lunes, 7 de diciembre de 2015

6981. ZUCKERBERG Y SLIM.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Zuckerberg y Slim.

Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra.
   Gabriel García Márquez
(1927-2014) Escritor colombiano.
                    

Esta semana el millonario Mark Zuckerberg, creador de Facebook, anunció que donará 99% de sus acciones en esa empresa en favor de una red social en favor de los niños: “las áreas iniciales en las que nos centraremos serán el aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, conectar a la gente y construir comunidades fuertes”, informó el joven millonario, que aparece en la foto con la pequeña Max en sus brazos y su esposa Priscilla  abrazándolos a los dos. En la otra foto aparece Carlos Slim, las dos fotos reflejan cómo se ve a los dos millonarios y tal vez cómo se ven ellos a sí mismos.

Con ese fin se creó la Fundación Chan Zuckerberg, que se encargará de administrar los recursos y hacer realidad la misión de la organización. “unirse a gente de todo el mundo para desarrollar el potencial humano y promover la igualdad para los niños de la próxima generación”. Todo esto le escribieron a la recién nacida los padres en una carta firmada por la pareja: “Nosotros haremos nuestra parte… no sólo porque te queremos, también porque tenemos la responsabilidad moral sobre todos los niños de la próxima generación”, le escribieron a su recién nacida Max.

En 2010 los hombres más ricos del planeta, Zuckerberg, Bill Gates y Warren Buffett ( Carlos Slim no se apuntó), firmaron un compromiso denominado:  “The giving Pledge” (El compromiso de dar), en el que ofrecieron destinar la mayor parte de sus fortunas a fines filantrópicos. Cuestionado por la prensa, Carlos Slim afirmó que México y el mundo marchan con el apoyo de fundaciones, “pero las fundaciones no resuelven la pobreza”, la clave para erradicarla es el empleo, “no hay que donar empresas, hay que crearlas”.

La hipoteca social, la responsabilidad moral, como sea que se llame es lo que está en juego en estas dos visiones del mundo: la Zuckerberg que se fundamenta en la idea de que la riqueza es un bien social y que los ricos deben compartir su riqueza, y la de Carlos Slim, basada en una filosofía materialista que considera la riqueza como propiedad privada; mientras que Zuckerberg habla de invertir dinero “en aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, conectar a la gente y construir comunidades fuertes”, Slim dice que hay que crear empleos, le faltó agregar mal remunerados y con cargas laborales excesivas.

Slim dijo sobre el plan de Zuckerberg que “está muy bien”, pero que los gobiernos ya cuentan con los recursos para resolver asuntos de educación y pobreza. “Es un problema de gestión y de eficiencia”, Slim, que se enriqueció a raíz de que Salinas de Gortari le vendió a un precio menor del real la empresa de telecomunicaciones Teléfonos de México; hace años Slim dijo sobre el mismo tema:  “Nuestro concepto es lograr y resolver cosas, no andar como Santa Clós. La pobreza no se resuelve con donativos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: