viernes, 10 de octubre de 2014

5030. EL DESPERTAR DE LOS JÓVENES.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El despertar de los jóvenes.

A pesar de sus remisiones, el pueblo  mexicano es positivo, es un pueblo sabio, deseoso de participación, valeroso y decidido, pero se le excluye mientras la autoridad dialoga con un espejo.  
Jorge Carrillo Olea

Las víctimas de los hechos de Ayotzinapa e Iguala son jóvenes, son jóvenes también los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional que protestan contra la decisión de los gobiernos de acabar de una vez por todas con uno de los pocos espacios de educación gratuita; denuncian que lo que se pretende es convertir a la institución en un granero de técnicos, de someterla a los intereses del ultraliberalismo, el hecho es que aquí y allá aumenta el movimiento de resistencia contra los gobiernos ultraliberales y son los jóvenes los protagonistas de estas movilizaciones.

Se entiende esta reacción juvenil porque son jóvenes la mayor parte de las víctimas del sistema, ellos son los olvidados, los excluidos, y si se observa detenidamente, la mayor parte de las víctimas son pobres y son indígenas.  El embate contra los pueblos indígenas, iniciado en la Conquista sigue adelante, con nuevas formas de exclusión y de golpeo que obligó al ¡Ya Basta! Un grito que lanzaron los mayas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y que en vez de respuestas y acciones para atender las demandas de ese grito ha recibido más golpes.

Pero el golpeteo sistemático del sistema se expandió a todas las clases sociales, al punto que la ola expansiva repercute en la clase política, en la clase dominante que ha hecho de la crisis y de sus violentos efectos una estrategia que de ser pasajera ahora es permanente: la crisis y sus deformaciones son el campo propicio para la aplicación de políticas de mano dura.

Para una mejor lectura de la estrategia impuesta hay que ver como un todo las diversas crisis que se agudizan en vez de aliviarse: la crisis ecológica, la crisis económica, la crisis sanitaria, la crisis social, etcétera: las crisis que se presentan aisladamente son en realidad una profunda crisis planificada e impuesta no sólo en nuestro país, sino en el resto del planeta con el objetivo de profundizar el despojo que es total y determinante y que incluye no sólo el despojo de los recursos naturales, sino de los derechos humanos más elementales, para eso controlan a los organismos que alguna vez fueron ciudadanos, tanto las instituciones como el instituto nacional electoral, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Las instituciones que fueron baluartes del Estado y los partidos políticos mismos se transformaron en mafias, como lo expresa en su última columna Raúl Zibechi: “Es probable que estemos ingresando en un sistema peor aún que el capitalismo, una suerte de economía de robo, más parecida a la forma como funcionan las mafias del narcotráfico que a los modos empresariales que conocimos en la mayor parte del siglo XX. Es probable, también, que esto no haya sido planificado por la clase dominante, sino sea el fruto de la búsqueda desmesurada de lucros en el periodo financiero y de acumulación por desposesión, que ha engendrado una generación de buitres/lobos incapaces de producir otra cosa que no sea destrucción y muerte a su alrededor. En segundo lugar, que el sistema funcione de este modo implica que los de arriba han decidido salvarse a costa de la entera humanidad. En algún momento hicieron una ruptura afectiva con los demás seres humanos y están dispuestos a producir una hecatombe demográfica, como sugiere el cuadro mencionado. Lo quieren todo”.

Tiene razón Zibechi, pero creo que se equivoca al creer “que esto no haya sido planificado por la clase dominante”, al contrario, pienso que detrás de las crisis de todo tipo, incluida la crisis de violencia con su estela sangrienta hay una voluntad consciente, lo cual deja a la sociedad en la total indefensión con una única salida, la autodefensa.

Como hemos afirmado en esta columna, la autodefensa (que ya ha sido cooptada por los gobiernos) es una acción de resistencia primaria, pero que si no se consolida con el paso siguiente, la autonomía, en especial política pero también económica, no puede durar mucho.

Los jóvenes despertaron, pero de la movilización instintiva a la organización y a la liberación (la autonomía) hay una enorme distancia que tienen que recorrer no sólo los jóvenes, sino los trabajadores, los micros y pequeños empresarios, los profesionistas, los productores, etc.

Nuestras demandas siguen, a pesar de que parezcan cada vez más utópicas:

REDUCCIÓN DE SALARIOS y PRIVILEGIOS EN TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E INSTITUCIONES DEL ESTADO, INCLUIDOS LOS LEGISLADORES. REDUCIR DE 500 A 300 DIPUTADOS, ABRIR LAS CANDIDATURAS A LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES. QUE HAYA REFERÉNDUM, DESAPARECER A LOS SENADORES, CANCELAR  LOS SEGUROS MÉDICOS PRIVADOS A  FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y LEGISLADORES, QUE SE ATIENDAN EN EL IMSS Y EL ISSSTE. CANCELAR PENSIONES A EX PRESIDENTES. QUE SE CANCELE EL FINANCIAMIENTO PÚBLICO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS AL MÍNIMO. QUE SE RESCATE EL INE,  LOS TRIBUNALES ELECTORALES Y LA SCJN DE LA MAFIA PARTIDISTA. QUE DESAPAREZCAN LOS LEGISLADORES PLURINOMINALES. CANCELAR EL FUERO Y QUE SE LEGALICE EL  PLEBISCITO Y REVOCACIÓN DEL MANDATO. ¡QUE SE CAMBIE EL HIMNO NACIONAL¡

¡Yo amo la paz y la libertad! ¡Es el momento de despertar!


5029. HAY MAMÁ…

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz

MIEDO
Ante la impotencia que sentimos al no poder componer el mudo, y ni siquiera ver al héroe que lo hará, me arrincono y me pongo en posición fetal, como tratando que nada ni nadie me toque.
           
Como un eco interminable escucho las noticias, pero sin ver la tele, que dicen:

“Elementos de la Secretaría de Marina detuvieron  al líder de 'Guerreros Unidos', Salomón Pineda Villa “El Molón”, cuñado del alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Enfrentamiento entre fuerzas rurales y delincuentes en La Unión, Guerrero  deja cuatro personas muertas y varias heridas.

Hallan 4 fosas más en Iguala, Guerrero y detienen  4 personas;  de acuerdo con los detenidos habría estudiantes de Ayotzinapa, anuncia PGR. Y me pongo a meditar:

Qué tan grave fue lo que hicieron los jóvenes estudiantes de la Escuela Normal, donde se forjan profesores, los mentores futuros que lucharían en las aulas para preparar mejores generaciones para el éxito de nuestro país.

¿Acaso fueron a protestar, o a pintarrajear las paredes, apedrearon oficinas gubernamentales, secuestraron autobuses, cerraron carreteras, tomaron casetas de autopistas, pidieron plaza automática al terminar sus estudios, solicitaron mejores prestaciones?. ¡Bah!, ni aguantan nada en Guerrero, porque acá en Michoacán es la misma cosa.

Me caen mal los normalistas, porque yo también lo fui en Tiripetío, donde fracasó mi intento por ser profesor ¡Bendito Dios!; pero en aquella época escuchábamos a los líderes hablar de profesores que luchaban y se escondían en la sierra, que luego fueron acribillados por el ejército, aplacando así a la guerrilla de Guerrero.

Y escuchábamos las canciones de protesta: Se me reventó el barzón, Ave Caída, El Corrido de Jaramillo, Casas de Cartón, entre otras que escandalizaban a la gente y al gobierno también.

Sin embargo, amables lectores, nada más cruel e inhumano como el vil asesinato de esos jóvenes, lo que nos indica que caímos ya a lo más ruin, cruel y bajo. Llegamos a la barbarie, de donde debemos salir a la voz de ¡ya!, caiga quien caiga, no faltaba más.

RECURSO PÁ LA COMEZÓN 
El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), acaba de anunciar que otorgará a Michoacán, un total de 6 mil 728 millones de pesos en beneficio de sus derechohabientes. (¿¿¿???).

No veo cómo se nos vaya a beneficiar, porque eternamente se ha carecido de tal beneficio, y más en éste momento cuando jubilados y pensionados han dejado de recibir el recurso que se ganaron al trabajar durante muchos años. Las mujeres de la tercera edad que perdieron a su marido, tampoco han recibido esa herencia que les dejó, como respuesta vil y cruel de la política económica que ha aplicado el gobierno de Michoacán contra su pueblo, sufrido ahora.

En el ISSSTE, el derechohabiente vive ahora encarnizada lucha frontal contra empleadas malhumoradas, como una de las que estuvo el jueves pasado en la Farmacia, dando órdenes en contra de quienes ahí llegaban con su penosa enfermedad, en lugar de atenderlas amablemente. ¡Ese es el pan nuestro de cada día en el ISSSTE de Zamora, donde habrá que reconocer que también hay empleados amables.
           

Ora pues, aquí le paramos por hoy.

5028. FEDERACIÓN, ACTUACIÓN A CONVENIENCIA.

Enviado por SINEMBARGO. Para
Tenepal de CACCINI

Por: Adela Navarro Bello.
Octubre 8 de 2014 - 0:00
COLUMNAS. Sortilegioz.

Si ante la llegada de los huracanes a las costas mexicanas el Presidente de la República tarda de cuatro a seis días en reaccionar y enviar a su equipo de colaboradores para que se integren, ya no a la prevención sino al rescate de personas y la reconstrucción de las ciudades puertos, cuando se trata de tragedias provocadas por miembros del crimen organizado, el narcotráfico o la clase política mezclada con los dos primeros, la reacción del Gobierno Federal puede tardar semanas, meses y hasta años en darse.

Es cosa curiosa, a veces el Poder Ejecutivo Nacional asume el federalismo con rigurosidad, por ejemplo, anteponiendo un respeto a la autonomía y la soberanía de los estados para no inmiscuirse en temas delicados, no atraer investigaciones al fuero federal, o no auxiliar con recursos a estados y municipios quebrados en términos financieros debido a pocas participaciones federales, a muchas deudas y a malas administraciones.

Pero en otros casos el federalismo es solo discurso o letra muerta en papel, por ejemplo cuando el Gobierno Federal no permite que los gobiernos de Estados y municipios inviertan los recursos de las participaciones federales en las necesidades que se detectan en el ámbito local, sino que los etiqueta para ser ejercidos para el cumplimiento de los programas federales. O cuando decide desde el centro del país, subir cinco por ciento el IVA a toda la frontera, y uno por ciento al resto del país, porque eso dice, debe ser.

O sea para el gobierno central –ahora en poder del PRI pero antes en el del PAN- el respeto a las decisiones autónomas y soberanas en los estados, es cuando les conviene, y cuando no, pues no.

Viene al caso porque vaya, tardar un año en reaccionar al ambiente de inseguridad inminente que se vivía y se vive en Guerrero, es no tener ni compromiso, ni obligación, ni compasión, con quienes en aquel estado viven, a quienes Enrique Peña les pidió el voto, pero a quienes no ha salvaguardado de la barbarie en la que viven gracias al narcotráfico, el crimen organizado y la clase política y gobernante, mezcladas con las dos primeras.

Pero podría pasarse que no actuaran hace un año; que en efecto los servicios de inteligencia del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) no hayan detectado la bomba antes de la explosión, y que las Fuerzas Armadas no emitieran una alerta sobre lo que en Guerrero se estaba cocinando, o que hayan ignorado todas las ejecuciones que ya pronosticaban una violencia cruenta en crecimiento –en los primeros 19 meses de gobierno de Enrique Peña, de 36 mil 718 ejecuciones en el País, Guerrero ocupaba el segundo lugar con 3 mil 301 ejecuciones, solo antecedido por el Estado de México-, pero que, conscientemente las autoridades federales dejasen pasar diez días para decidir entrar a investigar los hechos violentos que concluyeron con la masacre de normalistas, la desaparición de más de 40 de ellos, y la exhumación de 27 cadáveres de fosas ilícitas entre los cuales se encuentran presuntamente 17 de los normalistas desaparecidos, es un acto de omisión gubernamental inaceptable.

Fue hasta antier 6 de octubre que el Presidente Peña decidió enviar al Procurador General de la República y a elementos de la Gendarmería, para actuar en las investigaciones y la prevención de más actos violentos, además de desarmar a la Policía de Iguala, la corporación sospechosa de actuar contra los estudiantes, contra los ciudadanos guerrerenses, bajo las órdenes no solo de las cúpulas policíacas y políticas evidentemente corrompidas, sino acatando órdenes del crimen organizado.

La barbarie que se ha visto en otros estados donde se detectan ejecuciones sumarias, Tamaulipas con migrantes secuestrados y ejecutados, Estado de México con fusilamientos, Michoacán con linchamientos, Sinaloa y Baja California en el pasado en una guerra de cárteles del narco y Chihuahua también producto del narcotráfico, no ha servido de ejemplo al gobierno federal –a éste y al anterior- para elaborar análisis que permitan identificar los focos rojos, instaurar programas de prevención efectiva y que impere el Estado de Derecho sobre el narcoestado, el crimen organizado o el terrorismo del narcotráfico.

El Gobierno Federal primero acusó al alcalde de Iguala, hoy una identificada fichita que se les va de las manos, luego desviaron la atención hacia la organización criminal Guerreros Unidos, después hacia el Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre y al final, cuando las atrocidades cometidas contra los normalistas ya eran del todo conocidas incluso con fotografías sangrientas, en muchas partes del mundo, entonces sí Peña y sus Secretarios toman las regiones en conflicto de Guerrero.

Argumentar que la Federación no puede entrar al rescate de zonas, la investigación de crímenes y la prevención de delitos a partir de la presencia de la autoridad, es cuestión de cuándo conviene y cuáles son los costos políticos. Cuando en el cenit de la inseguridad y la ingobernabilidad en Michoacán, el Presidente envió a Alfredo Castillo, no consideró que estuviese violando la autonomía y la soberanía del Estado, pero la verdad es que el apodado “Virrey” sí estaba prácticamente dictando las políticas públicas en materia de inseguridad, lo cual se supone, corresponde a las autoridades locales.

Al no hacer nada, y de hecho minimizar la sangrienta situación del Estado de México, iniciando investigaciones contra otras autoridades que no sean las estatales, la Federación encubre a quien el Presidente dejó en el Gobierno local, Eruviel Ávila.

Al tomar regiones de Guerrero, diez días después de los hechos terribles donde fueron sofocados fatalmente estudiantes, la Federación exhibe la ingobernabilidad en aquel estado dirigido por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Convergencia.

La atracción de las investigaciones del fuero común hacia el federal, es algo que igual se ejerce a conveniencia. Tan solo por el calibre de las armas utilizadas, por el móvil del narcotráfico y el crimen organizado, podrían atraerse los casos con la colaboración de los estados, que aprovecharían para aligerar el rezago en las investigaciones ministeriales, pero ello no sucede a menos que interese al gobierno federal, o cuando ya la situación es para romper el cristal que contiene el extinguidor en caso de emergencia.

Los Gendarmes por ejemplo llegaron a Baja California sin la venia del Gobernador del Estado, sin la notificación al alcalde de Tijuana, y convertidos más en una policía turística, de relumbrón y atracción, pero enviarlos a Guerrero supuso más análisis al momento de tomar la decisión, hasta reaccionar a destiempo y capitalizar una situación de violencia extrema.

El federalismo en este país es una cuestión de conveniencia e intereses, incluso en los casos de Guerrero y de Michoacán, no se actuó de manera oportuna ni viendo que se atentaba contra la seguridad nacional al impedir no solo el desarrollo de las comunidades, sino el crecimiento, la paz y la tranquilidad, así como el derecho a una vida digna y segura.

Ahí le van los focos rojos. Los diez estados de la República con el mayor número de ejecuciones del primero al décimo: Estado de México, Guerrero, Chihuahua, Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Distrito Federal, Tamaulipas, Baja California y Nuevo León ¿Cuál sigue?

Se respeta el federalismo para no actuar en materia de inseguridad, pero se manipula el federalismo para actuar en materia financiera, política y administrativa. ¿No?



Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/08-10-2014/27920. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

5027. LABERINTO DE CANALLADAS.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Laberinto de canalladas.
Es rigurosamente político el asunto de la escandalera (justificada), por los normalistas asesinados en Iguala y los otros secuestrados (que no se sabe si son 43, que antes dijeron que eran 57, pero ya aparecieron 14). Pero de política-política, y eso muy complicado para el gobierno. Veamos:

En el equipo federal actual, hay gente capaz de enseñar tejido a orangutanes (un punto del derecho y un punto del revés, un punto para la Virgen y un punto para José… no tan apretadito, por favor, changuitos del Señor, no tan apretadito), y otros que han puesto bailables con cocodrilos… sí, pero no sirven de nada sus mañas y oficios para cosas como ésta, que no se motiva en el interés personal o torcido, sino en convicciones que no son negociables, equivocadas o no (y eso de que estén equivocados, está muy por verse; hay que sufrir 200 años al hilo en la sierra de Guerrero -y otras-, para entender su sed de revancha y firmeza de ideales).

El gobierno federal sabe que todo el poder que tiene de poco vale al enfrentar convencidos. Le pongo un ejemplo para explicarme: siendo incontestable la superioridad militar del ejército yanqui, nada pudo en Vietnam, al enfrentar a un pueblo que con puntas de bambú y bonzos suicidas, defendía su independencia a cualquier precio; igual que  frente a los islamitas que defienden sus convicciones de parte de Dios, también a cualquier precio, incluido el uso de saco con forro de dinamita.

Los normalistas de Ayotzinapa, son de esa pasta.

La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos -ubicada en Ayotzinapa, Guerrero-, se fundó en 1926 (hace 88 años), como  parte del sistema de escuelas normales rurales del gobierno federal, para formar maestros que llevaran la educación a los más pobres de entre los pobres, a masas abandonadas; considerando la educación como un derecho del pueblo y precisamente, para la transformación social. Si le parece exótica o subversiva la idea, entérese que empezó con esta locura José Vasconcelos, que organizó las “Misiones Culturales”, que llevaron educación y cultura a los rincones más olvidados, que imprimía y regalaba la gran literatura universal al campesino y al obrero.

Después de su fundación, las normales rurales se las vieron canutas por falta de dinero, pero como pudieron se mantuvieron; luego, llegó a la presidencia Lázaro Cárdenas y se les dio impulso y apoyo, incorporando a su planteamiento académico los ideales socialistas que al menos en Ayotzinapa, se mantienen vigentes, por supuesto.

Empezó la lata terminandito su periodo don Lázaro (en 1940). Todos los gobiernos federales y estatales (ya estoy pidiendo me disculpen si hay excepción), se han dedicado a acosarlos, a estrangularlos económicamente y también, claro, a meterlos a la cárcel, modita que empezó tan pronto como 1941(el gobierno de Ávila Camacho para romper una huelga estudiantil de entonces).

De pasadita métase a ver en internet cómo es la Normal de Ayotzinapa… es cosa seria, muy seria.

Bueno, le sigo: de las normales rurales han egresado personas del calibre de Othón Salazar (otro día le cuento, él estudio en la de Oaxtepec, ya desaparecida, y en 1956 lideró el movimiento magisterial más importante de México), don Othón, un sincero y honesto comunista convencido que murió apenas en 2008 a los 84 años, en la pobreza después de una vida dedicada a luchar por sacar de la miseria al pueblo (con sus ideales, acertados o no, equivocados o no).

De la de Ayotzinapa egresaron otros como (no se me asuste), Lucio Cabañas Barrientos y Genaro Vázquez Rojas; ambos, guerrilleros de pelo en pecho que trajeron de cabeza al gobierno un buen rato; ambos de biografía trágica y a la fecha, en la memoria colectiva de toda la montaña de Guerrero

Lucio Cabañas, fundador del Partido de los Pobres, todavía venerado en Guerrero, murió en un enfrentamiento con el ejército el 2 de diciembre de 1974, después del secuestro -de mayo a septiembre de 1974-, de Rubén Figueroa Figueroa, el famoso “Tigre de Huitzuco”, entonces senador y candidato del PRI a gobernador de allá, quien ya en el poder, encarceló a la viuda de Lucio, a su suegra y su hija, a la que dicen violó (tenía 16 años), personaje al que se achacan más de 100 desapariciones forzadas de activistas sociales; entusiasta colaborador de la llamada “guerra sucia”, que bañó en sangre y llanto a la montaña de Guerrero, la Sierra Madre del Sur. 

Genaro Vázquez, fundador de la Asociación Cívica Guerrerense (ACG) y la Central Campesina Independiente (CCI),  8 años preso en Lecumberri, de 1960 a 1968, de donde lo sacó un comando de la ACG y luego, el 2 de febrero de 1972, entró a un hospital después de un accidente automovilístico; su gente dice que lo dejaron morir… vaya usted a  saber.

Espera el del teclado que con esto se haga una idea de con qué lidia el gobierno de Peña Nieto en Ayotzinapa. El gobierno lo sabe: ideales y siglos de agravios infames. También sabe que hay una  facción de la iglesia católica que simpatiza con ellos, igual que con el EZLN, facción que complementa y coordina las acciones de la gente de esos rumbos. Por eso ya se pronunciaron tres guerrillas a favor de los normalistas (ERPI, EPR y EZLN), por eso su capacidad de convocatoria nacional e internacional.

Está claro, el gobierno como entidad, es responsable de esto, después de tanto  abandono y crímenes. Los de Ayotzinapa claro que no son novicias del Verbo Encarnado y sí, cometen delitos… pero a diferencia de gobiernos locales que hieden, y federales que cuando no los trata de erradicar a tiros, los desdeña, esta gente pelea por lo elemental, su dignidad, educación y no seguir en la miseria. Sólo sufriendo igual se les puede entender.

Si entiende el gobierno que está frente a gente movida por convicciones respetables, tal vez los trate con respeto y pudiera evitar cuatro años esperpénticos y quedar en el basurero de la historia; sólo desde el respeto pudiera encontrar el principio, nomás el principio, del camino de salida de este laberinto de canalladas.

5026. ¿QUÉ PIENSAN DEL MUNDO LOS MEXICANOS?

Por Washington Daniel Gorosito Pérez.
Licenciado, ensayista y articulista.
Desde el Edo de Guanajuato.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ANÁLISIS INTERNACIONAL…

La respuesta planteada a esta interrogante la podemos encontrar en la encuesta que realiza cada dos años desde el 2004, el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Esta se lleva a cabo a través de la División de Asuntos Internacionales y es la primera y única encuesta que en su trabajo de campo los investigadores recolectan en forma sistemática la opinión del público de México y de sus élites en torno a las relaciones existentes entre el país y el mundo.

Entre los datos a tener en cuenta encontramos que el 76% de los mexicanos nunca salió al extranjero. El 71% conoce el nombre del Presidente de los Estados Unidos de América, pero sólo el 5% el del Secretario de Relaciones Exteriores de México.

La información procesada sostiene que la visión de los mexicanos hacia América Latina, es más emocional y sentimental, mientras que con los Estados Unidos es marcada por la ideología económica. Mayoritariamente se ve con buenos ojos una mayor integración económica con la Unión Americana, aunque Japón Alemania y el gigante sudamericano (Brasil) tienen una opinión más favorable que el vecino del norte.

Con respecto a la opinión sobre los extranjeros en México, el 55% tiene buena opinión hacia los ciudadanos estadounidenses y un 35% la tiene de los guatemaltecos. En el caso de la inversión extranjera las opiniones están divididas, los líderes están más de acuerdo  con la misma que la opinión del público en general.

En cuanto a influencias en México, el 49% de la opinión del público en general ve a la influencia de la República Popular China con buenos ojos, mientras sólo el 35% de los líderes coinciden con esta opinión. A su vez en relación con modelos económicos, la opinión del público en general considera el estadounidense como el mejor. En el caso de las élites únicamente el 10% coincide con esta opinión y prefieren los modelos de Alemania o Brasil.

Por otra parte con los resultados de la encuesta se pueden identificar diferencias entre la opinión pública y la actuación gubernamental en algunos temas. En el caso de la participación de México en operaciones internacionales de mantenimiento de la paz como integrante de los “cascos azules” de las Naciones Unidas, la opinión de los líderes y la del público en general es positiva hacia la misma.

En el momento de realización de la encuesta no se formaba parte de las misiones que desempeñan los cascos azules. En septiembre pasado, el presidente Enrique Peña Nieto en la sede de la ONU en Nueva York durante la 69º Asamblea General,  comunicó la decisión del país de volver a participar en las mismas con personal que puede ser civil o militar.

La mayoría del público está de acuerdo en que para aumentar su influencia internacional México debe utilizar sus recursos culturales (90%), comerciales (89%) y diplomáticos (76%).

En la 5ª Encuesta denominada: “México, las Américas y el Mundo”, el apoyo al activismo internacional ha crecido entre los mexicanos en forma rápida y sostenida en los últimos seis años. Guadalupe González, investigadora y coordinadora del proyecto, comentó que a pesar de la búsqueda de activismo internacional por parte de los mexicanos, “las aspiraciones internacionales de México tienen un techo de cristal pues, entre los mexicanos, existe alto déficit de atención, falta de conocimiento y de contacto en el mundo”.

Se ha coincidido por parte de expertos nacionales la bondad de este instrumento en el que se permite al público opinar sobre temas de relaciones exteriores. De los resultados de la encuesta se desprende que la población no presta atención a otras regiones y países del mundo más allá del continente americano.

En un escenario internacional en el que México consolida su carácter de actor con responsabilidad global en rubros tales como crecimiento económico, seguridad, lucha contra el cambio climático, democracia y respeto de los derechos humanos, es de gran importancia conocer las implicaciones y preferencias de los mexicanos y las implicaciones que estas tendrán para la formulación de la política exterior del país en los años por venir.
¡Hasta el próximo análisis…! 
       

                                                                                    Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

5025. CON CARA DE “SARGENTO MAL PAGADO” ME ORDENÓ: -CIRCULANDO, AQUÍ NO TIENE NADA QUÉ HACER.

PARA GL. CONRADO, DE...

Carlos Acevedo Martínez.
Comentarista y analista político.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Estimado Conrado:

No solo en Iguala hace aire… fíjate que ayer, acá en la capital de Chiapas al filo de las tres de la tarde, mientras me despedía de mis amigos periodistas (ellos sí) Ruperto y Leonel en una cafetería a espaldas de la catedral, cuando proveniente del Parque Central que queda cruzando la calle, una “compañía” de elementos de la Policía Municipal “ajuareados”  como si fueran a la “guerra del Golfo”, atravesaron todo el portal del Edificio Plaza donde están las cafeterías,  pateando perros, empujando transeúntes, parroquianos, sillas, mesas y todo lo que se topaban en su camino. “Llevan un detenido”, comentó Ruperto.

“¡Ah, chingá!”, díjeme yo a mí mismo y volví a contar a los policías: “uno, dos, tres, cuatro… ¡siete!”; el detenido debe ser “La Tuta”, por lo menos”, y me fui tras ellos. En el muro del costado donde termina el edificio, la manada de chacales, perdón, el escuadrón de policías municipales, al que en ese momento se sumaron dos agentes más y uno vestido de civil con libreta en mano, que empezó a tomar nota quién sabe de qué, quienes llegaron en la patrulla DRT 2954 (D710803044), tenían a un joven veinteañero de playera roja y pantalón de mezclilla, con el rostro “embarrado” en el piso y aplicándole una “manita de puerco”, mientras le realizaban una “asepsia” y le limpiaban los bolsillos y la mochila.

Me detuve junto a ellos a observar. Concentrados como estaban los nueve “esbirros” en “pasar a la báscula”  al desgraciado, no se percataron de mi presencia durante dos o tres minutos, hasta que uno de ellos “echó un ojito” y me vio parado entre el enjambre de avispones, apenas le pasó la sorpresa, con cara de “sargento mal pagado” me ordenó:

-        Circulando, aquí no tiene nada qué hacer.
-        Cómo no –le contesté y le eché una “mentira piadosa”-, soy periodista, y quiero constatar que no van a maltratar ni a robarle sus cosas al detenido.
-        Cuide lo que habla, nos está llamando rateros –me dijo amenazante.
-        Lo digo porque me consta… para no ir muy lejos, aquí su compañero se echó a la bolsa algo que sacó de la mochila del detenido y también se guardó la cartera, y ese otro tiene el celular, además lo están maltratando, le pueden zafar el brazo… ¿no me diga que todo el batallón le tiene miedo a este muchacho que no trae ni cortaúñas? –“si sus miradas fueran puñales”… orita sería yo una coladera.

En ese momento lo levantaron, le pusieron los brazos a la espalda y mientras le colocaban unas esposas, un jovencito que ya estaba ahí cuando yo llegué y que todo ese tiempo se dedicó a observar nervioso, tratando de pasar desapercibido entre la gente curiosa que ya se había juntado y estaba pendiente del argüende, me jaló suavemente de la camisa hacia abajo de la banqueta y me dijo susurrando:

-        El detenido es mi amigo, andábamos vendiendo inciensos y cositas de lata por la Avenida Central y cuando llegamos al Parque estaba lleno con la gente que está llegando en las marchas (de apoyo a los normalistas de Ayotzinapa). Nos metimos a vender entre el gentío y andábamos ahí ofreciendo, cuando de pronto un montón de policías se fueron sobre mi cuate y lo detuvieron, dijeron que por “robo de celular” y se lo trajeron… dicen que un diputado le estaba “poniendo el dedo” desde el balcón del palacio” (de gobierno)

Regresé con los policías y me dirigí al que parecía tener el mando:

-        Necesito que me diga de qué se le acusa y quién acusa al detenido, porque hay testigos de que no lo detuvieron en flagrancia y que no le encontraron el teléfono que ustedes dicen robó.
-        Esa información vaya a pedirla a las oficinas de la corporación –me respondió, me dio la espalda y se encaminó con el agrupamiento policiaco y el detenido esposado con rumbo al Parque Central…  y yo me fui a echar pulgas a otro lado. 

Me quedó la impresión, de que entre el montón de manifestantes, el comando de jenízaros se apendejó y se equivocó de “cliente” y en lugar de algún líderzuelo gritón levantaron a un pobre vendedor ambulante que estaba mudo del susto: no me pudo decir ni su nombre, solo el miedo brotaba de su boca reseca y sus labios cenizos de sed y angustia de sus ojos “pelados” y de la palidez de su rostro.

El hecho es que en “el estado más seguro del país”, como presume el titular de Seguridad Pública de Chiapas, como en el resto del país, las detenciones sin motivos, las identificaciones aleatorias y la criminalización de los manifestantes son el mejor medio para difundir un mensaje a la nación (la “nación” son todos los mexicanos de carne y hueso que no tienen “hueso”… y carne menos): “no te metas en chingaderas y no tendrás pedos”… el pedo estimado Conrado, es que las autoridades políticas están permitiendo (si no es que ordenando) el exceso de las fuerzas de seguridad para imponer la paz y la tranquilidad a base de cabronazos.

Hay muchos ejemplos concretos de abusos policiales en todos los municipios del país ya durante manifestaciones o por los más absurdos motivos, y también de la “ligereza” con la que sus mandos y los respectivos gobiernos están actuando cuando se trata de perseguir, investigar e identificar a los responsables de esos ataques a manifestantes o a ciudadanos comunes y corrientes, y a pesar de las denuncias no hay investigaciones ni castigos, porque no ha sido posible identificar a los responsables… lo que, además, les permite escoger  culpables “a modo”.

Es preocupante que se esté intentando limitar el derecho de manifestación con el uso de la fuerza, porque el gobierno sabe muy bien que no ha resuelto, ni mucho menos, ninguna de las demandas fundamentales de la nación, sino todo lo contrario, y por ello sabe también, que eso desespera, angustia e irrita a la población que ante la falta de respuestas, opta por manifestarse…  ¿esperará el gobierno más y más desesperadas manifestaciones populares y por eso el Ejército sigue en las calles, estimado Conrado?
Sin embargo, y a pesar de que las denuncias formuladas proceden de muy diferentes denunciantes, que ni siquiera se conocen entre sí, coinciden en aspectos muy significativos, como pueden ser las “técnicas” empleadas y las circunstancias y lugares en que se producen tales abusos policiales. Casualmente (¡JA!), buena parte de los hechos denunciados, transcurren y tienen lugar precisamente en espacios y lugares donde no existen dispositivos de videograbación… para poder actuar a sus anchas.

En este sentido, llama la atención el hecho de que existiendo, desde tiempo atrás, numerosas denuncias sobre malos tratos y abusos policiales en determinados escenarios e instalaciones policiales, no se hayan establecido, por parte de las autoridades, mecanismos de control (especialmente de grabación) para evitar esos malos tratos denunciados o, en su caso, para desmentir la existencia de esos supuestos malos tratos y abusos policiales, ya que, si los mismos no existen, las autoridades serían las primeras interesadas en despejar toda sombra de duda al respecto.
Es decir, en el supuesto de que las denuncias no fuesen ciertas, no se entiende cómo las autoridades correspondientes, no adoptan las medidas necesarias para demostrar la falsedad de las denuncias en su contra… como que ya dialtiro les viene valiendo madre lo que opine la raza, ¿edá?

5024. EL PACTO DE IMPUNIDAD

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Pacto de Impunidad

Los países libres son aquellos en los que son respetados los derechos del hombre y donde las leyes, por consiguiente, son justas.
Maximilian Robespierre (1758-1794).
Político y revolucionario francés.


El cartón de El Fisgón del pasado jueves

Y que copiamos para Ustedes es muy elocuente, son demasiadas coincidencias, pero los gobiernos priístas no son los únicos responsables, es verdad que ellos son los maestros de la corrupción, de la violencia y del asesinato, es verdad que con el PRI retornan nuestras peores pesadillas, pero los priístas hicieron de la Dictadura Perfecta un sistema inclusivo que ahora tiene al PAN, al PRD, y al resto de los partidos de su lado. La agresión contra Cuauhtémoc Cárdenas, repudiable desde cualquier punto de vista, durante la manifestación del jueves en la Cd. De México es una reacción contra los políticos traidores, contra los partidos que han conformado una mafia pestilente para mantenerse en el poder y desde ahí seguir oprimiendo a los ciudadanos.

El desprecio de los gobiernos de los tres niveles contra la sociedad no tiene siglas ni color, la barbarie de Iguala y Ayotzinapa es sólo el producto podrido de un sistema que aniquila todo aquello que no se somete a sus designios: una dictadura implacable que descansa en un Pacto de Impunidad.

Los crímenes cometidos contra de los luchadores sociales, contra los líderes populares que se oponen al avance depredador del ultraliberalismo son noticias que se diluyen en el escándalo y el horror del más reciente asesinato.  El Pacto de Impunidad en el que están metidos altos jerarcas del gobierno, y por consiguiente de los partidos políticos, ha ido muy lejos dejando a la sociedad mexicana a expensas del crimen organizado, protegido y tolerado por los políticos y por los gobiernos.

En el Estado de Guerrero el Pacto de Impunidad dejó impune el crimen de tres dirigentes populares en  los últimos meses, el alcalde de Iguala cómplice de las organizaciones criminales, no fue molestado a pesar de las evidentes relaciones con criminales. En Michoacán el Paco de Impunidad (el acuerdo en las sombras entre el ex gobernador Fausto Vallejo y Los Pinos para que renunciara como condición para olvidar sus presuntos delitos) es sólo una página más en la historia de la impunidad. 

Los acuerdos entre los políticos y entre los partidos  por encima de la aplicación de la ley, tienen una larga historia, El Jefe Diego Fernández de Cevallos y Salinas son sólo dos de los actores de esta historia de complicidades entre los poderosos políticos que se sienten dueños del país.

Todo es una farsa, un montaje con declaraciones grandilocuentes como la de Peña Nieto “Tope en lo que tope”, la impunidad es un cáncer que fomenta la corrupción que invade gobiernos, partidos e instituciones como la triste Comisión Nacional de Derechos Humanos, como la infame suprema corte de in-justicia de la nación, como el Tribunal Electoral de la Federación, como el instituto nacional electoral controlado por el PRI, nuestra democracia y sus instituciones son una farsa, una tragedia en la que el pueblo juega el papel de extra que justifica con sus votos comprados, a un sistema que lo golpea y lo asesina.

Qué ironía, los vendevotos sometidos por las cadenas de la ignorancia y la miseria son ultimados por los beneficiarios de su miserable papel en la tragedia democrática que es la Dictadura Perfecta.

¿Tiene sentido votar en las próximas elecciones? Votar por cualquier candidato, por cualquier partido, es legitimar, respaldar a un sistema corrupto y asesino.

Nuestras demandas siguen, a pesar de que parezcan cada vez más utópicas:

REDUCCIÓN DE SALARIOS y PRIVILEGIOS EN TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E INSTITUCIONES DEL ESTADO, INCLUIDOS LOS LEGISLADORES. REDUCIR DE 500 A 300 DIPUTADOS, ABRIR LAS CANDIDATURAS A LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES. QUE HAYA REFERÉNDUM, DESAPARECER A LOS SENADORES, CANCELAR  LOS SEGUROS MÉDICOS PRIVADOS A  FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y LEGISLADORES, QUE SE ATIENDAN EN EL IMSS Y EL ISSSTE. CANCELAR PENSIONES A EX PRESIDENTES. QUE SE CANCELE EL FINANCIAMIENTO PÚBLICO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS AL MÍNIMO. QUE SE RESCATE EL INE,  LOS TRIBUNALES ELECTORALES Y LA SCJN DE LA MAFIA PARTIDISTA. QUE DESAPAREZCAN LOS LEGISLADORES PLURINOMINALES. CANCELAR EL FUERO Y QUE SE LEGALICE EL  PLEBISCITO Y REVOCACIÓN DEL MANDATO. ¡QUE SE CAMBIE EL HIMNO NACIONAL¡


¡Yo amo la paz y la libertad! ¡Es el momento de despertar!

jueves, 9 de octubre de 2014

5023. TOLERAR LO INTOLERABLE.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Tolerar lo intolerable.   
México es todos los días, muchas cosas al mismo tiempo: millones que salen a trabajar; miles y miles de maestros que enseñan; doctores que curan; empresarios que invierten; madres que cuidan de sus hijos; hijos que cuidan de sus viejos; funcionarios que le cumplen a la gente; políticos con sueños; sacerdotes con ilusiones; policías, soldados y marinos que creen en el cumplimiento del deber; sí, qué duda cabe, diario,  simultáneamente pasan muchas cosas y seguramente, la mayoría buenas, porque si no, esto sería inmanejable.

Pero también, es otras cosas: funcionarios venales, empresarios rapaces, sindicatos envilecidos, banqueros voraces, machos abusadores, mujeres lastimadas, infancia ofendida, delincuencia… y matanzas.

Sorprende el escándalo que provoca la de Iguala, no porque no lo amerite, que por supuesto sí, sino porque debe haber alguna razón para que le haya gustado precisamente esta a gobiernos y entidades extranjeros junto con organizaciones de derechos humanos internacionales para armar la tremolina… algo apesta en Dinamarca (sí, ya sé, lo que dice Hamlet es “hay algo podrido en Dinamarca”, pero “apesta” suena mejor).

Se le recuerdan algunas matanzas (sin ningún orden), nomás para que no diga que el del teclado exagera al afirmar que México es matanzas:

Para abrir boca, las de Torreón en 2010: el 31 de enero, 10 asesinados en un bar;  en otro bar, el 16 de mayo, 11 muertos; el 18 de julio, en una fiesta de cumpleaños, 18 muertos. Los asesinos eran presos del penal de Gómez Palacio, que salían en vehículos oficiales a hacer sus “encargos” ¡y regresaban a la cárcel!

Luego, en Tamaulipas, la primera masacre de San Fernando: el 22 de agosto de 2010, 72 ejecutados el 22 de agosto de 2010; luego, la segunda matanza de San Fernando, el 6 de abril de 2011, cuando se descubrieron 193 personas asesinadas (hay versiones extra oficiales de que fueron encontrados otros 307 cuerpos).

Antes, el 22 de diciembre de 1997, la matanza de Acteal, en Chenalhó, Chiapas: 45 muertos, hombres, mujeres -también embarazadas-, y niños.

No olvidar la de Victoria, Durango, en 2011: asesinato masivo de 340 personas; ni la de Morelia, el 15 de septiembre de 2008, con 8 fallecidos por granadas arrojadas contra la gente que celebraba “el Grito” (a la fecha no hay detenidos).

No vaya a relegar las matanzas en el Casino Royale de Monterrey: 52 muertos… quemados vivos; la de Villas de Salvárcar contra estudiantes, el 31 de enero de 2010: hubo 16 fallecidos y 12 heridos; la de Tepic, Nayarit, del 27 de octubre de 2010, cuando ametrallaron a 15 jóvenes que trabajaban lavando autos; y también en Nayarit, la del municipio de Ruiz, el 26 de mayo del 2011, con 29 muertos y 3 heridos.

En la capital del país también se cuecen habas; botón de muestra: la matanza de siete jóvenes (de 22 a 28 años), en Tepito, el 28 de octubre de 2010. También está la del centro de rehabilitación “La Victoria”, en Torreón, Coahuila, el 6 de julio de 2011, donde asesinaron a balazos a 13 jóvenes en desintoxicación.

El 22 de septiembre de 2013, en el ejido Loma Blanca, municipio de Ciudad Juárez, Chihuahua, 10 personas asesinadas (de entre 15 y 18 años, aparte de una niña de 6 años), acribillados mientras celebraban el triunfo de un equipo de béisbol.

De pasada se le recuerda que del 2000 a la fecha, van aproximadamente 80 periodistas asesinados; y se le hace notar que no se han mencionado aquí los ¡80 mil! difuntos cortesía de la guerra contra el narco de don Calderón, ni los 34 mil que van en este sexenio, cifras espeluznantes.

Más atrasito la matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968: oficialmente y documentados sin duda, 40 muertos, pero hay versiones de corresponsales extranjeros que hablaron de 550, 325, “centenares” y miles de heridos. También la del Jueves de Corpus, del 10 de junio de 1971, con al menos 120 muertos, varios de ellos rematados en los hospitales por los “Halcones”.

Se le solicita atentamente no pasar por alto la siempre negada guerra sucia (de fines de los años 60 del siglo pasado, a fines de los años 70); en ese entonces operaban en el país 29 grupos guerrilleros: los ahogaron en sangre; número de muertos y desaparecidos, indeterminado; la ONU recibió 374 denuncias de masacres y extiende esa guerra de baja intensidad, hasta fines de los años 80.


Y de pilón: es información oficial que de 2000 a 2011, sólo en ese año, los homicidios entre la población joven pasaron de 4,104 a 10,535.

Así empezó la historia de esto que ahora llamamos México, con una matanza, la de Tóxcatl (o del Templo Mayor), el 20 de mayo de 1520, cuando el simpático de Pedro de Alvarado, sin provocación ni razón, pasó a cuchillo a no se sabe cuántos centenares de mexicas, mientras celebraban una ceremonia religiosa. Y así le seguimos, pero como el tiempo empolva y disminuye todo, no se las cuento, que lo reciente es lo que nos ocupa.

Así las cosas, sin cinismo: ¿por qué le ha gustado esto de Iguala a la prensa nacional y extranjera, para armar esta escandalera?; ¿por qué de esta matanza “exige” el gobierno yanqui investigaciones y aclaraciones?; ¿a qué obedece el súbito escándalo internacional? Era de esperarse que hubieran clamado al cielo para detener la aberración calderoniana… y nada. También vale otra pregunta: ¿por qué esta matanza en particular ha hecho sonar las alarmas del gobierno?, ¿por qué tantas más no han merecido sino el tratamiento guango de las frases hechas y las averiguatas incompletas de siempre?

Habrán de disculpar sus mercedes pero esto tiene tufo de manipuleo político y el actual gobierno federal algo sabe que lo preocupa… tal vez que esto de Iguala se lo puedan manejar como a Salinas lo del EZLN, guardadas proporciones y circunstancias, porque, sabe usted, los perversos locales y extranjeros son impíos y despiadados.

Si no es eso, si no hay trasfondo político, pudiera ser que estuviéramos presenciando el nacimiento de un México -¡quisiera el buen Dios!-, en el que se deje de tolerar lo intolerable.