miércoles, 23 de septiembre de 2015

6638. HAY DE POPULÍSMOS A POPULÍSMOS…

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

AQUELLOS DÍAS

Llenabas mis manos, las hartabas
días de libar sin prisa, sin tiempo,
decías ser mía, decías que amabas,
tiempo de encanto, de ensueño,
tiempo de aquellos nosotros,
de aquellos, los de entonces.

eliseo.

En plena guerra de desinformación, obviamente generosamente pagada con los dinero públicos; como dijo alguna vez el entonces presidente Calderón...tengo que pagar millones de pesos para tener las portadas de los diarios con algo positivo de mi administración mientras que a los narcos les sale gratis... (¡sic!).

Hoy, si bien los narcos no se han apropiado tanto de los titulares de los días, al menos los narcos peladitos, tipo chapo y tuta o el azul y esas cosas inventadas por la imaginaria social tan necesitada de expresiones; porque ya ve usted que en los cuadros de la clase política hay demasiadas sospechas de la actividad real de un buen número de políticos en funciones y otros retirados aparentemente.

Como sea que lo de hoy es ser enemigo del populismo para estar bien con el presidente..., como en tiempos de su padrino político, el inefable  Salinas. La orden es clara, no se aceptan populistas que no emanen de la propia presidencia; claro, le mensaje está dedicado al peje y su aparente honestidad en el manejo de los dineros públicos.

Peña Nieto se está contradiciendo al atacar lo que predica; en su mensaje a la nación los primeros días de este septiembre, de manera inapropiada fustigó a todos aquellos que, con aires mesiánicos,  estaban actuando de manera irresponsable ofreciendo un camino diferente al que él, como Tlatoani en funciones le está dando a la nación en su conjunto; no olvidemos que la soberbia es legítima compañera de cada ocupante de la casa de los pinos; y que a su juicio, nada se debe mover en la naturaleza si él no lo permite.

Pero resulta que con motivo del lamentable atentado en Egipto en que murieron varios mexicanos, y otros heridos; no solo ordenó que la canciller fuera a ocupar las funciones que le competen al embajador en aquel país africano, sino que además ordenó que los heridos fueran trasladados en el avión presidencial; aclarando que los turistas cuentan con un seguro que debe cubrir este tipo de trámites. Pero como es una tragedia elevada a escándalo internacional en la prensa mexicana, resulta que el presidente la ha aprovechado para manejar un gran acto popular mediante el que intenta mostrar el lado solidario y humanitario de que desea hacer gala. Por eso en un arranque muy popular, mismo que seguramente le han recomendado sus asesores groseramente bien pagados, ha decidido que visita a los heridos, mismos a los que se les ha dado un recibimiento y trato de mártires nacionales; cuando solamente son personas en desgracia en un viaje de turismo.

No tengo nada en contra de que se les dé un buen trato... ¡si fuera la política normal para cada mexicano... ! aunque no le aporte popularidad al presidente; mire usted que eso sería una buena forma de ser gobernados. No es cierto por desgracia; mire usted, a casi un año de las desapariciones de los estudiantes, se les anuncia, como si fuera migaja, que los padres de los muchachos serán recibidos por el presidente el día 24 de septiembre. Claro, recibir a tender a los turistas le dan votos de popularidad, mientras que los padres de los estudiantes le están quitando prestigio público; ahora sí que por portarse mal no se merecen su presencia y atención. Esto se llama populismo y desprecio al "otro", al menos favorecido, al que no tiene recursos para obligarle a cambiar de política. Es populismo barato y cínico en que no cabe justificación alguna, más allá de las expectativas de popularidad del mandatario.

Por cierto, los padres de los estudiantes tratarán de entrevistarse con el Papa Francisco, en su visita a los Estados Unidos, para denunciar este  gobierno  que quiere ser popular a fuerza de actos públicos seleccionados, en lugar de ser lo que debe ser y para lo que se supone fue elegido: para gobernar a todos los mexicanos..., aunque esto suene igualmente a vil y sospechoso populísmo de nuestra parte.

Y sin embargo, no hay duda, hay de populísmos a populísmos; ya usted dirá si está de acuerdo que lo que hace el presidente Peña y su muy cantada actitud en busca de popularidad.

Un abrazo y que tenga un buen día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: