martes, 20 de octubre de 2015

6782. ¡QUE BONITA FAMILIA!

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente  y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Sabrán ustedes que dicen que el señor Caín, el que mató a su hermano Abel con una quijada de burro, al ver a su hermano tirado en el suelo trato de reanimarlo y al ver que no se movía se asustó, dato curioso ya que no se asustó cuando se armó de la quijada de un animal que no se sabe si estaba vivo o muerto porque hasta antes de Abel no se conocía la muerte, el caso se torna confuso y creo que es un asunto donde necesito ¡Que alguien me lo explique! ¡Cantinflas!

Les decía pues que el Señor Caín es hijo de don Adán y doña Eva, la pareja histórica acusada de pecados, culpas  e “infundios no aclarados” y por su culpa debemos ganarnos el pan con el sudor de la frente. ¡Qué bonita familia!

Para empezar les diré que dicen que la palabra Adán no se refiere realmente al primer hombre sobre la tierra, según leí se refiere a toda la humanidad y viene del hebreo, “Adamah” que significa “tierra fértil” y es sinónimo de vida.

Por otro lado, por el de enfrente pero sacado de un lado, es decir de una costilla, está doña Eva cuyo nombre tampoco se refiere a ella en particular sino a toda la humanidad, al igual que su concubino, y también viene del hebreo: “Hayah” que significa “vivir” y con el tiempo “Adamah” y “Hayah” se convierten en “Vida en tierra fértil” o “Tierra fértil con vida” y luego en Adán y Eva y creo que es mejor así para que se pueda hablar de más descendientes y que sean sus nombres personales para que sus travesuras, pecados originales certificados de origen aunque el origen sea dudoso. El Filósofo de Purepiru dice conocer pecados más originales que el pecado original.

A ver ¿Por qué Dios creo a Eva extrayéndole a Adán una costilla? ¿Sería para que se fuera acostumbrando a extraer el diario desembolso?

Vivian juntos pero no estaban casados, o sea pues, ¿Qué onda con tanta tolerancia? Pero les prohíben comer el fruto del “Árbol de la sabiduría” y malo, ahí va la señora “Hayah” es decir Eva y lo corta y lo muerde, no creo que la víbora se lo haya dado porque ni manos tiene, tal vez la convenció y ya y ésta muy creída le da la mordida y en vez de adquirir sabiduría se llena de malicia y decide embarrar a don Adán, ¡Pobre muchachito, angelical e inocente, y él quería su costilla o a su costilla y como caemos hasta la fecha ¡Cayó! Y en eso ¡Que les cae El Patrón! “No les dije que no fueran a hacer lo que yo ya sabía que iban a hacer”.

La señora Eva adopta  una pose de suma dignidad y con dedo flamígero señala a Adán diciendo: “Yo no fui fue Teté” y ya saben Adán voltea para todos lados, arriba y abajo buscando un “chivo expiatorio” y solo ve el dedo castigador del Patrón y el finamente manicurado de su fémina que seguramente viviendo en El Paraíso debía tener buenas estéticas, finalmente dice: “Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y El Patrón le dijo: ¿Quién te enseño que estabas desnudo cabrísimo grandon? ¿Has comido del árbol de que yo te mande que no comieses? Y el hombre respondió: la mujer que me diste por compañera me dio fruto  del árbol, y yo comí”

Y ya ni modo, sintiéndose acorralado le clava fijamente la mirada a la víbora de la mar y ésta le contesta con palabras, en los cuentos todo se vale, hasta que las víboras hablen: ¡Sácate chismoso! Y se escurre deslizándose silenciosamente como con zapatillas de ballet. Eva saca un pitillo, un cigarrillo pues, y lo coloca en la boquilla, lo enciende y fumando espera la fuerte regañada, Adán pone cara de Pato Donald y la furia celestial se descarga sobre la pareja aun sin casarse y les da frío. Y cómo no, antes de esos sucesos no había llovido y el clima se mantenía ATM, a 0° sin frío ni calor lo que le permitía a Doña Costilla cambiar de ropa varias veces al día, ya fuera una hoja de parra o de lechuga o de aguacate, aunque prefería que esta última la usara Don Adán.

“Dios creó el mundo en seis días y descanso, pero desde que Dios creó a la mujer, ya no hubo descanso”. Sabiduría popular.

Me supongo que las hojitas de fresa le quedaban muy ajustadas y hasta el ombligo se le veía, si es que tenía porque no le cortaron Cordón Umbilical, pero todavía no era pecado hasta que mordió el anzuelo, perdón la manzana y “aistuvo la tarugada” les llegó el castigo: “¡ganarás el pan (y los demás partidos) con el sudor de tu frente!” ¡Y tu Eva! Ella contestó: ¡Ay yo no! Desde entonces ella quería vivir con lo que tenía en el banco, claro que no existían esas instituciones y se mandó hacer uno de madera y ahí lo depositó.

Total que tuvo que escuchar: “Aumentaré tus dolores cuando tengas hijos, y con dolor los darás a luz. Pero tu deseo te llevará a tu marido, y el tendrá autoridad sobre ti” y más cosas que ya no recuerdo, no porque haya estado ahí, sino porque las leí, pero todo eso ya no funciona, hay anestesia, cesárea, aborto y lo que sea necesario para no sufrir las maldiciones de la desobediencia, ahora la pregunta es ¿Cómo se le puede llamar a todos esos trucos, Pecados?

Nuestro Papa Francisco, más de lado de la gente, ya nos lo dirá con mayor benevolencia.
¡Y los botaron! Y aunque dicen que con una mano atrás y otra adelante ¿De qué o de quién se escondían si nomas estaban ellos solos? salieron con la cabeza baja cubriéndose con las manos las tepaljuanas soportando toda la ira que los obligaba a “jalar como macho pelón”

Y desde entonces toda la humanidad carga con todas las culpas y pecados de esta parejita, desde luego, los que no creen o no están con nuestra creencia, están libres de todo pecado y ellos son los que tiran la primera piedra y luego no se aguantan.

Todavía me pregunto, Si ya los había dejado vivir en amasiato, dentro del Paraíso y habiendo manzanas en el Mercadito del Carmen ¿Para que ir a comerse la prohibida? Además ¿Qué no hubiera bastado con unas nalgadas, tres coscorrones, tres jalones de patillas, tres jaculatorias y un acto de contrición? Lo bueno es que ahora ya no es malo comer  manzana pero la torta antes del recreo sí.

Entonces me quedan dudas ¿El trabajo es castigo divino o es para ennoblecer al hombre? “El trabajo es tan malo que hasta pagan por hacerlo” “Si para comer me ha de sudar el lomo, vaya a la fregada el trabajo mejor no como” “Por qué el Día del Trabajo no se trabaja”

Ahí les va una canción cubana que se llama “El pobre Adán”: Sangre salió de mi pecho por culpa de una mujer, de las heridas del alma aún está saliendo hiel, la primera la hizo Dios y fastidio al pobre Adán, si la primera fue mala ¿Las otras no lo serán?

Definitivamente vamos formando las familias sin saber cómo, creemos que al regañar, creemos que al tolerar, también pensamos que con golpes o caricias o consejos aunque una de las verdades es que el ejemplo pudiera ser definitivo y ya vemos que es bueno pero no es definitivo, tal vez si intentamos todas las acciones juntas tendríamos mejores resultados.

Por hoy, hasta aquí.

Saludos para Toda mi Familia y para Todos mis amigos. Les recuerdo que el viernes es mi santo, no lo digo por interés pero esperaré…

Rafael Ceja Alfaro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: