jueves, 29 de octubre de 2015

6820. LA MALDAD MANIFIESTA, ENEMIGA DEL PROGRESO.

Por Arturo CEJA ARELLANO
Periodista y poeta.
Desde Jacona, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di´arina y de Maíz
La maldad manifiesta, enemiga del progreso

No obstante a que la situación económica continúa siendo precaria, muy desastrosa en el Ayuntamiento Municipal de Jacona, alcalde y funcionarios, así como empleados de la administración 2015-2018, trabajan a marchas forzadas, porque la falta de recursos frena todo tipo de iniciativa que surja. Por esa razón es que se tocan puertas de manera insistente y a todas horas, con la finalidad de liberar recursos del Estado y federación, porque la población se debe atender, principalmente en lo que se refiere a las necesidades más apremiantes.
           
Ello implica principalmente la dotación de agua potable, así como el servicio de drenajes, alcantarillados, pavimentación y energía eléctrica, entre otros, con los que se coadyuve a que vivan en mejores condiciones de vida.
           
Así lo ha señalado el alcalde de manera insistente a su cuerpo de colaboradores más cercanos, quienes han entendido que se recibió una administración municipal en condiciones muy deplorables, como si quienes se fueron le tuvieran odio al pueblo, al saquear totalmente oficinas y dependencias, dejándolas devastadas, asoladas, sin nada para trabajar.
           
Y lo que es peor, la enorme irresponsabilidad que tuvieron al adquirir compromisos con proveedores de materiales y equipo, así como de publicidad, para luego engañarlos al no pagarles las cuentas que dejaron pendientes para que la nueva administración lo hiciera y recibiera los reclamos.
           
Se les olvidó a los de la administración panista que encabezó Martín Arredondo Delgado, que no son los nuevos funcionarios y gobernantes los que sufren, sino la población; la que no sabe si hay dinero o no. Algunos no solamente piden, sino que exigen.
           
Y si a ello le agregamos que son muchos los jaconenses que no pagan el agua potable que consumen y que les llega el líquido al ser bombeado, para lo cual se gasta energía eléctrica que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado tiene que pagar forzosamente, la debacle económica es mayor.
           
El mal aumenta al existir también quienes no pagan el Impuesto Predial.
           
Por cierto, lo más lamentable es que existan Congeladoras y Empacadoras cuyos millonarios propietarios y socios se niegan a pagar el elevado consumo de agua potable. Ya se tomarán cartas en ese asunto para tomar acciones legales en su contra, porque no es poco el dinero que se deja de recaudar por ese concepto.
           
La administración municipal se ha visto en la necesidad de liquidar a personas que estaban en nómina sin trabajar. O sea, funcionaban como aviadores, según término político que se le ha dado a ese tipo de personas que entran a laborar por obra y gracia de administraciones municipales sin escrúpulos, como la que encabezó Martín Arredondo Delgado.
           
Es triste, muy triste el ver a compañeros de medios de comunicación desfilar en busca de que se les pague un dinero que les quedó a deber el ex alcalde panista, a quien tenían como un héroe de historietas que, precisamente de héroe pasó a ser de la noche a la mañana, un villano reventón.
           
Lastimoso es ver a gente cobrando por un servicio que atendió con prontitud y calidad, para que el pueblo pudiera contar con sus obras y acciones. No se vale, simple y sencillamente no se vale lo que hizo Martín.
           
Ese odio que le tiene al pueblo que todo le dio y hasta de más, tal vez porque no recibió los votos que pensó que tendría para ser candidato a la diputación federal, es mal infundado, porque no supo ser buen político; amén de que las grandes obras que ejecutó, fue porque el diputado federal, Chavo Romero, le bajó los recursos, como para la construcción de la ampliación de la avenida Madero sur. Una obra cuya gestión la inició el ex alcalde priista, José Artemio Castillo Reyes, cuando otros alcaldes anteriores ya la habían avanzado.
           
Pero ni modo pues, la nueva administración municipal de Jacona, rema contra corriente y hasta trabaja horas extras por la noche, a fin de visitar colonias donde los moradores de sus viviendas no están en el día porque trabajan.
           
Y mire usted, que el Ayuntamiento que encabeza ahora Rubén Cabrera, ha encontrado excelente apoyo de los diputados: Fredy Anaya Orozco y Adriana Campos Huirache. El primero es de la federación y está en el distrito 04 con cabecera en Jiquilpan; mientras que la fémina corresponde a la localía, en el distrito 05 con sede en Jacona; quienes le han abierto las puertas no obstante a que ellos son del PRI y Rubén del Movimiento Ciudadano.
           
Aquí los colores de partidos políticos han quedado atrás, porque diputados y alcalde, en su campaña prometieron a la población, trabajar sin distinciones partidistas, ni de ninguna otra índole, lo cual se debe aplaudir, porque se está viendo con las obras que se ejecutan aunque correspondan al Estado, como lo es el bacheo; así como las gestiones que se emprenden en dependencias de los gobiernos federal y estatal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: