martes, 27 de octubre de 2015

6811. ESCLAVOS DEL TIEMPO

Reporte Z
           
Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Esclavos del tiempo

Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen,
pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.
Ingmar Bergman (1918-2007).
Cineasta sueco.


Suecia es uno de los países con más altos niveles de vida, no sólo los gobernantes viven bien, también los ciudadanos tienen muy buena calidad de vida y la pobreza es casi desconocida. Aunque suene increíble en los países avanzados los gobernantes se preocupan por la felicidad de sus conciudadanos, y precisamente en Suecia hace unas semanas se redujo el tiempo laboral a 6 horas diarias y de lunes a viernes con el objetivo de que los suecos dispongan de más tiempo para compartir con la familia o con los amigos, o bien dedicarlo a actividades artísticas, deportivas o recreativas.

En Suecia se busca implantar una economía de tiempo libre que al mismo tiempo que tenga un impacto positivo en la vida personal o familiar de los trabajadores, aumente la productividad; pero, ¿Cómo aumentará la productividad si se trabaja menos? Algunos estudiosos del mundo laboral afirman que cuanto más feliz es un trabajador es más productivo.

Entonces ¿cómo entender el hecho de que según estadísticas oficiales y particulares, el  80 % de los mexicanos somos felices y a pesar de que somos felices y trabajamos 12 horas en promedio estamos en los últimos lugares de productividad? Seguramente hay quienes son felices haciendo como que trabajan, recibiendo un sueldo que apenas le alcanza para mal comer o haciendo lo que hacen como salga.

Además hay que tomar en cuenta que en nuestro país un porcentaje considerable de trabajadores están desempleados o sobreviven en la economía informal, sin tener cubiertos derechos tan elementales como la alimentación y los servicios de salud, ¿cómo se puede vivir en esas circunstancias y ser feliz?

Cualquier cosa que signifique la felicidad, no creo que tenga nada que ver con las condiciones de vida de al menos la mitad de los mexicanos. La conclusión es que tales estadísticas son fraudulentas y como gran parte de lo que se produce en México, en especial si las encuestas las realizan instituciones de gobierno que lamentablemente todo lo que hacen lo hacen con la finalidad de engañar, de crear una realidad virtual al modo de la ideología del gobierno.

Los mexicanos que tienen el privilegio de contar con un empleo estable, no tienen tiempo para sí mismos, para sus familias ni para sus amigos, ni siquiera tienen tiempo para dedicarlo a sus sueños, son esclavos del reloj y se levantan a las 5 o 6 de la mañana para caer rendidos 10, 12 o 14 horas después.

Mientras que en los países con  gobiernos parasitarios, como el de México, los ciudadanos trabajan más y rinden menos, en los países democráticos los gobernantes no viven de, sino para sus gobernados y como los ciudadanos tienen cubiertas sus necesidades económicas, de seguridad y de estudio, producen más.

Día a día los mexicanos malbaratan su tiempo, trabajando de mala gana y sin los conocimientos ni la capacitación que se requiere para mejorar la productividad, ni soñar con implantar un tiempo laboral de 6 horas diarias. El tiempo es un recurso invaluable, es la vida. ¿Cuánto pagarías por una hora de vida? Una persona libre es una persona que dispone de tiempo para sí mismo y para su familia y sus amigos. Mide tus tiempos, la medida de tu tiempo libre es inversamente proporcional a las cadenas que te esclavizan.


No se trata de trabajar más, sino de trabajar menos y mejor, de valorar nuestro recurso más preciado: el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: