jueves, 26 de noviembre de 2015

6929. LA VIDA NO ES COMO LA BUSCAMOS.

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Jacona, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di´arina y de Maíz
La vida no es como la buscamos
           
El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Zamora, no obstante a ser descentralizado, es uno de los más importantes del país al colocarse a la vanguardia de la actualización tecnológica y en cuanto a la preparación de sus alumnos, al buscar ahora la implementación de un sistema de dualidad y proyectos integradores, con el que consolidará a sus egresados desde el inicio de su preparación, luego con su servicio social y después como profesionistas.
           
De por sí, el 70% de sus egresados trabaja en éste momento fuera de Michoacán y no pocos son los que están en el extranjero, aprovechada su capacidad y conocimiento por empresas norteamericanas principalmente.
           
Es sin lugar a dudas, un porcentaje por demás elevado, que no permite para nada el progreso de los michoacanos, porque en ésta entidad no existen las oportunidades que se necesitan, no solamente para que encuentren trabajo, sino para fomentar la mano de obra.
           
Por ejemplo, en los municipios conurbados y zona metropolitana de Zamora, Jacona y Tangancícuaro, existen un titipuchal de empresas (empacadoras y congeladoras) en las que se manejan productos como la fresa, frambuesa, zarzamora y arándanos, así como frutas de temporada como el mango, plátano, entre otras, sin olvidarnos del brócoli y párele de contar, porque los puestos técnicos y profesionales que generan están ocupados y ya no existen posibilidades para ningún otro egresado.
           
Por lo tanto, lo único que generan los planteles universitarios son “desempleados” que se tienen que ir a otras ciudades, a otros estados y hasta al extranjero-

Los más seguros desempleados y que salen de las universidades, son los que estudian la carrera de Ciencias de la Comunicación que no está actualizada.
           
Por cierto, quienes al parecer lo harán, con un sistema más avanzado, acorde a las necesidades reales de la población, son los de la Universidad del Valle de Atemajac (UNIVA), lo que parece interesante.
           
Lo que bien nos hace falta a los comunicadores, es una licenciatura en periodismo; necesitamos capacitación, actualización. Nunca es tarde para aprender.
           
Por cierto, existe un dicho que afirma que: “Perro no come perro”; pero mire usted, hay de perros a perros. Unos muerden por instinto, pero otros lo hacen, porque son perros pues”.
           
Y mire mi estimado lector, ahora que estoy acá, del otro lado, hay quienes han mostrado la animadversión que siempre me han tenido y hasta creo que le rezan al San Expedito para que las cosas me vayan mal y alguien me borre del mapa, porque la envidia los corroe por dentro, por fuera y por todos lados. Su pesimismo no les permite vivir en paz, ni dejan vivir a sus semejantes. Hasta lo que no se comen se les atora.
           
Júroles que he luchado en serio, por el bienestar de todos; pero lamentablemente las condiciones en que se encuentra la administración municipal son para llorar, pues no existen recursos para pagar las enormes deudas que dejó el Ayuntamiento anterior, que se llevó hasta lo que no tiene usted idea.
           
Yo no tengo nada contra nadie, ni le deseo el mal a ninguno de los mortales de éste y de otros mundos si es que existen, como por lo menos uno quisiera que me ocurriera. Un abrazo para todos y todas; y que tengan un excelente día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: