martes, 6 de octubre de 2015

6711. SERRAT, EL FILÓSOFO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filosofo y periodista.
desde michoacán.
méxico. Para
Tenepal de CACCINI

Serrat, el filósofo

Sin lugar a dudas, es importante desarrollar la mente de los hijos. No obstante el regalo más valioso que se les puede dar, es desarrollarles la conciencia.
John Gay (1685-1732).
Poeta y dramaturgo inglés.


Conocí a Joan Manuel Serrat en 1977, la única vez que el cantautor español ha estado en nuestra ciudad. Ofreció un concierto en el desaparecido cine Ocampo a donde acudimos en masa estudiantes de prepa. Joan Manuel celebra cincuenta años de carrera artística, además de la calidad de su obra y que a través de la música promueva la lectura de la poesía de Antonio Machado, León Felipe, Miguel Hernández, por mencionar sólo a los poetas españoles que Serrat dio a conocer, ha sido crítico de dictadores y representantes del poder.

Serrat además es un filósofo, entre las cosas que dijo en una entrevista en La Jornada, publicada el pasado martes destaca su denuncia de que la intolerancia y la falta de solidaridad están a niveles brutales. Lamenta que el arte hay perdido su sentido humanista y que los jóvenes no lean poesía, “ya ni siquiera leen las tiras cómicas”, afirmó Serrat que agregó que el triunfo de las redes sociales se basa en la siembra de la soledad, el individuo ya perdió la batalla.”

La intolerancia y la falta de solidaridad se fomentan desde el poder político, afirma Serrat: “el Gran Hermano sigue amenazando, y ahora se entiende muy bien con el liberalismo económico. Existen mutaciones que agarran formas cada vez más complejas, cada vez más sutiles, de control del individuo. En el fondo todo está basado en controlar a la gente, en controlarla por el miedo, el hambre, por el poder, y estos son argumentos que incluso los gobiernos llamados democráticos siembran constantemente.”

Sobre la creciente adicción a los aparatos de telecomunicación como las redes sociales, Serrat comentó: “Si en una mesa están almorzando un padre, una madre y un hijo, y cada uno está chateando, y al niño pequeño le ponen unas películas en una tableta para que no joda... es la soledad que se impone. Creo que en el fondo el triunfo de todas estas redes sociales se basa en esta siembra de soledades. Pasamos mucho rato solos... mucho rato. Quizá nos gustaría pasar más tiempo en la taberna, charlando, que encerrados en la casa informándonos por el ordenador. Yo no... Creo que ahí la batalla la tiene completamente perdida el individuo. Gana la máquina”.

De origen catalán, Serrat es parte de los que impulsan la independencia de Cataluña, como otras figuras públicas como el director técnico del Bayer Munich, Joseph Guardiola. Serrat piensa que el tiempo va muy de prisa: “Esto de hacerte mayor sirve para apreciar el valor del tiempo, el tiempo, que no se repite y que vale la pena usar de la mejor manera posible para no maltratarlo. Hay que tratarlo bien, si uno quiere ser tratado bien por él”, y se dio tiempo para hablar sobre Ayotzinapa: “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) fue clara en su planteamiento de hace tres días: asignó al gobierno responsabilidades, no sólo por el caso de Ayotzinapa, sino de toda la situación del país. El gobierno ha salido con otra opinión. Personalmente creo que es malo no enfrentar las cosas con el rigor que amerita; dejan la basura debajo de la alfombra. Eso no nos lleva a nada bueno. Perder un hijo (caso Ayotzinapa) es espantoso, sobre todo como los han perdido todas estas personas.”


Con esas declaraciones Serrat pone en riesgo su serie de concierto en México, pero es un tipo que habla sin temor. Así Serrat se une a la larga lista de artistas, directores de cine y otros personajes que critican abiertamente al gobierno actual.

1 comentario:

  1. Muy buen artículo. Solo querría aclarar que Serrat ha apoyado el derecho del pueblo catalán a decidir sobre su futuro, pero ha dicho que, en caso de llegarse a ese referéndum, él votaría por la no independencia de España, por parte de Cataluña. Siendo él, tal vez, el artista catalán vivo de mayor repercusión internacional, no reniega de sus raíces aragonesas a través de su madre. Toda su obra ha sido un puente tendido entre ambas culturas, la catalana y la castellana. Ni ahora, que su postura le puede traer aparejado ataques de aquéllos que no piensan como él, o sea un poco menos del 50% de los votantes catalanes, deja de decir lo que piensa. Siempre ha dicho lo mismo: defiende la cultura, idioma e idiosincracia catalanas, pero no entiende una Cataluña alejada de España. Siempre ha defendido el catalanismo, pero no el independientismo.

    ResponderEliminar

Escribe un comentario sobre esta entrada: