lunes, 7 de diciembre de 2015

6989. CONTESTACIÓN AL LIC. ARMANDO MARTÍNEZ TENA.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán..
México. Para
Tenepal de CACCINI

Menciona el Lic. Armando Martínez Tena, textualmente en el periódico Z de Zamora del 2 del actual Diciembre, que tiene un dilema que resolver ¿Será conveniente que se haya suspendido la obra comercial al Norte de la ciudad? y se pregunta ¿Por qué no se hizo tanta alharaca, cuando se construyó el Hotel Jericó ni los demás fraccionamientos de ese punto cardinal? ¿Qué la tierra que se sepultó daría más empleos a los zamoranos? Y concluye en que los ecologistas le ayuden a resolver ese dilema.

Por considerarme un ecologista que por aproximadamente 20 años he trabajado en Zamora y la región en forma altruista ya sea en reforestaciones, campañas de limpieza, creando el Consejo Intermunicipal, el Consejo Ciudadano Ecologista de Zamora del cual soy presidente y el Consejo Ciudadano Ecologista de Jacona ocupando la vicepresidencia, organizando los eventos conmemorativos del Día Internacional del Medio Ambiente, del Árbol y de la Madre Tierra, asistiendo a centros educativos a charlas con los niños sobre el cuidado ambiental e impartiendo conferencias, me permito dar respuesta al dilema del Licenciado.

Lo más sencillo de contestar sería decirle que esas preguntas se las contestaran las personas de ese entonces, sin embargo trataré de aclararle su dilema. No tengo el dato de cuándo se construyó el Hotel Jericó ni los fraccionamientos aledaños, pero deben tener no menos de 40 años, en ese entonces considero que no se contaba con ecologistas porque no se tenía como ahora una afectación a nuestro medio ambiente de este que ahora se habla tanto y que en aquél entonces esas palabras, puede ser que ni se conocieran. Pero se debe tener en cuenta que las condiciones ambientales eran otras, los grupos se forman, las protestas surgen cuando hay afectaciones o incumplimientos. Zamora y la región contaban con mucha agua porque no se tenía la gran afectación de los bosques principalmente de áreas de Patamban, Charapan, Tarecuato y todo el municipio de Chilchota, el clima no era tan caluroso, la quema de pastizales e incendios forestales eran mínimos entonces las personas de ese entonces entiendo que no se preocupaban si una tierra agrícola se sepultaba de concreto o si se registraba un incendio, los tiempos han cambiado y no para bien y no solamente en Zamora y la región sino en todo nuestro México, en todo nuestro planeta, pero el que hace muchos años no hubiera protestas por afectaciones, por agresión a la naturaleza y por ende a nuestro medio ambiente no significa que ahora nada se diga y se esté en contra ante los cambios de uso de suelo de tierras de alto rendimiento, de tierras que dan empleo a muchas personas. Cuando se hace un daño y nada se hace, no lleva a que después nada se tenga que hacer ante más posibles daños.

La agresión constante del ser humano a las otras dos formas de vida, la vegetal y la animal ya sea por cambios de uso del suelo, quema de pastizales e incendios forestales, la acción de todo lo que genera dióxido de carbono y la emisión a la atmósfera de los llamados gases de efecto invernadero-metano, dióxido de carbono, vapor de agua y más,-- a llevado al calentamiento global de la atmósfera con su consecuencia el Cambio Climático.

La afectación a la naturaleza -bosques y tierras agrícolas- ha llevado, por sus consecuencias, a que ahora los gobiernos de muchos países, incluyendo al nuestro, destinen enormes cantidades de dinero para atención a damnificados por los efectos del Cambio Climático -temperaturas a los extremos-, lluvias torrenciales, huracanes de mayor intensidad y en mayor cantidad, fenómenos como los del Niño y la Niña, temblores más intensos y frecuentes, escasez de agua en varios lugares del planeta donde antes había abundancia, nuevas enfermedades, sequías donde antes no se tenían y más y cuando..., si, desde los tiempos en que se construyó el hotel, todas las afectaciones que menciono no se hubieran tenido; ese dinero ahora tendría otro destino como más servicios médicos, dotación de servicios, etc…

Hablar de lo que hace décadas no se hizo ya no tiene caso, nada remedia, ahora lo necesario es hacer. En esto del nada se hizo, la Carta 2070 nos muestra lo que a futuro puede ser una realidad si nada hacemos a favor de nuestro medio ambiente, y seguimos campantemente afectándolo. 

Referente al centro comercial hay otro punto importante a considerar, los ecologistas no estamos en contra del progreso, es decir, no se está en contra de que no se construya, sino en dónde, porque el crecimiento está marcado que debe ser al Oriente y no al Norte. 

Pero hay un punto más: los empleos. Una tierra agrícola requiere quien barbeche, quien siembre, el que fumiga, quien vaya a los cortes del producto, e indirectamente quien labore en congeladoras en el despate u otras actividades y en las empacadoras y, si se ponen macrotúneles como ahora, se genera empleo tanto para empresarios que venden lo necesario como para quienes realizan el trabajo.

Las tierras de alto rendimiento como las de Zamora y la región son únicas en todo el país, para bien de todos, debemos ir a su preservación.

Me permito invitar al Lic. Armando Martínez Tena a que se sume con su familia y amigos a las acciones para que nosotros mismos, nuestros hijos y las futuras generaciones, tengamos un mundo mejor mediante la no afectación a  las otras dos formas de vida: la animal y la vegetal y en esta última incluyo tierras agrícolas.
                      
Tel: 5-17-00-89

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: