martes, 27 de octubre de 2015

6809. 26 DE OCTUBRE... ¿PARA EL OLVIDO?

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

CARTAS

Memorias que se tienen,
se saborean y amasan amorosas,
se guardan en cualquier parte,
se saben únicas..., hermosas,
de un trozo de nostalgia poseedoras;
amantes por ser amadas,
brillantes por ser deseadas;
indiscretas de todas las cuitas,
confidentes de amores e iras,
cada una, al fin carta, platica,
sin recato confiesa y delata,
cada una, única, al fin carta,
lleva en sí un pedazo de tu vida.
Hermosas y viejas confidentes,
vencedoras del olvido y la desmemoria.

eliseo.

Y la presidencia de la república se encuentra de fiesta, ha mandado boletines y vides a la radio, televisión e internet ensalzando los logros magníficos del programa de prevención en contra de la contingencia que el huracán Patricia había provocado. Efectivamente, no es poca cosa el poder informar que hasta el momento, ojo, oficialmente, hasta el momento, no hay un sólo muerto por este fenómeno natural. No les riñamos pues el logro, hay que reconocerlo y decir que ha sido una muy buena acción de las instituciones, que en no pocas ocasiones hemos criticado. Hoy felicitémoslas.

La pregunta que nos formulamos hoy 26 de Octubre es... ¿se debe olvidar que hoy se cumplen 13 meses de la desaparición-secuestro de los normalistas?

¿Tenemos la obligación moral de ponernos a festejar que el logro ante el evento natural y olvidar que el gobierno, en lugar de mostrar esfuerzos para aclarar el tema del secuestro y desaparición de los normalistas, hace al parecer, todo lo contrario?

Mi percepción es que se ha tendido una cortina de humo para manejar el sistema del olvido sistemático ante un acto, que se resuelva de la manera en que usted guste, ya ha marcado al sexenio de Peña Nieto; si se muestra una verdad inobjetable, esta llegará meses, años después, cuando se dirá que la falta de voluntad fue un factor importante para que se mantuviera en la sombra la verdad demostrable; no la verdad histórica de Murillo Karam...

A 13 meses de la desaparición de los estudiantes, hay más contradicciones y desencuentros con organismos internacionales y nacionales, que voluntad para dejar las cosas claras. No se trata de echar tierra para olvidar; nadie defiende a los estudiantes como tales; de hecho son muy reprobables algunas de sus acciones; personalmente las deploro, y en ocasiones las rechazo; pero son personas que ejecutaron determinados actos, que si eran contrarios a la ley, correspondía a las autoridades detenerles y enjuiciarles; solo eso, el resto sale totalmente de los límites legales y morales.

¿Por qué defiendo el recuerdo y me opongo al olvido?

Porque hoy fueron por ellos..., y no hemos hecho mucho por evitarlo; y me asusta que mañana, si vienen por alguien cercano a mí, o por mí, se repita la injusticia. Lo que lastima no es el que se sancione al infractor, lastima y molesta que el Estado actúe grosera e injustamente en contra de quien sea, aunque se presuma que es violentador de la ley.

Hoy lunes 26 de octubre de 2015 se cumplen 13 meses de su desaparición; no nos hagamos los sordos, aunque no sea santos de nuestro altar, no al menos del mío, no los apoyo realmente en sus métodos de lucha, pero me ofende el desprecio con que se ha manejado el caso; me ofende que se lastime el cariño y respeto a sus hijos de esos padres generosos, que prefieren arrastrar su pobreza y salir a buscar a sus muchachos. Por eso, en tono de burla he dicho que deben recibir el millón de pesos que les ofrece el estado para que se callen la boca, que dejen de buscar, y sobre todo, dejen de joder a las instituciones que tan gallardamente ostenta hoy el presidente Peña, con el éxito obtenido ante la loca de Patricia.

Obvio, es un comentario pendejo de mi parte; pero al mismo tiempo es una forma de recordarle al ejecutivo que no todos viven pensando solamente en grandes cantidades de dinero... ¡que hay personas que de verdad quieren a sus parientes o amigos... que hay vida más allá de la mendacidad y egoísmo del poder! Ya ve usted, les ofrecen un millón por muchacho... ¿ha pensado cuánto valdrá para nuestras exitosas instituciones...?

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: