miércoles, 16 de diciembre de 2015

7035. POETAS EN PELIGRO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Poetas en Peligro.

El poeta es un mentiroso que siempre dice la verdad.
Jean Cocteau (1889-1963)
Escritor, pintor, coreógrafo.


¿Dónde están los poetas? Los viejos poetas zamoranos se fueron, ¿dónde están sus poemas? ¿Qué fue de los versos de Luis G. Franco, Salvador Calderas, Francisco Elizalde? Algunos versos aparecen en las paredes de nuestra ciudad, en un intento de volver a la vida el amor por las palabras, es un buen intento del grupo Acción Poética que trata contra viento y marea, de fomentar la poesía en un desierto literario que parece aletargado.

El poeta puruandidense hijo adoptivo de Zamora, Salvador Calderas afirmaba que ninguna universidad puede dar el título de poeta, sólo el pueblo al hacer suyos los versos del poeta y proclamarlos a voz en cuello o en la intimidad de la sala de lectura puede consagrar a un poeta.

¿Porqué los zamoranos olvidamos a nuestros poetas si son voces que nacen del alma del pueblo? La poesía languidece y los poetas, los nuevos poetas no aparecen, ¿serán los poetas o será un pueblo que no lee, ya no digamos poesías sino cualquier letras impresa. Los versos mueren cuando el pueblo los olvida. 

Hay dos formas de matar la poesía, la primera es condenar a los poetas al infierno del olvido, es un método infalible que se logra fomentando en el pueblo el odio a la poesía, la ignorancia,  el gusto por la banalidad, por el espectáculo morboso de los programas llamados Reality Shows, de los noticiarios con su carga de negatividad y manipulación.

El otro camino para eliminar a los poetas es la condena a  muerte. Es lo que le pasa al poeta palestino Ashraf Fayad, condenado a muerte por Arabia Saudita acusado de apostasía de la religión musulmana y de incitar al ateísmo. Arabia Saudita es un país rico en petróleo, pero el poder lo detenta una monarquía absolutista y con eso está dicho todo o casi todo, el nivel moral de Arabia Saudita está por los suelos, y los súbditos no son libres de creer o elegir sus preferencias sexuales; las mujeres sufren una mayor represión que los hombres.

Ashraf acada de ser condenado a muerte, pero ya antes fue condenado a sufrir 800 flagelaciones y encarcelamiento, fue perdonado una vez que negó los poemas supuestamente blasfemos. El poeta ha estado en la mira de la inquisición saudí-árabe desde hace años y esta vez la condena de muerte se sostiene en el testimonio de un solo testigo.

Hay que decir que los “nobles” que gobiernan el país además del lucrativo negocio del petróleo, también participan en el negocio de las armas, son socios predilectos de los Señores de la industria bélica de Estados Unidos a cuyo gobierno encabezado por Barack Obama no le importa que la familia real apoye a grupos terroristas musulmanes, terroristas que tienen en jaque a Europa.

En Francia han firmado una petición 300 mil personas para tatar de salvar la vida del poeta, en Italia y España ciudadanos y organizaciones han firmado una petición similar. Los poetas están en peligro de extinción ahora que pensar por sí mismo se ha vuelto peligroso, desde aquí nuestro apoyo a Ashraf.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: