domingo, 8 de noviembre de 2015

6847. GOBIERNO DE DESATINOS Y VENTA DE GARAJE.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DESDE SIEMPRE

Hoy como ayer, como entonces
a fuerza de inventarte te reencuentro,
a fuerza de buscarte me prodigo
me afano en tu mundo que es el mío,
percibo tu mirada en cada parte.
Hoy como siempre, así lo vivo,
busco en tu sombra, la percibo,
la mirada que anima, que alivia,
invaluable razón de seguir viviendo.
Desde siempre amor, desde entonces,
una  historia en mi  has escrito.

eliseo.

NOTA.- Un abrazo solidario y fraternal para mi amiga Candy y su familia, ex-alumna de Univa (la Piedad), hoy lastimada por esa mierda de cáncer llamado narco-delincuencia; que las cosas no se agraven mas.

Entrando en materia propia de la columna, como le hemos manifestado en entregas anteriores, el país hace tiempo que entró en una etapa de subasta de los bienes nacionales, sin el menor recato se mantiene la idea de entregarle al sector empresarial el uso y explotación de los recursos públicos.

Pero por si fuera poco, pareciera que el gobierno está conformado de aprendices de casi todo: en materia de seguridad, no sabemos si podemos confiar en ellos o definitivamente son parte de la inseguridad misma. Pero de lo que hablaremos hoy es de la parte económica y financiera.

Ayer martes 3 de noviembre de 2015, el gobierno nos ha informado que nuevamente ajusta los pronósticos para el crecimiento del PIB para el año; por enésima vez se acepta que apenas se podrá aspirar a un crecimiento de 2.29%; lo que significa que en el mejor de los casos se aspira a crecer al 2% realmente.

¿Y esto?

Muy simple, es la consecuencia de un modelo de crecimiento contrario al sentido lógico de una economía dependiente. Obvio, como cada vez que se reconoce el error de sus cálculos, en lugar de aceptar que no se ha hecho bien el trabajo, pues simplemente prefieren culpar a los demás..., recuerde que en el gobierno mexicano se tiene la mala educación de pensar que los otros son tontos o tienen la culpa de su propia tontera. Por un lado asumen que los mexicanos somos tontos y no entendemos mucho; reconozco que en ocasiones no se equivocan tanto; pero de plano exageran en ocasiones. Por otra parte, siempre que hay un problema económico en el país, de manera sistemática les da pro culpar a el comportamiento de las otras economías..., o sea, los mensos son ellos, lástima de socios comerciales.

Hoy esa justificación suena más bien a chiste malo; ya no es posible que, más allá de los medios pagados por el propio gobierno, alguien pueda tragarse ese cuento de que los otros son tontos y nosotros somos inteligentes; lo único que nos consta es que cada dos meses salen los funcionarios de la Secretaría de Hacienda o del Banco de México, a decirnos que… ¡siempre no es posible lograr las metas que se nos habían prometido! con este ritmo, lo que nos indica la tendencia es que en diciembre saldrán a corregir nuevamente sus metas... obviamente a la baja.

Por otro lado, es una pena ver la manera en que se festina la venta de garaje que se hace con los recursos energéticos, con la promesa de que con esto el precio de la gasolina va a bajar, que el mercado se va a encargan de llevar la felicidad a los consumidores por la simple gracia de entregarle a los particulares la explotación de estos recursos. Claro, es una promesa con pocos asideros, no hay forma de que esto sea así solo porque se le ocurre a un funcionario, o porque tiene que decirlo para obtener ese aplauso tan reclamado pro Peña Nieto, desde aquella ocasión en que dijo... "ya sé que no aplauden..."

No, definitivamente no tenemos mucho que festejar, por tanto no tienen porqué pedir que aplaudamos; ellos son nuestros empleados públicos, y como tales deben dar resultados; si no pueden, como les demandó Alejandro Martí... ¡pues que renuncien...! eso se hace en cualquier empleo en que no podemos hacer lo que se nos encomienda, si no lo hacemos, no renunciamos, nos corren. Pero la mala educación es un mal consejero, es un lastre para el país.

Las ocurrencias son para juegos de probabilidades como los pronósticos deportivos o la lotería, nunca para un tema tan delicado como la economía de cada familia. No tenemos porqué estar en manos de ineptos, sean del partido que sean. Ya usted amable lector (a) tendrá su opinión al respecto.

Y deseando encarecidamente que mi amiga y ex-alumna Candy y su familia estén bien; y que esa mierda cancerígena llamada narco-delincuencia sea borrada del mapa; le envío un abrazo y espero que todo esté bien en su mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: