jueves, 29 de octubre de 2015

6816. LA COMUNALIDAD: EL RETORNO DEL PENSAMIENTO INDÍGENA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La Comunalidad: el retorno del pensamiento indígena.

Cuando los abusos son acogidos por la sumisión, no tarda en convertirlos en leyes la potencia usurpadora.
Malesherbes (1721-1794).
Político francés.


Comenzaré la reflexión de hoy con algunas ideas de Jaime Martínez-Luna: “Somos comunalidad, lo opuesto a lo individual, somos territorio comunal, no propiedad privada; somos compartencia, no competencia; somos politeísmo, no monoteísmo. Somos intercambio, no negocio; diversidad, no igualdad, aunque a nombre de la igualdad también se nos oprima. Somos interdependientes, no libres. Tenemos autoridades, no monarcas. Así como las fuerzas imperiales se han basado en el derecho y la violencia para someternos, en el derecho y la concordia nos basamos para replicar, para anunciar lo que queremos y deseamos ser”.

Las ideas expresadas en el párrafo anterior, suenan extrañas para quienes se encuentran enfrascados en la dinámica consumista del sistema neoliberal. Conceptos como comunalidad, compartencia, intercambio, interdependencia, son opuestos a ideas como individualidad, acumulación, venta, independencia. Se trata de dos mundos muy distintos, dos mundos opuestos radicalmente: los sistemas comunitarios por una parte, y por la otra los sistemas que se sostienen en la propiedad privada y la ganancia.

Todas estas ideas se debatirán en el primer Congreso Internacional sobre la Comunalidad que se llevará a cabo en Puebla convocado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Más de 500 participantes, más de 300 ponencias de representantes de 12 países participarán en este evento. Destacan los filósofos indígenas del Estado de Oaxaca, que han recuperado parte del pensamiento indígena antiguo, quemado y satanizado por los conquistadores españoles, igual que lo hicieron posteriormente los nazis.

El resurgimiento de las ideas comunitarias o comunales, de formas de vida basadas en la cooperación, en sistemas de red que sustituyen a los sistemas piramidales que concentran el poder y la riqueza en los niveles más altos, es una alternativas, tal vez la única, para salvar a la humanidad de una crisis profunda que afecta a la totalidad del sistema y que pone en riesgo la sustentabilidad de la ecología terrestre.

Estaremos pendientes de las conclusiones del Congreso. Las ideas que irradien de la reflexión común serán un punto de apoyo no sólo para la resistencia de las comunidades indígenas de América, que desde Canadá hasta Argentina, sino para los movimientos urbanos que buscan salidas para construir un nuevo mundo, basado en relaciones de cooperación, solidaridad y respeto.

Las grandes trasnacionales con la complicidad de los gobiernos traidores están a punto de asestar un nuevo golpe con el acuerdo transpacífico que se ha negociado en secreto y que ha generado el rechazo de organizaciones sociales de Europa. Mucho podemos aprender de las ideas comunitarias para aplicarlo a nuestra vida, entre ellas, cómo resistir este nuevo embate del neoliberal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: