer?, ¿si te lo escribo y no te lo doy, seré yo quien se queda con algo?, ¿quién tiene el control?, ¿necesitamos que exista este control? No lo sé, la tentación es el aguijón de mi cobardía. La perspectiva de fracaso infiere seguridad.

Ambiciono reunir todas las palabras que te enteren de mi aprensión, mi deseo. Abrumarte a través de halagos en blanco y negro para llegar hasta ti en medio de una tarde con frío o una noche de calor intenso. Disolver tu indecisión, revestir la soledad que te acompaña. Homenajearte con volcánica ofrenda después de observarte engalanada sólo con el reflejo de la luna.

¿Si me perdiera en tu sonrisa, me mostrarías el camino de regreso?, ¿a dónde envío este beso que hoy no puede descansar en tu cuerpo?

Tengo miedo de dar un paso en falso pero esa es la única manera de jugar este juego. ¿Y si exhibo de pronto mis cartas en la mesa, sólo para enterarme que tú juegas algo distinto? ¿y si escondieras el comodín que en este momento necesito y completas mi jugada? Atreverse. ¿Y si perdemos el miedo y nos dejamos fluir? ¿Habrá manera de equivocarse y continuar? Qué locura pretender darte una lección cuando eso significa caer en tu trampa.

Quisiera que descubrieras tus alarmas, las encendieras y al encontrarme en mi delito pusieras el alto, pero al mismo tiempo me siento observada y veo cómo disfrutas cuando actúo pensando que no puedes verme de intrusa en tu territorio minado. No muevo ninguno de los cascabeles porque dentro de tu estrategia ya los has silenciado. No he pasado los límites porque desde siempre los tienes bien marcados. Y tan oronda, invitas lo mismo que impides. No sé cuánto tiempo más me podré contener.

Dos manos, llenas de lujuria e imposibilitadas para recorrerte. ¿Cuántas, cuántas caricias le caben a tu piel? Esa es la incógnita que jamás resolveré. Tal vez nunca suceda, o quizá ocurra tantas veces que hasta llegaré a perder la cuenta. No lo sé. ¿Lo sabes tú? Dos ojos, una mirada, que no entiende tu código para informarte cuánto y cómo eres deseada.

Y todo esto pasa, mientras muerdo la frustración de que no sucede nada. Tú tan mujer, plena, morena preciosa dulce y arrogante coqueteando conmigo sensible vulnerable y cautiva. Y nada sucede, porque resulta que para ti sólo somos amigas.

Lorena Sanmillán

Tan bello es caer a tus pies... MB

martes, 18 de mayo de 2010

634. ANÁLISIS A FONDO

Monterrey, ¿cosecha tempestades?



Francisco Gómez Maza

• La incertidumbre y el miedo de la clase política
• Sin novedades de DFC, a las primeras horas de ayer

Los integrantes de la clase política, particularmente del Partido de Acción Nacional están conmocionados porque, hasta el momento de redactar este análisis, la moneda estaba en el aire sombrío de la incertidumbre. Nadie sabía absolutamente nada, menos los servicios de inteligencia del gobierno, de la suerte de “el Jefe” Diego Fernández de Cevallos, quien fue raptado, levantado, y quizá ejecutado, por quien sabe qué mafia, si del crimen organizado, si de las guerrillas izquierdistas, si de qué… Una sospechosa desaparición en momentos en que se preparaban las elecciones en varios estados del país.

Este domingo, esperadamente, el Partido Revolucionario Institucional volvió por sus fueros en el bastión más fortificado del partido gobernante, Mérida, y le cortó casi 20 años de hegemonía en la presidencia municipal de la llamada “Blanca Mérida”, tierra de prominentes panistas, entre ellos el inmemorial Carlos Castillo Peraza, mentor del actual presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa, quien parece que no le aprendió mucho a inolvidable “Piolín”.
Huele extraña la desaparición de Fernández de Cevallos, el poderoso abogado que muchos han calificado como un hombre sin escrúpulos; co-partícipe, con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, el llamado por sus adversarios “El Innombrable”, en el complot en contra de Andrés Manuel López Obrador, para pararlo en su entonces prometedora carrera hacia la presidencia del país.

Ayer decíamos que la desaparición, secuestro o ejecución del abogado, ex senador, ex candidato a la presidencia, era un icono de la posición del crimen organizado y no organizado frente al Estado mexicano y un mensaje clarísimo a los barones del poder, concretamente al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, socio de Fernández de Cevallos, y al presidente Calderón, que ya empezaron a sufrir los “efectos colaterales” de los ataques frontales de esa “ridícula minoría” que para ellos es la delincuencia organizada y las bandas de narco traficantes.

La mayoría de los periódicos del mundo registraron el hecho, la madrugada de este lunes, tanto en Estados Unidos como en Europa. Los comentarios de quienes escriben comentarios en la prensa impresa de la ciudad de México hicieron otro tanto y las cosas no se quedarán calmadas en tanto no se sepa la suerte del prominente panista desaparecido. Pero, ojo, que la soberbia no enceguezca ni ensordezca a la dirigencia del país, ni a la del PAN. El hecho es un claro mensaje tanático de poderes institucionales o fácticos que no están dispuestos a perder sus posiciones ya sea en el mercado de las drogas, de la trata de personas, de los secuestros, de las ejecuciones, o en el mercado de la politiquería, de la conservación de posiciones de poder. Yucatán puede complicarse. Los panistas yucatecos se irán con toda impavidez contra el órgano jurisdiccional que organiza los procesos electorales e inclusive es posible que desconozca el triunfo priísta cueste lo que costare. Y mientras tanto, la guerra de la delincuencia organizada y el narcotráfico es plata o plomo, muerte o muerte. Fernández de Cevallos no será el primero y último hombre prominente de la derecha, objetivo de los criminales o quizá de las guerrillas. Hasta ayer lunes por la madrugada, ningún grupo, ninguna organización delictiva se había atribuido la autoría de la desaparición. La incertidumbre y la zozobra reinaban en Los Pinos y en el búnker panista de la media clasera colonia Del Valle, al sureste de ciudad de México.

Las autoridades ministeriales del estado de Querétaro fueron desplazadas por las federales en las investigaciones del paradero del panista. Pero no tienen pistas, o por lo menos no pueden darlas a conocer a la opinión pública. Mientras, el hecho, condenable desde cualquier punto de vista que se quiera, es un mal fario, un sombrío augurio del futuro que ya nos ha alcanzado. Pero estamos cosechando lo que sembramos. Quien siembra vientos cosecha tempestades.

En Monterrey, la ciudad más rica de México, están sintiendo los efectos de la guerra anti drogas, el precio – como lo advierten en un análisis del lunes Los Angeles Times y el Chicago Tribune, la lujuriosa ciudad meridional quizá está pagando el precio de tolerar la presencia de traficantes de drogas durante tantos años. Ahora, "la seguridad se ha colapsado”. Las familias de los capos de la droga se aprovecharon de las mejores escuelas del país y hospitales lujuriosos y el establecimiento se hizo de la vista gorda, y mucha de la riqueza fue producto del blanqueo de dólares de las ganancias del comercio ilícito de las drogas. Ahora, las organizaciones de traficantes de drogas, además de expandir su poder mortal por todo el país, han puesto de rodillas a los regios, como a ellos gusta que les califiquen, aunque su gentilicio sea regiomontanos.

Y mientras las autoridades ha perdido el control, la élite empresarial y los residentes de la llamada “Sultana del Norte” se muestran sumamente preocupados por el presente y más por su futuro a merced de la violencia desplegada por poderes fácticos e institucionales. "La tradición de una tranquila Monterrey ha terminado", ha reconocido Gilberto Marcos, empresario textilero miembro del consejo que asesora a los ciudadanos del estado en materia de seguridad.

El que no quita el dedo del renglón, a pesar de todas las turbulencias que se generan en torno suyo es Mauricio Fernández Garza, el alcalde de San Pedro Garza García, municipio conurbado con Monterrey, quien ha confirmado que aún tiene informantes pagados, cuyos antecedentes desconoce, y admitió que, a pesar de las críticas que recibió por pagar a Alberto Mendoza Contreras, apodado “El Chico Malo” y quien resultó ser el jefe de Los Beltrán Leyva en ese municipio, tomó la decisión de mantener el esquema de confidentes, de soplones, como usted los quiera llamar, en el que otorga recompensas a quien aporte información considerada útil para el combate a la inseguridad. Y Monterrey es un icono del boom de la violencia criminal, porque es el punto neurálgico en el que confluyen poderes institucionales y fácticos con un mismo objetivo. En este contexto debe entenderse el desplante de la mafia o del grupo, o de los individuos, o del individuo que desapareció a Fernández de Cevallos. El senador panista, Hugo Laviada, denunció el sábado que fue amenazado de muerte, a raíz de que denunciara siembra de pruebas y tortura contra brigadistas del PAN, quienes fueron detenidos luego de denunciar venta de despensas por parte del PRI, en la Blanca Mérida.

analisisafondo@gmail.com

633. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Morelia,
Michoacán.
México.

QUIMERAS DEL MERCADO Y CHAPUZAS DEL ESTADO

ME DUELES...

Mientras la tenue lluvia,
que acompasada desprende,
desde este nervioso cielo,
pienso..., siento..., digo,
me dueles amor, por que me dueles.
Si me sonríes me dueles,
si te deseo desespero,
si te acercas y me tocas,
si me insinúas un beso,
tan sólo por eso amor, por eso
me dueles y me sublimas
me haces tocar el cielo.
Me dueles amor...por eso.
Me dueles si por ti muero
Me dueles si por ti vivo,
cuando me alejo y pervivo
arañando tu recuerdo,
cando me agarro al los filos
cuando me sangran las manos,
de amor y olvido me dueles,
y por que me dueles vivo.

eliseo.

POR DESGRACIA.- Los mercados nacionales están de cabeza; la especulación se enseñorea de las variables fundamentales de estos se encuentran desordenadas a tal grado, que la especulación va convirtiendo a la economía objetiva en mera "economía casino" o economía subjetiva, donde la producción pasa a segundo término, y lo que predomina es la manera en que se maneja la información, y en no pocas ocasiones la desinformación. Citemos un ejemplo, los mercados financieros, por medio de las calificadoras empujaron al gobierno griego a una trampa en la que se encuentra atascado, y con pocas posibilidades de salir adelante, la táctica fue simple, le ofrecieron una calificación como economía, digamos que buena, apta para seguir endeudándose alegremente, mientras lo hacía con ellos, y a los intereses que le fijaban; todo estaba bien, mientras ambas partes salían de acuerdo; pero cuando las finanzas públicas helénicas demostraron una baja recaudación frente a las necesidades administrativas, entonces, los mismos que calificaron a esta economía de confiable se encargaron de anunciar "urbi et orbi", que Grecia estaba en problemas de liquidez, que no podría cumplir con sus pagos, y que su deuda estaba entrando en una franja llamada de nivel "basura".

Así es la economía casino, George Soros, el mega millonario especulador (Húngaro de nacimiento, y nacionalizado norteamericano) dice que cada vez será menos posible proteger los mercados nacionales de los tiburones como él, que su única función dentro de la economía mundial es la de mantener en vilo las expectativas de los ahorradores que ilusamente se imaginan que cualquiera puede entrar a la bolsa, jugar, ganar y salirse tan campante, si así fuera, estaríamos ante una figura altamente saludable para las finanzas familiares, y la democracia de la economía, señala tanto en su libro La Sociedad Abierta en Peligro; como en: La Crisis del Capitalismo Global; y en La Burbuja de la Supremacía Norteamericana; en cada uno de los tres estudios nos repite sistemáticamente que debemos desconfiar de los mercados y la globalización; de alguna manera nos manda el mensaje de que el sistema no está diseñado para democratizar a la economía a través de una redistribución de beneficios; y sí en cambio se establece que estamos entrando en un sistema de manipulación sicológica donde, para variar, ganan siempre los mismos, y pierden los de siempre...parafraseando la filosofía del desencanto... "Cuando hay pérdidas, éstas se socializan a través de las Políticas Económicas del Estado, de tal forma que todos los ciudadanos paguen el costo a través de impuestos, recortes a sus salarios, y prestaciones (que es lo que está decretando Grecia y España hoy, e hizo México en 1987 y en 1995), mientras que cuando hay ganancias, éstas son para un reducido numero de empresas muy grandes y de un selecto grupo de especuladores. Es decir, las ganancias se privatizan....y las pérdidas se socializan... (¿¡?!).

QUÉ PENA.- Recibo correos de jóvenes exalumnos o simples conocidos que me comentan que están buscando empleo y que se dan cuenta que es solamente un discurso lo de la creación de muchas fuentes de trabajo, según el discurso de la presidencia de la República, me dicen que asisten a las ferias del empleo y que lo único que se les ofrece, es lo que aparece cada día en el aviso de ocasión: ventas....ventas....y más ventas; algunos molestos justifican su enojo y desencanto, sentenciando... y luego no quieren tanta venta de cosas en la calle, piratería, o droga.

El peor comentario que podemos hacer los que aun tenemos empleo es el de ignorar todo esto y hacer como que a nosotros no nos importa, como si estuviéramos a salvo del riesgo de caer en la franja de los desempleados....recuerde....LOS CARNICEROS DE HOY, SERÁN LAS RESES DE MAÑANA (perdón, no recuerdo la cita bibliográfica, no intento robar el crédito), es de muy mal gusto que el Estado y la administración pública se ocupe más de presumir los empleos que está creando que los que faltan, que presuma que este año se lleva una cifra histórica, mientras que la calle se llena de solicitantes de empleo de todos los niveles.

POR CIERTO.- Tenemos una Política Económica tan maquillada, que las cifras de desempleo son de las mejores del mundo....son de la tres mejores de la OCDE, por tanto tenemos que cuidarnos de la avalancha de migrantes que van a llegar de Europa, Estados Unidos, Canadá; los chinitos; y ni qué decir de los centroamericanos, si es verdad lo de las cifras, entonces se nos va a llenar el país de inmigrantes que vendrán a buscar el "sueño mexicano".... ya sabe..., los grandes salarios mínimos de 55 pesos, o los salarios profesionales de cuatro mil a diez mil pesos mensuales... ¡tenemos que estar preparados para ver como detenemos tanta gente que vendrá de otros países! claro, si no fuera una vil jalada de las cifras oficiales que se encargan de maquillar el desempleo real del país, que en lugar de estar en el rango de 5.5% anda por el 20% (escondido y disfrazado en la expulsión de mexicanos a los Estados Unidos, en el subempleo y la eliminación que hace el INEGI de ciertas personas al ser encuestadas.

La realidad es más penosa de lo esperado, los mercados financieros están dominando, pero no generan empleos, es dinero especulativo, golondrino que no se establece y produce bienes, empleos e impuestos.

Por otro lado, la política económica internacional es totalmente errática: se parte de integrar al mercado nacional hacia el exterior antes de organizar sus fortalezas y atender sus debilidades. Hoy China tiene la política de generación de consumo hacia adentro, donde está aplicando la política de consumir lo nacional y apoyar a quien lo haga. De esa manera refuerza lo hecho en China, apoya a la familia media baja, con bonos de consumo a cambio de compras de bienes hechos en su país. mientras Obama tiene una campaña intensa con el slogan de CONSUMA PRODUCTOS AMERICANOS. Mientras estas dos potencias comerciales se ocupan y preocupan por su mercado frente al resto del mundo; nosotros estamos afanados en buscar más tratados comerciales, sin saber las posibilidades reales de los mismos, ya que se escucha poco a los empresarios, y solamente se les echa al río de la competencia internacional.

POR ÚLTIMO.- Qué pena que la inseguridad se incrementa cada vez, y desnude la discriminación que predomina en nuestro país y gobierno en turno; hoy sufrimos a nivel nacional por el secuestro de Fernández de Ceballos, que en sí mismo es condenable el suceso y nunca debemos acostumbrarnos a este tipo de atropellos a la libertad del ciudadano, sea quien sea. Pero este es el mismo gobierno que hace un año tomó presos a un buen número de michoacanos notables, aprovechando los dias electorales, a un año de su encierro los han ido dejando libres, pero no quieren presentar una disculpa pública...., como es el caso de las indígenas Teresa, Alberta y Jacinta, les robaron un pedazo de sus vidas, pero no conmueven a las televisoras y la presidencia, para informarle a los mexicanos que fueron secuestradas, sin pruebas en contra, y maltratadas.

Qué pena que en nuestro México el racismo siga tan fuerte y en crecimiento; sin embargo, jamás aceptemos atropellos como el que sufre el tristemente célebre Fernández de Ceballos, no hagamos leña de quien está en desgracia, recuerde... LOS CARNICEROS DE HOY...

Un abrazo y hasta siempre.

lunes, 17 de mayo de 2010

632. PEÑA NIETO

PEÑA NIETO "EL GOLDEN BOY DEL ESTADO DE MÉXICO"


Por Denisse Dresser.

El copete acicalado. La sonrisa diamantina. La novia famosa.. El Gobierno dadivoso. La publicidad omnipresente. La pantalla alquilada. La alianza del guapo y los corruptos. Los componentes centrales del modelo de competencia política que el PRI construye y con el cual logra ganar. Los ingredientes fundamentales de la estrategia que el PRI despliega y con la cual logra arrasar.

Una ecuación cuidada, perfectamente planeada: cara bonita + dinero + televisoras + publicidad + PRI dinosáurico = triunfo electoral. Una fórmula concebida en el Estado de México y ahora instrumentada exitosamente a nivel nacional. Una fórmula patentada por los artífices de la "experiencia probada", en busca de algo que puedan vender como "nueva actitud". El modelo bombón. El modelo "Golden Boy". El modelo Peña Nieto.

Con resultados a la vista y confirmados en esta elección. Distrito tras Distrito, Presidencia municipal tras Presidencia municipal, Diputación tras Diputación, Estado tras Estado. Corredores azules que se vuelven tricolores; bastiones panistas que pasan a manos priistas; territorios del PRD que dejan de serlo. Guadalajara y Zapopan y Cuernavaca y Toluca y Ecatepec y Tlalnepantla y Atizapán y Naucalpan. Tan sólo en el Estado de México, el triunfo en 40 de 45 distritos electorales.

El PRI, beneficiario del voto de castigo por una economía que se contrae más del 7 por ciento. El PRI, beneficiario de la inseguridad que la popularidad presidencial no logra remediar. El PRI, beneficiario de un PRD que se devora a sí mismo y un PAN que se traiciona a sí mismo. Pero más importante aún, el PRI beneficiario de la mejor inversión que ha hecho en tiempos recientes: la campaña publicitaria permanente que lleva a miles de mujeres a exclamar - en mítines de campaña - "Peña Nieto bombón, te quiero en mi colchón".

El "Astro Boy de Atlacomulco", una criatura concebida por la dinastía política más importante del País que ahora busca dominarlo de nuevo. El político Potemkin, producto de un entramado de intereses políticos y empresariales que combina la modernidad mediática para llegar al poder, con los viejos métodos para ejercerlo.

El mexiquense metrosexual construido con carretadas de dinero: por lo menos 3 mil 500 millones de pesos en cuatro años de autopromoción mediática descritos por Jenaro Villamil en su nuevo libro "Si yo fuera presidente: el reality show de Peña Nieto". El posible candidato presidencial, seleccionado, asesorado y adiestrado por personajes como Arturo Montiel y Alfredo del Mazo y Carlos Salinas de Gortari y ejecutivos de Televisa y muchas manos más que peinan el copete. Venden el producto. Posicionan la marca.

Enrique Peña Nieto, emulando a diario la estrategia salinista basada en la inauguración de grandes obras y el cumplimiento de pequeños compromisos. Promocionando a diario la lista de libramientos construidos, tractores regalados, apoyos económicos entregados.

Ejemplo de lo que Octavio Paz llamó el "Ogro Filantrópico"; ese Estado que no construye ciudadanos, sino perpetúa clientelas. Millones de mexicanos educados para vivir con la mano extendida, parados en la cola, esperando la próxima dádiva del próximo político. Como los 9 mil que se aprestaron a celebrar el cumpleaños de Mario Marín hace unos días y los 200 que hicieron cola para abrazarlo. Como aquellos para quienes la corrupción se vale cuando es compartida. Como aquellos que volvieron a votar por el PRI en el Estado de México, a pesar de las marrullerías de Arturo Montiel y las marometas llevadas a cabo por su sucesor para encubrirlo.

Enrique Peña Nieto, actor de un espectáculo continuo, perfectamente producido, escenificado y actuado en la pantalla más grande del País. El candidato de "El Canal de las Estrellas" que hasta novia le consiguió. El candidato que las televisoras hacen suyo y se encargan de edificar. Con promoción política disfrazada de infomercial; con paquetes publicitarios que incluyen la compra de entrevistas en los principales noticieros; con la cobertura de un romance que recibe más atención que la guerra contra el narcotráfico; con el silencio televisivo que se guarda sobre el caso de Atenco o los feminicidios en el Estado de México o cualquier tema controvertido que podría evidenciar las fauces del joven dinosaurio.

Hay un Plan de Trabajo que Televisa ha puesto en marcha y cuyas instrucciones Peña Nieto sigue al pie de la letra: te doy la pantalla desde la cual propulsarte y me das una Presidencia a la medida de mis intereses. Un trueque permanente de favores, dinero, gestión política a cambio de impunidad y promoción mediática.

Como advierte Julio Scherer García, la fórmula Peña Nieto es sencilla: comprar el tiempo en la televisión, corromper y corromper, mentir y mentir, aprender que a los aprendices se les puede y debe aprovechar. Todo para apoyar al joven muñeco, atractivo por su presencia física, a costa de la inteligencia y la pulcritud moral. Todo para que el poder regrese a las manos de la mafia. Todo para que el PRI vuelva a Los Pinos.

Denise Dresser

631. LA DESAPARICIÓN DEL "JEFE"

Fuente:
15diario
Francisco Gómez Maza

• Ubinam gentium summus, Catilina!: Cicero
• México, en el más grave riesgo de la historia

Era de esperarse. La debilidad del gobierno del presidente Felipe Calderón solamente él no la reconoce. Todos los actores políticos, los analistas, los observadores independientes, conscientes, profesionales, vienen mirando, desde que le declaró la guerra al narcotráfico, un futuro sombrío para el país, un futuro sin rumbo ni destino, inmerso en un mito de democracia sin paralelo. El Presidente tiene, si quiere concluir su gobierno en paz, que escuchar las voces analíticas, críticas, que no son opositoras a él, que no quieren que renuncie, que quieren que el tejido social se reteja, que quieren que pase a la historia como un gobernante que le enseñó al PRI – la dictadura perfecta – a servir a los ciudadanos, que le dicen que la guerra no tiene salida, que es una proyecto perdido de antemano.

Ha llegado a tal grado la descomposición social y política como lo prueba la desaparición, muy probable secuestro, y esperamos que no ejecución, del llamado “Jefe” Diego Fernández de Cevallos, lo que quiere decir que la confrontación es a ganar o a morir. Y el gobierno, con todo su aparato militar y policial, lleva las de perder, porque el enemigo es muy poderoso, ya que no es independiente, no es autónomo, sino que está avalado, impulsado, armado, financiado, no sólo por las ganancias del tráfico de estupefacientes, sino por el sistema financiero mundial y concretamente estadounidense, y por personajes de la política mundial, que juegan con toda su conciencia a apoderarse del mundo, y uno de sus caminos es el negocio del narcotráfico, como lo ha denunciado en repetidas ocasiones el colega Daniel Estulin, en sus investigaciones acerca del poder y de las estrategias y tácticas del dia-bólico Club Bilderberg. La guerra de Kosovo es el más claro ejemplo. Fue una guerra para proteger las rutas del narcotráfico, como lo asienta Estulín en su impresionante reportaje Los Secretos del Club Bilderger, convertido en libro y un bestseller mundial.

El asesinato del candidato del PAN a la alcaldía de Valle Hermoso, Tamaulipas, José Guajardo Varela, y ahora la desaparición de Fernández de Cevallos son dos hechos lamentables, que nos están revelando que mucho está podrido en México, mucho está podrido en la estrategia contra el crimen organizado, que no dará un paso atrás ni para tomar aliento. Y toda esta podredumbre – no hablemos ya de la muerte de los 49 pequeñines en el incendio de la guardería ABC, ni del asesinato aún no aclarado de los dos estudiantes de excelencia académica del Instituto Tecnológico de Monterrey, ni del asesinato de los niños en Durango, o de los jovencitos que celebraban un cumpleaños en un centro de diversión de Ciudad Juárez, ni del asalto a la caravana de observación internacional de los derechos humanos en San Juan Copala y tantos y tantos asesinatos. Hasta ayer la guerra declarada había cobrado por lo menos la vida de cuatro mil personas en lo que va del año y casi 24 mil en lo que va del sexenio calderonista, con sus “daños colaterales” de muertes de personas inocentes (aunque no está claro si los del otro bando son bandas de sicarios del crimen organizado, porque no se investigan, o son qué…). Y recordemos que el estallido estudiantil de 1968 en París ocurrió tan sólo por un estudiante asesinado por la policía.

Ubinam gentium summus! Quam rei publica habemus! clamó Marco Tulio Cicero, en el Senatus Romanus, en sus clásicas Catilinarias, ante el asesinato del emperador. Esta misma exclamación podemos aplicárnosla a los mexicanos. Quousque tandem abutere, Catilina, patientiam nostram? quam diu etiam furor iste tuus nos eludet? quem ad finem sese effrenata iactabit audacia? La paciencia tiene límites y los acontecimientos sangrientos, mortales, injustos, están ya rebasando la paciencia de la gente, que mira aterrorizada como caen como moscas presuntos integrantes del crimen organizado – presuntos porque no me atrevería a afirmar que lo son mientras no se pruebe que lo son -, personas inocentes, mujeres y varones adultos, jóvenes, niñas, niños, recién nacidos y ahora el río sangriento se está desbordando, no porque Fernández de Cevallos sea un hombre, un abogado, un político de renombre, contradictorio, cuestionable, perverso, o de buena fe, que no me toca a mí evaluar a nadie, sino sólo a mí y a mis juicios y actitudes, sino porque es un icono de la clase política. En el fondo, los infortunios que estamos enfrentando son producto de la ausencia de una verdadera democracia participativa, incluyente, no excluyente, en la que los representantes, los servidores, los empleados de la ciudadanía se han constituido en los barones, los señores, los caciques, los dueños del país y mandan de acuerdo a como truenen sus chicharrones, cuando se deben a la gente que votó por ellos y, por tanto, tienen que “mandar” obedeciendo. Pero la soberbia, la ausencia de humildad de los integrantes de la clase política es la que nos está empujando al despeñadero, hacia un abismo prácticamente sin fondo y el país se nos está desbaratando entre las manos.

Ayer fue el candidato panista a la alcaldía de Valle Hermoso. Hoy es la desaparición de Diego Fernández de Cevallos. Quién sigue. ¿Tendremos que afrontar un golpe de Estado militar? ¿Tendremos que afrontar espasmosos actos mediáticos de los grupos guerrilleros de izquierda, como ocurrió con los atentados a las instalaciones de Petróleos Mexicanos hace algún tiempo? ¿Tendremos que afrontar el caos social y económico, tan sólo por la soberbia de quienes en lugar de servirnos, creen que son los dueños de la res publica? Pero ni oyen, ni ven. Tienen el fuego en los aparejos y porfían en una política a todas luces fracasada de antemano. Y las cosas se pondrán peor, porque estamos en tiempos de elecciones y poderes institucionales y fácticos no se atendrán a la legalidad y legitimidad de los comicios, sino que tratarán de imponerse para que el estado de cosas no cambie en beneficio de las grandes mayorías de ciudadanos que ya no ven las suyas, que viven con la faja apretada y el estómago vacío. No. No amigos de la clase política. No va por ahí la cosa.

Este país es un país noble, de ciudadanos que padecen la pobreza estoicamente. Pero que, cuando pierden la paciencia, dios nos libre. Creo que en estos tiempos estamos mucho peor que en la etapa prerrevolucionaria de 1910, cuando los jornaleros eran explotados, excluidos, concentrados en campos de concentración como Valle Nacional, desaparecidos, asesinados, pero ahora tenemos algo peor que es el crimen organizado para trasegar no sólo con las drogas ilícitas, sino con las personas, mujeres y niños, principalmente, y hacer toda clase de negocios turbios, en contubernio con autoridades sin escrúpulos, sin conciencia, movidas exclusivamente por sus intereses personales o de mafia. Es tiempo, mi querido Felipe Calderón; es tiempo de dar un golpe de timón. Si esto no se hace, el presente, ya de por si sangriento, se convertirá en un futuro de desesperación y, dios no lo permita, de un estallido social de catastróficas dimensiones, peor que el “más peor” de los tsunamies.

análisisafondo@gmail.com