jueves, 5 de enero de 2012

1756. ¡EL OTRO ES EL NACO...! SEGÚN UN NACO A LA MEXICANA

LA ECONOMÍA Y USTED

Por Eliseo Castillo A.

Economista analítico.
Desde Morelia,
Michoacán.
México.
Para:
tenepal de CACCINI

                                                           HISTORIA DE LAS MANOS 

A veces suaves y esponjadas, 
coqueta y amorosamente mias, 
protectoras y hambrientas de caricias
de mil errores protectoras. 
Siempre, o casi siempre
las encuentro a la vera de mi vida, 
abiertas, francas escoltas de tu sonrisa 
que me hacen menos malo, 
nada mas me tocan... 
y fabrican parte de mi vida. 

eliseo. 

Pasamos por una época de tantos desencuentros entre las necesidades de la sociedad y las posibilidades de conseguir resolverlos, que de repente se nos da la idea de chacotear y cachondear en la búsqueda de reencontrar algunos pretextos para sentir que de alguna manera somos diferentes...digamos especiales en relación a los otros.

La economía mexicana esta tan jodida; los salarios, de los que aun conservan un empelo, se han ido derrumbando de manera estrepitosa, a tal grado que un salario mínimo del año 2011, apenas se asemeja a una cuarta parte de lo que se ganaba antes de que llegara la derecha a gobernar el país; es decir antes de que Miguel de La Madrid (1982-1988), Carlos Salinas (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012) tomaran las riendas de la economía nacional y la desmantelaran de manera sistemática, se contaba con un salario discretamente respetable, con un poder de compra que a valor presente se ubica en el rango de los 200 pesos diarios; sin embargo, hoy el salario mínimo es de 60 pesos diarios; esa es la triste historia de desprecio hacia el "otro" en la política a la mexicana.

Pues bien ese "otro" es una figura que de repente resulta estorboso, molesto, corriente... naco pues, al decir del anterior dueño de televisa (Azcárraga Milmo) ; quien veía y sentía que este país solamente contaba con un pequeño número de (300) familias que pertenecían a la clase "especial"... digamos bonita, mientras que el resto de los mexicanos no era más que una bola de jodidos que solamente merecía las telenovelas que les daba... y sigue dando su cachorro cada día, donde el formato siempre es el mismo, el argumento de la cenicienta redimida al final siempre; donde además el único cambio que se aplica es la cara de la señorita actriz que cada telenovela ofrece.

Hoy quizá nos queda la dicha inicua de vivir criticando al otro; de pensar que el otro es más naco que nosotros; que seguimos siendo diferentes y mejores que los demás. Al mismo tiempo pareciera que hemos perdido la capacidad de la sencillez; las ínfulas de grandeza artificial... la que critican los otros... la que ofrece oropeles tontos es más fuerte y demandada que a comunicación sin tanto caramelo, pero leal.

Por desgracia está sacando lo peor de si mismo; siempre criticando, rebajando, reduciendo, pendejeando al "otro"; porque no es como él... porque no se parece en nada a lo que debe ser el mexicano socialmente correcto, según sus ojos, el que no es como él... que quede claro..., está mal... no sabe comportarse... vive en el error.

Los grandes empresarios consideran nacos a los pequeños inversionistas que luchan por mantener sus negocios aun a costa de malos manejos financieros del sistema bancario que los extorsiona como viles bandidos.

Los Gerentes y directores de las grandes empresas consideran nacos a los jóvenes que se afanan por encontrar empleos básicos para pervivir y desarrollarse, tanto como trabajadores, como ciudadanos y parte de una familia.

Los empleados con base, consideran nacos a los que trabajan... cuando pueden bajo contrato, son nacos porque ni siquiera tienen certeza de empleo después de cada fin de quincena... son nacos por que no están protegidos por un sindicato corrupto que es capaz de defender hasta a los peores servidores; total, la corrupción es parte de la cultura a la mexicana; por tato el que no esta basificado , además de ser un pendejo... es un naco.

Es un naco todo el que no aprovecha los espacios llamados vacaciones y puentes... taaaannnnn socorridos en la cultura laboral nacional, para salir corriendo como en competencia de maratón a apestar, ensuciar las playas, depredar la naturaleza, y después regresar diciendo que casi todo estuvo bien... lástima que había tanto naco abarrotando las carreteras, los hoteles, restaurantes y playas... todos eran nacos... ¡menos él... ellos! 

Por otro lado, es de mal gusto disfrutar los espacios públicos (plazas) de por si escasos en los pueblos y ciudades del país, pues es de sobra sabido que huelen demasiado a pueblo, jabón y loción barata... célebres son las frases de... ¡te echaste todo el veinte... al que lucía y olía muy perfumado...!, al mismo tiempo que se reconoce que allí no va la "gente bien"... ¡quién sabe qué carajos quiere decir con eso de la "gente bien"!, pero de que es divertido visualizarle si que lo es; aun reconociendo que para quien lo asume así resulta muy sacrificado... muy sufrido. ¡Es la basura, diría una vieja y querida amiga mía..., es la prole, dice la hija del naco más naco que probablemente pueda elegir el electorado mexicano para presidente (Peña Nieto)! pero eso sí, vestido de seda... como la mona del cuento.

Al final de cuentas... ¿qué es ser naco...? pienso que ser naco es tratar de joder, fregar, lastimar, pendejear al otro por el solo hecho de no ser como nosotros; por no hacer lo que queremos... porque no se parece, ni piensa como nosotros. Al final, pienso que el naco es el otro, el que critica, no el criticado, el impaciente, el soberbio; el pedante; el que piensa que todo el que no piense como él, está mal.

Jorge Moch, escribió en la jornada semanal del 9 de septiembre de 2007 lo siguiente al respecto. 

Todos somos el naco de alguien: la chica de Las Lomas le dice naca a la de Satélite. Esta llama naco al de la Roma, para quien naco es el que a unas cuadras vive en la Escandón, pero jamás le dirá vecino. El de la Escandón, que ya no tiene coche, bautiza naco al taxista que vive en la portales y este, al traga fuegos que vive en las orillas de Neza y trabaja en un semáforo en Avenida Zaragoza, le grita quítate pinche indio. Si estoy en Monterrey, la nena chic vive en San Pedro. Si voy a Guadalajara, en Puerta de Hierro o El palomar. Si en Veracruz, en Costa de Oro. La gente de escasos recursos a veces -cada vez menos- logra mejorar su situación y entonces se vuelve arrogante con los suyos, que son como se era antes de disfrutar las vanas mieles de dinero y "buena" posición... (Jorge Moch, jornada semanal, No.653, 9 de septiembre de 2007, pág. 15)

¿Y usted, es naco al pendejear, taruguear, joder al otro, o ha entendido el sentido de la vida con el hermoso acto de ser lo que es sin que le interese contaminar la vida del otro...?

Con más crisis económica, más crisis de valores, más gente buscando fregar al otro... mas nacos.

Un abrazo y hasta siempre.

1 comentario:

  1. ME ENCANTA TU APORTACION ELISEO Y ME ENCANTA TU POESIA. TE COMENTO QUE UN DIA MI HIJO RECIEN ENTRADO A LA SECUNDARIA ME PREGUNTO QUE ERA NACO, YO LE PREGUNTE A SU VEZ DONDE LO HABIA ESCUCHADO Y DE AHI COMENTAMOS LARGAMENTE LO QUE ES SER INTOLERANTE Y CREERSE MAS QUE LOS DEMAS, AHORA GRACIAS A TI TENGO UN MEJOR ARGUMENTO: TODOS SOMOS EL NACO DE OTROS Y NACO ES EL QUE SE CREE MAS QUE LOS DEMAS Y LE DICE NACOS A OTROS. ME GUSTA. GRACIAS POR COMPARTIRLO

    ResponderEliminar

Escribe un comentario sobre esta entrada: