viernes, 19 de noviembre de 2010

821. LA PALABRA REBUSCADA

LA DESFEMINIZACIÓN: LA MUJER ESTÁ PERDIENDO SU GLAMOUR

Profr. Pascual Garibay González
Desde Tangancícuaro,
Michoacán.
México.


La mujer es por antonomasia la obra magistral de Dios, sin ella el planeta tierra yacería inmerso en un halo funesto de perenne crespón y congoja, y todo tendría un cariz tétrico y siempre tendería a resarcir su ausencia con ornatos insulsos e hiperbólicos, pero como esto es una falacia, porque la mujer es el ser más bello de la creción, no debemos amedrentarnos pues el Eterno nos ha colmado con esta criatura tan peculiar, que siempre está al pendiente de lo que nos acaece desde que vimos por vez primera la luz del alba hasta que nos valemos por nosotros mismos, y más aún porque siempre se preocupa aunque ya seamos mayores, y esto es pábulo para que el poeta alborozado exclame con voces perennes de júbilo: “si tienes madre todavía dale gracias a Dios que te ama tanto”.

Ahora bien, la celeridad y el vértigo de la ciencia y la tecnología han suscitado en la moderna civilización impulsos tan ingentes, que el hombre petulante ha desafiado al cielo queriendo domeñar el espacio sideral y entronizando su ego en el santuario de su vanidad, ha rayado en la fatuidad personal y en su propia degradación moral; un rasgo que ha singularizado a la ciencia es que con el devenir históricoha prescindido de Dios, ha querido hacer la vivencia de arriscarse en la travesía del mar de la vida, pero sin su Hacedor, y por ende, se ha ensoberbecido tanto que ya casi se hace una apoteosis.

Yo no satanizo ni anatemizo a la señora ciencia, lo que sí censuro es que valiéndose el hombre de las titánicas conquistas que ha realizado desvaríe con complejos megalománicos y se arrogue la omnipotencia que sólo es un atributo divino; tampoco voy a rayar en un pesimismo ramplón, ya que no va por ahí sino que pondré de realce la magna plausibilidad y encomiabilidad de ésta, al secundar al hombre a encontrar nuevos itinerarios para vivir con más facilidades, en el sentido de que antaño no contábamos con tantas oportunidades como ahora.

Pero ya sin ambages, a lo que voy es a que la fémina es hermosa por naturaleza porque Dios, belleza metafísica por antonomasia, al crearla se la participó en grado relativo, y por tal razón bella es; obviamente que la beldad no es física solamente, ya que la venustez del interior se reverbera en el exterior, y es global porque abarca todas las dimensiones de la mujer, y no se vale emitir juicios de valor teniendo como paradigma la mera silueta femenina, pues sería denostarla y reducirla a su condición corpórea y dónde queda entonces todo lo demás.

Y como vivimos en un mundo utilitarista y se valora a la persona por lo que tiene y no por lo que es en sí misma, se pierde la riqueza ontológica que Dios en su esplendidez nos prodigó a plenos raudales al hacernos partícipes de su ser divino, esto viene a menoscabar la integridad de la mujer, y como bien sabe que será calificada o desaprobada dependiendo de su cuerpo, y que si no lo posee escultural o lo menos simétrico que se pueda tendrá que ingeniárselas para presentarlo de una guisa no tan pingüe que le produzca autorechazo.

Y de esta suerte podrá tener acceso a la sociedad de esculturas ambulantes femeninas que por descuidar lo esencial que sería para la mujer su amor, ternura, cariño y sensibilidad, y no el solazarse cumpliendo caprichos y frivolidades a los medios de comunicación que se empecinan en vender sus productos chantajeándolas con el estulto sofisma de que un cuerpo cadencioso y atractivo es sinónimo de felicidad.

Cuando la mujer sin reflexionar en la misión que Dios le ha confiado la sustituye inconscientemente por otra que es trivial, se complica la existencia, y ya no es aquel ser a quien se le confió que impregnara con su ternura y dulzura el ambiente en el que le tocó morar, y algo anda mal, y es que la mujer piensa que la esencia de su ser estriba en un cuerpo sensual y seductor, y no es así, porque si lo tiene no es porque sea esa su esencia, no, pues la sensualidad y la seducción son connaturales e inherentes a su ser y son atributos de su feminidad, pero aquí tampoco reside su esencia femenil, ésta radica en su capacidad desbordante e innata que tiene para amar, pues ella fue favorecida sobremanera, pues como ya comenté, Dios le concedió la gracia de que su vientre fuera morada y santuario donde germinara y creciera la vida.

Como puedes ver, mujer, el hecho concreto de tener un cuerpo fenomenal e imponente no es sinónimo de que seas más mujer que otras, simple y llanamente tienes más resaltados tus glamoures, y a veces una mujer con un cuerpo despampanante se cuida tanto para que no se desvanezca su efigie que ni siquiera piensa en concebir un hijo en sus entrañas, porque lo ve como un daño nefasto para su lindo y cándido cuerpo.

Si se dice que la realización plena de la mujer está en la maternidad, qué se puede afirmar entonces de tales mujeres que sólo están al pendiente de su cuerpo, que son más femeninas o que están denigrando su feminidad por una recalcitrante y estúpida vanidad que se torna un abismo de miseria para ellas.

Otro aspecto que socava y mina el glamour femenino es el uso desaforado de los cosméticos, éstos son buenos pero cuando se hace un uso moderado y tenue, y además va demacrando su piel suave y nívea que sin maquillaje también es bella; los atuendos estrafalarios que más bien masculinizan a la mujer y le usurpan sus embelesos tan fascinantes y extasiantes, pero ni modo, qué le vamos a hacer, ellas deciden y no hay poder humano que las haga claudicar cuando están convencidas de algo.

Hay otro tópico que me intriga atrozmente, y es la cuestión de los aretes, ya no es uno sino que son muchos, y se los colocan en el ombligo, en la lengua, en la nariz, en los párpados, en los oídos, de manera que quedan todas atiborradas de aretes y ya no destilan la misma belleza, y además se los ponen en otras regiones más recónditas de su geografía corporal, y obviamente que esto las hace grotescas y monstruosas, pues pierden su delicadeza y ternura; otra cuestión que nunca he aceptado ni aceptaré son los tatuajes en la mujer, pues si en el hombre se ven asquerosos con muchísima mayor razón en la piel tan tersa y delicada de la fémina, y para ultimar hago alusión al lenguaje que tienen algunas mujeres y me pregunto: por qué si son tan hermosas usan palabras tan soeces e indignas de sus labios tan bellos y tiernos.

Yo no tengo ojeriza hacia ti mujer, al contrario siento desconsuelo porque la obra maestra de Dios se está afeando, el ente más bello está perdiendo su glamour, y yo no puedo hacer nada, sólo contemplar con amargura que tu radiante hermosura se aboca a su ocaso, haz algo al respecto, valórate y recuerda que la belleza no está en los cosméticos sino en la esencia de tu ser, en tu amor, ternura y dulzura que viertas en tu espacio, con tus semejantes. ÁNIMO, SIEMPRE AVANTE.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

820. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Morelia,
Michoacán.
México.


NO ALCANZA CON TENER DINERO...HAY QUE SABER USARLO

MIGAS...MIGAS

A la sombra del recuerdo
como si cualquier cosa, por decirlo
por saber que la vida sigue,
se está bien, mientras no te tengo.
Tu mirada, tu rostro, tus gestos
acompañan las horas del silencio...
¿Volveré a verte... tenerte alguna vez?

eliseo.

Y se aprobó el presupuesto con que se habrá de administrar la vida en sociedad de los mexicanos durante el año próximo (2011), luego de la lucha entre los partidos políticos, gobernadores y legisladores nos queda el amargo sabor de boca de saber que se repite la vieja historia a la mexicana: seguimos siendo UNA SOCIEDAD POBRE CON UN GOBIERNO RICO Y DESLEAL.

Las cuentas se aprobaron una vez que los grupos de poder, más o menos se pusieron de acuerdo, por desgracia entre los arreglos a que se llegó no ayudan a sacar adelante la economía nacional. Numéricamente el dinero aprobado es mucho, al menos en cantidad así aparece, es decir se aprobó un presupuesto de 3’438,895.5 millones de pesos (tres billones, cuatrocientos treinta y ocho mil, ochocientos noventa y cinco millones, quinientos mil pesos) , de manera extendida solamente diremos que la cantidad es muy grande... 3, 438 895 500 000.

Por desgracia el problema real de todo esto es que se volvió a repetir la misma historia de hace muchos años: se le volvió a asignar mucho dinero a la parte de los salarios de los altos funcionarios públicos, de los legisladores, el ejército, y por supuesto de las televisoras. Sí, penosamente, mientras los trabajadores comunes y corrientes nos la pasamos pasmados ante la posible terminación de nuestro empleo, con salarios muy bajos, y esperamos un aumento anual que no rebasa el tres o cuatro por ciento; de golpe, el señor presidente se ha asignado un aumento a su salario de más del 20% (cerca del 25%), además de que se ha asignado un bono extra a su salario que va a cobrar como si el presupuesto fuera nada más para asignárselo en su sueldo. Obviamente si vemos lo salarios de los magistrados, los funcionarios electorales, los senadores y diputados, simplemente tenemos uno de los gobiernos más costosos del mundo, así de fácil, y así de penoso.

Otro renglón que da pena es ver como en el presupuesto nuevamente se le asignan aumentos al ejército y se le reduce a la cultura, no se mejora mucho la educación y se permiten robos descarados contra los viejos trabajadores llamados braceros; a estos últimos se les viene negando el dinero que ganaron en los Estados Unidos y que el gobierno les robó cínicamente; hoy son un ejército de viejos cansados que son obligados a salir a la calle a gritar por su derecho...¡por su dinero! y mientras se los vienen negando, aunque sea de ellos, y en el camino, entre promesas y migajas, algunos...quizá muchos han ido muriendo sin ver sus ahorros en sus manos (uno de ellos fue mi padre, que no alcanzó a ver sus ahorros en sus manos, sólo en sus sueños y las promesas de los malos administradores que nos han gobernado, no le alcanzaron sus 95 años).

Por si fuera poco, el presupuesto fue aplicado a aprobar cuentas que no son necesarias, y desprotegidas a otras que de verdad lo necesitan; me refiero a la cuenta que se asignó originalmente de 100 millones de pesos para el apoyo de las bandas musicales, uno pensaría que se trata de apoyar a un montón de jóvenes músicos que se están esforzando en muchos pueblos del país por hacerse una carrera en la noble profesión de la música, hasta allí es correcto y justo. ¿Se imagina cuántos muchachos en los pueblos indígenas tiene talento para la música y necesitan de ese apoyo... ¡qué buena idea de mandarles recursos para sus instrumentos, sus profesores, una beca para que no se nos vayan al norte a morir en la barda de la vergüenza...o en las redes del narcotráfico! sería uno de los dineros mejor asignados... pero ¡oh, sorpresa! resulta que los cien millones de pesos asignados se los van a entregar ...escúchelo usted...y después diga, piense y haga lo que quiera... se los van a entregar a... TV-AZTECA... ¿qué le parece la ironía de la vida? así como usted lo escucha, los cien millones se le asignarán a las dos orquestas que la televisora tiene con jóvenes que forma en sus escuelas (creo que les llaman ESPERANZA AZTECA), y que con ellos evita pagar impuestos a la Secretaría de Hacienda, los va a usar para recibir los cien millones... mientras que los miles de muchachos humildes de los pueblos mexicanos seguirán siendo carne del desempleo, las carencias, la emigración y la delincuencia.

La moraleja es muy simple, seguimos siendo una sociedad de jodidos que salimos a ganar un salario bajo, con altos índices de desempleo, inseguridad y desesperanza, mientras en la cúpula se siguen repartiendo una buena cantidad de dinero para lograr mantener la imagen de gobierno rico. Como se lo dije en otra entrega...hoy gana más un soldado raso que un catedrático promedio de una universidad promedio.

Pobre clase trabajadora mexicana...

Un abrazo y hasta luego.