martes, 10 de noviembre de 2015

6863. LOS HUÉRFANOS DEL PRD

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

DE REINCIDENCIAS

Tan simple como siempre,
cosas de andar en la brega,
desasosiego a cuestas, a la deriva,
me agarro al tronco de la vida,
regado con cada una de tus lágrimas.
Alguien le llama nostalgia, alguien,
conocedor de la tristeza y las penas,
andante sin camino, ser y destino
amor que encarna en cada frase,
esa idea  llamada esperanza.

eliseo.

A finales de los años 80 del siglo pasado; cuando el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas nos convocó a formar una corriente crítica entre militantes del PRI descontentos con su funcionamiento anti-democrático, y los que, como el que esto escribe, no militábamos en partido alguno; con lo que al paso del tiempo aterrizó en el actual PRD, no imaginábamos que el esfuerzo y el nivel de riesgo en que nos habíamos metido fuera a aterrizar en este cochinero, cínico y  apestoso, capaz de generar ganas de vomitar.

Nosotros sabíamos que perderíamos, cada quien en sus circunstancias determinados activos que hasta entonces nos pertenecían; lo sabíamos, e problema es que el ser humano es muy dado a soñar... a desear que las cosas mejoren, cambien para bien..., soñar pues.

Hoy sabemos que el Ingeniero perdió la ocasión de gobernar el país; solo imagine la cantidad de votos que habría obtenido con las siglas del PRI; si en oposición los derrotó de manera tan inobjetable, que el propio ex-presidente Miguel de La Madrid confesó a la periodista Carmen Aristegui (esa es parte de la explicación de su despido de su programa de noticias) que al reconocer que el Ingeniero les estaba derrotando tuvieron que realizar lo que él llamó... "fraude patriótico"; mandaron apagar el sistema de computo, para de esta forma recontar los votos y hacer que se le entregara el triunfo a un energúmeno de mal agüero,... la historia ha puesto a cada uno en su lugar.

El perdió la presidencia, porque era su meta; pero miles de personas sencillas perdieron sus pequeñas cosechas y ganados...era lo que tenían, no podían perder más. Y personas como yo, perdimos igualmente nuestro capital intelectual laboralmente hablando..., de golpe dejamos de ser confiables para trabajar sin ser observados, investigados, criticados; y, siempre bajo sospecha. El PRD era símbolo de pueblo, populacho, indios rejegos, intelectuales rojillos inconformes. Nada bueno se nos auguraba.

Luego de los sacrificios políticos, el partido obtuvo triunfos notables, dejando en claro que no era esa formación social que decían las malas lenguas de las televisoras, y algunos periodistas amarillistas. De golpe se constituyó en la tercera opción electoral; en las 5 elecciones presidenciales en que ha participado (1988- 94-2000- 06- 12) al menos en tres de ellas se ha tenido que recurrir la fraude electo y al juego sucio ara evitar que el Ingeniero o López Obrador lleguen a la presidencia de la república; cosa nada menor, y motivo de reconocimiento nacional e internacional.

La única realidad es que hoy el propio partido se ha deteriorado en sus entrañas; producto del desencanto se ha dividido, se ha banalizado, se ha convertido en eso que se llama un partido Canalla, en el que se ha puesto precio a su labor, sus logros y su propia gente. El grupo de los Chuchos se encargaron de terminar con la poca dignidad que le quedaba; lo convirtieron en un mero producto de mercado dispuesto para las necesidades del presidente Peña Nieto. La firma de las reformas del presidente simplemente fue una demostración de la prostitución que han hecho el mismo estos pandilleros de la política; ya Rosario Robles había entregado la dignidad del partido, cuando en aras de su amor personal, sus deseos y calenturas por el argentino Carlos Ahumada entregó la solvencia y prestigio del partido, y se prestó para no defender al Peje, cuando su amante en turno Ahumada le tendió la trampa a petición del ex-presidente Salinas.

Hoy le han clavado el último clavo a lo que quedaba de partido... si quedaba algo mas allá de lo que tienen los partidos pequeños..., han pedido a un político externo... ¡que por favor los dirija... que acepte ser su presidente...! Así es como el priísta Agustín Basave, que llegó  a una diputación regalada por el PRD, se ha constituido en el nuevo presidente de partido.

Asistimos de esta forma a un acto de prostitución política, en que el político regiomontano se puso a la mano y el PRD se le puso de pechito... en el argot de la política así se acostumbra decir cuando alguien no mete ni las manos para evitar que algo pase...

Con esta última acción, los chuchos han terminado de entregarle a Peña Nieto un segundo partido político para sus necesidades; ya tenía al partido verde, hoy tiene al PRD; que sumado al PRI, podemos decir que ya puede dormir tranquilo... el 2018 lo tiene controlado; sabemos que el temor al Peje es tan grande, que desde este año ha iniciado la guerra en contra del tabasqueño; él sabe que es el único contendiente real de momento; sabe que es el político más odiado por la derecha, pero más apoyado por la izquierda; por lo que  ahora la batalla será PRI+PRD+Verde en contra de MORENA.

Hoy lo único que queda claro es que el PRD en su camino de degradación ha perdido la dignidad y respeto con que se formó; se prostituyó y manó al diablo en sentimiento de solidaridad con quienes dimos lo que teníamos, cada quien en su posición; algunos perdieron la posibilidad de gobernar el país, otros perdieron la vaca, el caballo; mi primo Arellano vendió su burro para ir a un mitin, y se le recuerda con agrado, y con la convicción de que en esos años, para él era importante ir al zócalo a apoyar..., aunque tuvo que vender el burro...; hoy el burro de Arellano, como se dice..., ya no es su burro. Y claro, otros perdimos la confianza de los empleadores que nos dieron y quitaron el empleo.

Políticamente hablando, somos los huérfanos del PRD; por él apostamos mucho, si mucho es todo; pero el cáncer de la prostitución se lo llevó a manos de una pequeña pandilla de vividores de la política. Hoy ha pasado a manos de la presidencia de la república, hoy nos han dado el último punta pie en el trasero.

¿Valió la pena todo el esfuerzo y le riesgo?

No, porque murieron algunas personas en este proceso; y sabemos que son una sola persona que muere en un proceso formativo, pierde este el derecho de ser limpio y aplaudible. Valió la pena el esfuerzo y la ilusión, no el resultado. Valió la pena sentir que podíamos ser una agrupación menos sucia, menos cínica y más justa y generosa con la sociedad; pero el resultado nos ha dado de bofetadas indudablemente.

Los huérfanos del PRD somos todos esos que creímos y le apostamos nuestra tranquilidad laboral y existencial a su construcción; hoy no tenemos recursos teóricos ni morales que podamos usar en su defensa; la prostitución nunca ha tenido defensa; es el eslabón de la degradación humana... venderse, alquilarse a cambio de sobrevivir en una relación de degradación social. Es el triunfo  de Peña Nieto; con un MORENA que necesita no dejarse tocar por esa calentura del poder ciego a costa  de lo que sea. No le demos vueltas, es la única alternativa electoral de izquierda o lo que se le parece más  para el 2018.

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: