domingo, 27 de septiembre de 2015

6647. LA EDUCACIÓN FRACASADA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepall de CACCINI

LA LLAMADA

Llega de repente, sin escrúpulos,
esa idea loca de la espera,
montas en cólera, desesperas,
rehén como nunca del tiempo,
adoras el altar del suspenso,
y esperas con algunos improperios
que el casi frío teléfono
suene y te anuncie su llamada.
Verás que en ocasiones es casi nada.

eliseo.

"..., y así es nuestro sistema educativo -explicó a Jim-. Hoy en día, tenemos tres burócratas por cada cuatro maestros, que no solo chupan el dinero de la escuela sino que nos obligan a perder el tiempo leyendo las tonterías que nos mandan y contestando cuestionarios. Se dedican a imprimir normas inútiles y disparatadas y luego las cambian...

-Es la política que utilizamos nosotros para vender ordenadores -la interrumpió Jim riendo.

-¡Más despilfarro de dinero público!"
(Stephen Vizinczey; El Hombre del toque Mágico; pag.41)

Cuando se anunció con bombos y platillos que se les haría llegar a cada alumno de quinto grado una tabla electrónica, se mandó con ello, o una actitud de mala leche de parte del gobierno; o una demostración del pendejismo con que se conduce la educación nacional, desde una muy bien pensada avalancha de la derecha ideológica que se muere por reintegrar la figura del dictador Porfirio Díaz con la calidad de héroe nacional sin discusión.

Es penoso ver como se está manipulando la idea de la educación y la modernidad con la escuela mexicana. ¡Ha notado usted cómo se va idiotizando a los niños por medio del uso de las tablas electrónicas? se les ha inculcado  la idea de que ya no hace falta ir a buscar información en los libros, que estos están metidos en la tablita; que no hay que usar la mente y su capacidad de análisis; que la idea de educación moderna es pensar que el productivismo irracional es lo único para lo que ha sido establecida la escuela; sobre todo en los países emergentes que se han dedicado a reproducir los patrones de de conocimiento que se les ha impuesto; de hecho es la única argumentación que sostiene la tan llevada y traída certificación, misma que empezó con lo que se llamó ISO.

¿Sí supo que el embajador de México en Gran Bretaña, Diego Gómez P., durante el grito del 15 de septiembre gritó... ¡Viva Porfirio Díaz!...?

¿Qué le parece? ¿tontería? ¡Para nada! se trata de discursos perfectamente armados para dejar en el ambiente la idea de lo que se desea; es la derecha mexicana, a la que pertenece el presidente Peña que tiene prisa por reescribir la historia de México. De ahí podemos extraer la explicación del desmantelamiento de la industria petrolera en favor de la iniciativa privada; para ello, obviamente requieren de una sociedad manipulable, alienada y atarantada; que mejor que por medio de la "modernización de la educación". ¿Qué le provoca la imagen del nuevo secretario de la SEP, Aurelio Nuño? alguien puede pensar que ese "niño bien" podría alguna vez ocuparse de los niños mexicanos que requieren valores nacionales sólidos ante la avalancha de desinformación, y de glorificación de la violencia como forma de ruptura de la armonía social.

Se han gastado fortunas de dineros públicos para mantener enajenada a la familia con la idea de que se requiere una modernización de la educación mentira, lo que se requiere es combatir la corrupción, correr a los haraganes de las escuelas; se requiere retornar a fomentar los valores nacionales; meter a la cárcel a los que venden las plazas; no pagarles a los profesores que no van a dar clases; y enjuiciar a quienes les sostienen ese derroche.

En el momento en que el tal embajador de México gritó el ¡viva Porfirio Díaz ! simplemente nos estaba diciendo lo que realmente son los que gobiernan hoy; la derecha en el poder que están inutilizando a las nuevas generaciones por medio del disfraz de una revolución educativa que no ofrece algo más allá de un discurso mediocre e incendiario. ¡Imagínese usted, si Peña Nieto es el símbolo de la educación moderna...! ¡No más comentarios!

No se engañe usted; la buena y la mala educación son fáciles de distinguir, se detectan en cada acto de la vida diaria..., si usted opina que los niños y adolescentes de hoy son mejor educados y correctos que usted y su generación, entonces la escuela mexicana va por el camino correcto. Si siente que sucede lo contrario, entonces no se enganche con la propaganda de la tele.

Hoy hay miles de profesores aviadores y no se les ha tocado; eso sería una revolución: hay miles de escuelas de palitos; si se mejoran estas, esa es la revolución, si se despide a tanto zángano que se amontona en las oficinas cobrando sin trabajar, esa es la revolución. No nos engañemos.

Porfirio Díaz fue un mandatario que uso al país y se sirvió espléndidamente del mismo; sus logros existen; pero no es símbolo de nuestra posible independencia; eso nunca; pero para los Pinos y su camarilla parece que sí.

Por eso requieren una educación fracasada..., un país de jodidos esperanzados en despensas en tiempos electorales.

Usted tendrá su opinión.


Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: