viernes, 11 de diciembre de 2015

7011. NACIONES UNIDAS: “EN EL MUNDO HAY 10 MILLONES DE APÁTRIDAS”.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Docente universitario, sociólogo, investigador, ensayista y poeta.
Desde el Edo., de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas  para los Refugiados (Acnur), cada 10 minutos nace en algún lugar del mundo, un niño apátrida. Las estimaciones dan la cifra de unos 10 millones de personas apátridas en todo el planeta, siendo un tercio de ellos menores de edad.

En el informe titulado: “Aquí estoy, aquí pertenezco: la urgente necesidad de acabar con la apatridia infantil”, Acnur revela las consecuencias que genera la apatridia o condición de apátrida, a través del testimonio recogido en más de 250 niños y jóvenes de siete países.

Debemos tener presente que el 97% de los apátridas se concentran en 20 países, entre ellos Estonia en Europa, Tailandia y Birmania en Asia, Costa de Marfil en África y República Dominicana en América Latina, región del  Caribe.

En este grupo de 20 naciones nacen al año más de 70 mil niños sin nacionalidad reconocida. Según Acnur, entre las principales causas de la apatridia se encuentra la discriminación. En el mundo hay 27 países que no reconocen en sus leyes que la mujer trasmita la nacionalidad a sus hijos en las mismas condiciones que los hombres.

Esa situación puede dejar a un niño sin Estado, si su padre es apátrida o está ausente. La ausencia de nacionalidad o de documentos que registren el nacimiento es una barrera para recibir atención sanitaria. Más de 30 países, solicitan a las familias sus documentos de nacionalidad para proporcionales atención médica.

A su vez en algunos países tan disímiles como Tailandia e Italia, los niños y jóvenes padecen barreras adicionales para recibir educación debido a su condición de apátridas. También en estos países sufren restricciones para viajar y al no contar con documentación nacional, no pueden usufructuar becas que les permitan ingresar a la universidad.

A su vez el no poseer identificación, también funge como barrera para poder ingresar al mercado laboral.      

El informe de Acnur sostiene que la exclusión produce secuelas psicológicas, y que los jóvenes sin Estado se describen a sí mismos como “invisibles”, “extranjeros”, y “sin valor”. Otros presentan la paradójica sensación de sentir pertenencia y ser excluidos a la vez.

Antonio Guterrez, quien funge como Alto Comisionado para los Refugiados, destacó en la presentación del documento, el impacto que tiene la apatridia.

“En el corto tiempo en que los niños pueden ser niños, la apatridia puede grabar en piedra serios problemas que los perseguirán durante la infancia y los condenarán a una vida de discriminación, frustración y desesperación. Todos los niños deben pertenecer a algún lugar”.

Recordemos que la Convención de la Organización de Naciones Unidas (ONU), sobre los Derechos del Niño ratificada por 194 de 196 países miembros del organismo mundial, ampara el derecho de  todo niño a tener una nacionalidad.

Según Acnur, la comunidad internacional debería adoptar cuatro medidas para acabar de raíz con la apatridia: 1) Permitir que los niños y niñas apátridas adquieran la nacionalidad de su país natal. 2) Modificar las leyes que impiden que las madres transmitan su nacionalidad a sus hijos. 3) Eliminar las leyes y prácticas que niegan a los niños la nacionalidad debido a su origen étnico, raza o religión, 4) Asegurar el registro universal de los nacimientos.

¿Sabías que en México existen 10 millones de personas que no tienen un acta de nacimiento? Este dato lo dio Eliana García Laguna, encargada del despacho de la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República (PGR).

“Hay más de diez millones de mexicanos que no  cuentan con acta de nacimiento, y si usted no tiene acta de nacimiento  entonces no tiene acceso a ningún servicio, ni a ningún derecho, pues con qué se inscribe para un trabajo donde tenga prestaciones, cómo se inscribe a la escuela, como se inscribe al sistema de salud”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: