lunes, 19 de octubre de 2015

6779. MISERIA DE LA CLASE POLÍTICA MEXICANA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LOS DÍAS DE LAURA
Con la rutina a cuestas, a diario,
Laura sigue el ritmo del calendario,
le apuesta a la nostalgia, al recuerdo,
a romper a veces la rutina, no siempre,
dentro de una cansada oficina,
tan hija como es del tedio.
Laura me abre sus brazos, sonríe,
apenas doy unos pasos breves,
abriendo los míos la atrapo, la bebo,
ella solo sonríe generosa, amorosa,
y ahí estamos, sin prisa, sin reclamos.

eliseo.

Cuando el presidente del INE Lorenzo Córdova inició su mandato en tal puesto; de alguna forma, la izquierda mexicana abrigó esperanzas justificadas de que por fin tendríamos una autoridad acorde  con las necesidades de los nuevos tiempos. En más de una ocasión en esta columna expresé de manera indirecta mi confianza al respecto; el hijo del profesor Arnaldo Córdova no podía ser tan malo y reprochable como sus antecesores...

Por desgracia con la práctica, muchas teorías se pueden venir abajo, y muchos que hemos elevado al nivel de semidioses, en cuanto se mojan se desmoronan... tiene pies de barro. Parece que eso es lo que sucede con la gran lumbrera que es el doctor Córdova, dos momentos lo identifican luego de las caravanas y buenos deseos que se le hicieron llegar de todas partes al "súper muchacho" que con su brillante palmarés de académico llegó al IFE, aterrizado hoy en INE. De verdad que en la izquierda pensamos que tendríamos un buen representante... lo creíamos... tiempo pasado, hoy lamentado.

Luego de que hace unos meses se le pidió aplicar la ley cancelándole el registro al los reaccionarios del Partido Verde (no es partido ni  es verde), la nueva gracejada con que nos sale es que se le ha ocurrido que desea construir un Partenón para oficinas del nuevo y sacrosanto INE; para lo que el señor desea contar con la aprobación de un presupuesto de un poco mas de... ¡1100 millones de pesos...! efectivamente, como lo hemos venido escuchando en diferentes medios; el señorito intelectual, alguna vez supusimos que de izquierda; nostalgias de la teoría, ya sabe usted querido lector, se ha presentado en los medios afirmando que la construcción  del súper edificio a todo lujo y de primer mundo, faltaba más, es una necesidad de la institución que guarda las buenas formas de la democracia..., ¡ah, pero nos da una buena noticia ! ya le aprobaron 700 millones de pesos por lo que solamente necesita que se le apruebe en este presupuesto de gasto apenas la módica cantidad restante, es decir solamente faltan unos 450 millones, por lo pronto, porque ,al decir de constructores conocedores el tema, al final se llevaría muchos millones más...; pero cuando la clase política se maneja con semejante descaro y desfachatez, la cantidad de millones pasan a segundo término; ¡qué son unos cientos de millones más o menos en una sociedad que tiene el salario más bajo del continente, quitando a Haití!

De verdad que hay que ser un cara dura para salir con  semejantes propuestas en un país con una crisis  que ya alcanza los 30 años de edad, en una sociedad lastimada por las instituciones que le han traicionado reiteradamente; sin el menor recato se sigue actuando como si no pasara nada; como si los dineros fueran cosa solamente de abrir la cartera y sacar la cantidad de dinero para cada caso; no es el caso; por desgracia, luego de tres décadas de problemas sin crecimiento económico, son una buena ocasión para reconocer la necesidad de dar pruebas de honestidad y modestia. En el caso del INE , ninguna de estas características se han hecho presentes; la honestidad ha quedado vulnerada, le presidente Lorenzo ha dado pruebas de que no le interesa aplicar la ley para la que se le designó; por otro lado, el propio INE se ha partidizado tanto, que bajo ninguna forma va a ofrecer resultados en función a los intereses de la sociedad, de manera directa va seguir cuidando los intereses de los partidos políticos que les han apoyado para llegar a ser autoridades electorales. No olvidemos que la mayoría de los consejeros, responden a militancias en el PRI y el PAN, y quizá uno al PRD.

En esas condiciones, las necesidades y demandas sociales valen un comino, comparadas con los intereses de los paridos políticos, son una broma. Nos guste o no, ellos se ponen por arriba de nosotros, nos arrollan, nos hacen sentir meras "marionetas electorales", "cacha despensas", láminas, cemento y televisiones de plasma en tiempos electorales. Migajas al final de cuentas de lo que nosotros  hemos aportado previamente con nuestros impuestos. No olvidemos, ningún estado cuenta con un solo centavo de sí mismo, cada peso, cada centavo que gasta, lo toma de nosotros.

¿Por qué son así?

La cuna cultural tiene que ver en buena parte con la respuesta; por un lado depende de la familia y los modales que enseñan a los niños, luego la escuela, el barrio, la iglesia y la empresa, de ahí surgen las personalidades, de ahí salen estos políticos que nos gobiernan, de modales y valores que han aprendido en sus familias, sus barrios, su escuela; son resultados obvios de una estructura institucional degradada en que ser fregón, chingón es muy importante, de esa forma se puede fregar..., chingar a los demás. De ahí surge la idea de que los "otros" son ten mensos, tan pendejos, que no hay por qué respetarles; aunque sean los que pagan sus sueldos... de los más  altos del mundo; no solo de América, de los más altos del mundo. Lo peor es que se comportan como si se lo merecieran..., como si nos hicieran un gran favor.

Lo malo es que ellos mantienen la idea de que efectivamente se merecen absolutamente todo... todo; y, que nuestra opinión, no es más que un lamento.

¿Será?

Usted tome su postura si lo desea, ellos tienen la suya muy puesta... quieren 1100 millones de pesos para una casota..., así como la que usted paga con sus quincenas por más de veinte años... si tiene suerte y no la pierde con el banco.

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: