domingo, 4 de octubre de 2015

6691. LO QUE SEA SU VOLUNTAD.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Edo de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Lo que sea su voluntad.
Contaba la abuela Elena, la autleco paterna de los meros Altos de Jalisco, que siendo chica una vez se puso malísima y sus papás la llevaron a Guadalajara con un doctor recién llegado de París que les dijeron, prácticamente hacía milagros. Después de revisarla el sabio, dio a sus papás una larguísima explicación en idioma médico, de la que no entendieron nada, sobre la urgencia de intervenir quirúrgicamente a la entonces niñita Elena (y una cirugía en 1912, eran muy malas noticias). Se sonreía la abuela por la respuesta de su papá, quien desenfundando su revólver, dijo: -Ábrala doctor, si está tan seguro, éntrele, nomás le advierto, mi niña no se muere solita –y ya no hubo cirugía y en el pueblo la curaron con infusiones de hinojo y friegas de manteca en la panza.

Antier echó cuetes el gobierno federal por el hitazo que fue la segunda fase de la Ronda Uno, con la que adjudicaron tres de las cinco áreas contractuales de campos petroleros que licitó. La subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, Lourdes Melgar, señaló: “La licitación de estos campos petroleros son muy buenas noticias para México (…) con estos 90,000 barriles por día estaremos ayudando a revertir la caída en la producción petrolera”. El subsecretario de ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher, para vitaminarnos el optimismo, informó que la utilidad para México “puede ir de un rango de 85% a 92% si el volumen de producción o el precio del petróleo se incrementa en los próximos años”. Y el comisionado presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda, declaró: “El resultado, conforme nuestras expectativas, es claramente un éxito (…)”.

Además, el gobierno nos dio el notición de que por estas adjudicaciones, esperan una inversión cercana a los 3 mil millones de dólares. “¡Feeeelicidad… hoooy te vueeelvo a encontrar!”, canta desde el Cielo el Pirulí.

Estaban retecontentos porque la primera etapa de esta ronda de remate de los bienes nacionales fue un fiasco con dos adjudicaciones del total de 14 ofrecidas. Se entiende, pero uno es perro muy apedreado y se anda con desconfianza cuando de festejos oficiales se trata.

Para empezar, esos 90 mil barriles diarios de petróleo son como hacer pipí junto al Niágara. Apenas el 13 de marzo pasado, Gustavo Hernández, director de Pemex Exploración y Producción (si quiere chéquelo en El Economista), anunció que por el recorte presupuestal causado por el bajo precio actual del crudo se recortaba un 5% la producción diaria, para quedar en dos millones 280 mil barriles diarios de petróleo… o sea, los 90 mil barriles que le hacen sentir tan bonito a doña Lourdes, son el 3.95%... no miente la doñita, sí se aumenta la producción, pero taaan poquito no parece que dé para el gustazo que le dio.

Y que ni crean los de la Comisión Nacional de Hidrocarburos que vamos a aventar manteca al techo por el alegrón de que por esas adjudicaciones habrá una inversión de 3 mil millones de dólares (mdd), pues aunque es una cantidad respetable de dinero, en el conjunto de la economía mexicana, es de risa: el pasado 25 de junio, la ATT solita, anunció (CNN Expansión de ese día), que para ampliar su servicio de red móvil de alta velocidad (lo que sea que eso sea, uno no le sabe), invertirá 3 mil mdd “en los próximos seis meses”; sin tanto brinco y sin entregar una fuente de riqueza nacional a nadie.

Aparte, entérese, nuestros “trumpeados” trabajadores migrantes, mandaron a México, en agosto pasado, 2 mil 266 mdd… en un mes; y de enero a agosto de este año, han mandado 16 mil 578 millones de dólares (datos del informe del Banco de México)… y siguen mande y mande, diario.

No, no iremos a celebrar esto al Ángel.

Lo que sí irrita es el que sub de Hacienda, don  Messmacher, hable de las posibles utilidades que recibirá el país en porcentajes tan majaderamente altos que son increíbles: decirle al peladaje que la utilidad para México “puede ir de un rango de 85% a 92%”, son ganas de engañar: no hay un empresario por idiota que sea, que le entre a un negocio de tal riesgo a cambio del 15% o del 8%...

Averiguar cuánto ganará la Patria (la señora de la portada de los libros de texto gratuitos), a cambio de alzarse la toga, no es tan fácil:

La ley secundaria está redactada para especialistas, como todos los legisladores que la aprobaron, y habla de porcentajes y conceptos oscuros para uno que es lego (de “bonos de firma” a “cuotas contractuales”; de “regalías” a “contraprestaciones”; con variables que dependen de “fases”, de si es petróleo, gas o “condensados”, y tanta cosa que acaba uno convencido de que jamás sabrá cuánto por el brinco).

Acude en nuestro auxilio para saber la verdad a lo pelón, el mismo sub de Hacienda, el Messmacher, quien en conferencia de prensa a reporteros extranjeros el 7 de mayo de 2014, les dijo: “A un nivel de 100 dólares por barril, más o menos para la mezcla mexicana, estaríamos hablando que la regalía para proyectos de producción de petróleo se estaría ubicando en alrededor de 10%”. Agregó que las empresas que se lleven nuestro petróleo pagarán impuesto sobre la renta (ni modo que no), pero se apuró a aclarar (eran extranjeros, no hay que asustar a la visita), que el ISR que pagarán “será determinado”, porque que “habrá otros componentes tributarios dependiendo del tipo de contrato, ya sea de utilidad compartida, de producción compartida o por medio de licencias”: o sea, sólo Hacienda sabe cuánto les va a cobrar de ISR… mmm, otra vez hay gato encerrado.

Por eso usan términos técnicos y explicaciones enredadas. Saben que es saqueo lo que organizaron; si no lo fuera, dirían las cosas con claridad, pero tan lo saben que… bueno, ni modo de hacer lo que el papá de la abuela.


Los de Sinembargo, al comentar eso del 10% que México va a recibir a cambio de su petróleo y gas, dijeron que es lo que un mesero recibe de propina. Así es… la Patria con las faldas arriba y los chones abajo, diciendo, ahí, lo que sea su voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: