domingo, 25 de octubre de 2015

6795. MÉXICO: FRACASO DE LAS AFORES.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LOS OJOS DE CELIA

Bastó una mirada sin retorno,
para entender que eras mi sino,
mujer de miel, mujer camino,
inclemente me clavaste en tus ojos,
del amor el veneno santo
que no sabe de tiempo y espacio,
que de amor llena las manos,
que me hace en ti reincidir.
Apenas los abres y se llena el día,
si ellos se cierran, con ellos duermo,
en ti persisto, por ti fenezco,
si tú me miras amor,  me reinventas.

eliseo.

Como en película de terror, nos estamos enterando de las intenciones de la presidencia de la república para mandar una nueva iniciativa que reforme (ya ve usted como les da por pensar que con reformas se pasa a la historia como un buen presidente..., no tiene la culpa el indio... sino el que lo asesora). Resulta que se está cabildeando para que se dé una reforma al sistema de pensiones de la clase más jodida, es decir de los que aspiramos a una retribución mediante las Afores.

Si usted revisa los artículos de Enrique Galván Ochoa y el de Carlos Fernández-Vega aparecidos en el diario La Jornada, del día lunes 19 de Octubre de este 2015, en págs. 6 y 26 respectivamente, en el mejor de los casos, solamente le alcanzará la paciencia para mentar la madre, situación totalmente comprensible, pues resulta que, a pesar de que las condiciones en que se encuentran en este momento,  dejan al trabajador al final de su vida útil semi-desnudo; ya que calculando lo que puede ahorrar una persona después de 30 años de laborar con un salario por arriba de la media nacional, pensemos de 6 000 pesos mensuales; luego de 30 años de cotización; normalmente le va a corresponder una pensión de unos 1500 pesos mensuales...; así de simple se ha decidido el fracaso del trabajador una vez que ha quedado fuera del mercado... ¡con 1500 pesos en promedio mensuales; pero en caso de que haya ganado una media de al menos 6 000 pesos mensuales! obvio cifra inalcanzable para millones de mexicanos. Usted puede analizar la tabla que nos ofrece Enrique Galván, incluso soy algo optimista en mis cálculos.

En esta misma tendencia, Carlos Fernández-Vega, analiza la feroz guerra contra los trabajadores básicos mexicanos, mientras que ellos, los altos funcionarios de las instituciones públicas se han asegurado una suculenta pensión que él califica de "PENSIÓN DORADA". Nos dice: "...los "cambios" se hicieron por ser "la gran solución social al México moderno de hoy"...

(Zedillo dixit. al dar el banderazo de salida la jugoso negocio de las Afore). Eso sí, ninguno de los cinco sexenios referidos ni por aproximación alteró los regímenes pensionarios privilegiados que benefician a la burocracia dorada, pues los funcionarios de primer nivel (en la estructura gubernamental, no por eficiencia o ética) alcanzan pensiones que rondan los 300 mil pesos mensuales."(OP.cit. 26)

Es decir que esos zánganos del erario público, hayan sido buenos servidores, o de plano unos auténticos hijos de puta, no tienen  que preocuparse por ver su afore para aspirar a un pequeño aporte mensual. Ellos no sufren la afrenta de millones de mexicanos que apenas, luego de 30 años de cotización al ahorro, regularmente contarán con una cantidad que rondará los 300 mil pesos promedio en el mejor de los casos, con lo que se aspirará a una pensión de unos 1 500 pesos mensuales.

Como si esto no fuera suficiente motivo para estar molesto, se anuncia la intención de mandar una nueva iniciativa de reforma que afecte a las afores, al tiempo que se permita invertir los fondos de los trabajadores en instrumentos menos confiables, con el argumento de darles más rendimientos. Obvio, con esto les están dando la última patada de desprecio a personas sencillas como usted y yo, amable lector, que de alguna manera sobrevivimos laborando y ganando un salario menor; que es lo que gana la gana mayoría de los mexicanos.

Con esa patada de desprecio, la presidencia de la república de Peña Nieto nos está diciendo que se va a seguir cobrando las afrentas en contra de su no inteligencia y tacto político; pero al mismo tiempo nos demuestra la poca capacidad que tenemos para decir basta a este atropello.

Si aceptamos esto, esperemos nuestra pensión..., los que aun la tenemos como probabilidad de unos 1500... 1600 o quizá hasta de 2 000 pesos mensuales si siguen así las cosas. ¿Será que nos lo merecemos por ignorantes y agachones...? no lo se... pero algo debe haber..., algo debe haber.

Usted amable lector tome su postura al respecto..., pero hoy vienen por nosotros... ¿qué haremos?

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: