sábado, 19 de diciembre de 2015

7047. LA MAMADA DE LA CUOTA DE GÉNERO.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

La mamada de la cuota de género.

Si usted quiere saber lo que una mujer dice realmente, mírela, no la escuche.
Oscar Wilde (1854-1900)
Dramaturgo y novelista irlandés.
Fotos: Mujeres duermen en la Cámara de diputados.

La palabra “mamón” viene del verbo “mamar” que significa succionar, chupar por lo que a los diputados y senadores los podemos calificar con certeza como “mamones” porque chupan el presupuesto y la credibilidad de los ciudadanos. Por primera vez en la historia en la Cámara de diputados tenemos 212 diputadas (117 por mayoría relativa y 95 por representación proporcional) lo que representa un 42.5 % del total.

A pesar de que las estadísticas señalan que los mexicanos quieren más mujeres no sólo en las Cámaras sino en cargos públicos, la realidad nos mostrará (ya nos mostró) lo equivocados que estamos. La idea que subyace en esta tendencia en favor de las mujeres es que las mujeres son más honestas que los hombres, lo que constituye un error garrafal porque las mujeres son tan corruptas o más que los hombres. Sostenemos que el problema no es el género, es un tema más complejo cuya esencia es la existencia de una partidocracia que maneja como títeres a los diputados, senadores, gobernadores, alcaldes y otros puestos de representación política o de responsabilidad pública partidista por una parte y por otra la corrupción endémica de los políticos, sean mujeres u hombres.

Otro factor de menor peso es la ignorancia de los diputados y diputadas, personas con una preparación académica que no supera el nivel preparatoria o que llegaron a la Cámara por influencias de la todopoderosa Televisa o de amigos poderosos en los partidos, un caso muy notorio es el de la actriz Carmen Salinas, una mujer ignorante y mentirosa a la que los fotógrafos han sorprendido dormida durante las sesiones de la Cámara, si bien esta última característica la tienen todos los políticos.

A nivel local o regional las mujeres que han sido diputadas o presidentas no han hecho diferencia, se comportaron igual o peor que los machos, alcaldesas o diputadas por igual le meten mano al dinero de nuestros impuestos. Y no sólo son corruptas las mujeres priistas, lo mismo se puede afirmar de las perredistas, panistas, y del resto de los partidos políticos.

Mahatma Gandhi, que era sabio casi en todo, se equivocó del todo al afirmar: “Llamar a la mujer el sexo débil es una calumnia, es la injusticia del hombre hacia la mujer. Si por fuerza se entiende la fuerza bruta, entonces, en verdad, la mujer es menos brutal que el hombre. Si por fuerza se entiende el poder moral, entonces la mujer es inmensamente superior”.

¿Son las mujeres moralmente superiores? Mi querido mahatma, eso tal vez sea verdad en la India, porque en nuestro México la superioridad moral de las féminas es un dogma que no se refleja en la realidad en donde vemos mujeres tan corruptas y crueles como los hombres. Insistimos, en esta como en otras cuestiones no se trata de género, sino de principios y valores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: