jueves, 8 de octubre de 2015

6719. HUGO SERRANO REGRESA CON LIBERTAD AL MUSICAL.


Enviado por SINEMBARGO.
Desde México, D.F., para
Tenepal de CACCINI

Por Fabián Polanco.
Octubre 7, 2015 - 00:03 hrs.
=================================================

Hugo Serrano es uno de los nuevos talentos del teatro musical que están haciendo buena carrera en el mismo; aprendiendo el oficio de otros de sus compañeros. Foto: Cortesía Hugo Serrano.

Más que satisfecho encontramos a Hugo Serrano con la decisión que tomó, después de estar alejado del género musical tras algunos años de ausencia, de regresar a él por la puerta grande en plan protagónico con Para la libertad: México 1968, texto escrito y dirigido por Omar Olvera, el cual tiene como tema base el movimiento estudiantil en México en ese año y los temas musicales de Joan Manuel Serrat como herramienta para contarlo.

Para la libertad: México 1968 marca el debut como productora de Florianne Valadez, a quien se sumaron además de Olvera, el coreógrafo Mauricio Rico y Hugo Morales, joven de 22 años de edad, quien participa en este espectáculo, que iniciará su vida escénica del 3 al 11 de octubre en el Teatro del Parque Interlomas, que tiene más que asombrado al equipo de producción e histriónico de este musical, que está completado por Pía Aún, encabezando elenco junto con Serrano; además de Lorena Vignau, Axel Alcántara, Jonathan Laredo e Irene Rodríguez, entre otros.

En este proyecto Hugo Serrano tiene una mayor responsabilidad artística; siendo este un trabajo histriónico muy fino y en el que se ha estado trabajando muy a fondo, pues es muy distinto a otros musicales de rockola que se han escenificado en el país.

Cabe mencionar que Serrano no es un seguidor, ni como actor, ni como espectador, de este tipo de puestas en escena; siendo fanático del formato original de este género. Sin embargo, en esta ocasión hizo sus preferencias a un lado, pues en esta ocasión se tocan en el argumento temas que son muy delicados de abordar, para los cuales los temas musicales fueron bien seleccionados.

Hay que dejar en claro que Para la libertad: México 1968 no se centra por completo en el movimiento estudiantil concentrado en Tlatelolco, sino en lo que sucede en un grupo de amigos, estudiantes de la Academia de San Carlos, quien durante en los preparativos de su fiesta anual se ven involucrados en el mismo.

Antes de llegar al teatro musical, la obra formaba parte de un taller, en el que se estuvo trabajando cuatro años iniciándose como un proyecto para danza contemporánea de la UNAM, mismo que se presentó en el teatro Libanés. Sin embargo, después se transformó en un musical.

Hoy día en el teatro musical mexicano el género de rockola está de moda entre productores y público, que es aceptada por muchos y despreciada por otros. Mentiras es un acierto que marca un antes y un después dentro del género musical en México y el éxito de esto fue que manejó una época con la que todos se sintieron identificados.

Sin embargo, en Para la libertad: México 1968 no se toca un tema tan liviano como en el titulo mencionado líneas arriba, por lo que Hugo Serrano y sus compañeros sienten que tienen una responsabilidad más grande como artistas; considerándolo un compromiso como mexicanos y seres humanos, pues cuentan en su historia un tema ocurrido en el país y que siguen sucediendo hoy día.

Serrano es uno de los nuevos talentos del teatro musical que están haciendo buena carrera en el mismo; aprendiendo el oficio de otros de sus compañeros, hoy día considerados primeros actores del género como María Filippini, Natalia Sosa y Federico DiLorenzo, a quienes les ha aprendido demasiado, además de que siguen todos ellos continúan preparándose pues las necesidades que requiere el género hoy día son diferentes.

Cabe mencionar esto pues, en la actualidad, el género musical está cayendo de nuevo en una severa crisis, en la que a sus artistas especializados en el mismo se les está haciendo a un lado, para abrir espacio a las figuras de la televisión, que atraen público a las taquillas sin importar que utilicen o no las herramientas que demanda esta complicada rama del teatro.

Esto debido a que, debido a que es muy caro producir y lo que se busca en parte es generar ganancias, los productores y los patrocinadores ya no apoyan los productos artísticos como antes. Lo que los anunciantes piden ahora son estrellas en el elenco y para complacerlos los productores contratan a las estrellas de la televisión.

Hugo Serrano y el resto de sus compañeros expertos en el desarrollo del buen teatro musical han formado parte de estos musicales sin estrellas, por lo que están seguros que será el mismo público quien se dará cuenta que se necesitan otro tipo de artistas sobre los escenarios, lo cual dará oportunidad de tener gente más preparada en escena.

A la par de su trabajo en el teatro, el joven sigue desempeñándose en el proyecto Ópera Prima Rock, con el que se hace un peculiar tributo al grupo Queen; además  de que está presente en la pantalla grande con el doblaje de un personaje que hizo dentro de Hotel Transilvania 2.

También prepara un proyecto muy importante con Disney, empresa con la que trabajará de nuevo después de Frozen; y está  preparando un proyecto discográfico independiente y hará algo musical para televisión para el año que viene, de lo cual nos mantendrá informados.

 Con una amplia trayectoria en el periodismo cinematográfico y espectáculos, trabajó en El Heraldo de México, Playboy México, Cine Toma. Conductor y productor de radio. Autor de Magia pura y total (Historia del teatro musical en la Ciudad de México).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: