viernes, 18 de septiembre de 2015

6622. PARTIDOCRACIA ONEROSA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Partidocracia onerosa.

El egoísmo que genera el sistema hace que los gobernantes antepongan su éxito personal a su responsabilidad social.
Erich Fromm (1900-1980).
Psicólogo estadounidense.



“México es el país más generoso en América Latina en el subsidio a sus partidos políticos y el quinto en un grupo de 25 economías, incluidas varias avanzadas”. Así comienza la nota de La Jornada que informa que el gobierno de nuestro país destina 17.24 dólares por votante, 18 veces arriba del promedio de la región.

Los partidos políticos viven de los impuestos de los ciudadanos, y en el caso de México no sólo se les proporciona dinero en tiempos de campaña sino en tiempos no electorales; a eso hay que sumar el costo que representa la exención de impuestos, pagos de franquicias postales y dinero para las fracciones parlamentarias.

Para el 2016 el INE (Instituto del Neo-fraude Electoral) solicitó un presupuesto de 15 mil 400 millones de pesos, de esa cantidad impresionante que serviría para construir hospitales, escuelas y medicamentos, 3 mil 31 millones de pesos son para los partidos políticos.

Los comentarios que los lectores de la Jornada en su página virtual coinciden en criticar la onerosa carga que los partidos representan para la sociedad, como Felipe De Jesús García, quien escribió: “Más que en los votantes el INE gasta en sostener a esa caterva de cómplices del fraude electoral que laboran ahí, avance democrático NADA, sólo atole con el dedo que hace más ricos a las televisoras”; José A Rodríguez por su parte escribió:  “Pues no nadamas los partidos, mi estimado. Es un dicho que lo tienen muy bien arraigado todas las altas jerarquias en el gobierno federal. Te damos un ejemplo: una persona que ostenta el puesto con nivel de director o administrador en cualquier dependencia de gobierno gana un salario mensual de aproximadamente $ 68,800 pesos, dinos tu sino es cierta la apreciacion.”

Dan Zz escribió: “Como ciudadano solo puedo decir lo que veo y lo que veo es que los partidos políticos son solo un horno que quema dinero, son financiados con dinero público y atienden a la voluntad de los que tienen el poder, más que servidores públicos son "Servidores Privados" de una vez por todas deberíamos quitarles el 95% de su presupuesto (que además solo llena las calles de basura y los bolsillos de la las televisoras) y exigirles, pero, eso solo es un sueño ¿cómo van a levantar la mano y hundir la daga en su propio corazón?.

Copio otras opiniones:
Rom Emy: “No los subsidia México. Nosotros, cada uno, los subsidiamos. Nosotros, cada uno, deberíamos estarles exigiendo que rindan cuentas y, desde luego, impedir que tantos recursos NUESTROS se dilapiden para dar de tragar a gente como Carmen Salinas. Si seguimos pensando que México es quien hace todo, pues seguiremos haciéndonos patos, esperando a que "México" reaccione.

Luisa Lomeli: “Pues, no, México no subsidia "generosamente" a esos entes diabólicos, denominados "partidos políticos, los partido se despachan así mismos con la cuchara grande a nuestro nombre y ni siquiera preguntan, a los mexicanos, nuestra opinión. Es grande la diferencia.”

Luis “Huevones, comodines, cínicos, ineptos, y corruptos los que conforman a la partidocracia, viven de nuestro presupuesto que debería de usarse para las necesidades urgentes de este país, no para mantener a tanto cínico huevon, que conformas a los partidos, y también a el INE que gastan como si estuviéramos en la opulencia, bueno ellos si están nosotros estamos jodidos por tanto despilfarro del gobierno.”


Busqué en otras fuentes las reacciones de los lectores y todas coinciden en su crítica al gasto excesivo que representa mantener a los partidos políticos, un exceso que se reafirma por el hecho de que los partidos son los que hacen las leyes, como escribió Dan Zz: “eso solo es un sueño ¿cómo van a levantar la mano y hundir la daga en su propio corazón?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: