lunes, 30 de noviembre de 2015

6946. NO ES NINGÚN MISTERIO.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Edo., de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

No es ningún misterio.
En la familia materno-toluqueña de este López, pasaban cosas inesperables en gente tan católica, seriecita y de buenas costumbres. A lo largo de los años, mientras adquiría uno la autonomía de vuelo de que gozan los mayores de edad, muchos misterios iban quedando registrados en la mente de este menda: ¿era tonta tía Maruca?, o de verdad jamás supo que Maruquita su hija mayor, no era monja en Tlaxcala sino rumbera en Veracruz; ¿de verdad nadie se enteró que tío Ricardo no vivía de dirigir el coro de catedral, sino que era primerísima figura de un cabaret clandestino y muy concurrido a las afueras de Toluca (su nombre artístico era “La Chulapona”, cantaba swing y blues de matar de envidia a Ella Fitzgerald); ¿de veras tía Anita era viuda de un general obregonista, o era cierto que cada uno de sus tres hijos tuvo su propio y distinto papá?... misterio, misterios todos igual que el dineral que hizo tía Consuelo con su “casa de asistencia para señoritas” (¿nadie sospechó nunca que era madrota… de veras?). O no eran misterios, todos sabían todo de todos y nomás vivían cuidando las apariencias... misterio.

Va uno acumulando cada vez más años y se da cuenta que no es caso familiar sino característica nacional: los mexicanos parecemos vivir muy a gusto entre misterios que no lo son pero igual nunca se aclaran.

Misterio es cómo le hacemos para ser una fábrica de súper millonarios siendo tan pobre la mayoría de la población. Misterio es cómo funciona un país en el que no se respetan las leyes, que son algo así como las reglas del juego… porque funciona, misteriosamente funciona y si piensa que no, nomás acuérdese que las exportaciones el año pasado, casi sumaron 400 mil millones de dólares, 360 mil de manufacturas y 40 mil de petróleo… asómbrese.

Misterio es que no reviente un país del que permanentemente la gente saca su dinero y cada vez saque más. Mire: en este gobierno federal, de enero de 2013 a septiembre de este año, empresas y particulares nacionales (sin contar extranjeros), han mandado fuera de México 49 mil 986 millones de dólares (mdd); en el mismo plazo, durante el gobierno anterior, fueron  28 mil 285 mdd; y nomás para echarle sal en el raspón: en tiempos de don Fox, en esos dos años y nueve meses que estamos comparando, los mexicanos sacaron 2 mil 638 mdd (1,900% menos que ahora, chúpese esa).

Misterio es nuestra política. Misterio que los tres partidos mayores hayan firmado el “Pacto por México”, odiándose como se odian, acusando PAN y PRD al PRI de tramposo… y firmaron, misteriosamente, firmaron. Misterio la autodestrucción del PRD, misterio la autodestrucción del PAN, misterio la sobrevivencia del PRI (partido que se supone detestan los tenochcas desde el pecho materno y gana y gana y gana elecciones, porque durante los 12 años que estuvo el PAN en Los Pinos, el PRI mantuvo la mayoría de los estados, se fortaleció en los congresos y regresó tan campante a la presidencia). Misterio es que teniendo la gente la peor opinión de los partidos políticos sigan naciendo nuevos (ahora mismo tenemos 8 partidos nacionales y la friolera de 26 estatales, nada más Coahuila tiene seis).

Misterio desde el 3 de julio de 1997 la muerte del “Señor de los Cielos”, Amado Carrillo; misterio sus viajes a Rusia, Chile y Cuba -en mayo y julio de ese año-; misterio que en la PGR, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, la Subprocuraduría de Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), no exista registro de los resultados de la autopsia hecha a su cuerpo; misterio la muerte de los médicos que le hacían la cirugía plástica por la que falleció. Misterio que siendo el Chapo Guzmán el enemigo público número uno y en lo que lo recapturan, no se le confisquen sus bienes y toneladas de dinero.

No se aclaran cosas como los asesinatos del cardenal Jesús Posadas, Colosio, Ruiz Massieu, los bebés quemados vivos en la Guardería ABC o la explosión del edificio central de Pemex. Todo queda en el misterio, las versiones, el rumor. No se aclara a cabalidad nada, nunca, ni el destino de los excedentes petroleros o la existencia de una “tesorería foránea” de Pemex, ni el crecimiento exponencial del gasto público a partir del año 2000, sin efectos en la inversión pública. Todo va quedando en esa bruma, igual que la selectiva impunidad de nuestros políticos cuya pérdida no se sabe jamás a que obedeció.

Porque es innegable que es un real misterio el encarcelamiento de la Ma’Baker Gordillo, definida en 2008 por Peña Nieto como la  “amiga del Estado de México”. Más misterio porque aparte de haber sido líder nacional del magisterio; secretaria General del PRI; tres veces diputada federal y senadora de la República; 19 días antes de su detención el 26 de febrero de 2013, había declarado: “los maestros se encuentran con el presidente Enrique Peña Nieto, en el esfuerzo de la modernización educativa, para profundizar y elevar la calidad de la educación en el país”… ¿qué pasó en esos 19 días?... misterio.

Y así vamos, de misterio en misterio con la conciencia adormecida. Jamás pasa nada.

Por eso hoy, váyase resignando a que nunca sabremos qué pasa en el caso de Arturo Escobar y Vega, que al hacerse oficial que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), había solicitado orden de aprehensión en su contra  renunció a la subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), en la que fue nombrado por las dos personas mejor informadas del país: el Presidente y el Secretario de Gobernación, quienes indudablemente estaban al tanto de sus antecedentes como operador político estelar del Partido Verde y los cuestionamientos que pesaban y pesan sobre él.

No sabemos ni sabremos realmente qué pasa en ese caso, pero sí podemos estar seguros que justicia no se busca ni se hará. Porque en México la ley y la justicia no se aplican a políticos y poderosos, jamás ha pasado y esto es lo único que no es ningún misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: