sábado, 19 de febrero de 2011

966. EN 8 CUARTETOS, Y UNA QUINTILLA DEDICADA, UNOS VERSOS DEL ORIUNDO DE JIQUILPAN...

Ramiro Amezcua Cervantes.
Desde México, D.F.
México.

LA NOVIA DEL ESTUDIANTE

“Cuando termine
nos casaremos”,
hijos tendremos
y muy felices
todos seremos.

A Sergio Méndez.

¡Qué amarga noche, te di!
Tus ojos de angustia llenos
lloraban en frío sereno
perlados, tristes, por mi.

En la obscuridad sondeabas
el futuro que vendría,
si nuestro amor seguiría…
¡Cual volcán, firme montaña!

A la ciudad iba yo
para seguir estudiando
¡Y tú, quizás presagiando!
Llena estabas de temor.

Fidelidad expresamos,
ser el uno para el otro
¡Como la luz a los ojos!
¡Como el alma a los humanos!

Pero al final de la ruta
¡Promesas hube olvidado!
Con otra volví casado,
y tú, aguardándome pura.

Hoy como autómata vas
sin gusto, sin alegría
¡Por esa tan trise vía!
En que te instalé sin más.

Ingrato contigo he sido
¿Cómo mirarte a la cara?
Esgrimir cualquier coartada
me haría más ruin, más indigno.

¡Perdón te pido y te imploro!
Por no cumplir mis promesas
¡Yo sé que tu gran nobleza!
Disculpará mi abandono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe un comentario sobre esta entrada: