lunes, 23 de noviembre de 2015

6920. LA FALSA REFORMA EDUCATIVA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenejal de CACCINI
VIVIR EL MUNDO

Con las manos tan llenas,
tan ebrias como regularmente viven
nada más el amanecer se asoma,
desde cualquier montijo me acomodo,
te invito a contemplar y digo;
tan solo por esto , amigo, tan solo,
el resto del mundo cabe en un hueco.
Abro los brazos y están los tuyos,
cruce de vidas, y de caminos;
algunos llaman a esto destino,
para creerlo y imaginarlo algunos.
A la distancia, desde el montijo,
el mundo apenas es una brizna,
invadida de olor a olvido y tiempo ido,
a buenos , malos y mejores momentos,
masa con que se hace el camino,
construcción que te define amigo.

                                                                       eliseo.

Es una pena que cada vez se tengan más prendas comprobatorias de lo que el rumor público, que no la opinión pública, tenga menos certeza de lo que realmente es esta mal llamada Reforma Educativa. Desde luego que es un insulto a la inteligencia social, que desde la presidencia se maneje con tal profusión la idea de que se busca mejorar la educación en el país. Es una mentira, un error, o una política con mala leche en tono de burla en contra de la sociedad mexicana. Expliquemos.

Sostengo que lo que se disfraza de reforma educativa es una mera Reforma Laboral y Política, asumo el riesgo del error; pero nunca de la mala fe en los comentarios.

Personalmente me resulta ofensiva la campaña de desprestigio que se desató en contra d la figura del profesor, la  segunda mas amada, después de la de los padres; por parte de los niños; la de los primeros amores más limpios y románticos que pueda elaborar el ser humano.

Hoy habar de profesores es sinónimo de desprestigio, afrenta y pobreza; poca preparación, poca visión social, y mucho escándalo en contra de la sociedad a la que prometen servir; y sobre todo, corrupción laboral y sindical.

Algunas cosas, por desgracia son ciertas; ahora sí que ni cómo defenderlos; pero no es tema en este caso; nos importa demostrar que la reforma se enfoca en lo laboral y político, y no en lo educativo.

¿En qué momento Peña Nieto o sus servidores... lleva dos secretarios de educación, ha explicado a los mexicanos el tipo de país que desea promedio de la educación que pretende reformar…?

Cuando usted pretende conseguir un nuevo modelo de país, y un nuevo proceso formativo de sus moradores...; primero debe tener claro qué país tiene, y establecer las condiciones para lograr el modelo pretendido... ¿Qué país quiero..., con qué mexicanos puedo lograrlo...? luego entonces instrumento mi plan de trabajo... ¡con una reforma educativa adecuada a tal meta!

Esto no existe. Lo único que usted tiene ante sus ojos es una evaluación para ver cuantos profesores merecen mantener el empleo; eso querido lector, no es una reforma educativa, es un examen para ver si es apto para mantenerle el empleo. Le pongo el ejemplo fácil; esa misma evaluación se podría extender a los funcionarios públicos, por ejemplo de presidencia; a los legisladores y a la suprema corte de justicia (con minúsculas, tal es su estatura moral actual); con ello se lograría establecer una referencia del grado de preparación y conocimientos de quienes sirven a los mexicanos; idea por cierto muy saludable, para que sepamos que quienes están desempeñándose pagados por nuestros impuestos, merecen lo que cobran. Obviamente no se hará este ejercicio por la sencilla razón de que en este país, seguimos teniendo un gobierno de mala calidad, pagado con sueldos de primera; esa no es la mejor combinación; ya se sabe que cuando un ignorante es consciente de sus limitaciones, en lo posible no aceptará pasar por la regla de la medición.

El rumor público dice que Peña Nieto sería el primer reprobado..., su señora el segundo; seguramente ambos terminarían trabajando donde se les quiere mucho... en Televisa.

¿Se imagina cuántos diputados y senadores tendrían que dejar el puesto? ¿Cuántos secretarios, subsecretarios y directores son meros parientes, amigos se desempeñan en las oficinas... cobrando por lo que no pueden o no saben hacer...?

Ese es el sentido de una reforma laboral; solamente saber si se es apto para un trabajo; eso es todo. Eso es lo que se les está aplicando a los profesores; poco o nada tiene de reforma educativa, y si e cambia de una vil campaña política mediante la cual se posiciona el presidente Peña con la falsa idea napoleónica de que los líderes se miden siempre por su gran capacidad de quitar poner y disponer. Napoleón invadía países, quitaba mandatarios y ponía a un pariente en su lugar; el militar se convirtió en una gran agencia armada colocadora de su familia. Como los presidentes y gobernadores mexicanos.

No nos engañemos, esto es una farsa política y laboral.

El problema de los profesores es que están tan desprestigiados, sus líderes han sido tan corruptos y domesticados por el dinero y las promesas del mandatario en turno; que el calificativo de ignorantes y flojos; sin ser justo, es complicado que la sociedad se los quite. Mediatizada como está la sociedad mexicana, más esperanzada en recibir una tele para el apagón analógico, que en los problemas del modelo de país que se desea y se merece, la figura del profesor ya ha sido juzgada, y el resultado no les favorece.

Personalmente, ante la información y experiencia que tengo, ser profesor es una de las tareas hermosas que se ha prostituido con la codicia y corrupción desde el propio gobierno, que,  curiosamente..., ¡hoy dice que los quiere evaluar...! No digo que sea imposible, digo que no se está haciendo lo correcto, y sostengo que esto lejos de arrojar beneficios formativos, ofrece acoso laboral, y más control para las siguientes elecciones.

Eso opino... ¿y usted..., seguirá esperando que las señoritas Laura y Rocío le digan en quien creer...? es su derecho..., y el deseo del propio Estado.

Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: