lunes, 31 de enero de 2011

921. LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Morelia,
Michoacán.
México.


LA ECONOMÍA, LA IZQUIERDA Y SUS TORPEZAS.

CADA DIA...CADA INSTANTE

Al margen de la muerte,
único destino cierto,
cada día..., cada instante
como eternos aprendices
reincidamos en el intento
de encontrar una y mil formas
de no ser parásitos lerdos.
Al margen de la muerte
y por sólo saber que existes,
abro más los ojos, crispo más mis manos
y como aprendiz de todo
tan sólo quiero verte.

eliseo.

Frecuentemente suele afirmarse, no sin fundamentos, que es más cómodo mantenerse en al plano de la oposición, después de todo es cuestión de ser testigos de la manera en que se va equivocando el gobierno en turno en su administración de la "cosa pública", para levantar la voz, desde cualquier tribuna para señalar estos errores, y pasar a formar parte del grupo de "opinadores" que afirman saber más que los que están tomando las decisiones en materia de política económica y gobierno. Por supuesto hay otra clase de analistas críticos... los que desde su cómoda silla y tomando un café, debaten con sus amigos y terminan por arreglar los desperfectos que los ineptos funcionarios públicos han generado con sus erráticas acciones.

Sin embargo, desde la izquierda parece que no se vale ese tipo de concesiones facilonas mediante las que nos dedicamos a señalar los errores que se cometen desde la derecha; lo más normal es que aparejado a la crítica se ofrezca una explicación adecuada de las razones por las que se señalan los errores de los gobernantes.

En el caso de la critica que hemos venido presentando respecto a la economía nacional, su manejo y sus alternativas, creo que podemos retomar algunos elementos puntuales que nos ayudan a confirmar lo que sostenemos: que el modelo económico esta fracasado, y que los mexicanos no se merecen semejante perjuicio en sus cosas y sus vidas.

Cualquiera que sale a la calle e interactúa con compañeros de trabajo, compañeros de ocasión y amigos, se entera de los niveles de inseguridad en los que vive el mexicano actual; las extorsiones telefónicas se han convertido en el pan de cada rato; los secuestros exprés y no exprés; la violencia contra las mujeres, y en general contra los más débiles.

Todo esto es cierto, como lo es de igual manera que la violencia se ha incrementado de manera exagerada; ya ni las autoridades responsables de la seguridad nacional pueden mantener debajo de la alfombra esta realidad, como se esconde el polvo molesto.

Pues bien, todo esto es obvio, y más que nunca la izquierda debe mostrar inteligencia, sensatez, y por encima de todo esto, bajarse de la nube de "santones" en que de repente se encaraman y se asumen como los únicos políticos impolutos... (Limpios pues, carajo con menos crema) que pueden sacar adelante la vida pública del país... ¡lástima que no gobiernan, dirían!

Mire usted amable lector, la izquierda ofrece un modelo económico bastante atractivo y creíble; en este momento no me imagino que pueda usarse otro tipo de políticas para tratar de desatascar la economía, única salida a esta crisis social en que se encuentra metido el país. El modelo que se propone es el retorno a recuperar los valores de lo nacional, lo mexicano; la lucha por reactivar el mercado local para ofrecer empleos a las nuevas generaciones de muchachos que en su desesperación al no encontrar oportunidades de trabajo ni poder pasar la frontera para buscarse la vida en los Estados Unidos, terminan siendo víctimas fáciles del mercado del narcotráfico; como matones, mercaderes de droga, o soplones.

En la izquierda queda claro que el modelo que se debe aplicar es el que ha de buscar rescatar la identidad nacional, que sin negar el problema se pueden argumentar soluciones adecuadas, no se si suficientes, pero adecuadas para rescatar a los millones de jovencitos que reclaman una oportunidad de trabajo y estudio. Este modelo también ofrece alternativas en sus programas sociales, donde se requiere regresar a proteger a los grupos vulnerables: ancianos sin cobertura económica, niños sin apoyo alimenticio y de asistencia educativa y de salud; jovencitas embarazadas en edad de estudiar; y desde luego, romper la estúpida idea de que solamente los pudientes financieramente pueden cumplir con su meta de terminar sus estudios, y más que seguro popular, se requiere un sistema nacional de atención y prevención a la salud... repetimos , desde la izquierda todo esto es claro... ¡pero no gobierna la izquierda! también eso es claro. Con esto se rompe con la mentira de que el mercado se encarga de equilibrar y dinamizar la economía, y se integra al Estado en funciones económicas y sociales fundamentales y de complemento, lo importante es que la sociedad reciba lo justo por lo que aporta con su sin impuestos y la riqueza que genera cada día de trabajo.
¿Cuál es el problema...? a simple vista, que los intereses de los grandes grupos comerciales y empresariales del país de funden con los de las grandes empresas transnacionales y bloquean cualquier asomo de posibilidad de triunfo de un candidato de esta corriente; en dos momentos históricos han logrado ganar en las urnas: 1988, 2006, y ante el inminente ascenso al poder del grupo con ideas sociales, como por arte de magia, los grandes grupos empresariales nacionales y extranjeros se han unido para detener toda posibilidad de que esta alternativa sea realidad; como ya se sabe, ambos fraudes electorales están más que probados; son parte de la historia que habrá de juzgar a cada quien; ya como candidato vencedor y bloqueado, o como candidato derrotado usurpando un poder; recuérdese a Porfirio Díaz o Victoriano Huerta...ambos nadan en la vergüenza de la historia...ella ya los juzgó.

Con esto no afirmamos que un gobierno de izquierda sacará adelante una economía tan lastimada como la mexicana; solamente decimos que es una alternativa lógica...pero que resulta ilógica a los ojos de quienes manejan la opinión pública. Como lo mencionamos la semana pasada con el caso de este cantante de medio pelo llamado Kalimba... los que controlan los medios de comunicación dicen lo que debe ser importante en este país. Y parece que la vida y tranquilidad de los mexicanos no es una prioridad.

Con el desencanto de saber lo difícil que resulta este tipo de alegatos, nos vemos... desde la izquierda que intenta y se asume pensante.

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: