jueves, 12 de noviembre de 2015

6875. LOS LÍMITES DEL MANDO ÚNICO

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI
     
                                                                         MIRARTE Y ESPERAR...

Apenas llega la mañana,
rutinario de suyo, desde luego,
desde el balcón de mis ojos ruego,
espero sin prisa tu llegada;
es el ritual de cada día, cada instante,
de la noche a la mañana.
Ya sabes, cosas de hombres y mujeres,
cuando alguna vez dicen que se aman.

eliseo.

El sentido de la crítica tiene dos funciones básicas; por un lado está la posibilidad de lastimar con verdades duras y objetivas; o corregir con respeto a la luz de la información y el sentido común. Por otro lado está la posibilidad de usar la crítica como instrumento de ataque sistemático a todo lo que no coincida con la percepción e intereses de quien la ejerce. Ese es el problema de quienes ejercemos la disciplina de escribir en espacios públicos. El riesgo es no identificar esa delgada línea entre lo ecuánime y lo exagerado; es el riego que bien vale la pena correr, si a cambio podemos expresar algunas ideas más o menos coherentes.

El gobernador de Michoacán ha avalado la instalación del mando único como forma de mantener el sistema de seguridad estatal; de eso pretendemos hablar en esta ocasión.

La idea del mando único responde en realidad, al menos en el discurso a un plan de seguridad propuesto por el  ex-Presidente Calderón, ese personaje complejo que lo mismo es apreciado que rechazado, cada quien tendrá sus comentarios al respecto. Luego de que el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles ha echado a andar por fin el sistema policíaco con mando centralizado.

¿Qué aporta este sistema de seguridad al Estado?

Aporta luces y sombras definitivamente; por un lado es una forma de de lavarse las manos ante la creciente ola de violencia que padecemos a nivel estatal; es una forma de decir que se hace lo que es posible; que se desarrolla una estrategia de choque en contra de la inseguridad; y no es mentira, es en parte verdad todo eso. Son las luces del programa.

Por desgracia las sombras siguen dominando el espectro de esta acción; lo hemos comentado en la columna; la impunidad es la madre de todos los vicios en que estamos metidos; ya ve lo que hemos comentado en relación a las drogas; es algo parecido con el mando único; no sirve de mucho que se publicite, se cacaree tanto este tipo de acciones si no se sustentan en una relación cercana entre gobernantes y gobernados.

Para que el ciudadano común respete y adopte a la nueva policía, se requiere que esta sea cercana a sus intereses, que su comportamiento corresponda a una persona con vocación de servicio. Eso, por desgracia no va a ser posible en el corto plazo, dado que se está viviendo y reaccionando a un ambiente viciado al máximo. No hay buenos pronósticos.

Sin embargo, el tema es mas peligroso de lo que quisiéramos; por un lado el impacto va a ser diferencial, desde nuestra perspectiva, por que en los municipios pequeños la forma más segura de mantener el orden, y de controlar a los maleantes es contando con una policía local... muy local, formada con lugareños que en lo general son amigos, parientes y vecinos de todo el municipio; así es menos fácil para los delincuentes. Cada comandante se ve moralmente obligado con su gente, más que con los maleantes. Esto es en los municipios  pequeños. No pasa lo mismo en los municipios con ciudades grandes; en ese espacio es necesario contar con un mando más centralizado; pero no se crea que ofrezca resultados acordes a los deseos; es apenas una esperanza.

Cuando el presidente municipal de Morelia Alfonso Martínez manifestó su duda respecto a aprobar este tipo de medidas, tan solo nos estaba dando la razón respecto a lo que hemos dicho; el mando único no es la solución para la sociedad; y él necesita responder rápido a sus gobernados con políticas inteligentes..., por desgracia el mando único no es uno de ellos. Alfonso tuvo que aceptar lo presionaron evidentemente, aunque el discurso oficial nos diga que ha sido un acuerdo voluntario; de hecho está en la sintonía de esta columna: El mando único no aporta tranquilidad a la comunidad; aporta control centralizado; ofrece el riesgo del uso que se le dé a semejante poder centralizado; y de origen eso no ofrece el mejor de los pronósticos.

Pero bueno, no tenemos el control de los intereses que se manejan en las cúpulas del poder; es una pena decirlo, no estamos en el mejor de los mundos posibles; es solamente el mundo alcanzable.

Mejor encomiéndese a su santo favorito o a su ángel de la guarda... espero que no se haya escapado, o haya sido secuestrado por esa lacra  delincuencial que cada vez es más insoportable.

En fin le mando un abrazo y deseo que todo camine bien en su vida.

NOTA.- En el noticiero en línea de la periodista muy acreditada Bertha Castellanos he visto que aparece mi columna censurada; lo lamento, no lo sabía hasta que alguien me lo comunicó; pues no aparecen los versos... ¡cuánto lamento esa situación, por desgracia hay personas que así lo consideran, no es mi caso! Una vez, cierto personaje zamorano hizo lo mismo con la columna, y cuando le pedí una explicación, su nivel de pendejes me hizo compararlo solamente al mío...; nunca más le permití publicar mi columna.

Desde luego no es el caso de mi muy respetada periodista Bertha de todos mis reconocimientos, y de y para quien, solamente tengo comentarios de admiración y respeto.

De todas formar lo lamento mucho...los versos son el corazón y razón del equilibrio del resto de la columna... eso, algunas personas no lo saben... no les alcanza su inteligencia.


Y sin embargo... la vida sigue... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: