martes, 8 de septiembre de 2015

6581. 1.-MENTIRAS HISTÓRICAS. 2.-RESTAURAR A PORFIRIO. 3.-MORENA Y EL CAMBIO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.-Mentiras Históricas. 2.-Restaurar a Porfirio. 3.-Morena y el cambio.

“El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera”.
Alexander Pope (1688-1744)
Poeta inglés.



1.-Una de las constantes de los gobernantes mexicanos es la mentira, no hay en el mundo otros gobiernos tan mentirosos como los que le ha tocado padecer al pueblo de México. La mentira se ha convertido en una forma de vida, los políticos viven en la mentira, en un mundo de privilegios que no corresponde a la realidad de más de 60 o 70 millones de mexicanos, para vivir con ese nivel de vida políticos y gobernantes tienen que mentir, a fuerza de mentirle a los demás, se mienten a sí mismos.

Parte de nuestra sociedad vive en y de la mentira en lo que respecta a la dimensión política de su vida, se engaña, aunque tiene el pretexto de su profunda ignorancia. Podríamos afirmar lo mismo de la dimensión metafísica de los mexicanos, su profunda ignorancia los impulsa a aceptar los dogmas religiosos que les ahorran el trabajo de pensar y tomar decisiones.

El domingo pasado el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes con una verdadera investigación científica acerca de los acontecimientos de Ayotzinapa, hizo añicos la versión de Murillo Karam, el ex titular de la PGR quien impuso la “verdad histórica” que a los ojos del pueblo siempre ha sido una mentira. Entonces la gran pregunta es, si los jóvenes de Ayotzinapa no fueron incinerados, ¿qué hicieron con ellos?

2.-La historia es en realidad una gran mentira en su mayor parte, no sólo la historia nacional, la historia universal es una larga serie de mentiras y medias verdades, pero en cuanto a la historia nacional la corriente conservadora, el PRI y el PAN están tratando por todos los medios de reivindicar la figura del dictador Porfirio Díaz, recientemente se develó una estatua del dictador y en los próximos días se proyectará una película biográfica, en cuanto veamos la cinta que se pasará por televisión, ya comentaremos, en cuanto a  los argumentos para tratar de reconfigurar la imagen del militar son múltiples, pero un solo hecho lo retrata de cuerpo y alma, el asesinato de obreros y campesinos que luchaban por sus derechos. Un asesino, eso fue y será el tal Porfirio, no importa cómo lo quieran reivindicar. Si desean profundizar en el tema,  Pedro Salmerón Sanginés escribe un artículo en La Jornada que vale la pena leer, lo titula ¿Paz y progreso?, dice uno de los párrafos acerca de la pax porfiriana, “¿Paz para qué? Para que las trasnacionales pudiesen extraer la plata y el petróleo, el henequén y el caucho, el tabaco y las trozas de caoba. Paz para los señores del poder y para la oligarquía fundada en el moderno latifundio agroexportador o el trabajo semifeudal en las haciendas tradicionales”.

3.-A los promotores del voto nulo, una pregunta: ¿dejar de votar sirvió de algo?, que Denisse Dresser y el poeta Javier Sicilia lo expliquen, en cambio, a los que optaron por apoyar al Movimiento de Regeneracion Nacional (MORENA) de acuerdo a lo que afirmó López Obrador ya se preparan iniciativas de ley y una de las que López Obrador sugirió es para que el presidente de la república pueda ser juzgado por corrupción e influyentismo, el presidente sólo puede ser juzgado por traición a la patria, y esto es así desde el siglo 19 “lo cual es anacrónico”.

Como millones de mexicanos han expresado, Guatemala está dando el ejemplo al destituir al presidente Otto Pérez Molina, por actos de corrupción; fue López Obrador quien pidió a los legisladores de Morena que presenten una iniciativa de ley para que se aplique revocación del mandato, además de que la primera iniciativa propondrá que se aplique un plan de austeridad en el gobierno federal, que se reduzcan los sueldos de los altos funcionarios públicos, que se quiten las pensiones millonarias a los ex-presidentes, y que se vendan los aviones y helicópteros que usan los funcionarios, como el de Peña Nieto. López Obrador  preguntó: “¿Es justo que un ministro de la Corte gane 600 mil pesos mensuales, un senador 500 mil pesos mensuales, un diputado federal 400 mil pesos mensuales, cada uno de los ex-presidentes tengan una pensión de un millón de pesos?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: