sábado, 20 de diciembre de 2014

5394. MODELOS DE CORRUPCIÓN.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Modelos de corrupción.

Recordad que a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre.
Mahatma Gandhi (1869-1948).
Político y pensador indio.

Vivimos la época más intensa del derroche que caracteriza a la sociedad materialista, el puente Guadalupe-Reyes es la época en que más se fomenta el consumismo, pero en una sociedad profundamente desigual, el desequilibrio es también evidente y se explica por la diferencia entre los ingresos de un 10 % de mexicanos (magnates, políticos y altos jerarcas) contra el resto, el 90 %, que se encuentra en el límite de sus posibilidades.

El consumismo que se comenzó a impulsar con especial énfasis desde la mitad del siglo pasado, tiene hoy como sus principales promotores y representantes a los integrantes de la Mafia, los poderes fácticos y legalmente establecidos, los ídolos populares, los deportistas, pero de entre todos destacan los políticos. Las casas de la familia presidencial y del secretario de Hacienda, fruto de la corrupción política en los más altos niveles, es sólo lo que se ve, el fruto podrido de la complicidad; la Casa blanca y la casita de Luis Videgaray son donativos que los influyentes políticos recibieron a cambio de sus favores.

Peña Nieto y Videgaray sólo siguen un modelo establecido desde hace muchos años, todos los presidentes, sin excepción, incluido el General Lázaro Cárdenas del Río, se enriquecieron a la sombra del poder y cada uno de ellos fortalece el Pacto de impunidad, haciendo borrón y cuenta nueva de los atracos de su antecesor, con lo que la larga cadena de corrupción comienza precisamente en las cabezas, en los presidentes de la República y desde ahí se propaga a los  secretarios, directores, alcaldes, gobernadores y toda clase de funcionarios.

Desde Salinas de Gortari la corrupción de los más altos niveles de gobierno se desbordó, el sujeto acumuló una fortuna cuyo monto se desconoce, y así cada presidente acumula enormes fortunas que nadie fiscaliza. La reciente exoneración del delito de enriquecimiento ilícito del hermano incómodo, Raúl Salinas de Gortari, es la confirmación de la existencia del Pacto de impunidad en el que los jueces y magistrados juegan un papel preponderante, los tres poderes establecidos, el Ejecutivo, Legislativo y Judicial están coludidos en la Mafia, el cuarto, es decir, los medios de difusión, también, en un mar de corrupción en el que nadie se salva, ni los altos mandos del ejército y la marina.

Peña Nieto y su amigo Videgaray no son la excepción sino la regla de un sistema mafioso.

A nivel global el país es también modelo de corrupción en todas las áreas, el robo descarado y del tráfico de influencias o conflictos de interés, y los métodos utilizados en los procesos electorales por el PRIANRD, son copiados por las mafias de otros países.

La corrupción así fomentada se filtra a todos los ámbitos de la vida nacional, convirtiéndose en un problema también en el medio empresarial, la corrupción socava las bases no sólo de las instituciones pública, sino de las privadas. Pero mientras que en las empresas la corrupción se castiga con la expulsión o la cárcel de los corruptos, en la vida pública no sólo no se castiga, se fomenta.

Pro lo peor no es la Casa blanca de Las Lomas, la casita de Videgaray, los ferraris de Romero Deschamps, la presa en el rancho del señor gobernador, el avión de súper lujo de Peña Nieto, los sueldos obscenos de los ministros de la scjn y de todos los parásitos del ine y de los tribunales electorales, la desaparición de miles de millones de pesos de las arcas de los tres niveles de gobierno, la riqueza inexplicable de Raúl Salinas (la lista es larguísima), lo peor es la complicidad del gobierno o de los gobiernos con los grupos criminales, pero era de esperarse que para los que ambicionan dinero y poder y viven obsesionados con acumular riqueza, sin importar los medios.

Nuestras demandas siguen, a pesar de que parezcan cada vez más utópicas:

REDUCCIÓN DE SALARIOS y PRIVILEGIOS EN TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E INSTITUCIONES DEL ESTADO, INCLUIDOS LOS LEGISLADORES. REDUCIR DE 500 A 300 DIPUTADOS, ABRIR LAS CANDIDATURAS A LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES. QUE HAYA REFERÉNDUM, DESAPARECER A LOS SENADORES, CANCELAR  LOS SEGUROS MÉDICOS PRIVADOS A  FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y LEGISLADORES, QUE SE ATIENDAN EN EL IMSS Y EL ISSSTE. CANCELAR PENSIONES A EX PRESIDENTES. QUE SE CANCELE EL FINANCIAMIENTO PÚBLICO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS AL MÍNIMO. QUE SE RESCATE EL INE,  LOS TRIBUNALES ELECTORALES Y LA SCJN DE LA MAFIA PARTIDISTA. QUE DESAPAREZCAN LOS LEGISLADORES PLURINOMINALES. CANCELAR EL FUERO Y QUE SE LEGALICE EL  PLEBISCITO Y REVOCACIÓN DEL MANDATO. ¡QUE encuentren a los 43 secuestrados de Ayotzinapa!


¡Es el momento de despertar!

5393. LOS PROTAGONISTAS, Y LAS HORAS PREVIAS: LA NOCHE EN QUE INICIÓ LA HECATOMBE DE 1994.

Enviado por SINEMBARGO. Para
Tenepal de CACCINI

Por Linaloe R. Flores.
Diciembre 20 de 2014 - 0:05
DESTACADAS. MÉXICO. TIEMPO REAL.

Los hombres del poder que la madrugada del 20 de diciembre de 1994 se reunieron en secreto para devaluar el peso, se sometieron más a la política que a la advertencia y el buen juicio. Y México pagó un precio muy caro su trasnochada determinación. Si tuviera que abrirse un museo de las pesadillas, la crisis financiera que esa noche se inició, ocuparía la sala principal.

El gran relato en números fríos indica que la debacle ha significado para las finanzas públicas mexicanas una pérdida de 116 mil millones de dólares. Pero esa escalofriante cifra no fue el costo mayor. Por aquellos días, millones de familias mexicanas supieron a qué sabe el hambre, miles de empresarios bajaron la cortina y miles de jóvenes estudiantes truncaron sus esperanzas. El ahorro interno quedó destruido y es la hora en que ese daño no ha sido cuantificado.

En los muchos análisis de la hecatombe se han asomado como causas la corrupción, la ausencia de transparencia, la complacencia de los políticos y la omisión de la tragedia nacional que significaba el levantamiento de la guerrilla zapatista en Chiapas. Es difícil no evocar aquel pasado de horrores y culpas ahora, cuando 43 estudiantes de la Normal Rural Superior Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, cumplen más de dos meses desaparecidos y la economía muestra un freno. En veinte años se han adoptado medidas para que los grandes ahorradores asuman las consecuencias de un probable quebranto, pero las instituciones responsables del destino macroeconómico no son capaces de garantizar que aquello no vuelva a ocurrir.

Esta es la historia de esa reunión, donde hace veinte años se inició el camino a la parada del infierno.

Ciudad de México, 20 de diciembre (SinEmbargo).– La noche del lunes 19 de diciembre de 1994, la temperatura en el sur de la Ciudad de México había descendido a dos grados y el Ajusco estaba como boca de lobo. Los hombres que integraban el Pacto de Bienestar y Estabilidad Económicas (Pabec) pasaron por ahí antes de llegar al edificio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Los había llamado Jaime Serra Puche quien cumplía dos semanas como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Los llamó porque se guardaba un anuncio. Cuando lo conocieron, las miradas de esos hombres no volvieron a ser de otra forma; sumisas al espanto, azoradas por el futuro.

Capitales en dólares cuantificados en cuatro mil millones se habían marchado de México en menos de un mes. El ingreso de divisas a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) era una tercera parte de lo recibido en el año anterior. El monto de los Tesobonos –títulos denominados en dólares pero pagaderos en moneda nacional–, de 32 mil millones de dólares. Había que hacer algo por el peso mexicano. En esa hora. De madrugada. Pronto.

Serra Puche inauguraba un estilo discreto de hablar, alejado del habitual, lineal, descarado, sin matices, al que tenía acostumbrados a lo reporteros. Una hoja de block de notas mostraba sus letras deformes, casi ilegibles, desbordando los renglones, como si las hubiera bañado una lluvia pertinaz:

“Como ustedes saben, la situación en Chiapas está muy delicada. Mañana queremos hacer un anuncio del Pabec que dirá así: los sectores del Pacto acordaron abandonar la banda de deslizamiento del peso y dejar que éste sea determinado por las fuerzas del mercado debido a los acontecimientos en el estado de Chiapas”.

¿Qué ocurría como para encontrar en la selva y cañadas la justificación de esta reunión económica?

Ese mismo lunes 19 de diciembre, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) tomó 38 municipios, entre ellos Simojovel, Yajalón y Chanal. El Subcomandante Marcos admitió que un grupo había burlado el cerco militar impuesto por Ejército Mexicano desde el 12 de enero anterior para llegar a esos municipios, mas aclaró que no se disparó un solo tiro. La Secretaría de Gobernación negó esa toma territorial. Pero la Bolsa Mexicana de Valores reaccionó a los acontecimientos con un descenso en los precios de las acciones de 4.15 por ciento en promedio.

Silencio en esa sala de juntas de dos mesas de media luna cuya separación era una pequeña jardinera. Desde el sexenio de Miguel de la Madrid (1982-1988), las flores de ese espacio eran cambiadas cada reunión del Pacto. Aquella noche las olvidaron y frente a los invitados completaban su muerte.

Mientras transcurran estas oscuras horas, Serra Puche se mantendrá en medio de Herminio Blanco, Secretario de Comercio; Santiago Oñate, Secretario del Trabajo y Previsión Social, y Miguel Mancera Aguayo, Director del Banco de México. Las palabras de Oñate y Blanco serán escasas y hasta débiles. Las de Mancera, escasas pero directas como dardos. Las de Serra Puche, muy revueltas y atribuladas.

LOS EMPRESARIOS

El asombro, la alarma y algunos tintes de rabia pintan una voz unánime. Es de los empresarios:

–¿Y qué más, Jaime?

–Nada más.

La seca respuesta provoca la exaltación de Luis Germán Cárcoba, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE):

–¡No puedes anunciar que sólo vas a soltar el peso. Ello debe ir acompañado de un paquete de medidas de emergencia!

Serra Puche gira la cabeza de derecha a izquierda:

–Yo no puedo hacer nada más.

Están ahí los mismos hombres de negocios que desde el 2 de diciembre anterior le solicitaron al Secretario de Hacienda una reunión de emergencia. Quisieron mostrarle al Secretario de Hacienda su preocupación por la economía mexicana desde 20 días antes.

De Serra Puche obtuvieron:

No los puedo recibir. Tengo 15 días para entregar el proyecto de presupuesto. Pero, además, no veo por qué están preocupados. No hay qué temer. Devaluación, no habrá”.

La confianza se había ido de México. El asesinato del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia, Luis Donaldo Colosio y el levantamiento armado en Chiapas tenían manchado el horizonte. Se sentía descontento, zozobra y preocupación. Todo junto y por separado.

El descontento, porque los empresarios habían pugnado durante casi seis meses porque Pedro Aspe Armella se quedara a cargo de la Secretaría de Hacienda, y el Presidente electo Ernesto Zedillo Ponce de León había cerrado a piedra y lodo la puerta a esa posibilidad.

La zozobra, porque el gabinete zedillista, recién nombrado, no convencía a los inversionistas. Por ejemplo, en la Secretaría de Energía estaba Ignacio Pichardo Pagaza, ex Gobernador del Estado de México, a quien en el momento de su designación lo envolvía un huracán de acusaciones proveniente de Mario Ruiz Massieu en torno al asesinato de su hermano, Francisco.

La preocupación, porque días antes, los empresarios entregaron a Serra un documento técnico, elaborado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). El estudio preveía que la paridad del peso frente al dólar no aguantaría.

Esta noche, además de Germán Cárcoba; están ahí Fernando Cortina Legarreta, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin); y los recién designados presidentes de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco) y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Germán A. González Quintero y Víctor Manuel Terrones.

Este 19 de diciembre, Serra Puche se torna melancólico, usa pausas y silencios de sepulcro. Frente a él, la voz en agudos de José Madariaga Lomelí, el dueño de la casa de bolsa Probursa y Multibanco mercantil de México.

Dos años después de este momento, los informes del auditor del Fobaproa, Michael Mackey, develarán que en noviembre de 1994, Probursa incrementó en mil 800 millones de pesos su tenencia de Tesobonos, operación que le produjo una utilidad de cinco mil 400 millones de pesos en tan sólo dos semanas.

En la noche de la hecatombe, la conducta de ese hombre es de inquietud pura. Es él quien deshace el espasmo provocado por el anuncio de Serra:

 –¿Qué creen que va a pasar si sólo lo anunciamos de esta forma?  –dice Madariaga.

Las miradas de los hombres de negocios se concentran en un solo individuo que esa noche sufre de gripe fuerte y su temperatura ha subido a más de 37 grados. Con abrigo forrado en felpa negra y bufanda gruesa que le llega hasta la boca, callado en su estilo solemne, ejerce sin escándalo el catarro. Es  Miguel Mancera Aguayo, Director del Banco de México.

“¿Cuál sería el nivel al que llegaría el peso? –se pregunta Mancera y responde sin usar las manos, atrapadas en el abrigo: “De acuerdo con nuestra experiencia, sería una devaluación de 15 o 20 por ciento, ni de chiste de 50 o 60 por ciento. Una vez que la situación en Chiapas se tranquilice, volverá la normalidad a los mercados”.

–¡Pero debe haber medidas adicionales en un plan de emergencia! –piden en forma airada los empresarios.

Mancera Aguayo vuelve a su silencio. La alta temperatura lo vuelve a poner cabizbajo, contra la mesa.

La escena concluye con un hecho inaudito. Los empresarios le piden a los miembros del gabinete económico, abandonar el salón. No por decisión, voluntad o diplomacia. Salir es una orden:

“Salgan del salón. Hablaremos nosotros”, exige con tono de profesor uno de los líderes empresariales. Y los del gabinete económico se van.

Avanza el reloj. El rostro se le ha agravado a Serra Puche hasta que un empresario aparece en el pasillo:

–Jaime: concluimos que esto es inaceptable. Nada ayuda un anuncio así. Debemos omitir lo de los zapatistas que es una mera anécdota. Si se amplía el margen del peso, se debe elaborar una serie de medidas. No, Jaime. No. Esto es inaceptable.

JAIME SERRA PUCHE

Fue el hombre más distinguido en las negociaciones del TLCAN con Estados Unidos y Canadá. Era el serio y efectivo Secretario de Comercio, de la antigua Secofi, entre 1988 y 1994. Jaime Serra Puche era el miembro del gabinete salinista que sin reserva declaró que no leía jamás la prensa mexicana; sino The Wall Street Journal y The Financial Times. Fama de trajes negros de marcas multinacionales en una época en que el mercado mexicano no estaba abierto de par en par. De capacidad negociadora reconocida. Hasta 1994, un hombre de hazañas. Un hombre que estaba por cumplir 39 años de edad.

¿Acaso el Serra Puche del 19 de diciembre pensaba que nueve días después estaría estampando su firma en una breve y poco explicativa carta de renuncia al Presidente?

Y si lo que más preocupa a un político es el sitio que brinda la evaluación de la Historia, ¿qué pensaría el apuesto Serra Puche, de cabello y bigote negrísimos, de lo que estaba por hacer? Él, cuya carrera sólo mostraba avances: de subsecretario de Hacienda de 1986 a 1988, a Secretario de Comercio de 1988 a 1994 y luego a Secretario de Hacienda.

¿Acaso hubo un presentimiento –uno ligero, quizá– que su poder político se desvanecería en cuanto amaneciera de una vez y para siempre, y que veinte años después en su currículum en la Iniciativa Privada aparecería “Secretario de Hacienda sólo por 28 días”?

–Debo comparecer ante el Congreso. Me van a cuestionar el Presupuesto de Egresos. No puedo, no puedo, no puedo. No puedo sacar a Chiapas de todo esto.

Vino una pausa en la que se escucharon halos de exhalación. Los empresarios y los miembros del gabinete económico adivinaban un largo tiempo implacable y desastroso.

Serra Puche perdía el control y dejaba de ser el secretario brillante con las respuestas oportunas. Señor de sí mismo por muy pocos segundos ya. Un líder empresarial que se había mantenido meditabundo quebró la pausa:

–Oye, Jaime, ¿y si nada más se mueve la banda sólo dos centavos diarios y se acelera el desliz?

Otra vez, los ojos de Serra Puche sobre Miguel Mancera Aguayo:

–¿Cómo ves Miguel?

Desde el abrigo de felpa, el Director del Banco de México:

–Eso quién sabe si funcione.

Intervino el líder empresarial meditabundo: “Bueno, pero si sabemos que lo otro no va a funcionar y esto pudiera tener probabilidades…”

–Bueno –dijo Serra Puche-, permitan que evaluemos esta propuesta.

Los líderes empresariales se quedaron con el presagio nítido de que Serra Puche levantaría el teléfono rojo para hablar con el Presidente Ernesto Zedillo.

LOS LÍDERES SINDICALES

Fidel Velázquez Sánchez tiene 95 años de edad. Está lúcido e inquieto. En sus apariciones diurnas –las de las conferencias de los lunes en el edificio de la CTM- el dirigente ha tomado el aire de los ancianos heridos por la inminencia del fin. Su andar es muy lento y su hablar tan salpicado de sofocos, que no se entiende.

En el salón frente a donde están los empresarios, unos 20 dirigentes obreros discuten con desorden. En el centro, Fidel Velázquez Sánchez. Un día después negará ante los reporteros haber asistido a esta reunión. “Yo no estuve y si estuve, pruébenmelo”.

Escucha la propuesta del secretario Serra Puche: “Soltar la paridad…”

El cetemista no le permite terminar y le menciona dos condiciones para aceptar la devaluación anunciada: el compromiso del sector privado a no subir los precios durante tres mees y un aumento salarial de emergencia. Jaime Serra le explica que un aumento salarial es improbable. “Eso está en chino”, le dice.

Le ofrece también arrancarles el compromiso a los empresarios de congelar precios. “Los haré comprometerse antes de que salga el sol”.

Pero el sol no sale. Al contrario, se ingresa a los más negro de la noche. Santiago Oñate palmea el hombro del Secretario de Hacienda. Los líderes obreros hablan en torno a Fidel Velázquez. Lo que sigue es un un ir y venir de Serra Puche entre los dos salones, franqueado por Blanco y Oñate. Se han convertido en personajes incidentales. Su destino político no está atado a lo que ahora ocurre. (Blanco continuará en la Secretaría de Comercio, Oñate en la de Trabajo y después será embajador de México en Inglaterra).

Los sectores obrero y empresarial no tienen contacto formal. Lo impiden los miembros del gabinete económico. No intercambian siquiera saludos. Excepto por dos que se encuentran en el baño.

–¿Cómo van?

–Mal, ¿y ustedes?

–Pésimo.

“Nos quieren sacrificar a nosotros cuando es el gobierno el que debe ajustar”, indica el empresario. El dirigente obrero remata con léxico rotundo: “Están haciendo puras pendejadas y chingaderas”.

Y Serra Puche:

“Por favor, apóyenme”.

Un empresario levanta el dedo índice y señala los rostros de los miembros del gabinete económico de Zedillo. Sobre cada uno, deja caer la frase más pesada de la noche: “Ustedes, señores… ¡Son una bola de ineptos!”

Y los presentes asienten.

–“Lo mejor es que dialoguemos con los dirigentes de los obreros”, coinciden los empresarios.

Un solo estado de ánimo guardan los empresarios-cúpula: enojo. El mismo que por su parte tienen Herminio Blanco y Santiago Oñate. Los dos mueven los brazos como aspas. Predomina el desorden de palabras y movimientos.

Los empresarios se incorporan para emprender el camino hacia el otro salón. Pero Serra Puche corre al umbral. Extiende los brazos y alarga el cuerpo: “No lo hagan, por favor. No se vayan. No, por favor, quédense aquí. Una firma del pacto sin ustedes sería lo peor. Ellos están intransigentes”.

Y la escena, otra vez, se desbarata: “Está bien, Jaime. Nos quedamos, pero déjennos solos”.

EL AMANECER

“Hemos tomado, Jaime, la decisión de hablar con el Presidente de la República”, escucha el secretario Serra Puche de voz de un líder empresarial.

–¿Pero a esta hora? Si va a ser la una de la mañana –dice el secretario–, veo difícil que puedan hablar con él, pero vamos a hacer el intento.

Del otro lado de la bocina, responde Luis Téllez Kuenzler, entonces jefe de asesores del Presidente, el cargo que tuvo José Córdoba Montoya en el salinismo. “El Presidente duerme y no puede ser despertado”– le dice a Serra Puche.

La ironía viene a la mente de uno de los empresarios: “Es el único mexicano que a esta hora de desastre puede dormir”.

Se acaba el aplomo. Ya nadie discute, ya nadie reclama, ya nadie levanta ni los brazos ni la voz. Se sabe que el pacto no va a ser firmado, que ninguno de los sectores aceptará nada.

“Tenemos que salir antes de que abran los mercados. Me voy a bajar a hacer un comunicado. Vamos a mover la banda por decisión del gobierno y el Banco de México. Lo importante es que jamás usemos las palabras “devaluación” y adjudiquemos la decisión a los conflictos de Chiapas”.

–¿Y qué más, Jaime?

–Desde las 6:30 empezaré a hablar con Pedro Ferriz de Con y José Gutiérrez Vivó.

Entonces, la impugnación de nuevo, como al principio, como si nada de la oscura noche hubiera pasado:

–Pero en Nueva York no oyen ni a Ferriz ni a Gutiérrez Vivó. Se va a generar un caos. Tiene que hacerse una conferencia de prensa, Jaime.

–No –vuelve a decir el Secretario.

Un puño cerrado golpeó la mesa:

–¡Será la primera devaluación que se anuncie radiofónicamente!

El ambiente es de funeral. La indumentaria del Director del Banco de México, Miguel Mancera Aguayo, de abrigo negro, es la más ad hoc. La oscuridad en el Ajusco, también.

Luis Germán Cárcoba ofrece su ayuda al Secretario para redactar el boletín de prensa. Los empresarios se colocan detrás de él. Le dicen: “Quita”, “pon”, “eso no, Jaime”, “no, si mencionas a Chiapas vas a causar más conflictos”.

Y él, sumiso a acatar por primera vez lo que no había sido impuesto por él mismo, hace caso a veces. Luego, vuelve a su antiguo planteamiento de justificar la ampliación de la banda en los acontecimientos de Chiapas y en no utilizar la palabra devaluación.

Amanece.

–Oye, Jaime, ¿y el Presidente Zedillo? ¿Cuándo va a anunciar la decisión? –pregunta otro de los representantes empresariales.

–Él no puede comprometerse.

Los líderes empresariales y obreros abandonan el edificio de la Secretaría del Trabajo. Van con el mundo a sus espaldas; todos como Atlantes, hijos de Zeus. Al salir, respiran el aire de una nueva época.

–¿Tú qué crees, Cárcoba? –se escucha una voz al bajar las escaleras.

“Va a ser un desastre”.

 Fuentes:
Asistentes a la reunión que desean anonimato y documentos en el archivo de la Secretaría de Gobernación.



Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/20-12-2014/1197404. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

5392. 1.-CUBA Y LA INVASIÓN YANQUI. 2.- DIABETES: LA PANDEMIA INVISIBLE.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.-Cuba y la invasión yanqui.
2.- Diabetes: la pandemia invisible.

Los hechos no dejan de existir aunque se los ignore.
Aldous Huxley (1894-1963).
Novelista, ensayista, crítico y poeta inglés.

1.-Los cubanos, que a causa del bloqueo económico impuesto por Estados Unidos se habían salvado de la invasión yanqui y de sus efectos en la salud de la población, ahora están a punto de sufrir las terribles consecuencias de la cultura norteamericana (the american way of life), y en particular de las cadenas de comida rápida o comida chatarra de todos tipos y colores (McDonald´s, Carls Junior´s, Burger King, Taco Bell, Kentocky,   etc.) por lo que en pocos años los cubanos y las cubanas que se mantenían saludables y con cuerpos casi perfectos, se convertirán en un pueblo de obesos y enfermos dependientes de otras cadenas temibles como las farmacéuticas.

Esta semana los cubanos y los estadounidenses lograron acuerdos que no convienen a todos, entre los cubanos que están furiosos se cuentan las diversas organizaciones de anticastristas que viven de donativos de la ultraderecha gringa. A tales sujetos se les caerá el treatrito, pero ya encontrarán otros enemigos, así se las gastan.

Cuba tendrá que abrir sus fronteras al extranjero y Estados Unidos deberá terminar con el bloqueo económico, será un socialismo de Estado y una economía de mercado, también tendrá que caer la familia Castro Ruz, el sistema cubano tendrá que democratizarse; hasta ahora se mantiene en el poder a pesar de la creciente resistencia en la isla. Aunque no tengan el problema de la corrupción y de los partidos, también en Cuba hay una dictadura, esto tiene sus ventajas y desventajas, pero lo importante es que la libertad en Cuba no existe.

2.-El Journal of Ocupational and Environmental Health informó que desde que Salinas de Gortari impuso el TLC, estrategia que va más allá de lo comercial y económico, el consumo de refrescos subió 37%, lo que disparó el problema de la obesidad (13 millones de personas, 9.2 % de la población la padecen en México) y la diabetes, que se elevaron más que nunca antes; según fuentes bien informadas, la propia Coca Cola Company, el consumo de728 latas de refresco al año nos llevó a el primer lugar en el mundo; en defunciones por causa de la diabetes suman cientos de miles cada año, sólo en 2012 murieron 85 mil personas ¡Tantas como la guerra contra las drogas en el sexenio de Felipe Calderón, en un solo año!

Enrique Galván Ochoa, uno de los mejores columnistas de La Jornada, afirmó en su columna “Dinero” que los cubanos son uno de los pocos pueblos saludables que quedan en el planeta, su esperanza de vida es alta, igual que la de los gringos: 79 años. Citó a Margot Sanger-katz quien hizo una investigación sobre el tema en la isla y señala que la idea de que la salud depende de la riqueza no se cumple en Cuba, en cuanto a educación y salud los cubanos no se pueden quejar, sólo el que no quiere estudiar y mejorar su nivel de vida no lo hace.

Margot llama al fenómeno cubano La Cuban Paradox (la paradoja cubana) que al final de cuentas demuestra que el dinero no es la clave del éxito de los programas de gobierno, al menos no en Cuba. Los cubanos han avanzado por la necesidad del gobierno de apoyar los programas de investigación y desarrollo de medicamentos y vacunas que son más efectivas que las que se desarrollan en los países industrializados como Estados Unidos, Alemania, Japón. Todos los avances registrados hasta ahora en las ciencias médicas y farmacobiológicas podrían registrar retrocesos con la apertura comercial.

Pero este es un tema que los cubanos tendrán que resolver, en México tenemos problemas más serios que la entrada a Cuba de los corporativos gringos, y la permanencia de la familia Castro Ruz en el poder; coincidimos los dos pueblos en la demanda de libertad y de auténtica democracia, una democracia participativa.

Nuestras demandas siguen, a pesar de que parezcan cada vez más utópicas:

REDUCCIÓN DE SALARIOS y PRIVILEGIOS EN TODOS LOS NIVELES DE GOBIERNO E INSTITUCIONES DEL ESTADO, INCLUIDOS LOS LEGISLADORES. REDUCIR DE 500 A 300 DIPUTADOS, ABRIR LAS CANDIDATURAS A LOS CIUDADANOS INDEPENDIENTES. QUE HAYA REFERÉNDUM, DESAPARECER A LOS SENADORES, CANCELAR  LOS SEGUROS MÉDICOS PRIVADOS A  FUNCIONARIOS PÚBLICOS Y LEGISLADORES, QUE SE ATIENDAN EN EL IMSS Y EL ISSSTE. CANCELAR PENSIONES A EX PRESIDENTES. QUE SE CANCELE EL FINANCIAMIENTO PÚBLICO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS AL MÍNIMO. QUE SE RESCATE EL INE,  LOS TRIBUNALES ELECTORALES Y LA SCJN DE LA MAFIA PARTIDISTA. QUE DESAPAREZCAN LOS LEGISLADORES PLURINOMINALES. CANCELAR EL FUERO Y QUE SE LEGALICE EL  PLEBISCITO Y REVOCACIÓN DEL MANDATO. ¡QUE encuentren a los 43 secuestrados de Ayotzinapa!


¡Es el momento de despertar!

5391. LA ISLA DE AGÚNDEZ ES OTRA “CASA BLANCA”: ANALISTAS; “EL PRD SE VOLVIÓ DEL MONTÓN”.

Enviado por SINEMBARGO. Para
Tenepal de CACCINI

Por Shaila Rosagel.
Diciembre 19 de 2014 - 0:05
DE REVISTA. MÉXICO. TIEMPO REAL.


Narciso Agundez, el ex Gobernador perredista de Baja California Sur que tiene una isla. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 19 de diciembre (SinEmbargo).– El Partido de la Revolución Democrática (PRD) confirma que es del “montón” y que se conduce con las mismas prácticas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) a lo que tantom criticó, afirmaron analistas políticos a SinEmbargo.

El Semanario Zeta reveló esta semana que el ex Gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño, es el segundo político mexicano en tener una isla privada –después de Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari– valuada en 106 millones 214 mil 254 centavos.

El 7 de diciembre de 2012, y tras 20 meses de haber dejado el cargo en el gobierno de esa entidad, Agúndez Montaño registró a su nombre 2 mil 230 hectáreas en el punto conocido como Cabo San Lázaro, ubicado en la parte norte de Isla Magdalena.

El islote, que según un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Biológicas, el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), posee “uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad, riqueza pesquera y atractivo turístico del Estado” y es también la principal puerta de entrada del Santuario Ballenero localizado en el complejo lagunar de Bahía Magdalena, en el municipio de Comondú.


Foto: Zeta, especial para SinEmbargo

“El PRD está igual que el PRI desde hace mucho. Están igual y demostró lo que sabemos: que hay corrupción por todos lados en todos los partidos. Que hay impunidad y no han hecho gran cosa por cambiar esa situación”, dijo José Antonio Crespo Mendoza, politólogo del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Para el politólogo, el hecho de que Angélica Rivera Hurtado, esposa del Presidente de México Enrique Peña Nieto, posea una casa valuada en 86 millones de pesos, y un ex Gobernador del PRD sea dueño de una isla de más de 100 millones de pesos, significa que ambos están al mismo y nivel y no por un descuido de las dirigencias de ambos partidos, sino por “corrupción”.

“No es un descuido, es parte de la corrupción de los partidos, de la complicidad”, afirmó Crespo Mendoza.

Edwin Ramírez Lemus, politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincidió con Crespo y agregó que la noticia de la isla en Baja California Sur, es una “raya más al tigre” y a la manchada reputación del Sol Azteca.

“El PRD ya se volvió como el resto de los partidos, como lo que criticaba del PRI y en su momento del PAN. Es una mala noticia. Realmente el PRD ha venido cayendo para instalarse como el resto de los partidos, forma parte del montón y le va a impactar al partido en general”, opinó.

Ramírez Lemus explicó que el escándalo del ex Gobernador de Baja California Sur y el de Angélica Rivera, son similares: ninguno es mayor ni menor que el otro.

“La clase política tiene que tener claro algo: son servidores públicos y deben tener vocación de servicio. Así sea una casa, un carro, cualquier cosa que se preste para malas interpretaciones, le da al traste a un sistema político que lucha por ser democrático y que guarda conductas de un sistema autoritario. Hechos como la casa blanca y esta isla, son escándalos de una dictadura”, mencionó.

 
El dictamen del punto conocido como Cabo San Lorenzo en Isla Magdalena en Comondú. Foto: Zeta, especial para SinEmbargo

El politólogo explicó que acciones como el poseer una isla o una casa de un valor millonario, le resta credibilidad a los partidos y origina que la población busque otras formas de organizarse.

“Que no siempre son las más adecuadas, y eso es lo más preocupante”, expuso.

El politólogo Salvador Mora opinó que el caso del ex Gobernador perredista de Baja California Sur, es un ejemplo de nepotismo y del uso del cargo público para beneficiarse en el ámbito privado.

Zeta reveló en su investigación que Narciso Agúndez planeó adquirir la isla el 26 de octubre de 2006, luego de haber registrado formalmente una acta de posesión a favor de su amigo y prestanombres, Luis Raymundo Cano Hernández, en la Dirección de Catastro del XII Ayuntamiento de Comondú, quien figura como posesionario del predio denominado Cabo San Lázaro.

De acuerdo a la carta de manifestación, el empresario expuso ser posesionario de esa extensión de tierra desde mayo de 2006, la cual, según su propia declaración, estaba estimada en un valor de 200 mil pesos.

“Esto es un mal de todos los partidos y se tiene que resolver en un futuro cercano. Hay que localizar varios puntos: una cosa es el partido que nomina a un candidato y otra, cuando son funcionarios. Hay que mirar hacia la ineficacia de la ley para sancionar estas prácticas de nepotismo”, dijo Mora.



Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/19-12-2014/1196444. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

5390. VIDEGARAY: ADIÓS A LOS PINOS.

Enviado por SINEMBARGO. Para
Tenepal de CACCINI

Por Martín Moreno.
Diciembre 17 de 2014 - 0:01
COLUMNAS. Red Pública.

+Insostenible, el amigo de Peña Nieto.
+Economía y Grupo HIGA lo sepultan.

Más allá de que el país se le va entre los dedos, que el mundo lo ve como un Presidente sin capacidad para gobernar, y que cada vez son más las voces que piden su renuncia, Enrique Peña Nieto tiene un problema institucional y un conflicto personal. Y se llama Luis Videgaray, secretario de Hacienda.        

Sí: el amigo de Peña Nieto. Su aliado. Su confidente. Su compañero de aventuras. Pero, sobre todo, su cómplice, Videgaray se ha convertido, en dos años de gobierno, en un factor de discordia dentro del primer círculo peñista, integrado por el propio Videgaray, Aurelio Nuño, Osorio Chong y, en el gabinete de sombra, los tres gurús de Peña: Arturo Montiel, Alfredo del Mazo padre y Emilio Chuayfett.   
     
Hoy, el secretario de Hacienda, más que un as dentro del gabinete, es ya una bomba de tiempo que acabaría por dinamitar la imagen derrumbada del gobierno de Peña Nieto. ¿Por qué?        

Por tres factores evidentes e indiscutibles: la economía estancada; su casa financiada por el poderoso Grupo HIGA (Hermanos Inmobiliarios del Grupo Atlacomulco) y, paradójicamente, su principal fortaleza ha mutado en debilidad: su cercanía con Peña Nieto.        

Por salud pública. Por estrategia de gobierno. Por lanzar el mensaje de que habrá un verdadero golpe de timón. Por la urgencia que tiene de tomar oxígeno ante la avalancha de malas noticias que lo asfixia, Peña Nieto debería remover al secretario de Hacienda. No tiene mayor margen de maniobra.        

Y la pregunta se impone:        

¿Será capaz el Presidente de sacrificar a su amigo Luis?        

Peña ya lanzó a los leones a su propia esposa para zafarse del affaire Casa Blanca.        

Peña ya utilizó como chivos expiatorios a sus padres – un electricista y una maestra-, a quienes señala de haberle heredado seis de sus nueve propiedades.        

Ahora, ¿será capaz de fulminar también al querido amigo Luis?        

Con un Presidente descontrolado, disminuido y abatido, podría suceder cualquier cosa.        

Y ya lo sabemos: un hombre arrinconado es capaz de todo.

*****        
Lo advertimos en esta Red Pública desde el 20 de noviembre de 2013 (El Gabinetito):        

“Peña Nieto hizo malas apuestas para el gabinete presidencial: perdió a un buen secretario de Hacienda y ganó a un mal Canciller.        

“En Hacienda, José Antonio Meade era el garante de la estabilidad económica del país, tenía los hilos de la conducción financiera – bajo una economía en crecimiento y confiable-, pero ha sido una nulidad como secretario de Relaciones Exteriores. No ha dado una, como en el caso Venezuela.        

“Y Luis Videgaray – en prácticamente ya un año  de gobierno peñista-, nos metió de nuevo en la crisis económica y arroja resultados tan mediocres como alarmantes: México sólo crecerá 0.9% en 2013 (Banxico). Es decir: nada. Desempleo con 2.7 millones. El endeudamiento público más alto desde 1990. Producción Industrial cayó 1.6%. Desplome brutal en la industria de la construcción del 8.3 por ciento”.        

Hasta aquí aquella columna de hace 13 meses.        

Sin embargo, las malas cuentas financieras de Luis Videgaray se mantienen, con una economía que este año no crecerá en los niveles necesarios (apenas 2%), con el desempleo sin variación, la actividad industrial a medias, el comercio castigado por los impuestos y el consumo de las familias a pique.        

¿Qué responsabilidad tiene Videgaray en el desplome económico del país? Mucha.        

Es, nada menos, que el padre de la Reforma Fiscal más dañina, ineficaz y rechazada en la historia de México. Lo dispuesto por Videgaray terminó con el crecimiento de casi 4% registrado en el último año de Calderón.        

Son las consecuencias de haber politizado a las finanzas nacionales. Lo acertado habría sido que Meade permaneciera en Hacienda. Pero no. A Peña Nieto le ganó el corazón y hoy todos estamos pagando las consecuencias de sus desatinos personales.        

Videgaray no ha podido con la economía. Ha sido el secretario de Hacienda con peores resultados durante los dos primeros años de gobierno. Politizó las finanzas nacionales, creyendo –iluso e irresponsable-, que podría manejar al país como lo hizo con el Edomex. Se equivocó. Simplemente, Videgaray, hoy por hoy, no da para más.

*****
Es la economía y es la “Casa Blanca” de Luis Videgaray en Malinalco.

“Hice el trato cuando no tenía ningún cargo público”, pretexta Videgaray cuestionado por su casota en el Estado de México, con valor de 7.5 millones de pesos, financiada -por supuesto-, por el generoso Grupo HIGA de Luis Armando Hinojosa, el empresario consentido de Peña Nieto, de la Gaviota…y de los que resulten.

Videgaray, una de dos: o cree imbéciles a los mexicanos, o es un cínico profesional. Usted decida.

1) Todo mundo sabía que Luis Videgaray iba a ser o secretario de Haciendo o Coordinador de Gabinete o que ocuparía un cargo de primer nivel en el gobierno peñista. Lo sabíamos todos y por supuesto el Grupo HIGA. Si liquidó su casota 50 días antes del uno de diciembre de 2012, eso no le quita el pecado: tráfico de influencias evidente e innegable, donde un grupo empresarial hoy maneja obras por casi… ¡50 mil millones de pesos en todo el país! (SinEmbargoMX. 15/XII/2014). En una frase: Grupo HIGA favoreció al personaje político que más influye en Peña Nieto.

2) Hasta hoy, Videgaray no ha dicho de dónde sacó los 7.5 millones de pesos para liquidar la deuda que tenía con su financiador: el Grupo HIGA. ¿Cómo le hizo, si según él, estaba desempleado? ¿O también lo indemnizó Televisa?

3) La opinión pública ya dictó sentencia: Videgaray forma parte del entramado financiero-inmobiliario integrado por Peña Nieto- Grupo HIGA- Hinojosa- La Gaviota- Videgaray. A nadie se le quitará de la cabeza la imagen de un secretario de Hacienda corrompido por intereses empresariales. Está nulificado.

4) ¿Con qué cara se presentará el secretario Videgaray ante Washington y ante el mundo, cuando está salpicado por el tráfico de influencias y la corrupción en México, cada vez con mayor resonancia a nivel global? Lo atenderán, sí, por su cargo, pero seguramente, entre murmullos dirán que es uno de los corruptos de México. Imposible que le funcione más al país como responsable de las finanzas públicas con una imagen tan deteriorada.

*****
Luis Videgaray es el favorito de Peña Nieto para la candidatura presidencial en 2018. Hoy, su amigo, como el país, se le desmorona entre las manos.

En Gobernación están de fiesta por el regalo navideño llegado desde la redacción de “The Wall Street Journal”: nada menos que la cabeza de Videgaray en charola de plata.

Osorio Chong ya se frota las manos como puntal de los priistas para la próxima elección presidencial. Videgaray parece haber sido descabezado por la guillotina de su ambición. Pero aún falta camino. Osorio lo sabe.

Por lo pronto, ¿usted votaría por Luis Videgaray para presidente de México?        


Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/opinion/17-12-2014/30063. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX