viernes, 4 de septiembre de 2015

6568. COMPASIÓN PERDIDA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Compasión perdida.

“La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices”.
Albert Einstein
(1879-1955).
Científico alemán.


Sirios, iraquíes, Libaneses, afganos, miles de personas huyen de la guerra y muchos de ellos mueren en el éxodo. La foto de un niño ahogado en una playa de Turquía luego de que dos barcas de migrantes que se dirigían a Grecia naufragaron, estremeció al mundo. El padre del niño narró cómo sus niños resbalaron de sus manos. Los guardacostas turcos rescataron a 15 personas, pero 12 murieron entre ellos 7 menores.

La foto del niño ahogado se difundió ampliamente en la prensa de Europa y provocó las declaraciones de políticos y gobernantes:  “Ya es suficiente”, “Estas fotografías están más allá de lo horrible”,  Yvette Cooper, ex ministra de Trabajo de Inglaterra dijo a The Independent que “cuando las madres están tratando desesperadamente de salvar sus bebés de ahogarse, cuando su barco se ha hundido, cuando las personas están siendo abandonadas por bandas de traficantes maliciosas para sofocarse en la parte trasera de los camiones y cuando los cuerpos de los niños están llegando a las costas, Gran Bretaña tiene que actuar".

“La humanidad ha naufragado”, es otra de las frases que acompañan a la foto en las redes sociales. En España, el diario El Mundo, señaló que la foto "ya forma parte del álbum migratorio de la infamia", mientras que El Periódico escribió que la imagen ilustra "El naufragio de Europa".

Para The Guardian, la foto resume "todo el horror y el drama humano que se vive en las costas europeas". "Si imágenes tan potentes como la de un niño sirio muerto arrastrado por las olas no cambian la actitud de Europa frente a los refugiados. ¿Qué podría hacerlo?", pregunta el diario The Independent.

En Italia el diario La Repubblica reprodujo la imagen en Twitter titulándola "Una foto para silenciar al mundo". El director de emergencias de la ONG Human Rights Watch, Peter Bouckaert, compartió la imagen en Twitter: "Algunos dicen que la foto es muy ofensiva para ser compartida en Internet o publicada en los diarios. Pero a mí lo que me parece ofensivo es un niño ahogado que yace en la playa cuando se podría haber hecho más para prevenir su muerte".

Las fronteras las construyeron los políticos, los gobernantes, los militares, los religiosos, las fronteras no existen en realidad, por la geografía del planeta corren ríos, cordilleras, también los hombres deberían de ir de aquí para allá sin límites ni papeles. Los tratados comerciales de las potencias del mundo abrieron las fronteras a las mercancías pero no a los seres humanos; no hay fronteras ni aduanas para el tráfico de drogas, de armas, y si las personas quieren cruzar las fronteras hay soldados que lo impiden.

Somos ciudadanos del mundo y el planeta no es propiedad privada, además, todos somos migrantes, estamos de paso en este hermoso planeta.

Los verdaderos culpables del éxodo  que se registra en Europa son  los socios del gobierno invisible que controla a los ejércitos de la OTAN, Estados Unidos, Israel, Alemania, es decir, los mismos de siempre por un lado y por el otro Rusia, China, países que también ganan con la promoción de la guerra, pero todos, de una u otra forma somos responsables al permitir la existencia de fronteras.

¿Ya olvidaron los alemanes que después de la segunda guerra mundial el pueblo derrotado, buscaba refugio, trabajo y alimentos y que fueron recibidos compasivamente en Europa y América?


¿Y los israelitas? ¿Se olvidaron de su larga historia de migraciones? ¿Qué pueblo de la Tierra no ha sido migrante?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: