lunes, 9 de noviembre de 2015

6857. ¡A TODO DAR!

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Edo de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

¡A todo dar!
Como ya sabe, las señoras de la familia materna de este menda, eran católicas de dar asco; para ellas la Inquisición era una pía liga caritativa. Por lo mismo casi hacían fiesta cuando una de la familia era escogida por el señor Obispo de entre las jóvenes de buena fama de Toluca, para hacer de la Virgen María en la procesión del Viernes Santo, como Señora de los Dolores. Sin embargo, cuando tocó esa suerte a la prima Tina (Ernestina), sobre la cual había sospecha cierta de que en cuestiones lúbricas tenía muy amplio el currículo, tía Victoria a la que nada le daba pena, recibió la encomienda de hablar con Tina y decirle que “si lo consideraba prudente”, mejor no aceptara. Pero tía Victoria que sabía bien las andanzas de Tina, no le dijo eso sino (contado por la prima), que tuviera vergüenza, porque medio Toluca se iba a carcajear de verla disfrazada de Virgen. Y no fue, para no hacer el ridículo. A todo dar.

Este jueves que viene, Alberto Bàilleres González recibirá la Medalla Belisario Domínguez, máximo galardón del Senado para tenochcas ilustres. A todo dar.

Dice el decreto de creación del 3 de enero de 1953: “Se crea la Medalla de Honor ‘Belisario Domínguez’ del Senado de la República, para premiar a los hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud en grado eminente, como servidores de nuestra Patria o de la Humanidad”. A todo dar.

La calidad de don Bàilleres como empresario está fuera de discusión. Es dueño entre muchas otras cosas, de El Palacio de Hierro, Petrobal (le acaba de entrar a eso del petróleo); Peñoles (las minas de oro, plomo y zinc más grandes del país); minera Fresnillo (la mayor productora de plata del mundo); y es miembro de los consejos de administración de Bancomer, Televisa, FEMSA (Coca Cola), entre otras. Como le encantan los toros, tiene su ganadería de reses bravas y es dueño de Espectáculos Taurinos de México (ETMSA) y fundador de la Fusión Internacional por la Tauromaquia.  A todo dar.

Su papá, don Raúl fundó junto con banqueros y gargatones de la época, el ITAM; él nomás es el mandamás actual. También creó junto con otros empresarios la Fundación Mexicana para la Salud. Le digo: a todo dar.

Todo muy bien, ni que fuera delito ganar dinero, sólo que la Belisario se otorga a los que han servido a México o la humanidad, con su ciencia y su virtud, no con su habilidad para hacer dinero (tampoco a los que sean altruistas de poner los pelos parados, eso no es mérito para obtener la Domínguez).

El argumento esgrimido en el Senado para otorgarle la medalla a don Bàilleres fue machaconamente repetido: “gran empresario y filántropo, generador de empleos e impulsor de la educación”. Pues qué lástima que no sea para empresarios, ni filántropos, ni patrones de harta gente; sí puede ser para educadores, pero si se la dan por lo del ITAM, no se hubieran tomado la molestia, porque ni lo fundó él y una institución educativa tan cara y de élite, no es precisamente impulsora de la educación; y si es por la Fundación esa para la salud, nomás es uno de los fundadores, no es para tanto.

Han recibido la medalla, entre otros: Juan de Dios Bátiz (fundador del IPN); Ignacio Chávez (rector de la UNAM); Rufino Tamayo y el Dr. Atl (pintores); Manuel Gómez Morín (uno de los “Siete sabios de México”, rector de la UNAM); Isidro Fabela, Jaime Torres Bodet, Leopoldo Zea, Jaime Sabines, Miguel León-Portilla, Ernesto de la Peña, Eraclio Zepeda (filósofos, escritores, poetas)… y ahora, Alberto Bàilleres (ricote).

Pero, que la fortuna inmensa de don Bàilleres no le dé envidia… y tampoco le dé envidia que a diferencia de usted -que paga del 30% al 35% a Hacienda por cada pesote que se gana-, don Bàilleres paga, en el Palacio de Hierro el 2.8%; en Peñoles el 8% (nuevo régimen fiscal); FEMSA, 3.3%; Televisa, 5.4%. Le digo: a todo dar.

Ni tenga envidia de las 2 millones 261 mil 196 hectáreas que el gobierno le concesiona  (heredó de su papá, don Raúl, las primeras 28; él consiguió con los demás gobiernos priístas, otras 287 mil 463; y de Fox y Calderón, obtuvo un millón 973 mil 705 hectáreas). Al inicio del gobierno de don Fox, tenía 1,200 millones de dólares, a fines del 2013 ya tenía 18,200 millones de dólares (segundo mexicano más rico). No sea envidioso, tiene su mérito, no cualquiera… a todo dar, a todo dar.

Si se la otorgaron por haber servido a México en grado eminente… ¡híjole!, a ver cómo le hace el Senado para que no se enteren en Torreón, donde a finales de los años noventa, apareció la organización Madres de los Niños Envenenados por Peñoles (más de 11 mil niños con enfermedades directamente relacionadas con el plomo en sangre); donde el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, Georgia, estimaba en los 90’s que cerca del 10% de la gente de allá tenía niveles de plomo en sangre por arriba de lo permisible; donde se habla de una catástrofe ecológica en aire y agua, en un radio de seis kilómetros alrededor de la planta industrial de Peñoles, por sus emisiones masivas de plomo, arsénico y cadmio. Ninguna demanda ha prosperado, dicen que a Peñoles la defiende Diego Fernández de Ceballos. A todo dar.

¿Puede ser una infame calumnia contra Peñoles?, sí, puede ser, pero, en abril de 2013, el Departamento de Ingeniería Bioquímica del IPN, la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila, y la Unidad de Investigación Biomédica del IMSS de Monterrey, indicaron que la población que vive cerca de la planta de Peñoles tiene índices de plomo en la sangre 70% arriba del máximo tolerable. A todo dar.

Don Bàilleres no hará lo que la prima Tina, seguro. A él le gustan los premios, por eso aceptó en1999 el doctorado honoris causa que le otorgó el ITAM, del que es Presidente de la Junta de Gobierno. Por eso no le importará que esta sea la primera vez en 61 años, que los senadores no la otorgan por unanimidad (68 votos a favor 13 en contra). Ni le dará vergüenza leer al frente de la medalla la leyenda: “Ennobleció a la Patria”. ¡A todo dar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: