miércoles, 9 de septiembre de 2015

6586. DEL SABER, CONOCER Y APRENDER.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LOS OBISPOS DE LA DIÓCESIS DE ZAMORA
Catorceava parte

El Obispo José Othón Núñez Zárate, reformó, para una mejor y más moderna formación de los futuros Sacerdotes, los planes de estudio del Seminario con la ayuda del  Padre Don  Rafael Galván, maestro del Seminario y gran luchador, como cristiano y como Sacerdote, contra las injusticias sociales y a favor de los derechos de los desposeídos, sobre todo los campesinos.

Comenzó a mandar al Pío Latino alumnos del Seminario (como a Salvador Martínez Silva, futuro Obispo Auxiliar de Zamora, y a Luis Nuñez Valladares), para que pudieran trasmitir luego a los alumnos un mejor conocimiento de las ciencias eclesiásticas y un mejor nivel académico y humanístico.

Sus relaciones con las Congregaciones Religiosas fueron aprovechadas para promover la educación en la Diócesis, admitiendo en la Diócesis a los Hermanos Maristas, tanto en Jacona como en Uruapan y apoyando el Noviciado de los Padres Jesuitas en el Llano, al mismo tiempo que  aprovechaba su influencia apostólica en la región. Ayudó y apoyó a la Congregación de las Hermanas de los Pobres, fundadas por el Señor Cázares, sobre todo para su expansión dentro y fuera de la Diócesis, poniéndolas en contacto con maestras oaxaqueñas que él había tratado y organizado en su antigua Arquidiócesis. Se preocupó también por las demás comunidades de Religiosas establecidas en la Diócesis.

Sabiendo que la clave del progreso, en todos los órdenes, es la educación, fundó el Colegio San Luis, reorganizó la Escuela de Artes y Oficios, fundó la Escuela  de Comercio, y una Normal Católica. Todas estas Instituciones fueron verdaderas fuentes de educación y de promoción humana, trayendo innumerables beneficios a la ciudad y a tantas personas que en ellas se formaron y adquirieron una fuente de trabajo y un medio de vida y subsistencia.

Pero fue la fundación en toda la Diócesis de los Círculos de Obreros  el principal factor para que la labor social en la Diócesis alcanzara el auge que alcanzó. Al fundarlos, el Señor Núñez no iba a experimentar nada. Ya, desde que estuvo en su natal Oaxaca, conocía esos Círculos, los había promovido y había tenido experiencias en su manejo y organización; de ahí que al establecerlos en su nueva Diócesis, lo hiciera con la seguridad de su efectividad.

 El fin principal de estos Círculos era  que los obreros, los trabajadores, los campesinos, unidos entre sí, superándose en todos los órdenes y ayudándose entre todos, pudieran defender sus derechos y lograr mayor bienestar para sí y para sus familias.

Y esto lo lograban a base de:
a) Conferencias: En el nuevo local del Circulo, los domingos en la noche, se dictaron Conferencias sobre temas importantes: la embriaguez, la dignificación del trabajo, el respeto a la mujer, la educación de los hijos, la exactitud en el cumplimiento del deber, las ventajas y la utilidad del ahorro, el progreso en las artes y oficios.

b) Ayuda a Socios enfermos auxiliados por el Círculo:  del 1º de enero al 31 de diciembre: 208 enfermos. Suma empleada: $ 1,492.25. Visitas médicas 381. Socios muertos: 6. Ayuda económica a sus familias: $ 28.00.

c) Las Cajas de Ahorro que rápidamente se han extendido en por toda la Diócesis, juntamente con los Círculos Católicos de Obreros: Sahuayo fundado el 13 de febrero y con  900 socios; Uruapan, los primeros de marzo  con 615 socios,  Taretan, el 10 de abril con 397. Ziracuaretiro, en marzo con 254, Santiago Tangamandapio el 3 de enero con 450, Cojumatlán en noviembre con 228, Tancítaro el 4 de abril con 165 socios, Tarecuato el 1 de agosto con 56 socios, Acahuato el 4 de abril con 125 socios, Tingüindín el 6 de octubre con 538 socios,  Cherán en  noviembre (no hay informe del número de socios), Charapan el 6 de noviembre con 58,  San Juan Parangaricutiro en noviembre con 60, Nahuatzen el mismo mes con 54 socios, Coalcomán en noviembre con 79, Los Reyes en diciembre 3 con 250, Chilchota el 12 de diciembre con 225, Pamatácuaro el 8 de diciembre con 160,  Carapan el 12 de enero con 150 socios,  Penjamillo en la misma fecha pero sin informe, Ecuandureo en la misma fecha, sin informe, Tlazazalca el 1 de enero de 1911 con 50 socios, Zináparo en la misma fecha y con 119 socios,  Cotija ese mes con 900 socios.

d) Todos con “Caja de Auxilios Mutuos”. Fundó la Liga para Proveer Trabajo a los necesitados, promovió y ayudó a fundar Bibliotecas y Salas de lectura en varios pueblos de la Diócesis, fundó la Acción Católica Social, las Damas Católicas y el Secretariado Social, etc. etc.

Pero, sin duda alguna, la obra que trascendió las fronteras de la Diócesis y de México fue la celebración de la Segunda Gran Dieta de Obreros, celebrada en Zamora durante el Gobierno del Señor Núñez del 19 al 22 de enero de 1813. Fue realmente un evento que sirvió de base, ejemplo y fundamento  para muchos movimientos sociales posteriores y cuya importancia se manifiesta en que, casi a cien años de distancia, en algunas Universidades de Europa se cita a esa Dieta de Zamora como una aportación importante a la solución de los problemas sociales universales.

En esa Dieta, antes que la misma Constitución Mexicana del año de 1917, se plantearon  los diversos problemas e injusticias sociales, se dieron soluciones concretas y factibles y se exigió el respeto real a los derechos del trabajador mexicano. Desgraciada y dolorosamente son pocos los que en la actualidad conocen la importancia y la trascendencia de esa Gran Dieta de Zamora...

Sobrevino el año de 1914 la Revolución carrancista y con ella el destierro del Obispo Núñez y muchos de sus Sacerdotes, la incautación de todas aquellas obras materiales y la supresión de todas las instituciones que operaban a favor de los pobres. El Señor Obispo Núñez tuvo de salir de su Diócesis a la que, desde Oaxaca o México, trató de seguir gobernando a basa de una cotidiana correspondencia con algunos de sus colaboradores que pudieron permanecer en ella.


Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: