miércoles, 16 de diciembre de 2015

7039. NOSTALGIA DE PARÍS.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Nostalgia de París.

No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana.
La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo.
Leon Tolstoi (1828-1910)
Escritor ruso.

 Foto: Close up de un mariachi en Notre Dame, en París, un 12 de diciembre de 2011.

Otra vez tengo deseos de pasar la navidad en París,  esa sí es la ciudad lux (ville lumière), porque para ser una ciudad luz no sólo se trata de foquitos en los principales edificios, es algo más que eso, digo otra vez me vienen los deseos de pasar la navidad en París porque no es la primera vez que tengo tales deseos, pero luego de los ataques terroristas del 13 de septiembre decido pasarla en familia. De cualquier modo, este año que agoniza no alcancé a ahorrar lo suficiente para un viaje a Europa.

Alguna vez soñé que estaba en Paris y que me ganaba la vida tocando un viejo violín en los Campos Elíseos, o a los pies de la Torre Eiffel,  recorría las sinuosas calles parisinas bajo la lluvia con rumbo a los barrios populares mientras bebía un café y mordisqueaba un trozo de pan, después fumaba un cigarrillo bajo la parada cubierta de un autobús, al despertar de ese sueño tan intensamente real aún tenía en los labios el sabor del café y del tabaco y no sabía si era un hombre que soñó que estaba en París ganándose la vida como artista callejero o el que escribe sus reflexiones para un pequeño diario en nuestra ciudad, que también es, faltaba más, una ciudad luz.

Por cierto, todos los años cada 12 de diciembre en París, en la iglesia de Notre-Dame, se reúnen decenas, cientos de mexicanos y latinoamericanos devotos de la virgen morena para asistir a la misa que se celebra en su honor y que tiene en ese templo un altar muy frecuentado por los turistas mexicanos que dejan flores o veladoras;  cada vez llegan más personas a misa y la salida de la celebración religiosa  hay tamales y mariachi para cantar Las Mañanitas y otras canciones mexicanas para recordar el terruño.

No sólo son mexicanos ni latinoamericanos los que asisten, cada vez son más los que adoptan a la virgen de Guadalupe como su patrona, incluso lo hay que no creen en la existencia de un Dios, pero si creen en la virgen de Guadalupe, los ateos-guadalupanos.

Las crónicas del evento señalan que este año la cantante Guadalupe Pineda celebró su honomástico en la Catedral de París, cantándole a la virgen morena, y a pesar de que cambió el horario, la misa se realizó a mediodía en vez de en la tarde a causa de las medidas decretadas por el gobierno después de la masacre terroristas del 13 de noviembre de 2015, un cierre de año atroz y con la amenaza latente de la tercera guerra mundial por la escalada del conflicto bélico entre Estados Unidos y los aliados contra Siria, Irak, etcétera, pero todo eso quedó atrás al escuchar la voz de la cantante mexicana.  

Las restricciones de la policía francesa a cualquier manifestación pública, obligaron a pedir permiso para que hacer la celebración en el interior del templo en donde el mariachi y Lupita Pineda cantaron, además de Las Mañanitas, el clásico de Consuelo Velázquez,  Bésame mucho y otras canciones románticas. No es la primera vez que los mariachis tocan dentro del templo, ni esperamos que sea la última para tener la oportunidad, en un futuro no lejano, de estar en Notre-Dame un 12 de diciembre, no hay que perder la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: